Con el nuevo jardín del G-20 se siembra un futuro verde en el antiguo corazón de Roma

La FAO e Italia presentan un proyecto paisajístico centrado en el tema de la sostenibilidad

10 de junio de 2021, Roma - La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en colaboración con la Presidencia italiana del G-20, inauguró hoy el primer jardín de Roma dedicado al concepto de desarrollo sostenible. El "Jardín verde del G‑20" se presenta como un espacio donde la recreación y el abrazo a la naturaleza se conjugan con la enseñanza de temas de importancia mundial.

El espacio, ubicado en el sugerente Parco dell'Appia Antica -una extensión de gran riqueza arqueológica que conecta la Roma moderna con su pasado silvestre-, presenta instalaciones que muestran las "metas mundiales", un conjunto de puntos de referencia interrelacionados en materia de políticas entre los que se cuenta poner fin a la pobreza, erradicar el hambre y crear ciudades sostenibles.

En el jardín se vinculan las prioridades del G-20 para "las Personas, el Planeta, la Prosperidad" al Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas -que, dirigido por la FAO, tiene el objetivo de detener y revertir la degradación del medio ambiente y la pérdida de biodiversidad- y a la iniciativa "Ciudades verdes" de la FAO, que se propone volver a armonizar las políticas urbanas, las capacidades de producción y las cadenas de suministro con objeto de impulsar la seguridad alimentaria, fortalecer los medios de vida y fomentar la resiliencia ante perturbaciones como la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

"El jardín constituye un llamamiento mundial a la solidaridad para que los gobiernos, las organizaciones internacionales, las empresas privadas, el mundo académico, la sociedad civil y las personas adopten medidas encaminadas a crear un futuro sostenible para todos", sostuvo el Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu. "Roma está dando un buen ejemplo al trabajar en aras de ese futuro sostenible. Como habitantes de Roma, hoy estamos dando el primer paso para reconfigurar nuestra relación con la naturaleza y reconstruir mejor, de forma más verde."

Roma es la ciudad anfitriona de la FAO desde 1951.

En la inauguración, el Director General QU estuvo acompañado por el Presidente de la región del Lacio, Sr. Nicola Zingaretti; una delegación en representación de la Alcaldesa de Roma, Sra. Virginia Raggi; el Arzobispo del Vicariato de Roma, Sr. Gianpiero Palmieri; altos funcionarios en representación de todos los asociados en el proyecto -los Ministerios de Asuntos Exteriores, Educación y Cultura, y los parques arqueológicos y regionales de Appia Antica-, y representantes de los países del G‑20, entre los que se encontraban los embajadores de Arabia Saudita e Indonesia, titulares anterior y futuro de la Presidencia del G-20, respectivamente.

"En este día se inaugura un proyecto generoso, que consta de varias etapas, abraza a la ciudad de Roma y se hospeda en uno de sus lugares más encantadores e invaluables", declaró el Presidente Zingaretti. "Es también para nosotros una oportunidad profundamente simbólica para reforzar la cooperación sobre asuntos de pertinencia para el G-20. Está claro que, tras la crisis sanitaria de la COVID-19, los siguientes desafíos que enfrentaremos son la consecución del desarrollo sostenible y la seguridad alimentaria para todos. La reconstrucción también debe partir -y quizás en primer lugar- de estas premisas. Se trata de una lucha mundial, una que debemos ganar juntos, con decisión, de una vez por todas."

El Sr. Luca Montuori, concejal de Roma para la planificación urbana, hablando en lugar de la alcaldesa Raggi, declaró: "Este jardín une el pasado con el futuro. Y este es el papel de Roma. Les transmito los saludos de la ciudad y agradezco a todos su compromiso". Subrayó el papel cada vez más importante de las ciudades en el desarrollo sostenible, ya que en ellas vive actualmente la mayor parte de la población mundial, cuya proporción aumentará en los próximos dos decenios.

El jardín se abrirá al público un día después de la inauguración, el viernes 11 de junio. Está previsto que su acondicionamiento paisajístico se lleve a cabo por etapas. En otoño se sembrará el lucus o "bosquecillo sagrado", un rito agrícola que se remonta a la antigüedad. En el jardín lo digital se conjugará con lo antiguo cuando los códigos QR le aporten una dimensión virtual.

Desde el comienzo del nuevo año académico, en septiembre, se ofrecerá a estudiantes de todas las edades la posibilidad de realizar visitas guiadas centradas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el período previo a octubre, el espacio también servirá como telón de fondo físico y virtual para los actos de alto nivel del G-20.

La FAO en el G-20

La FAO se ha comprometido a trabajar junto con la Presidencia italiana del G-20 en varios frentes. Se ha invitado al organismo de las Naciones Unidas a participar en actos clave, en particular la Cumbre Mundial de la Salud (Roma, 21 de mayo); la Sesión Ministerial Conjunta de Asuntos Exteriores y Desarrollo (Matera y Bríndisi, 29 y 30 de junio); la reunión de ministros de medio ambiente y la reunión de ministros de clima y energía (Nápoles, 22 y 23 de julio), y la reunión de ministros de agricultura (Florencia, 19 y 20 de septiembre).

En la Cumbre Mundial de la Salud del G-20, el Director General QU señaló que, además de poner en peligro la salud humana, la pandemia de la COVID-19 también estaba perturbando los sistemas agroalimentarios que eran fundamentales para nuestra salud y nuestra vida, y pidió que se adoptaran medidas de inmediato para evitar una crisis alimentaria mundial con repercusiones a largo plazo.

En la Sesión Ministerial Conjunta de Asuntos Exteriores y Desarrollo que se celebrará en Matera, el Director General pondrá de relieve la Coalición alimentaria, puesta en marcha en respuesta a la pandemia de la COVID-19 con Italia en calidad de asociado principal, como medio para adoptar medidas unificadas destinadas a crear sostenibilidad y resiliencia para la población más pobre y vulnerable del mundo.

La Coalición alimentaria tiene el objetivo de movilizar apoyo de tipo político, financiero y técnico y de alentar a los países y los donantes a participar en la respuesta y la recuperación de la COVID-19 a escala mundial, así como a crear sistemas agroalimentarios más resilientes en todo el mundo.

Photo: ©FAO/
Jardín verde del G-20