Director General  QU Dongyu

Una legislación eficaz desempeña un papel clave en la transformación de los sistemas agroalimentarios, garantizando la seguridad alimentaria y la nutrición

Roma - Las leyes y reglamentos eficaces son fundamentales para transformar los sistemas agroalimentarios para que sean más eficientes, más inclusivos, más resilentes y más sostenibles, al tiempo que garantizan la seguridad alimentaria y la nutrición, aseguró el Sr. QU Dongyu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La legislación también desempeña un papel clave en la gestión sostenible del medio ambiente, y permite adoptar medidas encaminadas al logro del desarrollo sostenible a nivel nacional e incluso local, añadió.

El Director General intervino hoy en una mesa redonda de alto nivel sobre “Governing Sustainable Agrifood Systems: Strengthening Legislation and Building Capacity to Support Implementation, Compliance and Enforcement” (Gobernar sistemas agroalimentarios sostenibles: fortalecer la legislación y crear capacidad para apoyar la aplicación, el cumplimiento y la observancia). El evento había sido organizado por la FAO en colaboración con la Comisión Mundial de Derecho Ambiental de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La FAO asesora a sus Miembros sobre los medios jurídicos e institucionales para promover y regular el desarrollo nacional y la cooperación internacional en el sector alimentario y agrícola.

El seminario web reunió a destacados expertos del sector público, privado y académico con el objetivo de facilitar el diálogo sobre cómo promover colectivamente los instrumentos legales para la gestión y el uso eficaces de los recursos naturales.

“Las leyes, sin su cumplimiento, no tienen ningún valor”, dijo el Director General haciendo hincapié en la necesidad de dar un paso más allá desde la redacción de las leyes hasta su aplicación y observancia. Sin embargo, esto requiere instituciones adecuadas, con la autoridad, capacidad y recursos disponibles necesarios, añadió.

La agricultura afecta y se ve afectada por una serie de factores como el medio ambiente, la salud, los derechos humanos, la ciencia y la innovación, entre otros. Dado el complejo carácter transversal de las cuestiones relacionadas con la alimentación y la agricultura, los gobiernos necesitan un apoyo multidisciplinario para transformar el sector agroalimentario, así como crear más asociaciones y mejorar la colaboración en todos los niveles, subrayó el Director General. Además, los países deben fomentar el pensamiento innovador para abordar los desafíos cambiantes, complejos y a menudo superpuestos, añadió el Sr. QU subrayando la importancia de desarrollar y poner en marcha marcos legales innovadores.

El Director General señaló que la legislación desempeña un papel importante para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible al permitir el cumplimiento de las políticas nacionales destinadas a garantizar una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor para todos, sin dejar a nadie atrás. Con este fin, el Sr. QU reafirmó el compromiso de la FAO de reforzar su asistencia técnica en materia de legislación a los Miembros, junto con los principales asociados, en consonancia con el Marco estratégico de la FAO para 2022-2031.

El apoyo técnico legislativo de la FAO se proporciona de forma oportuna y se centra en las necesidades individuales de los Miembros, adaptándose a sus requisitos específicos, señaló el Director General.

La mesa redonda de hoy proporcionó una plataforma para que la FAO, sus socios y todas las partes interesadas pertinentes, debatieran los principales desafíos y encontraran soluciones innovadoras y concretas para la gobernanza eficaz de los sistemas agroalimentarios sostenibles. También brindó la oportunidad de compartir experiencias nacionales y mejores prácticas sobre la adopción de leyes y reglamentos significativos y eficaces.

Send
Print