GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Informe de la FDA sobre el rechazo de importaciones (IRR)


La Ley de Modernización de la Seguridad Alimentaria (FSMA) alienta a las empresas a participar en un esquema de verificación voluntaria basado en certificaciones periódicas, inspecciones, análisis de peligros y planes de control preventivo bianuales. La FDA busca prevenir la entrada de productos inseguros o eliminarlos del comercio a través de acciones de asesoría, administrativas y judiciales.

La FDA tiene la obligación de examinar los productos alimenticios que entran a los Estados Unidos a través de la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, ya sea antes de su entrada o después de su entrega segura a los importadores. Los importadores deben presentar una solicitud ante las autoridades aduaneras de los Estados Unidos para cada envío y también deben proporcionar a la FDA copias de los documentos de entrada en aduana, junto con una factura de todos los artículos enumerados. Las autoridades aduaneras notifican a la FDA todas las solicitudes de productos regulados por la FDA. La FDA decide qué entradas deben ser examinadas y organiza la toma de muestras en consecuencia.

Cada año, las oficinas del Programa FDA y la Oficina de Productos del Mar del Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada (CFSAN) preparan el Programa de Cumplimiento que dirige las actividades de inspección y vigilancia sobre el terreno. El Programa describe las áreas de productos en las que se debe hacer hincapié, los tipos de productos a los que se debe prestar atención, la composición de las muestras, los tipos de análisis que se deben realizar en productos específicos, los métodos analíticos que se deben utilizar y los parámetros reglamentarios para determinar el cumplimiento.

Si, durante el transcurso del año, surgen preocupaciones sobre productos específicos, se redactan nuevas asignaciones para especificar cómo llevar a cabo la inspección y/o el muestreo en la circunstancia particular.

Algunas de las áreas de que preocupan en cuestión de seguridad en los productos del mar son:

  • patógenos: Salmonella spp., Clostridium botulinum, Vibrio spp., Listeria monocytogenes, Staphylococcus aureus, Escherichia coli;
  • parásitos;
  •  toxinas marinas: PSP, NSP, DSP, ASP y CFT;
  • histamina;
  • contaminantes y pesticidas, incluido el metilmercurio;
  • tratamientos de acuicultura: tratamientos no aprobados o solicitudes no aprobadas; y
  • aditivos: no aprobados o declarados incorrectamente.

La FDA también inspecciona los productos en busca de descomposición por deterioro, suciedad, etiquetado adecuado y formas de engaño económico, como pesos cortos o sustitución de especies. Todos los mariscos importados deben cumplir las mismas normas que los productos nacionales.

La Ley de Alimentos, Drogas y Cosméticos autoriza a la FDA a detener los productos que no cumplen con la Ley. La oficina de distrito de la FDA involucrada emitirá un "Aviso de Detención y Audiencia", especificando la naturaleza de la violación, citado al propietario o consignatario, quien tiene derecho a una audiencia informal para proporcionar testimonio y/o documentación sobre la idoneidad del producto para su importación a los Estados Unidos.

En un "Aviso de detención y audiencia" aparece:
- el tipo y la naturaleza de las violaciones citadas por la FDA; y
- los productos, los países y la industria implicados.

Si el propietario no presenta pruebas de que el producto cumple con las normas o no presenta un plan para que el producto cumpla con las normas, la FDA emitirá un "Aviso de acción de la FDA" en el que se deniega la admisión del producto. El producto debe ser devuelto al país exportador o destruido en un plazo de 90 días.

Cada mes, se publica un Reporte de Rechazo de Importaciones (IRR) basado en datos generados por el Apoyo Operativo y Administrativo de Importaciones (OASIS) de la FDA.

 

Casos de infracción

Compartir esta página