La evaluación en la FAO

Evaluación en tiempo real de la respuesta de la FAO al repunte de langosta del desierto (tres fases)

08/12/2020

La langosta del desierto supone un riesgo sin precedentes para los medios de vida y la seguridad alimentaria en regiones ya frágiles. Se estima que 20,2 millones de personas se enfrentan actualmente a niveles graves de inseguridad alimentaria aguda en Etiopía, Kenya, Somalia, Sudán del Sur, Uganda y República Unida de Tanzanía. La FAO ha movilizado más de 120 millones de USD para combatir la plaga de langostas del desierto más devastadora de los últimos 25 años. La respuesta de la FAO se fundamenta en tres pilares fundamentales:

1) contener la propagación de la langosta del desierto (incluida la vigilancia);

2) salvaguardar los medios de vida y promover la recuperación; y

3) coordinar y preparar el apoyo de emergencia.

Se ha pedido a la OED que realice una evaluación en tiempo real que se llevará a cabo en tres fases a lo largo de un año. Abarcará todas las actividades incluidas en el Plan mundial de respuesta (GRP, por sus siglas en inglés) (enero-diciembre de 2020) y las actividades preparatorias llevadas a cabo por los órganos de la FAO y las Comisiones Regionales en Oriente Medio y el Cuerno de África. La fase 1 —que se finalizó en octubre de 2020— generó una síntesis de los resultados obtenidos hasta la fecha y formuló diversas recomendaciones para avanzar en la adaptación. Las fases 2 y 3 se prolongarán hasta junio de 2021.

Main Report

  • Fase 1