Director General  QU Dongyu
Declaración del Director General de la FAO QU Dongyu

166.º PERÍODO DE SESIONES DEL CONSEJO DE LA FAO

DISCURSO DEL DIRECTOR GENERAL

26 DE ABRIL DE 2021

Traducción de la intervención preparada en inglés

 

Sr. Khalid Mehboob, Presidente Independiente del Consejo,

Distinguidos delegados,

Señoras y señores:

1. Me complace dirigirme a ustedes hoy con ocasión de la apertura del 166.º período de sesiones del Consejo y me alegra ver que se encuentran todos bien.

2. Mis pensamientos de empatía y solidaridad se dirigen a todas las personas que se han visto afectadas por la pandemia.

3. En mi intervención de hoy proporcionaré información actualizada sobre las novedades en cuanto a la ejecución del trabajo de la Organización y las propuestas relativas a las medidas futuras.

4. Comprobarán que cada decisión, actividad o resultado que comparta con ustedes hoy no es un fenómeno aislado, sino que forma parte de una cadena de progresos cuyos eslabones están vinculados entre sí.

5. Los progresos, caracterizados por resultados tangibles y medidas concretas, están encaminados a prestar mejores servicios a nuestros Miembros.

6. Más de un año después de que se desatara la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID‑19), advertimos la escala de los efectos a largo plazo en la situación de los sistemas agroalimentarios, la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el mundo.

7. Incluso antes de la pandemia, el mundo no llevaba camino de alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 para 2030.

8. La pandemia ha arrojado luz sobre muchas deficiencias de los sistemas agroalimentarios actuales, que constituyen el mayor sistema económico del mundo si se cuantifica en términos de empleo y medios de vida.

9. A escala mundial, 4 500 millones de personas trabajan directamente en la producción, la recolección, la prestación de servicios, la elaboración y la distribución en el sector de los sistemas agroalimentarios y viven de este sistema ampliado.

10. Las perturbaciones causadas por la pandemia han puesto en riesgo el suministro de alimentos y, con ello, el acceso a alimentos nutritivos e inocuos a precios asequibles.

11. En las ciudades, vimos la suspensión de las comidas escolares, las severas restricciones a la venta de alimentos en espacios urbanos públicos, el aumento significativo del precio de los alimentos y los puestos de trabajo que se han puesto peligro en los ámbitos de la elaboración y distribución de alimentos.

12. En todas las regiones en desarrollo, los ingresos de los hogares rurales se han visto afectados negativamente debido a la disminución de las fuentes de ingresos agrícolas y no agrícolas.

13. Los ingresos salariales y las remesas de fondos también han sufrido reducciones similares.

14. Las redes alimentarias que abarcan todo el continuo urbano-rural representan una oportunidad para respaldar una transformación rural inclusiva y sostenible.

15. En el marco del Programa de respuesta y recuperación de la COVID‑19, la FAO ha venido trabajando intensamente en establecer vínculos entre la protección social y los medios de vida agrícolas y rurales, así como en centrarse en el aumento de los puestos de trabajo para mujeres y jóvenes en los sistemas agroalimentarios.

16. También hemos fortalecido el uso de tecnologías digitales con miras a ayudar a los pequeños agricultores a mantener la producción, la productividad y el acceso a los mercados.

17. La FAO brinda apoyo constante a sus Miembros para asegurar la continuidad de las cadenas de suministro alimentario críticas para las poblaciones más vulnerables.

18. En los 34 países prioritarios en el marco del Plan Mundial de Respuesta Humanitaria, 24 millones de personas afectadas por la inseguridad alimentaria aguda y amenazadas por las repercusiones de la COVID‑19 han recibido apoyo de emergencia a los medios de vida y transferencias monetarias más cuantiosas.

19. El Programa de respuesta y recuperación de la COVID‑19 de la FAO está ampliando sus esferas a fin de integrar mejor el componente relativo a la recuperación ecológica, teniendo en cuenta la importancia y urgencia que está cobrando a escala nacional.

20. La situación no solo necesita un compromiso político sino también más recursos financieros, soluciones innovadoras y tecnología sobre el terreno.

21. Para el cumplimiento de este mandato, en noviembre de 2020 pusimos en marcha la Coalición alimentaria, iniciada por el Gobierno de Italia, en colaboración con nuestros Miembros.

22. La Coalición alimentaria requiere una amplia variedad de asociados para poder marcar la diferencia y sobre todo necesita que nuestros Miembros intensifiquen su apoyo y se sumen a este esfuerzo.

23. Haber incluido la seguridad alimentaria y la Coalición alimentaria en el programa del Grupo de los Veinte (G-20), durante la Presidencia italiana, ofrece una oportunidad sin igual de colaboración, sensibilización y apoyo a escala mundial.

24. La FAO estará presente durante todo este proceso como organización coordinadora, y proporcionará asistencia técnica y apoyo en materia de políticas.

25. Los equipos técnicos de la FAO sobre la COVID‑19 ayudarán a los Miembros a formular propuestas y a implicar a otras partes interesadas con fines de ejecución sobre el terreno.

26. Nuestra respuesta colectiva definirá el futuro y les aliento a comprometerse y participar activamente.

27. Seguimos centrando la atención en la seguridad y salud de los empleados de la FAO en todo el mundo y sus familias, así como del personal de las Naciones Unidas que trabaja en Italia.

28. Desde diciembre de 2020, el servicio de detección de la COVID‑19 sin salir del vehículo ha estado disponible para el personal de la FAO, los familiares a su cargo, los representantes permanentes y el personal de los organismos con sede en Roma.

