Asociación FAO y UE

La Unión Europea y la FAO

Asociarse para el desarrollo sostenible

Desde 1991, la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) han colaborado a través de innumerables programas en África, Asia, Europa, el Cercano Oriente y América Latina, y nuestros logros conjuntos han sido significativos.

Juntos trabajamos para conseguir un futuro mejor para todos, mediante el uso sostenible de los recursos, abordando el cambio climático y protegiendo la biodiversidad. La cooperación UE-FAO abarca una amplia gama de cuestiones, desde la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos, la agricultura sostenible y el control de enfermedades y plagas, hasta la tenencia de la tierra, la gestión del suelo y la lucha contra la pesca ilegal, la desertificación y la deforestación.

La UE se ha posicionado como asociado financiador constante y líder para la FAO. Entre 2020 y 2021, contribuyó con más de USD 334 millones a proyectos y programas implementados por la FAO. La asociación UE-FAO es sólida y creciente, impulsada por un llamamiento común para erradicar a nivel mundial la pobreza, el hambre y la desnutrición. Esta asociación se basa en objetivos e intereses compartidos, y una visión común. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la UE y la FAO aprovechan enfoques, herramientas y productos innovadores que benefician a la comunidad mundial y catalizan un cambio positivo para millones de personas en países en desarrollo, emergentes y desarrollados, incluidos los de la Unión Europea.

Prioridades para la asociación

En mayo de 2021, la UE y la FAO identificaron cinco áreas prioritarias para la cooperación estratégica en los próximos años:

Sistemas alimentarios y Una Salud

Sistemas alimentarios y Una Salud

La salud de los seres humanos, de los animales y del medio ambiente está íntimamente relacionada. Para garantizar la producción y el consumo sostenibles, así como la gestión ambiental, la UE y la FAO promoverán un enfoque de Una Salud en todos los sistemas alimentarios para combatir la resistencia a los antimicrobianos (RAM), prevenir la propagación de enfermedades zoonóticas y transfronterizas, garantizar la seguridad alimentaria, reducir el uso de plaguicidas, la pérdida y el desperdicio de alimentos, y garantizar un marco normativo propicio para el sistema alimentario. El hilo conductor para la coparticipación en este ámbito se basará en el trabajo conjunto a nivel nacional y mundial, que involucrará a socios que convertirán esta acción en el programa común de Una Salud.

Cambio climático, biodiversidad y recursos naturales

Cambio climático, biodiversidad y recursos naturales

Los sistemas alimentarios sostenibles implican un trabajo transformador coordinado para abordar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, detener la deforestación, restaurar y proteger los ecosistemas globales mientras se brindan soluciones innovadoras para gestionar de forma sostenible los recursos naturales. Por lo tanto, la UE y la FAO trabajarán en estrecha colaboración en la transformación verde y azul de los sistemas alimentarios terrestres y acuáticos para reducir su huella ambiental y lograr un desarrollo sostenible en sus tres dimensiones: económica, social y ambiental.

Las iniciativas clave incluyen:

Crisis alimentarias, seguridad alimentaria y medios de vida resilientes

Crisis alimentarias, seguridad alimentaria y medios de vida resilientes

La UE y la FAO intensificarán su apoyo a nivel regional y nacional para construir sistemas alimentarios resilientes e inclusivos en contextos frágiles, aprovechar el potencial innovador de la Red mundial contra las crisis alimentarias y mejorar la coordinación a lo largo del nexo humanitario-desarrollo-paz.

Las iniciativas clave incluyen:

Inversiones y políticas sostenibles en la cadena de valor agroalimentaria

Inversiones y políticas sostenibles en la cadena de valor agroalimentaria

Las cadenas de valor agroalimentarias sostenibles e inclusivas a nivel mundial y local estarán en el centro de la colaboración UE-FAO, cuyo objetivo será la creación de un entorno propicio poniendo el bienestar de los agricultores, en particular de las mujeres y los jóvenes, y la salud del planeta en el centro de los esfuerzos conjuntos. En este sentido, el diálogo sobre políticas y el apoyo, el trabajo normativo, los incentivos a la inversión, las asociaciones público-privadas, la diligencia debida y la trazabilidad en las cadenas de valor agroalimentarias serán algunos elementos clave de la colaboración UE-FAO.

Las iniciativas clave incluyen:

Transformación del sistema alimentario mediante la digitalización

Transformación del sistema alimentario mediante la digitalización

Para lograr un impacto a escala, la digitalización y las soluciones disruptivas innovadoras impulsarán la colaboración UE-FAO al mantener conjuntamente los servicios de datos fundamentales necesarios para cumplir con la Agenda 2030. Los socios apoyarán los bienes públicos digitales que tienen como objetivo aumentar la resiliencia y la adaptabilidad de las comunidades rurales, fortalecer la seguridad alimentaria, cerrar la brecha digital, apoyar la formulación de políticas basadas en datos, y fomentar la alfabetización digital, las cadenas de valor cortas y transparentes, así como la participación del sector privado.