GLOBEFISH - Información y Análisis sobre el Comercio Mundial de Pescado

Congreso Mundial de Cefalópodos: Reseña sobre el Suministro

28/10/2016

Alrededor de 370 participantes reunidos en Vigo, España para la conferencia de un día sobre los cefalópodos. Este año ha sido el quinto en el que Conxemar, en colaboración con FAO, ha realizado este tipo de conferencias.

La conferencia estaba compuesta de dos partes, la primera se centraba en la producción y comercio de los cefalópodos en los principales países suministradores, tales como Argentina, chile, Perú, Mauritania y China. A pesar de que los cefalópodos constituyen una pequeña parte del total de los desembarques mundiales, el total de sus suministros se ha incrementado de un 2 % en 1980 a un 5% a día de hoy. Sin embargo, el consenso general fue que los suministros de calamar durante el año han sido bajos y permanecerán así en lo que resta del año. En consecuencia, está previsto un aumento en sus precios. En cuanto al pulpo y a la sepia, la situación de su suministro está considerada en mejor estado comparando con la del calamar.

En los últimos años, el sector de la pesca y la acuicultura ha sido uno de los principales contribuyentes en la economía de muchos países en desarrollo, no solo como una fuente de ingresos sino también proporcionando empleo y como una fuente de salud y nutrición.

A día de hoy, los cefalópodos representan el 5% del volumen total de capturas en el mundo y el 4% del volumen total en el comercio de la pesca a nivel mundial. En el comercio internacional, el pescado representa el más importante de los productos básicos de la alimentación, ya que representa el 50,4% del comercio de proteínas de origen animal, seguido de la ternera con un 19,9%, el cerdo con un 15,02% y por último encontramos las aves con un 14,5%.

Los países con un mayor nivel de consumo son España, Italia y Japón. En estos países, el calamar se encuentra en primer lugar siendo el más importante, seguido del pulpo y de la sepia.

En una perspectiva global sobre la situación de los cefalópodos a nivel mundial, Ángel Guerra del Instituto Español de Oceanografía, en general concluyó que la situación de los recursos es favorable. Sin embargo, debido a que los cefalópodos tienen una longevidad corta, los cambios rápidos pueden ocurrir, y es por esto que es difícil predecir a largo plazo su evolución a estos cambios.

Durante los últimos 50 años la población ha aumentado, esto ha estado y está vinculado a los cambios climáticos. En los últimos 5 años, los cambios de temperatura en los océanos ("el calentamiento global") ha causado muchos cambios (la reducción del afloramiento marino, los diferentes tipo de contaminación, la falta de oxígeno en el agua, metales, cenizas origen terrestre, etc.), por lo tanto la producción de los cefalópodos se ha visto afectada. Sin embargo, el consumo y el crecimiento de los cefalópodos se ha incrementado gracias a la habilidad que poseen de adaptarse a los condiciones de los cambios climáticos.

La gestión en los recursos de los cefalópodos es muy complicada por varios motivos, principalmente debido a la falta de información pasada, lo que hace que sea muy difícil conocer o predecir situaciones futuras y más si, la pesca toma lugar en aguas internacionales donde es más difícil tener control sobre esta.

Las presentaciones de los países las han abarcado los principales productores a nivel mundial presentes en 13 países o regiones diferentes (Argentina, Chile, Perú, Sur Atlántico, Zona costera del Oeste de EUA, Mauritania, Senegal, África del Sur, China, India, Tailandia e Indonesia).

Los países de América del sur se lamentan del alto nivel de actividad de varios países en las ZEE de buques extranjeros. Una mayor colaboración en controlar la pesca en alta mar es necesario, pero es una tarea difícil de conseguir. Además, algunos países han sido afectados por el fenómeno de "El Niño'' y "La Niña''. Uno de los países más afectado por "El Niño'' es Perú. Las capturas de sus calamares se han visto disminuidas durante los dos últimos años.

En los países de la zona del Atlántico Sur, fuera de las 200 millas los buques extranjeros operan con algunas ventajas artificiales. Por ejemplo, recibir subsidios, trabajar con mano de obra "barata" o con regímenes laborales sin aranceles en el mercado de destino. En esta zona, existen al menos 70 buques extranjeros de los cuales más del 55% son buques de calamar de diferentes países, como Corea, Taiwán, España, China, Uruguay, Japón, Rusia, Ucrania, etc.

En América de Norte (principalmente EUA), la pesca del calamar en la zona costera del este, representa alrededor del 20 – 25% del total de la pesca, de acuerdo con Jeff Kaelin del Mid Atlantic Fisheries Council. Para el 2016 se estima una cantidad de 20 000 toneladas en capturas. En la costa oeste de EUA, en el 2015 la cantidad de desembarques fueron de 36 000 toneladas, pero estas se vieron reducidas en el 2016 alrededor de 25 000 toneladas. Con una cuota de 118 000 toneladas, pero no es posible alcanzar este nivel, según Joe Capuccio de Del Mar Seafoods.

