La acuicultura: nuevas oportunidades y esperanzas

Haga click en el gráfico para agrandarlo
Haga click aquí para descargar en formato pdf


Haga click en el gráfico para agrandarlo
Haga click aquí para descargar en formato pdf

Haga click en el gráfico para agrandarlo
Haga click aquí para descargar en formato pdf


La acuicultura es el sector de producción de alimentos que está creciendo más aceleradamente en todo el mundo. Desde 1984 la producción acuícola ha aumentado a una tasa media anual de casi 10 por ciento, en comparación con el 3 por ciento correspondiente a la carne de bovino y 1.6 por ciento de la pesca. La acuicultura está surgiendo como importante suministro de alimentos e ingresos, y así, como una de las principales contribuciones a la seguridad alimentaria. La acuicultura, hoy por hoy, produce más de una cuarta parte de la pesca total mundial.

La cría de peces es milenaria y actualmente la acuicultura produce una amplia variedad de plantas y animales. En 1997, la acuicultura de agua dulce (pescados de escamas sobre todo) abarcó más del 45 por ciento de la producción acuícola total del mundo. Las plantas y los moluscos marinos aportaron entre 20 y 24 por ciento, respectivamente. La acuicultura de agua salobre hoy proporciona menos de 5 por ciento del total mundial (por peso), si bien, como esta producción es sobre todo de camarón, por su valor la proporción es de alrededor del 15 por ciento.

En 1997 las principales diez especies de la acuicultura por su peso ocupaban un lugar menor en la cadena alimentaria, eran productores primarios, animales filtradores o peces de escamas que, al madurar, son herbívoros u omnívoros. Las principales especies fueron las laminarias, Laminaria japonica, con un volumen de más de 4 millones de toneladas. Las otras especies que figuran en la lista son diversos tipos de carpas, ostras portuguesas, vieiras japonesas, almejas finas japonesas y la tilapia del Nilo.

Asia es la principal región acuícola del planeta, y sólo a China corresponden cerca de dos terceras partes de la producción mundial. Numerosos países de bajos ingresos con déficit de alimentos (PBIDA) son grandes acuicultores. En estos países, la acuicultura ayuda a mitigar la pobreza y a mejorar el suministro de productos pesqueros para la población de escasos recursos de las zonas rurales y urbanas.

Muchos países en desarrollo exportan productos acuícolas, y en muchos casos la acuicultura se ha convertido en suministro importante de divisas, utilizadas para invertir en otras actividades de fomento o para pagar la deuda externa.

 

Temas relacionados
La acuicultura sostenible

 

En esta sección
Cerca de una cuarta parte de la pesca marina total se descarta
Cómo reducir los descartes