29. En mi condición de oficial designado de las Naciones Unidas para Italia, responsable de la seguridad de todo el personal de las Naciones Unidas que trabaja en Italia, he estado dirigiendo el diálogo con el Gobierno de Italia a fin de velar por que se incluya a la comunidad de las Naciones Unidas en los planes de vacunación del país anfitrión.

30. En una primera fase, logramos que 180 empleados de primera línea (principalmente de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados [ACNUR], la Organización Internacional para las Migraciones [OIM], el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia [UNICEF] y el Programa Mundial de Alimentos [PMA]) recibieran la vacuna en las instalaciones de la FAO en febrero.

31. Durante una segunda fase de vacunación, que justo está concluyendo actualmente, se ha vacunado a otros 1 000 funcionarios y los familiares a su cargo, de conformidad con los planes de vacunación de Italia y también dando prioridad a la gestión de la continuidad de las actividades de las entidades de las Naciones Unidas y la respuesta humanitaria.

32. Tras la publicación el 24 de abril por parte de la Oficina del Comisario Extraordinario para la COVID‑19 de la orden n.º 7/2021 sobre las modalidades para la vacunación de los empleados de las entidades de las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales, así como de la comunidad diplomática, han terminado ya las negociaciones relativas a la tercera fase de la campaña de vacunación en el marco de las Naciones Unidas, que debería cubrir en los próximos dos meses al resto de los 8 000 empleados de las Naciones Unidas y los familiares a su cargo que hayan expresado su interés por vacunarse.

33. El sistema de notificación en caso de emergencia de la FAO garantiza la difusión oportuna de información pertinente a los empleados de la Organización, los 26 organismos de las Naciones Unidas con sede en Italia y las representaciones permanentes.

34. En los países en los que no se disponga de programas nacionales de vacunación, los empleados de la FAO y los familiares a su cargo estarán cubiertos por la vacunación gestionada por las Naciones Unidas de conformidad con un memorando de entendimiento firmado con la Secretaría de las Naciones Unidas.

35. Se trata de un buen ejemplo de la amplia cooperación de las Naciones Unidas como gran familia que logra evolucionar y adaptarse a los desafíos a los que nos enfrentamos.

36. El Equipo de gestión de crisis de la FAO ha continuado abordando los numerosos desafíos relacionados con la pandemia de forma encomiable.

37. En el marco de la COVID‑19, la FAO sigue apoyando los mecanismos de evacuación médica y los servicios de asistencia sanitaria locales como primera línea de defensa en cada una de sus oficinas en los países.

38. Desde el inicio de la pandemia, de los casi 14 000 empleados de la FAO en todo el mundo, 429 se enfermaron con COVID-19, 57 se están recuperando en sus casas y tres están hospitalizados; tristemente, SIETE empleados fallecieron desde el inicio de pandemia, en marzo de 2020.

 

Distinguidos Delegados:

39. Tras haber adoptado el movimiento de transformación más profundo emprendido en la FAO desde su creación, ahora tenemos una Organización moderna, ágil, inclusiva y transparente, centrada en brindar un mejor servicio a sus Miembros.

40. Se estableció una estructura modular y flexible que permite una óptima colaboración intersectorial.

41. Y hemos introducido ajustes que responden más adecuadamente a las nuevas necesidades y prioridades: nuevos puestos, nuevas oficinas y nuevos centros:

42. Hicimos esta transformación prestando gran atención al mandato original de la FAO y guiándonos según sus Textos fundamentales.

43. Creé un equipo directivo superior, con una estructura única e innovadora, que me presta apoyo en todos los ámbitos del mandato de la Organización.

44. Este equipo, integrado por los tres directores generales adjuntos, el Economista Jefe, la Científica Jefa y el Director de Gabinete, ejemplifica el nuevo enfoque de colaboración de la FAO. Se acabaron la compartimentación y la fragmentación; ahora contamos con un equipo fuerte que trabaja en armonía y sinergia.

45. Mediante otra medida innovadora adoptada por primera vez, el sistema de doble rendición de cuentas, garantizamos nuevos niveles de transparencia y trabajo en equipo.

46. El otro lado de la moneda fue la renovación de nuestra posición externa.

47. Ampliamos la colaboración con asociados de todo el mundo.

48. Reposicionamos a la FAO como un actor activo dentro del sistema de las Naciones Unidas.

49. Establecimos una posición ligada al conocimiento y a la competencia técnica, reconocida mundialmente, en foros internacionales, desde el G‑20 hasta el Foro Económico Mundial y muchos otros.

50. Y nos mantuvimos a la delantera, proporcionando orientación, ofreciendo conocimientos especializados y apoyo y marcando una diferencia.

51. Actuamos a través de nuestras iniciativas y actividades, nuestras colaboraciones y nuestros proyectos, en todos los niveles y en todo el mundo.

52. Pero nuestro trabajo para convertirnos en una Organización realmente de primera clase continúa.

53. El año pasado, declaré en enero que el año 2020 sería el año de eficiencia para la FAO.

54. El 2021 es un año para mantener la eficiencia y aumentar la eficacia, haciendo gran hincapié en la transparencia y la rendición de cuentas.

55. Estamos estableciendo estructuras regionales y subregionales más coherentes y reforzando las capacidades de las oficinas en los países con miras a lograr resultados de gran repercusión como una FAO unificada.

56. Las oficinas regionales están estableciendo plataformas de conocimientos de la FAO específicas y temáticas, basadas en la experiencia regional, y que actuarán como poderosos mecanismos de intercambio intercontinental.

