Nuevo comienzo para la pesca de carpas en Albania


Recuperar las poblaciones y las capacidades en favor de una pesca sostenible en el futuro

El desarrollo a orillas del lago, la contaminación, el cambio climático y la sobrepesca se han cobrado un alto precio en la biodiversidad y las poblaciones de peces del lago Shkodër, lo que ha afectado a la vida y los medios de vida de las comunidades pesqueras de Albania. © FAO/Franc Zhurda

21/11/2022

Hubo un tiempo en que la carpa era la “reina del lago Shkodër”. Abundante en la mayor masa de agua continental de la península de los Balcanes, la carpa fue un recurso vital para los pescadores y sus comunidades durante generaciones. El lago, situado en la frontera entre Albania y Montenegro, también albergaba aves, anguilas, caracoles de agua dulce y varias especies de peces. Las comunidades del lago eran comunidades pesqueras y, hasta hace poco, los habitantes siempre se habían considerado pescadores.

“En el último decenio, la situación ha cambiado drásticamente”, afirma el Sr. Azem Plisi, pescador local. “El lago no es tan productivo como antes”.

El desarrollo a orillas del lago, la contaminación, el cambio climático y la sobrepesca se han cobrado un alto precio en la biodiversidad del lago, en particular en las poblaciones de carpas y otros peces, lo que ha afectado a la vida y los medios de vida de quienes dependen de ellas.

“En ocasiones pensamos en abandonar la pesca del todo”, señala el Sr. Musa Hysa, otro pescador que ha sentido personalmente los efectos de estos cambios.

Actualmente, alrededor de 420 pescadores están participando en una iniciativa de la FAO, puesta en marcha conjuntamente con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Albania, una organización local de ordenación pesquera y organizaciones no gubernamentales (ONG), cuyo objetivo es mejorar las prácticas pesqueras sostenibles y recuperar las poblaciones de reproductores utilizando prácticas basadas en la acuicultura.

Esto forma parte del proyecto AdriaMed de la FAO, que está financiado por el Ministerio de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales de Italia. El proyecto promueve la cooperación científica e institucional entre las naciones de los mares Adriático y Mediterráneo y pretende mejorar la ordenación regional de las actividades de pesca y acuicultura.

A partir de 1990, la acuicultura de agua dulce pasó a ser una práctica habitual en el lado albanés del lago. Los pescadores solían practicar la repoblación y depender de varios criaderos para la producción de juveniles. En los últimos años, a medida que los criaderos fueron desapareciendo, los pescadores observaron un preocupante descenso de las poblaciones de peces del lago.

La pesca ilegal y excesiva agravó las pérdidas de los pescadores y las personas se vieron obligadas a trasladarse a otro lugar o encontrar otras formas de obtener ingresos para sobrevivir.

“Lo hemos pasado mal debido a la disminución de las poblaciones de peces, así como de las capturas y la rentabilidad”, declara el Sr. Gezim Lezja, el pescador que lidera la organización pesquera local. “Las prácticas de repoblación casi cayeron en el olvido”. 

Los pescadores solían depender de varios criaderos para la producción de juveniles. A medida que los criaderos fueron desapareciendo, las poblaciones de peces del lago disminuyeron. Actualmente, el proyecto AdriaMed de la FAO está colaborando con ONG y el Gobierno de Albania para ayudar a los pescadores a restaurar esta práctica fundamental de repoblación. © FAO/Franc Zhurda

Revitalizar el lago Shkodër

Basándose en el patrimonio de la comunidad, el proyecto albanés ayudó a compartir con los pescadores jóvenes las técnicas de reproducción utilizadas por los pescadores experimentados. Durante la temporada para reproductores de abril de 2022, los expertos de la FAO trabajaron con los pescadores para construir encerramientos temporales con redes que facilitaran la puesta de huevos para la reproducción de la carpa.

Se capturaron reproductores para la cría y se transfirieron a los encerramientos para llevar a cabo un desove inducido, método que se emplea habitualmente para estimular a los peces adultos en cautiverio con hormonas naturales para que liberen huevos. Protegidos en los encerramientos, los huevos se transforman en larvas de peces y posteriormente en juveniles. En la última fase, los peces inmaduros, con un tamaño suficiente como para asegurar una buena tasa de supervivencia, se liberaron en el lago en junio de 2022.

“Hemos estado trabajando con los pescadores para recuperar sus tradiciones y utilizarlas para respaldar prácticas sostenibles y, al mismo tiempo, brindar oportunidades que creen puestos de trabajo, protejan el medio ambiente y apoyen los medios de vida a largo plazo”, afirma la Sra. Nicoletta Milone, oficial de pesca de la FAO.

Construir un criadero de peces y garantizar una repoblación periódica de los peces es fundamental para mantener con vida a las comunidades pesqueras que viven junto al lago Shkodër. © FAO/Franc Zhurda

El proyecto AdriaMed también incluye planes para construir un criadero de peces a fin de generar un suministro fiable y suficiente de alevines y garantizar la sostenibilidad a largo plazo del lago Shkodër.

El Sr. Tom Miraku, Director Ejecutivo de Hydra, una ONG asociada en la ejecución de la FAO, señala que la iniciativa ya está marcando una diferencia para los pescadores.

“Este proyecto piloto tenía el objetivo de poner a prueba su viabilidad. Ahora tenemos todos los elementos para empezar la planificación y ejecución”, declara el Sr. Miraku. “Hemos trabajado juntos y poco a poco podemos transformar nuevas vidas”.

“Estamos intentando preservar nuestra historia y mantener firme nuestra identidad como comunidad pesquera. A largo plazo, este proceso mostrará a los pescadores la forma de proceder para producir una buena cantidad de juveniles y alevines cada año”.

El Sr. Roland Kristo, Viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Albania, encargado de la pesca y la acuicultura, afirma que el proyecto ya ha dado resultados y que los pescadores del lago tendrán un futuro.

“Creemos firmemente que con una buena cooperación y la participación de todos los actores podemos lograr el desarrollo sostenible de nuestra pesca y garantizar una ordenación adecuada de nuestros recursos”, dice el Sr. Kristo.

El Sr. Arben Kipi, Asistente del Representante de la FAO en Albania, añade que esta iniciativa también desempeña una importante función en la reducción de la pobreza, ya que mejora los medios de vida de los pescadores al generar unos ingresos más estables.

La iniciativa del proyecto AdriaMed celebra el Año Internacional de la Pesca y la Acuicultura Artesanales (2022), en el que se reconoce y apoya la contribución de la pesca y la acuicultura artesanales en pequeña escala al desarrollo sostenible y, más concretamente, a la seguridad alimentaria y la nutrición, la erradicación de la pobreza y la utilización de los recursos naturales.

La iniciativa forma parte del compromiso de la FAO con la Transformación azul, cuyo objetivo es fomentar un sector de la pesca y la acuicultura sostenible y rentable que creará puestos de trabajo, a la vez que protegerá el medio ambiente y mantendrá vivo el patrimonio cultural del país.


Para obtener más información:

 

8. Decent work and economic growth, 12. Responsible consumption and production, 14. Life below water