Garantizar la sanidad vegetal en un mundo posterior a la COVID-19

Comienza hoy la 15.ª reunión de la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF)

16 de marzo de 2021, Roma. Cada año, hasta el 40 % de la producción agrícola mundial
-por valor de más de 200 000 millones de USD- se pierde por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas.

La 15.ª reunión de la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CPM-15) -el órgano rector de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF)*- comenzó hoy para establecer normas destinadas a frenar la propagación de las plagas de las plantas y examinar el estado de la sanidad y la protección vegetal en el mundo

Se busca nada menos que una nueva conciencia internacional sobre la sanidad vegetal.

En su discurso de apertura de la sesión de esta mañana, el Sr. Jari Leppä, Ministro de Agricultura y Silvicultura de Finlandia, afirmó que "la humanidad se enfrenta a una serie de desafíos existenciales. [...] Sin duda, mi sueño sería que dentro de 30 años el 2020 no sólo sea recordado por la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), sino también como el inicio de una nueva conciencia internacional sobre "Una Salud", que incluya a las plantas y el medio ambiente".

En su discurso, la Sra. Beth Bechdol, Directora General Adjunta de la FAO también habló de un nuevo paradigma: "La FAO está avanzando hacia un nuevo marco estratégico", dijo, y añadió: "una de nuestras funciones básicas es facilitar y apoyar a los países y a otros socios en el desarrollo y la implementación de instrumentos normativos y de fijación de normas para lograr sistemas agroalimentarios más eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles con miras a la consecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible". 

Según el Presidente de la CMF, Sr. Francisco Javier Trujillo Arriaga, la circulación internacional de personas, mercancías, contenedores y cargas, así como el creciente volumen de mercancías comercializadas a través del comercio electrónico y el cambio climático, son factores que aumentan la posibilidad de que las plagas de las plantas se introduzcan y establezcan en nuevos países y regiones. Para mitigar los efectos de estos riesgos, el mundo necesita que las medidas preventivas adoptadas en los países se conviertan en políticas y mecanismos estandarizados que se implementen a nivel regional y nacional. "La CMF es el único foro internacional que aborda estas cuestiones y dirige la aplicación de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria", dijo.

La COVID-19 y las amenazas para la salud de las plantas

El Sr. Jingyuan Xia, Director de la División de Producción y Protección Vegetal de la FAO y oficial encargado de la CIPF, declaró que "la pandemia de la COVID-19 está demostrando que la prevención es siempre mejor que la cura, y esto se aplica a la salud de los seres humanos, los animales y las plantas". Los últimos 14 meses han puesto en peligro el acceso a alimentos asequibles y nutritivos, pero la solución ePhyto de la CIPF, por ejemplo, ha permitido a los países intercambiar certificados fitosanitarios electrónicos durante la pandemia y garantizado la continuidad del comercio seguro de plantas (la sostenibilidad financiera a largo plazo de la solución ePhyto se debatirá en la 15.ª reunión de la CMF).

Resultados esperados de la 15.ª reunión de la CMF

La aprobación del Marco estratégico de la CIPF para 2020-2030, que incluye nuevos objetivos estratégicos y un programa de desarrollo para avanzar en la sanidad vegetal mundial durante la próxima década, ocupará un lugar destacado en el programa de la 15.ª reunión de la CMF.

Se espera que sean adoptadas once nuevas normas, incluidos nuevos tratamientos fitosanitarios para las plagas reguladas.

También está prevista la adopción de una Recomendación de la CMF sobre ayuda alimentaria para animar a los países a prepararse para gestionar los riesgos fitosanitarios asociados a la exportación e importación de alimentos y otra ayuda humanitaria durante una emergencia, junto con una Recomendación de la CMF sobre plagas contaminantes para abordar los riesgos de plagas asociados a las mercancías comercializadas que no son plantas o productos vegetales reglamentados (incluidos medios de transporte, contenedores, materiales de embalaje, lugares de almacenamiento, el suelo y cualquier otro organismo, objeto o material susceptible de albergar o propagar plagas vegetales).

Además, la reunión revisará las actualizaciones del Año Internacional de la Sanidad Vegetal 2020, que se ha prorrogado hasta el 1 de julio de 2021 (debido a la COVID-19), y abordará los avances hacia la proclamación de un Día Internacional de la Sanidad Vegetal en 2022. Se espera que la propuesta de un Día Internacional, promovida por el Gobierno de Zambia, sea validada por la Asamblea General de las Naciones Unidas este otoño.

La 15.ª reunión de la CPM cuenta con un número récord de participantes de más de 145 partes contratantes y 30 organizaciones observadoras que asisten a las reuniones virtuales que continúan esta tarde y el 18 de marzo y de nuevo el 1 de abril de 2021.

*La CIPF es el único organismo internacional reconocido por el Acuerdo MSF de la Organización Mundial del Comercio y por los gobiernos de todo el mundo para establecer e implementar normas fitosanitarias destinadas a proteger las plantas de las plagas y enfermedades, y a garantizar un comercio seguro de plantas y productos agrícolas.

Photo: ©FAO/Ezequiel Becerra
La CIPF establece normas fitosanitarias para proteger las plantas de plagas y enfermedades y garantizar un comercio seguro de plantas y productos agrícolas.