57. La nueva red de la FAO sobre el terreno establecerá normas internacionales de rendición de cuentas mediante una prevención del fraude más sólida y una estricta aplicación de las políticas de la FAO centradas en prevenir la explotación y el abuso sexuales y todas las formas de acoso.

58. Un mayor nivel de empoderamiento, colaboración y rendición de cuentas, junto con procesos racionalizados y una mejor gestión de los recursos humanos, fortalecerán a la FAO en todo el mundo.

59. La mejora de los procesos operativos nos ayudará a centrar nuestros recursos limitados en el desempeño de las funciones esenciales, optimizando la presencia de la FAO en el plano nacional en respuesta a las necesidades de los Miembros.

60. Las oficinas de enlace de la FAO estarán mejor integradas con la Sede en relación con los temas mundiales y con las oficinas regionales en cuanto a las oportunidades de asociación.
 

Señoras y señores:

61. Seguimos creando un ambiente de trabajo profesional, seguro y constructivo en toda la FAO.

62. El Informe anual sobre los recursos humanos demuestra los progresos realizados a lo largo de 2020.

63. El nuevo plan de seguro médico de la FAO garantiza que la Organización tenga ahora una de las primas más bajas de todo el sistema de las Naciones Unidas.

64. Hemos mejorado en gran medida la cobertura médica para todos los empleados, algo particularmente importante durante esta pandemia.

65. Se ha mejorado sustancialmente la cobertura para el personal asociado (que representa el 75 % de los empleados de la FAO), incluso durante la licencia por maternidad y con cobertura opcional durante las interrupciones del servicio.

66. Me complace anunciar mi decisión de ampliar la licencia parental, lo que incluye licencia con goce de sueldo para los nuevos padres, a fin de armonizar la cobertura de la FAO con la que ofrecen otros organismos de las Naciones Unidas.

67. Seguimos escuchando a nuestros empleados y trabajando constructivamente con los órganos de representación del personal.

68. Casi 6 000 empleados respondieron una encuesta sobre la experiencia con el trabajo a distancia, que se llevó a cabo en diciembre de 2020.

69. Más del 85 % de ellos manifestó estar satisfecho con la información proporcionada por la FAO, mientras que el 75 % está satisfecho con la gestión general del ambiente de trabajo durante la pandemia.

70. Pusimos en práctica una recomendación clave de la Oficina del Inspector General, de usar comprobaciones de referencias y antecedentes exhaustivas, a fin de excluir de la contratación a candidatos con denuncias de acoso, explotación o abusos sexuales.

71. La nueva FAO Digital es ya una realidad establecida y los servicios digitales mundiales están disponibles las 24 horas, los siete días de la semana, a fin de prestar apoyo a las nuevas modalidades de trabajo.

72. La cartera digital de la FAO, de más de 290 productos digitales, presta apoyo a la ejecución de nuestra labor sobre el terreno.

73. La cartera de servicios digitales, una plataforma basada en la nube que ofrece a los agricultores información y mensajes de asesoramiento a través de teléfonos móviles, tiene ahora 94 000 usuarios registrados.

74. La cartera para aldeas digitales ofrece más de 300 productos digitales que contribuyen a impulsar la transformación rural digital.

75. La Comunidad de práctica de ciberagricultura cuenta en la actualidad con aproximadamente 18 000 miembros.

 

Señoras y señores:

76. La Iniciativa Mano de la mano continúa cobrando impulso como un mecanismo destinado a reunir a actores diversos con la finalidad de ayudar a las poblaciones más desfavorecidas, erradicar la pobreza, poner fin al hambre y la malnutrición y reducir las desigualdades entre países y dentro de cada país.

77. Sé que se trata de una declaración audaz, especialmente en las circunstancias extraordinarias que enfrenta el mundo actualmente.

78. Pero, sin embargo: vemos surgir oportunidades históricas junto con estas dificultades y a pesar de ellas.

79. Se ha aceptado a 37 Estados Miembros como participantes oficiales, y otros más están aprovechando las ventajas de las metodologías, las plataformas y el apoyo desarrollados en el marco de la Iniciativa.

80. En 12 países piloto, estamos cerca de ultimar los acuerdos acerca de la índole del programa y el plan de inversión básico que lo respalda.

81. Estamos estableciendo coaliciones con el sector privado y con instituciones financieras internacionales a fin de atraer inversiones para estos planes de inversión.

82. En otros 12 Estados Miembros, estamos completando los estudios iniciales y dialogando con los gobiernos con miras a definir los parámetros del programa nacional.

83. Los restantes Estados Miembros se encuentran en la fase inicial, dado que se han incorporado recientemente.

84. Como se trata de una iniciativa dirigida y controlada por los países, los puntos de entrada y la índole de la labor varían según las respectivas prioridades y necesidades detectadas en el plano nacional.

85. En varios países de África, la Iniciativa está prestando apoyo a los programas nacionales destinados a actualizar las cadenas de valor e impulsar la industrialización fortaleciendo los segmentos intermedios de la cadena de valor mediante parques agrícolas que aumentan la adición de valor, mejoran el acceso al mercado e incrementan los ingresos para los agricultores.

86. Esta es la orientación adoptada en Etiopía y Zimbabwe y que se llevará a la práctica en los países del Sahel, junto con prácticas de fomento de la resiliencia.

87. En el Corredor Seco de América central, estamos apoyando las estrategias nacionales encaminadas a aumentar la productividad y el potencial de obtención de ingresos de los pequeños agricultores, los pescadores y los pueblos indígenas.

88. También estamos fortaleciendo la resiliencia ante al cambio climático y creando oportunidades para las mujeres y los jóvenes en los sistemas agroalimentarios.

