“La acuicultura resulta esencial para satisfacer la creciente demanda de alimentos”, afirma la FAO

El Director General, Sr. QU Dongyu, se dirige a la Conferencia Mundial sobre la Acuicultura Milenio +20

23 de septiembre de 2021, Shanghai/Roma - El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Sr. QU Dongyu, afirmó hoy que la acuicultura está desempeñando un papel esencial en la producción mundial de alimentos, pero que se precisan innovación y equidad para garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible.

En la inauguración de la Conferencia Mundial sobre la Acuicultura Milenio +20 en Shanghai, el Director General destacó que la acuicultura es el sector agroalimentario que registra el crecimiento más rápido a nivel mundial, afirmando que existe un gran potencial para una mayor expansión en Asia, África y América Latina y el Caribe.

"La producción acuícola seguirá creciendo, pero los beneficios de este crecimiento deben ser equitativos y distribuirse de manera justa", destacó el Sr. QU, señalando al mismo tiempo la necesidad de desarrollar aún más "las dimensiones humana, social, cultural y económica de la acuicultura".

La Conferencia, que adoptó el tema "El papel de la acuicultura en la alimentación y el desarrollo sostenible", es la cuarta que se celebra y está organizada por la FAO y el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de China, junto con la Red de centros de acuicultura de Asia y el Pacífico (NACA).

Su Alteza Real la Princesa Maha Chakri Sirindhorn del Reino de Tailandia, Embajadora especial de buena voluntad de la FAO para el Hambre cero en Asia y el Pacífico, es la invitada de honor del acto de dos días de duración en el que participarán representantes de los sectores público y privado, el ámbito académico y la sociedad civil.

La acuicultura resulta esencial para alimentar a la creciente población mundial y la Conferencia está examinando una serie de cuestiones y oportunidades que van de la agricultura familiar tradicional en comunidades vulnerables a la tecnología puntera. Los temas que se debatirán en la Conferencia son: la innovación, los recursos genéticos, la bioseguridad, la dimensión social y humana, las cadenas de valor y el acceso a los mercados.

El consumo mundial de pescado ha aumentado un 122 % desde 1990 y en la actualidad la acuicultura representa más del 50 % del consumo actual de pescado. Se espera que este porcentaje aumente por encima del 60 % durante el próximo decenio. No obstante, las repercusiones de la crisis climática y las perturbaciones en la producción y el consumo causadas por la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) han creado desafíos relacionados con el ritmo de crecimiento y expansión del sector.

La Declaración de Shanghai, que se espera que se apruebe en la Conferencia, es un llamamiento a la acción que determinará el futuro de la acuicultura y que pretende optimizar la contribución del sector a los sistemas agroalimentarios mundiales en consonancia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

La labor de la FAO

El Sr. QU señaló que la acuicultura desempeñaba una importante función en el nuevo Marco estratégico de la FAO para 2022-2031 a través de su programa prioritario sobre la transformación azul, cuyo objetivo consiste en impulsar entre un 35 % y un 40 % el crecimiento de la acuicultura mundial para 2030.

"El Marco estratégico de la FAO se basa en los principios de las cuatro mejoras: una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor para todas las personas, sin dejar a nadie atrás", afirmó. "La Declaración de Shanghai es un llamamiento a la acción mundial".

La FAO reconoce la contribución de la acuicultura a la seguridad alimentaria mediante la prestación de asistencia técnica a través de la aplicación del Código de Conducta para la Pesca Responsable.
El objetivo del Código, un instrumento clave que ha orientado los principios en favor de la pesca y la acuicultura sostenibles en todo el mundo desde 1995, consiste en elaborar y aplicar políticas y marcos jurídicos eficientes que promuevan el desarrollo acuícola sostenible y equitativo, especialmente en los países en desarrollo, obteniendo así beneficios socioeconómicos mejorados.
La FAO lleva a cabo un examen mundial del estado de la acuicultura y, a petición de sus Miembros, también está elaborando las Directrices para la acuicultura sostenible con el fin de proporcionar una orientación práctica a las autoridades gubernamentales y los encargados de formular políticas en sus esfuerzos por promover el Código de Conducta para la Pesca Responsable y aumentar su capacidad en el desarrollo de los sectores relacionados con la acuicultura sostenible.
La Organización de las Naciones Unidas también ha desarrollado proyectos innovadores para promover la acuicultura. Por ejemplo, la FAO se ha asociado con los Emiratos Árabes Unidos para desarrollar la incipiente industria acuícola del país. Con el apoyo técnico de la FAO, los Emiratos Árabes Unidos están invirtiendo en tecnologías modernas para crear una producción acuícola sostenible y rentable que permita mantener el suministro nacional de pescado, mejore su seguridad alimentaria y transforme su sistema agroalimentario.
En respuesta a las perturbaciones climáticas y los fenómenos meteorológicos extremos, la FAO está trabajando para respaldar la subsistencia e incrementar la resiliencia mediante la reconstrucción de la industria del camarón en Dominica y otros lugares a través de su Proyecto de adaptación al cambio climático en el sector pesquero del Caribe oriental (CC4FISH).

La Conferencia Mundial

El Director General declaró que la acuicultura también podía desempeñar una función esencial en la Iniciativa Mano de la mano de la FAO para acelerar la transformación de los sistemas agroalimentarios. A través de la Asociación para la promoción de la acuicultura sostenible a nivel mundial, la FAO también está colaborando con la Academia China de Ciencias Pesqueras.

"La acuicultura ya desempeña una función esencial para no dejar a nadie atrás, lo cual significa que todos nuestros esfuerzos y medidas deben centrarse en todas las personas en todas partes, a fin de acabar con el hambre y la pobreza", declaró el Sr. QU.

"El sector necesita adoptar un enfoque integral centrado en las personas y las comunidades, específicamente en las mujeres, los jóvenes, las personas mayores y las comunidades indígenas cuyos medios de vida dependen de la acuicultura", afirmó también.

En la Conferencia Mundial también pronunciaron discursos de apertura el Sr. Tang Renjian, Ministro de Agricultura y Asuntos Rurales de China; el Sr. Frank K. Tumwebaze, Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la República de Uganda; la Sra. Úrsula Desilú León Chempén, Viceministra de Pesca y Acuicultura, Ministerio de Producción de la República del Perú; el Sr. Virginijus Sinkevičius, Comisario Europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca; la Sra. Huang Jie, Directora General de la NACA y el Sr. Peng Chenlei, Vicealcalde de Shanghai.

Photo: ©FAO/S.Venturi
Cultivo de algas en la playa de Tanzania.