La FAO está distribuyendo actualmente un conjunto de insumos para la siembra de trigo durante la temporada de invierno en el Afganistán en 31 de las 34 provincias del país. ©FAO/Hashim Azizi

Se necesita urgentemente ayuda agrícola para evitar una catástrofe en el Afganistán

19/11/2021

Habida cuenta de que la población afgana se enfrenta a una extensa sequía, al colapso de los medios de vida rurales y a un trastorno económico generalizado, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está prestando a los agricultores y pastores asistencia esencial para salvar vidas, al tiempo que insta a brindar un apoyo mucho mayor e inmediato en favor de la producción agrícola.

En la actualidad, al menos 18,8 millones de personas padecen inseguridad alimentaria aguda —lo que significa que no pueden alimentarse a diario— y se prevé que esa cifra aumente a 22,8 millones de personas para finales de 2021. La FAO está respaldando a los agricultores y pastores aportando semillas, fertilizantes, dinero en efectivo y apoyo a los medios de vida para sostener la producción agrícola y evitar el colapso generalizado de los medios de vida en varias zonas del país.

“Tenemos que ayudar al Afganistán a evitar la trampa del hambre. Millones de afganos viven al borde de la catástrofe que ocurrirá si sus animales mueren o los campos se quedan sin sembrar, se producirá una catástrofe”, asegura el Sr. QU Dongyu, Director General de la FAO.

“Es necesario invertir ahora, con carácter urgente, en la producción agrícola y ganadera. Esta es la forma más eficaz en función de los costos de lograr que el país retome la senda hacia la seguridad alimentaria”.