89. En Nigeria, el Ecuador y el Perú, estamos seleccionando productos básicos de alto valor y elaborando planes de inversión que garanticen un acceso eficiente y competitivo a los mercados, así como medidas complementarias destinadas a mejorar las vidas de los productores y los trabajadores agrícolas.

90. Para estos y otros países, hemos elaborado instrumentos para detectar lugares adecuados para el establecimiento de instalaciones de acopio y almacenamiento y estamos colaborando con los gobiernos y asociados no estatales en la consiguiente movilización de recursos.

91. Junto con el Banco Mundial y Rabobank, estamos estudiando la introducción de sistemas de certificados de almacenamiento electrónico para las instalaciones de almacenamiento refrigerado con objeto de reducir las pérdidas de alimentos y mejorar los precios de venta y el acceso al crédito para los productores de cultivos, ganado y productos lácteos y los pescadores.

92. En la República Democrática Popular Lao, estamos colaborando estrechamente con el Gobierno, el Banco Mundial y asociados a fin de crear corredores sostenibles de crecimiento a lo largo de la nueva vía férrea que aprovecharán el potencial agrícola, acuícola y agroforestal disponible con el fin de mejorar las condiciones de vida de un gran número de personas.

93. En Nepal, hemos determinado siete paquetes de inversión para el plan de inversiones en agricultura climáticamente inteligente en el que estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura y el Banco Mundial.

94. En Tayikistán, el primer país de Europa oriental y Asia central que participa en la Iniciativa Mano de la mano, se está elaborando un atlas geoespacial que respaldará la adopción de decisiones en favor del desarrollo sostenible.

95. En las Islas del Pacífico, nos enfrentamos a retos considerables para encontrar datos de calidad y los modelos apropiados necesarios para determinar y evaluar las oportunidades y los riesgos.

96. Por lo tanto, hemos venido estableciendo asociaciones estratégicas con centros mundiales y regionales de excelencia para el intercambio de datos y el análisis técnico que, a nuestro juicio, no solo beneficiarán a las Islas del Pacífico, sino a todos los pequeños Estados insulares en desarrollo.

97. Sin embargo, no esperamos para actuar: ya hemos elaborado el primer plan integral de desarrollo agrícola para las Islas Salomón junto con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

98. En Siria, nos centramos en el restablecimiento del suministro de agua local y el riego, reconociendo que la agricultura resulta fundamental para el empleo y la disponibilidad de alimentos a nivel nacional.

99. Y en el Yemen, hemos comenzado a ampliar y priorizar el nexo acción humanitaria y desarrollo en apoyo de la paz y a subsanar las deficiencias existentes. Se están realizando diagnósticos específicos que fundamentan el marco de políticas e inversiones.

100. La Plataforma geoespacial Mano de la mano cuenta ahora con más de 38 000 usuarios.

101. La plataforma cuenta ahora con su propia página web, y las solicitudes de capacitación técnica de las autoridades nacionales aumentan constantemente.

102. El Comité de Agricultura, el Comité de Pesca, el Comité Forestal y el Comité del Programa han examinado el mandato de la Plataforma Internacional para la Alimentación y la Agricultura Digitales.

103. Los Miembros han proporcionado aportaciones constructivas y recomendaciones para asegurar que la base de la plataforma responda plenamente a los desafíos que se avecinan.

104. En el mandato se establece un mecanismo ágil y específico orientado al potencial de las aplicaciones de la tecnología digital en la alimentación y la agricultura, al tiempo que se abordan sus repercusiones, desafíos y riesgos.

105. Los invito a seguir apoyando esta importante iniciativa respaldando el mandato de la plataforma, de modo que podamos avanzar colectivamente hacia el cierre de la brecha digital.

106. Se han hecho progresos satisfactorios en la aplicación de la Estrategia para la colaboración con el sector privado desde que ustedes la aprobaron en diciembre.

107. Hoy mismo pusimos en marcha el portal CONNECT de la FAO, una ventanilla única para la colaboración con el sector privado cuyo objetivo es impulsar las asociaciones con este sector en aras de la transformación del sistema agroalimentario.

108. En el portal, los Miembros pueden obtener información sobre cómo la FAO trabaja con el sector privado y pueden acceder a acuerdos formales firmados con las entidades del sector privado mediante el inicio de sesión protegido con contraseña, y se añadirán más funciones.

109. En diciembre firmamos una carta de intenciones con una empresa mediana con sede en Rwanda y un acuerdo multipartito de cooperación con varios asociados en Ghana.

110. Tenemos previsto concluir más acuerdos con una cartera diversa y equilibrada de entidades del sector privado en cuanto al tipo y la representación regional.

111. La FAO viene trabajando activamente para apoyar la recolección de datos y catalizar la elaboración de políticas y medidas dirigidas a reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos.

112. Hemos incluido el fomento de la capacidad sobre la reducción de las pérdidas posteriores a la cosecha en nuestros principales programas de desarrollo de la capacidad estadística: la Estrategia global para el mejoramiento de las estadísticas agropecuarias y rurales y la iniciativa 50x2030.

113. Estamos prestando asistencia técnica y desarrollo de la capacidad a Miembros de África, Europa y América Latina en relación con la medición de la pérdida de alimentos.

114. Junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), estamos elaborando una metodología que combina el índice de pérdidas de alimentos y el índice de desperdicio de alimentos en un único indicador de los ODS con objeto de informar sobre la meta 12.3.

115. Con el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), llevamos a cabo un análisis detallado de las pérdidas de alimentos en la cadena de valor del maíz en Tanzanía y Mozambique y hemos puesto en marcha actividades con las partes interesadas de los sectores público y privado en Zimbabwe a fin de reducir dichas pérdidas.

