División de Economía Agroalimentaria (ESA)

©FAO/Karen Minasyan

El trabajo de la FAO en materia de economía agroalimentaria se basa en labores de investigación y de análisis de políticas de carácter económico en apoyo de la transformación hacia sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles para lograr una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás.

A través de esta esfera de trabajo, la FAO proporciona apoyo basado en hechos objetivos a iniciativas y procesos normativos nacionales, regionales y mundiales relacionados, entre otras cosas, con el seguimiento y el análisis de las políticas alimentarias y agrícolas, la agroindustria y el desarrollo de las cadenas de valor, la transformación rural y la pobreza, la información y el análisis de la seguridad alimentaria y la nutrición, la resiliencia, la bioeconomía y la agricultura climáticamente inteligente.

Esferas de trabajo

Las labores de investigación y análisis de políticas giran en torno a cinco esferas básicas que guardan pertinencia, en distinto grado, con las cuatro mejoras del Marco estratégico de la FAO (una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor sin dejar a nadie atrás) y con varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Tendencias y factores que influyen en la seguridad alimentaria y la nutrición

Informar acerca de la toma de decisiones en relación con las respuestas en materia de políticas a corto y largo plazo y las deficiencias en materia de inversión que deben superarse para crear medios de vida resilientes que permitan poner fin al hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición en todas sus formas.

Actividades principales:

Desarrollo de las cadenas de valor y la agroindustria

Informar acerca de la toma de decisiones y los actores de la cadena de suministro de alimentos mediante la detección de las deficiencias económicas de las cadenas de valor y las limitaciones económicas y socioeconómicas a las que se enfrentan los actores a lo largo de las mismas, especialmente los agricultores familiares y las pequeñas y medianas empresas, y priorizar las opciones de reforma de políticas y estrategias de desarrollo y las inversiones para lograr cadenas de valor más eficientes, inclusivas y sostenibles.

Actividades principales:

Medios de vida rurales resilientes y pobreza rural

Incorporar en la FAO el análisis de la resiliencia a través del modelo de medición y análisis del índice de resiliencia (RIMA) y los indicadores de resiliencia de los sistemas agroalimentarios recientemente formulados a nivel nacional, así como el análisis de la pobreza a través de la Red técnica sobre análisis de la pobreza, y elaborar y utilizar instrumentos de análisis de la resiliencia y la pobreza con miras a estudiar los hogares rurales y las poblaciones vulnerables, incluidos la población pobre y los pequeños productores de las zonas rurales, y generar pruebas y asesorar sobre políticas e intervenciones para mejorar su participación, así como su resiliencia, inclusión e influencia en la transformación de los sistemas agroalimentarios.

Actividades principales:

Adaptación al cambio climático y mitigación de sus efectos

Apoyar la reforma de las políticas económicas y sociales y las inversiones inteligentes desde el punto de vista climático para una actuación temprana y una adaptación y mitigación que aumenten la resiliencia al cambio climático, identificando los efectos económicos y sociales del cambio climático y los factores de estrés para el desarrollo agrícola y la seguridad alimentaria, y aportando pruebas sobre los argumentos comerciales para que los actores y los gobiernos inviertan y adopten nuevas tecnologías.

Actividades principales:

Rastreo, seguimiento y análisis de políticas

Informar acerca de la toma de decisiones mediante el recuento de las estrategias y políticas existentes a nivel nacional, regional y mundial, rastreando su evolución y leyéndolas en el contexto ambiental y socioeconómico actual mediante un conjunto de indicadores macro y sectoriales que permitan la comparación entre países. Asesorar a los gobiernos sobre las posibles repercusiones de las opciones de reforma de las políticas para acelerar la transformación agrícola inclusiva, mediante el análisis de los incentivos de precios y el gasto público, el seguimiento del nivel y la composición del apoyo gubernamental al sector alimentario y agrícola, y la identificación de las áreas más rentables para priorizar las inversiones.

Actividades principales: