SAVE FOOD: Iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos

Comunidad de Práctica global en reducción de las pérdidas de alimentos (CdP)

Taller de validación del informe de evaluación de pérdidas de alimentos en Burkina Faso

El 28 de julio de 2016 se celebró en Uagadugú un taller de validación con el fin de compartir los resultados del estudio de evaluación de pérdidas de alimentos y de recoger las opiniones y comentarios de las diferentes partes interesadas. El estudio fue realizado por consultores y por el equipo de apoyo a los países del proyecto conjunto de los organismos con sede en Roma en Burkina Faso.

Los objetivos del taller eran: 1) presentar el estado de las pérdidas poscosecha y los puntos críticos de pérdidas en las cadenas de suministro seleccionadas de sorgo, maíz y caupí en las zonas objetivo; 2) definir la cantidad de pérdidas poscosecha y sus principales causas; 3) analizar medidas y soluciones apropiadas para reducir estas pérdidas, especialmente en términos de viabilidad técnicas y económica; 4) recoger opiniones y comentarios de las partes interesadas locales para incluirlos en el informe; 5) validar el informe borrador del estudio.

En el taller participaron 43 personas de diferentes organismos tales como el Ministerio de Agricultura, instituciones académicas y de investigación, ONG, la Agencia Suiza de Desarrollo y Cooperación, organizaciones de productores, el CILSS, la FAO o el PMA (lista detallada de participantes aquí).

Pascal ZONGO, Director General a.i. de producción vegetal, en representación del Secretario General del Ministerio de Agricultura e Infraestructuras Hídricas, expresó que “el informe que se nos pide examinar y validar es muy oportuno y útil para comprender el nivel de pérdidas en las áreas del estudio y definir formas para reducirlo. La evaluación de pérdidas de sorgo, maíz y caupí fue posible gracias al apoyo de nuestros socios”. Añadió que “reducir las pérdidas de alimentos en nuestro país supone un valor añadido para la inversión pública y contribuye con la seguridad alimentaria. Este enfoque implementado por el sistema de Naciones Unidas es una herramienta útil para fortalecer la gestión de la seguridad alimentaria y la construcción de un desarrollo sostenible concreto”. Finalmente, anunció que “para la temporada agrícola 2016-2017, nuestro país se ha fijado el objetivo de producir 4 700 000 toneladas de cereales. No obstante, ¿qué valen los esfuerzos de nuestros agricultores y agricultoras si no se prevén iniciativas para reducir las pérdidas poscosecha? Es por ello que he elegido esta ocasión para garantizar de nuevo a nuestros socios técnicos y financieros que nuestro Gobierno no escatimará ningún esfuerzo a la hora de incluir este enfoque en la estrategia política global de desarrollo agrícola y en difundirlo a través de los canales habituales del sistema de producción agrícola” (discurso completo —en francés— en este enlace).

Ms KOANDA Habibou, Swiss international cooperation agency/Burkina, Mr Pascal ZONGO, DG a.i. vegetable production, Ministry of Agriculture,  and Mr Daouda KONTONGOMDE, RBAs representative. Photo : ©Tapsoba Alizèta/FAO

El Asistente del Representante de la FAO, en nombre de los tres organismos de la ONU involucrados en el proyecto, declaró que “celebrar este taller firma el final del estudio de evaluaciones de pérdidas poscosecha de las cadenas de sorgo, maíz y caupí. La evaluación se ha llevado a cabo en tres países principalmente (Burkina Faso, la República Democrática del Congo y Uganda), en las cadenas preponderantes elegidas por estos”. Reconoció que el estudio había permitido tanto evaluar las pérdidas poscosecha como prever las perspectivas de los diferentes actores a lo largo de las cadenas relevantes y volvió a afirmar “la implicación de los tres organismos que han apoyado al Gobierno para la reproducción del estudio en las mismas regiones y cadenas con el fin de evaluar mejor las pérdidas poscosecha”. En el cierre de su discurso subrayó que “es necesario tener en cuenta que la difusión de las tecnologías testadas se enfrentaban a temas socioeconómicos que requieren un mayor compromiso y esfuerzo de los gobiernos involucrados (discurso completo —en francés— en este enlace).

Los participantes validaron el informe y en las próximas semanas empezará la fase de reproducción que afectará a la temporada agrícola 2016-2017.

 

Photo : ©Tapsoba Alizèta/FAO