116. Desde junio de 2020, la Plataforma técnica del G-20 sobre la medición y reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos ha experimentado un aumento del 419 % en el número de visitas en internet.

117. El proyecto revisado de Código de conducta voluntario para la reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos se presentará a la Conferencia de la FAO en junio para su aprobación.

118. La pérdida y el desperdicio de alimentos afecta a las cinco líneas de acción de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021.

119. Estamos prestando apoyo a la elaboración de soluciones revolucionarias para la transformación de los sistemas agroalimentarios, en particular, velando por que las propuestas para afrontar la pérdida y el desperdicio de alimentos sean sólidas y pertinentes y tengan repercusión.

120. Apoyamos asimismo la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios mediante un tablero de indicadores que incluyen la pérdida y el desperdicio de alimentos.

Señoras y señores:

121. En la lucha contra la langosta del desierto, nuestros asociados que aportan recursos han aumentado su contribución con rapidez y generosidad.

122. Se han recaudado más de 223 millones de USD en respuesta al llamamiento revisado para el Cuerno de África y el Yemen.

123. Desde enero de 2020, se han tratado más de 2 millones de hectáreas en el Gran Cuerno de África y el Yemen.

124. Con los esfuerzos desplegados en la región, se han protegido unos 4 millones de toneladas de cereales y cerca de 800 millones de litros de leche, por un valor de 1 530 millones de USD.

125. Esto es suficiente para alimentar a más de 34 millones de personas durante un año y evitar que más de 1,7 millones de hogares de pastores pierdan sus modos de vida y sufran penalidades.

126. Me complace mucho que la amenaza de una invasión de langosta del desierto en África occidental se haya evitado completamente y que el recrudecimiento en Asia sudoccidental se haya controlado.

127. Los países del África oriental han logrado éxitos importantes en la supresión del mayor recrudecimiento de la langosta del desierto que se recuerde en la región.

128. Desde que se inició la acción mundial de la FAO de lucha contra del gusano cogollero del maíz, hemos realizado progresos importantes en el control integrado, la prevención y la coordinación mundial.

129. Los ocho países de demostración han activado grupos de acción nacionales y están elaborando planes de trabajo para el seguimiento, la evaluación de tecnologías, la demostración y la creación de capacidad.

130. Se realizaron progresos en más de 50 países piloto mediante reuniones de coordinación por zonas geográficas.

131. Se realizan consultas y talleres de capacitación técnica a fin de elaborar paquetes de manejo integrado de plagas específicos para cada región.

132. Se ha establecido un Grupo de trabajo de múltiples partes interesadas sobre movilización de recursos.

133. La Iniciativa ciudades verdes de la FAO está avanzando a buen ritmo.

134. El Programa regional para África de la Iniciativa ha empezado a aplicar medidas verdes e innovadoras de logros rápidos en Cabo Verde, Kenya, Madagascar, Mozambique y Rwanda.

135. Se están realizando actividades de desarrollo de la capacidad adaptadas con vistas a integrar los sistemas agroalimentarios y los espacios verdes en los esfuerzos de planificación locales de 12 ciudades africanas en 2021, cuyos acuerdos oficiales se han finalizado.

136. En 10 países Miembros, estamos apoyando a las partes interesadas de ciudades y municipios para formular intervenciones específicas para cada contexto que permitan lograr ciudades verdes.

137. La página web temática de la Iniciativa ciudades verdes está disponible en los seis idiomas oficiales de la FAO.

138. En el nuevo Marco estratégico de la FAO, proponemos una esfera prioritaria programática específica para la aplicación de esta iniciativa.


Distinguidos delegados:

139. La Iniciativa de las 1 000 aldeas digitales está bien encaminada.

140. En América Latina y el Caribe, se han unido a ella 58 aldeas de 14 países.

141. En Asia y el Pacífico, varios Miembros, entre ellos, Camboya, la India y el Pakistán, están integrando la Iniciativa de las 1 000 aldeas digitales en sus programas de trabajo nacionales.

142. En Bangladesh, la FAO está elaborando un plan de transformación de la agricultura en favor de la elaboración de productos agrícolas, la agricultura climáticamente inteligente y las aldeas digitales.

143. China aportó cinco casos para la Iniciativa de las 1 000 aldeas digitales, que incluían comercio electrónico, drones, macrodatos, plataformas en la nube y gobernanza electrónica, los cuales se aprovecharán y compartirán.

144. En África, cinco países han enviado propuestas para unirse a la Iniciativa.

145. El Comité de las mujeres y el Comité de la juventud de la FAO siguen siendo motores activos de solidaridad e inclusividad, tanto entre el personal de la Organización como en otros ámbitos.

146. El Foro alimentario mundial, un movimiento impulsado por jóvenes de todo el mundo e iniciado por el Comité de la juventud de la FAO, comenzó a funcionar a través de su sitio web y canales de redes sociales a finales de marzo, alcanzando 15 000 visitantes, suscriptores y seguidores durante las dos primeras semanas.

147. Durante el reciente Foro de la juventud del Consejo Económico y Social, se creó oficialmente una Asamblea de acción juvenil del Foro alimentario mundial.

148. La Asamblea está planificando varios actos y diálogos del Foro alimentario mundial a nivel global para su celebración durante los próximos meses, en particular la realización de un acto para jóvenes durante los actos previos a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios, que tendrá lugar en julio, para impulsar el compromiso y la participación de los jóvenes.

149. Estos diálogos se están elaborando en estrecha colaboración con la corriente juvenil de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios y organizaciones y entidades de jóvenes a nivel mundial como, por ejemplo, el Grupo Principal de la Infancia y la Juventud de las Naciones Unidas.