En el norte de África, Mauritana y Marruecos son los principales productores. Mauritana, desde el 2000 ha ido en declive en los esfuerzos de la pesca, aunque esta temporada se espera un desembarque de alrededor de 10 000 toneladas de pulpo, además de 2 – 3 000 toneladas de calamar y 2 000 de sepia. A través de los tratados y acuerdos con la UE, los buques españoles han tenido una presencia activa en la costa del norte de Mauritania. En Marruecos, el pulpo es la principal especie en cuanto a producción, seguido del calamar y la sepia.

Senegal es también un productor muy importante en esta región, a pesar de que durante el período del 2011 al 2013, las capturas de cefalópodos se han visto disminuidas. Sin embargo, durante los dos últimos años, las capturas se han estabilizado. La gran parte de las capturas senegalesas son provenientes de la pesca artesanal mientras que el sector industrial supone el 11 % del total. En 2015, la mayoría de las exportaciones fueron para la UE (54,8% a Italia, España con un 19% y Francia con el 8,4%), Japón (6,95%) y Cabo Verde (3,12%). Durante el primer semestre de 2016, las exportaciones principales fueron al oeste de África (66%), alrededor del 17% para la UE y con el 16% para Asia.

Sudáfrica y Namibia cuentan con un una industria de cefalópodos, principalmente de calamar. Lamentablemente para otras regiones del mundo, en el 2016 la pesca en Sudáfrica se espera que sea buena, además sus exportaciones se verán beneficiadas por sus altos precios en el mercado mundial y por la habilidad de proveer sus productos. Prácticamente el 100% de las capturas de calamar son exportaciones y alrededor del 95% van a la UE.

El mayor productor de todos es, sin dudarlo, China. En 2015, los desembarques fueron aproximadamente 700 000 toneladas de cefalópodos provenientes de aguas domésticas. Además, los buques chinos operan en aguas internacionales con capturas de 820 000 toneladas, de las cuales,635 000 toneladas son importadas. En el 2015, el suministro total de cefalópodos en China fue de 2.2 millones de toneladas. Con esto, alrededor de 865 000 toneladas son consumidas en el mercado local y 966 000 toneladas son exportadas después de ser procesadas.

La perspectiva para el 2016 en China, sin embargo, es sombría. Las capturas en aguas internacionales se esperan que caigan aproximadamente un 50% y las capturas domesticas probablemente caigan también. Además, las importaciones probablemente se vean reducidas drásticamente, de ser 635 000 toneladas en 2015 a ser 140 000 toneladas en el 2016. Con esto, la industria procesadora china se enfrentara a una situación muy ajustada de suministro y el mercado de consumo chino se verá, también en una difícil situación. Los precios en el mercado chino se verán duplicados y se espera que aumenten aún más.

India es la cuarta nación más grande de pesca a nivel mundial en términos de volumen de pesca. El total de los desembarques en 2014 fueron de 4.7 millones de toneladas, además con una producción en acuicultura de 4.9 millones de toneladas. En 2015, se capturaron 107 846 toneladas de sepia, 94 222 toneladas de calamar y 11 200 toneladas de pulpo. La mayoría de estas capturas provienen de la pesca artesanal, aunque el sector industrial está en crecimiento.

Las capturas de cefalópodos en Tailandia no sido impresionantes debido a que se han visto disminuidas drásticamente en los últimos años. En el 2012, las capturas de Tailandia fueron de 14 280 toneladas, pero en 2015 cayeron a 6 302 toneladas. Las exportaciones de cefalópodos también han disminuido y se espera que sigan disminuyendo en 2016. Los principales mercados son los países de la UE (Italia con 85,71%, Alemania con 4,44% y Países bajos con un 2,26%), Japón y Vietnam. Los desembarques del pulpo y de sepia son bastante estables, mientras que las capturas de calamar han decrecido significativamente. El 87% de los cefalópodos son exportados como frescos, refrigerados o congelados, mientras que el 13% son procesados.

La conclusión obtenida de las presentaciones ha sido bastante clara:

  • Las capturas calamar han caído drásticamente a nivel global durante el 2015 y particularmente en el 2016. Principalmente, los desembarques provenientes de América del Sur han ido en declive, tanto en las ZEE de los países costeros y como en las zonas de mar abierto.
  • Las capturas de sepia han sido más estables a pesar de que han habido fluctuaciones de un año a otro.
  • Las capturas de pulpo nos han enseñado indicadores de incremento en los últimos años. La situación de los suministros sin embargo ha ido mejorando de cierta forma.

 

Con un enfoque para poder conseguir una sostenibilidad, es necesario considerar la importancia en la evaluación y en la gestión de los recursos de la industria. A continuación se mencionan algunas consideraciones importantes:

  • Realizar modelos de gestión (basados en estadísticas claras y bien definidas en las que pueda reflejar la realidad de la industria);
  • Cumplimiento de las legislaciones y leyes vigentes;
  • Identificación, protección y conservación de los hábitats esenciales de las especies y la protección de la biodiversidad de los ecosistemas;
  • Actuar sobre las fuentes de contaminación atmosférica y oceánica.

 

Para más artículos sobre la conferencia:

Congreso Mundial de Cefalópodos: Comercio y Mercados

Congreso Mundial de Cefalópodos: Sostenibilidad e innovación

Anuncio: #Vigo16: Una cita anual consolidada para los actores pesqueros

 

Share this page