El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial subraya el papel de la silvicultura sostenible con nuevas recomendaciones para impulsar la seguridad alimentaria y la nutrición

Elegido el nuevo Presidente del CSA

13 de octubre de 2017, Roma – El 44º período de sesiones del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA44), que durante una semana ha debatido el tema Marcar la diferencia en la seguridad alimentaria y la nutrición, ha aprobado nuevas recomendaciones sobre el papel de la silvicultura sostenible para alcanzar la seguridad alimentaria y la nutrición para toda la población.

Las recomendaciones se han centrado en la necesidad de un enfoque integrado de las políticas sobre silvicultura, agricultura, agua y seguridad alimentaria y nutrición, reforzando la coordinación intersectorial. El Comité destacó igualmente la tenencia de tierras y otros recursos como factor clave en el enfoque recomendado, a la vez que admitió que las Directrices Voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia –elaboradas por el propio CSA- podrían desempeñar un papel más relevante.

El CSA discutió también sobre urbanización y desarrollo rural y ofreció una plataforma para que las partes interesadas trabajen juntas y eviten un enfoque de estas dos cuestiones como sectores separados, como ha sucedido hasta hace poco. Esto es especialmente pertinente en un contexto de un mundo cada vez más urbanizado y con sistemas alimentarios cambiantes. El porcentaje de la población que vive en ciudades aumentará de 50 al 66 por ciento para 2050.

Durante los próximos dos años, el Comité analizará el impacto de la urbanización en las personas con menos ingresos, y promoverá el compromiso y el empleo de los jóvenes y las mujeres en los sistemas alimentarios, incluyendo la vinculación de los productores con los mercados.

La sesión plenaria del CSA44 se inició el lunes con un llamamiento de la FAO para que los nuevos sistemas alimentarios ayuden a superar la malnutrición en todas sus formas. El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, señaló a los delegados la necesidad de “políticas más activas” para impulsar sistemas alimentarios sostenibles, enfatizando que las empresas y los consumidores deben desempeñar un papel más importante en transformar los sistemas alimentarios mundiales en un momento en que el hambre y la obesidad van en aumento.

Durante la jornada dedicada a la nutrición, participantes de la sociedad civil, el sector privado, pequeños agricultores africanos y otros grupos ofrecieron buenas prácticas y lecciones aprendidas sobre las inversiones en sistemas alimentarios saludables.

Un mensaje recurrente a lo largo toda esta semana desde todas las partes interesadas ha sido la importancia de utilizar las orientaciones de políticas del CSA existentes, lo que supondría una gran diferencia en la capacidad de los gobiernos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Durante el 44º período de sesiones, más de 50 eventos paralelos han permitido a los participantes explorar temas que abarcan desde el empleo de jóvenes rurales y el emprendimiento para la seguridad alimentaria y nutricional, los almuerzos escolares y las iniciativas de protección social en Oriente Medio y África del Norte, hasta la agricultura climáticamente inteligente y la amenaza de las “megafusiones” de grandes corporaciones agroindustriales para la seguridad alimentaria mundial.

El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial elige nuevo Presidente

En la ceremonia de clausura, el Comité dio la bienvenida al nuevo Presidente del CSA: Mario Arvelo, Representante Permanente de la República Dominicana ante organismos de las Naciones Unidas centrados en la alimentación y la agricultura con base en Roma. Con experiencia en el ámbito del Derecho y las Ciencias Políticas, Mario Arvelo es diplomático desde hace más de veinte años y ha presidido comités y asociaciones clave a nivel mundial y regional (América Latina y el Caribe) relacionados con la alimentación y la agricultura 

“El CSA desempeña un papel crucial para difundir el mensaje de que el objetivo de lograr la seguridad alimentaria y la nutrición adecuada para todos, es tan ambicioso como factible. Mi prioridad como Presidente será continuar aprovechando las ideas innovadoras de todas las partes interesadas –países miembros, sociedad civil, sector privado, mundo académico, centros de investigación, instituciones de carácter benéfico y otros actores, incluidos los organismos de las Naciones Unidas en Roma y otros lugares- para erradicar el hambre y la malnutrición antes de 2030”, afirmó Arvelo.

A la vez, el Comité agradeció a la Presidenta saliente, la Embajadora y Representante Permanente de Sudán, Amira Gorness, por su destacada labor al servicio del CSA durante los dos últimos años. 

Photo: FAO/Vasily Maksimov
La silvicultura sostenible es clave para erradicar el hambre