Distinguidos delegados:

150. Como actual Presidente de la iniciativa tripartita “Una Salud” de la FAO, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), les informo de que estamos trabajando en una serie de prioridades, entre ellas la elaboración de un Plan de acción mundial para la iniciativa “Una Salud”:

151. El mandato del Grupo de expertos de alto nivel de la iniciativa “Una Salud” se ha finalizado y, en marzo de 2021, se realizó una convocatoria de expertos.

152. Seguimos colaborando en el seguimiento de la evolución del SARS‑CoV-2 y publicando directrices para los profesionales de la ganadería.

153. Asimismo, se elaboraron documentos conjuntos de exposición de conceptos sobre la iniciativa “Una Salud” para las reuniones del Grupo de los siete (G-7) y el G‑20.

154. El Centro de referencia de la FAO para coronavirus zoonóticos sigue proporcionando a los Miembros apoyo basado en información objetiva e impulsado por datos científicos.

155. En el marco del programa de prevención de la próxima pandemia, se finalizaron siete fichas de acción para las cinco regiones y se publicaron en línea.

156. El Plan de acción de la FAO sobre la resistencia a los antimicrobianos para 2021-25 se actualizó de conformidad con las observaciones y recomendaciones recibidas, y el indicador de la resistencia a los antimicrobianos se revisó para que reflejase los progresos de la FAO en materia de medición sobre la base de los resultados del cuestionario de autoevaluación para los países de la asociación tripartita.

157. El Grupo de liderazgo mundial sobre la resistencia a los antimicrobianos de la iniciativa “Una Salud”, establecido en noviembre de 2020, celebró su reunión inaugural en enero de 2021.

158. El mandato del Grupo independiente sobre datos probatorios para fundamentar medidas de lucha contra la resistencia a los antimicrobianos se ha presentado al Secretario General de las Naciones Unidas para que preste asesoramiento al respecto y lo apruebe.

159. El mandato de la Plataforma de asociación para la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos se está finalizando.

Señoras y señores:

160. La FAO sigue fortaleciendo sus asociaciones en el marco del sistema de las Naciones Unidas.

161. Estamos activos en 119 programas conjuntos de las Naciones Unidas y en 114 estrategias conjuntas de operaciones institucionales de las Naciones Unidas.

162. Pusimos en marcha un nuevo instrumento de perfiles de países para proporcionar acceso a datos e indicadores clave a nivel nacional, con el fin de facilitar la contribución de la FAO al análisis común sobre los países.

163. Nos hemos unido al Grupo de trabajo de alto nivel que solicitó el Secretario General de las Naciones Unidas, a la luz del incremento de los niveles de inseguridad alimentaria aguda, junto con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

164. Junto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pusimos en marcha un Índice de Pobreza Multidimensional en más de 30 países, y estamos prestando apoyo a más de 20 países para que mejoren sus contribuciones determinadas a nivel nacional.

165. También estamos trabajando para armonizar nuestros respectivos programas de respuesta y recuperación de la COVID-19 y, junto con otros organismos de las Naciones Unidas, hemos elaborado un Marco de recuperación verde.

166. Junto con el Organismo Internacional de Energía Atómica, convertimos nuestra división conjunta en un Centro Conjunto sobre Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura.

167. Junto con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), hemos facilitado consultas con partes interesadas nacionales en África en las que se han abordado las repercusiones de la pandemia en la población joven.

168. En lo que respecta a los organismos con sede en Roma, seguimos coordinando la programación nacional y regional, así como estudiando eficiencias administrativas e institucionales.

169. La FAO sigue proporcionando un apoyo pleno al proceso de preparación de la Cumbre de las Naciones Unidas para los Sistemas Alimentarios.

170. Como organización central de las Naciones Unidas para la línea de acción 1 relativa a “Garantizar el acceso a alimentos inocuos y nutritivos para todos”, garantizamos que los grupos de trabajo se beneficien de los conocimientos y experiencias existentes de las Naciones Unidas.

171. Los centros de coordinación de la FAO para el resto de líneas de acción ofrecen conocimientos especializados y realizan contribuciones, a medida que se ponen en práctica las nuevas soluciones.

172. La Científica Jefe y el Economista Jefe de la FAO forman parte del Grupo Científico.

173. La FAO facilitará y copatrocinará las jornadas científicas de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios de 2021, que tendrán lugar el 8 y 9 de julio.

174. El Economista Jefe de la FAO está dirigiendo un consorcio de plataformas de elaboración de modelos con miras a prestar asistencia en la evaluación de las medidas e intervenciones propuestas.

175. Los Miembros que están organizando diálogos a nivel nacional están solicitando cada vez más el apoyo técnico de la FAO.

176. Con la financiación de la Unión Europea, la FAO está realizando evaluaciones rápidas de los sistemas alimentarios en 60 países, que fundamentarán la elaboración de las hojas de ruta para los sistemas alimentarios nacionales y su aplicación.

177. Seguimos construyendo una FAO abierta que tenga asociaciones sólidas.

178. En un nuevo memorando de entendimiento firmado con la Agencia Internacional de Energías Renovables se promueve la bioenergía sostenible y el uso de energías renovables en los sistemas agroalimentarios.

179. Nuestro memorando de entendimiento con la Agencia Espacial Europea allana el camino para aumentar el intercambio de conocimientos especializados pertinentes y desarrollar aplicaciones en las que las imágenes de observación de la Tierra puedan utilizarse para realizar un mejor seguimiento de los sistemas agroalimentarios.

