África: invertir en desarrollo rural y agricultura dará a los jóvenes una alternativa a la migración

El Director General de la FAO pide dedicar mayor atención a las zonas con problemas del Sahel

18 de enero de 2019, Berlín – Invertir en las áreas rurales y la agricultura es crucial para alcanzar la prosperidad en África y garantizar a los jóvenes del continente una alternativa a la migración, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva.

“En África, debemos invertir en desarrollo rural destinado a crear empleos y oportunidades para que los jóvenes permanezcan en las áreas rurales”, –dijo, añadiendo que “necesitamos a la juventud para la agricultura moderna”.

La intervención de Graziano da Silva se produjo en una reunión de alto nivel de la Alianza UE-África para la Agricultura, en el marco del Foro Mundial sobre la Alimentación y la Agricultura (GFFA, por sus siglas en inglés) que se celebra esta semana en Berlín.
Recordando que casi la mitad de la población de África sigue padeciendo pobreza extrema e inseguridad alimentaria, el Director General de la FAO indicó que es fundamental canalizar las inversiones públicas y privadas hacia el sector agrícola.

Estas actuaciones son especialmente importantes en el área del Sahel, que se ve afectada gravemente por el impacto de los conflictos y del cambio climático.

Frenar el flujo migratorio rural

“Fomentar la creación de empleos decentes en las áreas rurales -y no solo en el sector agrícola, sino en otras áreas y sectores-, podría ayudar a la población rural a permanecer en sus lugares de origen”, señaló el Director General de la FAO.

Recordó que la mayoría de los jóvenes migrantes proceden de las zonas rurales, pero que esta gente joven resulta esencial para lograr un sector agrícola moderno y dinámico en África, que a su vez es vital para combatir el hambre y la pobreza, y abordar el impacto del cambio climático. Por tanto, es fundamental aprovechar las oportunidades de empleo en el sector agrícola y hacerlo más atractivo para los jóvenes.

Según el informe de la FAO El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2018, el número de migrantes internacionales aumentó de 153 millones en 1990 a más de 250 millones en la actualidad, mientras que la migración desde áreas rurales representa por lo menos el 50 por ciento de todos los movimientos migratorios internos, en especial en regiones con altas tasas de urbanización. En África subsahariana, este porcentaje puede ser de hasta el 75 por ciento.

Grupo de trabajo de la UE y África sobre la agricultura
En su discurso, Graziano da Silva aplaudió el papel del Grupo de trabajo de la UE y África sobre la agricultura, que puede garantizar que las nuevas tecnologías lleguen y sirvan mejor a la población rural, a menudo marginada, incluyendo a las personas que viven en contextos frágiles.

La FAO trabaja ya con sus socios para facilitar inversiones a favor de los pobres que puedan permitirles el acceso a nuevas tecnologías, desarrollo de capacidades, información de los mercados redes y protección social.

Con anterioridad en la jornada, Graziano da Silva participó en una mesa redonda de alto nivel sobre “Aprovechar el poder de las innovaciones digitales para los jóvenes, pequeños campesinos y agricultores familiares”, organizada por la FAO en coincidencia con el GFFA.

Photo: ©FAO/
Graziano da Silva durante su participación en la Alianza UE-África para la Agricultura, en el marco del Foro Mundial sobre la Alimentación y la Agricultura