Plataforma mundial para relanzar la seguridad alimentaria

Los países miembros acuerdan reformar el Comité de Seguridad Alimentaria Mundial

20 de octubre de 2009, Roma - Frente a una situación de aumento del hambre en el mundo y la pobreza inaceptable y en respuesta a los llamamientos por una mayor coherencia y coordinación, los miembros del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial de la FAO (CSA) han acordado una reforma de carácter amplio, según anunció hoy la FAO.

La reforma tiene como objetivo convertir al CSA en la plataforma internacional e intergubernamental inclusiva más importante sobre la seguridad alimentaria y la nutrición, y convertirse en parte fundamental de la Alianza Global para la Agricultura, Seguridad Alimentaria y Nutrición, actualmente en fase de desarrollo.

Las reformas del CSA están diseñadas para centrar la perspectiva y papel del Comité en coordinar a nivel mundial los esfuerzos para erradicar el hambre y garantizar la seguridad alimentaria para toda la población. Esto incluye apoyar los planes e iniciativas nacionales contra el hambre; asegurar que todas las voces relevantes son escuchadas en el debate político sobre la agricultura y la alimentación; fortalecer los vínculos a nivel regional, nacional y local; y basar las decisiones en pruebas científicas y en los conocimientos más punteros.

Inclusivo

El nuevo CSA será inclusivo. Además de los países miembros, la participación en el Comité se ampliará a un abanico mayor de organismos de la ONU que trabajan en la seguridad alimentaria y la nutrición, como el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Grupo de Acción de Alto Nivel de la Secretaría General de la ONU sobre la Crisis de la Seguridad Alimentaria Mundial y otras agencias de Naciones Unidas.

El CSA también incluirá a la sociedad civil y a las organizaciones no gubernamentales, especialmente aquéllas que representen a pequeños agricultores, pescadores, ganaderos, campesinos sin tierra, la población urbana pobre, trabajadores del sector agrícola y alimentario, mujeres, jóvenes y población indígena.

Entre los participantes también se incluirán las instituciones internacionales de investigación agrícola, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, bancos regionales de desarrollo y la Organización Mundial del Comercio. El Comité estará abierto además a representantes de asociaciones del sector privado y fundaciones benéficas.

Consejo de los expertos

Otro aspecto importante del nuevo Comité es que estará asesorado por un grupo de expertos de alto nivel en cuestiones de seguridad alimentaria y nutrición. Así se garantiza que las soluciones efectivas para erradicar el hambre estén fundamentadas en análisis científicos y basados en el conocimiento.

Conjugar políticas

El Comité proporcionará una plataforma para el debate y la coordinación. Fomentará una mayor convergencia política a través del desarrollo de estrategias internacionales y directrices voluntarias sobre la seguridad alimentaria y la nutrición basadas en buenas prácticas y lecciones aprendidas de países que han conseguido avanzar en la reducción del hambre. El CSA ayudará a los países y regiones a abordar cómo reducir el hambre y la malnutrición de forma más rápida y efectiva.

Reforma con éxito

"La reforma del CSA demuestra que la comunidad internacional está comprometida a prestar mayor atención a la erradicación del hambre y la pobreza," afirmó Hafez Ghanem, Subdirector General de la FAO. "La creación de esta importante plataforma mundial -añadió- significa que estamos construyendo un hogar mejor para la seguridad alimentaria mundial, incluyendo a gobiernos, instituciones internacionales, investigadores, la sociedad civil y el sector privado."

La Cumbre Mundial sobre la Seguridad Alimentaria, del 16 al 18 de noviembre de 2009, centrará la atención de los líderes en asegurar que toda la población mundial tenga alimentos suficientes y abordará cómo apoyar la puesta en marcha de la reforma del CSA.

Photo: ©FAO/Alessandra Benedetti
Los países miembros han acordado dar una nueva perspectiva y un nuevo papel al CSA