180. Asimismo, coordinamos un centro de conocimiento mundial sobre los sistemas alimentarios de las poblaciones indígenas con miras a proporcionar datos sobre su resiliencia y sostenibilidad para la Cumbre de las Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios.

181. Y nuestra activa labor de divulgación continúa con una amplia variedad de partes interesadas:

182. En el acto de Davos del Foro Económico Mundial, celebrado por medios virtuales en enero de este año, pedí que se ofrecieran respuestas conjuntas y se adoptaran medidas mundiales para transformar los sistemas agroalimentarios del mundo.

183. En el discurso de presentación que pronuncié en la conferencia de invierno del Foro Ecosocial de Austria en enero hice hincapié en el papel que puede desempeñar la Iniciativa Mano de la mano para compartir experiencias relativas al desarrollo agrícola y rural entre los países sin litoral.

184. En la Cumbre de Ministros de Agricultura celebrada en enero en Berlín subrayé la importancia de mantener la cooperación mundial a raíz de la COVID‑19.

185. En mi intervención en la Cumbre de Un Planeta para la Biodiversidad, que tuvo lugar en enero, reiteré el compromiso de la FAO de continuar apoyando la integración de la biodiversidad en los sectores agrícola y alimentario a través de la Iniciativa Mano de la mano.

186. En una reunión celebrada en febrero con los jefes de Estado y de Gobierno de Fiji, Guyana, Palau, Samoa, Santo Tomé y Príncipe y Suriname, presenté las actividades de la FAO encaminadas a ayudar a los pequeños Estados insulares en desarrollo a hacer frente a la pandemia.

187. La lectio magistralis que di en la Academia Nacional de los Linces en Roma en febrero, con el título “Transformation of Agri-food Systems: from Strategy to Action” (Transformación de los sistemas agroalimentarios: de la estrategia a la acción), se transmitió en directo en la televisión nacional italiana.

188. En el discurso principal que pronuncié con ocasión de la apertura de la conferencia anual del Foro para el futuro de la agricultura (FFA), celebrada en marzo, incluí un mensaje en apoyo de la primacía de la ciencia para orientar las respuestas a los desafíos mundiales.

189. Al dirigirme a la primera Conferencia Internacional sobre el Agua de Bagdad, celebrada en marzo, pedí que se cambiara el paradigma con respecto a la valoración de los recursos hídricos y recalqué la necesidad de promover una gobernanza eficaz del agua.


Señoras y señores:

190. Desde el último período de sesiones del Consejo, en diciembre de 2020, la labor de la FAO de movilización de contribuciones voluntarias ha seguido una tendencia relativamente positiva, aunque naturalmente los datos del primer trimestre son una muestra limitada para predecir los volúmenes anuales.

191. Hasta finales de marzo de 2021, la FAO había movilizado 229 millones de USD, lo que supera con creces el promedio quinquenal.

192. Más de una tercera parte de esos fondos procedía de la Unión Europea en relación con proyectos de 2020.

193. El segundo mayor proveedor de recursos durante el trimestre fue el Canadá, gracias a su generosa contribución de 19 millones de USD para el Programa de respuesta y recuperación de la COVID‑19 de la FAO, y también se recibieron otras contribuciones cuantiosas del Japón y la Fundación Bill y Melinda Gates.

194. Durante el primer trimestre de 2021 se produjo una ligera disminución de la financiación destinada a las situaciones de emergencia y a fomentar la resiliencia (–15 %) en comparación con el mismo período del año anterior.

195. La FAO todavía prevé un modesto descenso en la financiación procedente de los asociados bilaterales tradicionales durante 2021, como consecuencia de las limitaciones que la respuesta a la COVID‑19 impone a los presupuestos nacionales.

196. Esto debería contrarrestarse en cierta medida manteniendo un buen rendimiento con fondos verticales.

197. En el marco del Fondo Verde para el Clima (FVC), la FAO ya está ejecutando siete proyectos, por un valor de 244 millones de USD, y espera poder disponer en 2021 de al menos 120 millones de USD más, y posiblemente hasta 195 millones de USD.

198. El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) debería asimismo volver a los niveles por encima de los 100 millones de USD en 2021, con lo que en 2022 se pondría en marcha un gran volumen de proyectos aplazados debido a la COVID.

199. También se prevé que las contribuciones del Banco Mundial se mantengan en niveles elevados en 2021.

200. Se prevé que la financiación de emergencia y resiliencia se mantenga en niveles elevados y que se pongan en marcha amplios programas en el Yemen, Somalia y Sudán del Sur.


Distinguidos delegados:

201. Tal como se estipula en los Textos fundamentales, todo el trabajo de la FAO se guía por un Marco estratégico, que el Director General presenta a la Conferencia.

202. Desde enero de 2020 se ha llevado a cabo un proceso admirable y sin precedentes para elaborar el Marco estratégico.

203. El proceso ha consistido en mantener consultas amplias, inclusivas y transparentes con los Miembros, tanto de forma oficial como oficiosa,

204. y en llevar adelante un proceso interno intensivo aprovechando toda la variedad de conocimientos generales y especializados de la FAO.

205. Un enfoque descendente y ascendente ha garantizado que los mandatos mundiales y las fortalezas normativas de la FAO estuvieran bien integrados.

206. Se ha prestado especial atención a la incorporación de las necesidades expresadas por los Miembros a fin de permitir a la FAO prestar el máximo apoyo para lograr los ODS en el plano nacional.

207. Así, presentamos con orgullo el Marco estratégico para 2022-2031, el Plan a plazo medio para 2022-25 y el Programa de trabajo y presupuesto para 2022-23.

