Borlaug: un destacado benefactor de la humanidad

El Director General de la FAO rinde homenaje al padre de la Revolución Verde

14 de septiembre de 2009, Roma - "Norman Borlaug fue un destacado científico cuya labor figura entre la de los grandes científicos benefactores de la humanidad", ha señalado la FAO al rendir homenaje al fallecido Premio Nobel.

"Como padre de la Revolución Verde, que llevó a una abundancia de alimentos sin precedentes para nutrir una población mundial que se duplicó entre 1960 y 2000, también contribuyo a derrotar a una de las plagas más antiguas de la humanidad: el hambre. Salvó innumerables vidas", informó la Organización de la ONU en un comunicado.

"Hoy se le echará doblemente en falta, cuando nos enfrentamos al nuevo desafío de alimentar a una población mundial que de los 6 000 millones actuales pasará a más de 9 000 millones en 2050, una tarea que se ha hecho más compleja debido al cambio climático y la competencia del sector bioenergético".

"La FAO alberga un Foro de Expertos de Alto Nivel que afrontará el desafío de alimentar al planeta en 2050. El trabajo del Foro servirá de base a la Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, que tendrá lugar un mes más tarde y que tiene como objetivo a erradicar finalmente el hambre de la faz de la tierra, completando así la tarea que Borlaug comenzó de forma tan competente".

Iniciativa contra la roya del trigo

"La colaboración de la FAO con Borlaug se remonta a varias décadas. Mas recientemente, la Organización de la ONU ha trabajado de forma activa con la Iniciativa Mundial de Borlaug Contra la Roya (BGRI, por sus siglas en inglés), que el científico fundó en 2005 para combatir una virulenta cepa de la roya del tallo del trigo en África oriental, enfermedad que implica un gran riesgo potencial para la producción mundial de este cereal.

"Norman Borlaug prefería con mucho el trabajo sobre el terreno a la oficina. Recibió la noticia de la concesión del Premio Nobel de la Paz trabajando en los trigales de Toluca, en México. Formó a miles de científicos de todo el mundo en la producción y mejora del trigo, insistiendo siempre en el uso responsable de la ciencia para resolver los problemas del hambre y la malnutrición".

"En un mensaje a uno de sus colegas en la FAO, Borlaug escribía recientemente: la FAO ha hecho una contribución inmensa a la primera Revolución Verde, a través de la creación de capacidad y la transferencia de tecnología. Le deseo éxito para alcanzar una segunda Revolución Verde en África".

"La FAO trabajará sin descanso para que el sueño de Norman Borlaug se convierta en realidad".

Photo: ©FAO/Rosetta Messori
Norman Borlaug en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 2002 en Roma