©FAO

Canadá apoyará con US $6.5 millones a pequeños productores de Bolivia Honduras Nicaragua y Perú impactados por la pandemia

30/07/2021

Fondos irán al Programa de la FAO para Respuesta y Recuperación al COVID-19, que impulsará la resiliencia de pequeños productores, especialmente mujeres, jóvenes y pueblos indígenas, beneficiando a 48 mil personas en los 4 países.

El Gobierno de Canadá aportará US$6,5 millones al Programa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para Respuesta y Recuperación al COVID-19, para apoyar la recuperación de pequeños productores afectados por la pandemia de COVID-19 en Bolivia, Honduras, Nicaragua y Perú.

Un total de 48 mil personas serán beneficiadas por el programa en los cuatro países, el cual pondrá un foco especial en las mujeres, los jóvenes y los pueblos indígenas. La contribución de Canadá se destinará a la población más vulnerable, a la prevención de nuevas crisis, al aumento de la resiliencia y a la reconstrucción y transformación sostenible de sus sistemas alimentarios.

“Agradecemos el apoyo de Canadá para ayudar a las comunidades más vulnerables de estos cuatro países para que pueden recuperarse del enorme golpe que sufrieron como consecuencia de la pandemia. Vemos un fuerte aumento de la pobreza y el hambre entre las mujeres, las y los jóvenes y las comunidades indígenas. La solidaridad de Canadá les ayudará a ponerse de pie. Se trata de que, al mismo tiempo, puedan transformar sus sistemas agroalimentarios, para que sean más resilientes frente a futuros shocks”, dijo Julio Berdegué, Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.

“Canadá continuará trabajando con la comunidad mundial para fortalecer la resiliencia de los sistemas agroalimentarios y proteger los medios de vida de las personas afectadas por la pandemia”, dijo Karina Gould, Ministra de Desarrollo Internacional de Canadá.

El acuerdo global entre Canadá y la FAO contempla un total de  US 17,7 millones para ir en ayuda de comunidades que corren riesgo de sufrir inseguridad alimentaria aguda alta en la República Democrática del Congo, Etiopía, Níger, Sudán del Sur y Sudán, además de los cuatro países latinoamericanos.