208. Los tres documentos aprovechan y complementan los cambios en la estructura orgánica y la gestión puestos ya en marcha para que la FAO sea una organización más modular y flexible y con mayor capacidad de respuesta.

209. El Marco estratégico busca respaldar la Agenda 2030 mediante la trasformación hacia sistemas agroalimentarios MÁS eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles, para conseguir una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás.

210. Las cuatro mejoras representan un principio organizador en cuanto a la forma en que la FAO se propone contribuir en forma directa a la Agenda 2030, desde la perspectiva del ODS 1 (fin de la pobreza), el ODS 2 (hambre cero) y el ODS 10 (reducción de las desigualdades) y respaldando el cumplimiento del programa más amplio relativo a los ODS.

211. Las cuatro mejoras reflejan las interconexiones entre las dimensiones económica, social y ambiental de los sistemas agroalimentarios. Por consiguiente, también fomentan un enfoque estratégico y orientado a los sistemas en todas las intervenciones de la FAO.

212. A fin de acelerar los progresos, aplicaremos los cuatro “aceleradores” transversales o intersectoriales en todas nuestras intervenciones programáticas, con el fin de potenciar al máximo los esfuerzos y facilitar la gestión de las compensaciones necesarias, de acuerdo con las prioridades nacionales.

213. Estos aceleradores son tecnología, innovación, datos y complementos (gobernanza, capital humano e instituciones).

214. Las 20 esferas programáticas prioritarias identificadas son interdisciplinarias, técnicas y basados en temas específicos, y representan la contribución estratégica de la FAO a metas concretas de los ODS, como se describe con mayor detenimiento en el Plan a plazo medio .

215. Integran y comunican temas con los cuales la FAO posee una ventaja comparativa, una larga trayectoria y capacidad para actuar.

216. El fortalecimiento de las asociaciones es un aspecto clave del nuevo Marco estratégico.

217. Los fondos y la financiación innovadores son esenciales para salvar la importante brecha hacia la consecución de los ODS.

218. El Programa de trabajo y presupuesto para 2022-23 traduce el discurso estratégico que se presenta en el Marco estratégico y el PPM en el programa de trabajo bienal.

219. Se ha elaborado en torno a estos principios básicos:

• mantiene un presupuesto nominal sin variación (1 005,6 millones de USD);

• sufraga el aumento de costos en su totalidad sin repercutir negativamente en la labor técnica;

• mantiene la estructura orgánica actual.

220. Dentro del presupuesto nominal invariable, se reasignan recursos a esferas altamente prioritarias, tales como las nuevas esferas programáticas prioritarias, la Oficina del Inspector General y el multilingüismo.

221. La nueva estructura orgánica modular y flexible de la Sede es una de las principales iniciativas que puse en marcha y sigue siendo uno de los componentes fundamentales para la ejecución del Marco estratégico.

222. Ahora nos dedicaremos a establecer una red descentralizada eficiente y moderna y estamos examinando las estructuras regionales y la transformación del modelo operativo para las oficinas en los países.

223. Este tiene la finalidad de reflejar los cambios incorporados en la Sede y de promover la calidad, las oportunidades y la eficacia de la red regional y su apoyo a las Representaciones de la FAO.

224. Promoveremos la colaboración y pondremos fin a la compartimentación entre los equipos regionales, subregionales y nacionales.

225. Una cooperación intercontinental firme y el intercambio de experiencias entre los representantes de la FAO redundará en mayor beneficio de nuestros Miembros.

226. A fin de velar por una Organización más eficaz y moderna en los próximos 10 años, también se prestará atención detenida a otros aspectos.

227. Se han elaborado estrategias específicas para estos aspectos, entre los que se incluyen la gestión operativa, los recursos humanos, la FAO digital, la gobernanza, las comunicaciones y el multilingüismo, así como los servicios de seguridad, protección y salud.

228. La propuesta presupuestaria total que se presenta en el PTP para 2022-23 asciende a 3 260 millones de USD, de los cuales 2 250 millones de USD (69 %) dependen de recursos extrapresupuestarios.

229. Instamos a los Miembros a respaldar el Marco estratégico y la ejecución del presupuesto mediante un continuo y sólido apoyo extrapresupuestario.

230. Deseamos asegurarnos de que la forma en que trabajaremos en los próximos años representa un cambio para mejor, en favor de las cuatro mejoras, con miras a potenciar nuestros programas sobre el terreno y aprovechar el poder de la ciencia, la innovación y la tecnología digital a fin de no dejar a nadie atrás.

 

Señoras y señores:

231. Confío en que los avances y resultados que he compartido hoy con ustedes dejarán dos cosas en claro:

• que esta nueva FAO, ágil, eficiente y eficaz, está aquí para prestarles un mejor servicio;

• que la Organización supera las diferencias sobre el modo de afrontar los desafíos, el modo de borrar el hambre y derrotar a la pobreza. Necesitamos eficiencia y eficacia por medio de una gobernanza basada en reglas, un planteamiento profesional y espíritu de cooperación.

232. Nuestro compromiso con la acción no se vio ni sofocado ni paralizado por la difícil época en que vivimos.

233. Refuerza nuestra motivación el hecho de que llevamos esperanza a todos aquellos que cuentan con la FAO alrededor del mundo.

234. Esperanza de seguir produciendo alimentos, criando ganado o cultivando peces.

235. Esperanza compartida a través de la ciencia, el conocimiento y la competencia técnica.

236. Esperanza de contar con la dignidad humana más esencial: no padecer hambre.

237. Dedicándonos plenamente a nuestro mandato y a nuestros nobles objetivos compartidos.

238. Muchas gracias.

Send
Print