Mercados y Comercio

Sobre nosotros

La División de Mercados y Comercio (EST) examina las cuestiones globales del comercio agrícola, proporciona información analítica y sobre políticas pertinente, mantiene un servicio completo de información sobre el mercado de los principales productos básicos agrícolas, alberga las Secretarías del Comité de Problemas de Productos Básicos (CCP), los Grupos intergubernamentales sobre productos básicos (GIG) subsidiarios y el Sistema de Información sobre el Mercado Agrícola (SIMA), a la vez que cuenta con servicios de alerta temprana sobre la escasez de alimentos.

Comité de Problemas de Productos Básicos (CCP)

La División actúa como Secretaría del CCP y de los Grupos intergubernamentales de productos básicos (GIG) subsidiarios, que rinden informes al CCP. El CCP (como comité permanente del Consejo de la FAO) examina las cuestiones de alcance mundial que afectan a la producción, comercio, distribución y consumo de productos agrícolas y prepara un estudio empírico e interpretativo de la economía mundial de los productos básicos. Identifica sus problemas específicos y propone medidas internacionales de mitigación.

Situación mundial de la agricultura y la alimentación y perspectivas a medio plazo

La División sigue de cerca los mercados mundiales y las perspectivas de los principales productos agrícolas, incluidos los alimentos básicos, los productos tropicales y las materias primas. Entre las publicaciones periódicas programadas figuran: el Índice de precios de los alimentos de la FAO (mensual), el Seguimiento de los precios mundiales de los alimentos (semestral), las Perspectivas alimentarias (semestral), los informes sobre Perspectivas de cosechas y situación alimentaria (trimestral), y el informe OCDE-FAO Perspectivas agrícolas (anual). En este último, las proyecciones a medio plazo sobre la agricultura mundial se basan en la elaboración conjunta de modelos econométricos a cargo de expertos de ambas organizaciones.

Sistema de Información sobre el Mercado Agrícola (SIMA)
Los ministros de Agricultura del G20 pusieron en marcha el SIMA en 2011 tras reconocer la importancia de contar con información oportuna, precisa y transparente para hacer frente a la volatilidad de los precios de los alimentos. Está gestionado por una Secretaría conjunta de diez organizaciones internacionales: FAO, GEOGLAM (Iniciativa de seguimiento mundial de la agricultura), IFPRI, FIDA, CIC (Consejo Internacional de Cereales), OCDE, UNCTAD, Grupo del Banco Mundial, PMA y OMC. La Secretaría, con sede en la FAO, desarrolla métodos e indicadores que reflejan la evolución del mercado alimentario, y comparte información sobre la situación actual y futura de este mercado y de las políticas alimentarias.

Sistema mundial de información y alerta sobre la alimentación y la agricultura (SMIA)

La División es responsable del funcionamiento del SMIA. Creado tras la crisis alimentaria mundial de principios de la década de 1970, el SMIA realiza un seguimiento continuo de las perspectivas de la oferta y la demanda mundiales de alimentos básicos, y es la principal fuente de información sobre la producción mundial de alimentos y la seguridad alimentaria a través de sus publicaciones: Perspectivas de cosechas y situación alimentaria, Informes especiales sobre Misiones de evaluación de cosechas y seguridad alimentaria, y los Resúmenes informativos por países, continuamente actualizados. Tras la crisis de los precios de los alimentos de 2007-08, el SMIA estableció una Herramienta de análisis de los precios alimentarios en línea que abarca los precios nacionales de los alimentos básicos en más de 80 países, y los precios internacionales de las exportaciones de cereales. El SMIA ofrece información completa sobre los mercados de productos agrícolas y apoya las iniciativas nacionales y regionales para mejorar los sistemas de alerta temprana.

Acuerdos comerciales y política comercial

La labor de la FAO en materia de políticas comerciales agrícolas y las actividades de desarrollo de la capacidad asociadas han evolucionado en colaboración con socios bilaterales y otras organizaciones internacionales y han seguido las peticiones de asistencia. El trabajo de la Organización en el ámbito de las políticas relacionadas con el comercio se divide en actividades normativas (es decir, labor de análisis de políticas en la sede de la FAO) y operacionales (actividades de desarrollo de la capacidad relacionadas con el comercio a nivel regional, subregional y de país). Estas actividades complementarias establecen vínculos y mecanismos de retroinformación entre la labor en la Sede y las necesidades de los profesionales, incluidas las misiones de los países en Ginebra que participan en las negociaciones sobre agricultura en la OMC.

Asociaciones público-privadas

La División ha establecido asociaciones con el sector privado para fomentar el comercio de productos agrícolas sostenibles. Apoya las alianzas público-privadas que pretenden hacer más sostenibles la producción y el comercio en sectores como el del banano y las frutas tropicales. Por ejemplo, la División facilita el Foro Mundial Bananero, una asociación público-privada de partes interesadas clave que busca mejorar la sostenibilidad de la producción y el comercio. Proporciona apoyo técnico y logístico al Comité Directivo del Foro y a los grupos de trabajo especializados. Estos grupos elaboran recomendaciones y mejores prácticas para la industria en las áreas de métodos de producción sostenibles, distribución de valor a lo largo de la cadena de comercialización y condiciones en el lugar de trabajo.

Inversiones en agricultura

La División proporciona a los países en desarrollo y desarrollados información objetiva sobre las tendencias y el impacto de la inversión extranjera directa (IED) en la agricultura. Promueve los principios de la inversión agrícola responsable, en particular mediante la creación de un consenso internacional.