Director General  QU Dongyu

Cumbre Global de la Casa Blanca sobre la COVID-19: La pandemia subraya la necesidad de transformar los sistemas agroalimentarios, afirma el Director General de la FAO

22 de septiembre de 2021, Roma/Washington. La pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) contribuyó al mayor aumento en décadas del hambre en el mundo en tan solo un año, lo que pone de relieve la necesidad de una transformación hacia sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles, aseguró el miércoles el Sr. QU Dongyu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en un mensaje de vídeo dirigido a la Cumbre Global de la Casa Blanca sobre la COVID-19, titulada “Ending the Pandemic and Building Back Better to Prepare for the Next” (Acabar con la pandemia y reconstruir mejor para prepararnos a la próxima). El acto virtual de alto nivel tuvo lugar paralelamente a la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Incluso antes de la pandemia, el mundo no iba camino de erradicar el hambre ni de poner fin a la pobreza extrema para 2030”, dijo el Director General, señalando que 811 millones de personas en el mundo se habían acostado con hambre en 2020. Añadió que el número de víctimas de la pandemia se había visto todavía más agravado por fenómenos meteorológicos extremos, conflictos y plagas invasivas, como la langosta del desierto, así como por otras perturbaciones adicionales, que afectaron a los medios de vida de los hogares rurales en particular.

En su discurso, el Sr. QU expresó su apoyo al Presidente de los Estados Unidos de América, Sr. Joseph Biden, y a la Vicepresidenta, Sra. Kamala Harris, por su liderazgo en la respuesta mundial para acabar con la pandemia de la COVID-19 y ayudar a los países a reconstruir mejor. El Director General de la FAO también pidió que se diera impulso a las inversiones responsables y específicas para la seguridad alimentaria y sanitaria. Subrayó asimismo la necesidad de una recuperación ecológica y sostenible que pusiera al centro las zonas rurales y los sistemas agroalimentarios.

Además, el Director General destacó la importancia de utilizar las tecnologías digitales y la innovación para ayudar a los pequeños agricultores a mejorar la productividad, el acceso a los mercados y la cadena de valor, así como a crear nuevas oportunidades para los jóvenes y las mujeres en los sistemas agroalimentarios. Reafirmó también que la FAO apoyaba todos los esfuerzos encaminados a garantizar que la inmunización extensiva se llevara a cabo de una forma oportuna, equitativa y eficiente fundamentada en criterios científicos y que tomara en cuenta especialmente a los países vulnerables y de bajos ingresos.

Desde el principio, la FAO movilizó todos sus recursos en 150 países para mitigar los efectos de la pandemia de la COVID-19 en la seguridad alimentaria y la nutrición. El Programa de Respuesta y Recuperación de la COVID-19 de la FAO tiene como objetivo llegar a gran parte de las poblaciones rurales de los países vulnerables, también a través de la Iniciativa Mano de la Mano.

La cumbre reunió a líderes mundiales, a los sectores privado y sin fines de lucro, así como a la sociedad civil, filántropos y organizaciones no gubernamentales, con el objetivo de potenciar los esfuerzos en común para crear soluciones duraderas en la lucha contra la COVID-19 y futuras pandemias.

Send
Print