This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Italia y la FAO buscan concienciar sobre los beneficios de la dieta mediterránea

Preservar los hábitos y tradiciones alimentarias locales es crucial para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

18 de septiembre de 2019, Roma - Que toda la población tenga acceso a dietas saludables, como la mediterránea, es fundamental para alcanzar la Agenda 2030, por lo que es preciso proteger y promover estas dietas. Ese ha sido el mensaje principal de un evento organizado hoy por el Gobierno de Italia con apoyo de la FAO, que ha querido profundizar en el conocimiento de la dieta mediterránea y aumentar la concienciación sobre cómo puede ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El evento -el primero en una serie de actos relacionados con la dieta mediterránea-, se ha centrado en los orígenes, la historia, las tradiciones y los paisajes que rodean a la dieta de la región mediterránea, así como en los principios en los que se basa.

Han participado expertos relacionados con esta dieta, desde antropólogos a nutricionistas, pasando por representantes del Ministerio italiano de Asuntos Exteriores, organismos de las Naciones Unidas y del mundo académico.

La dieta mediterránea: sus beneficios para los ODS e iniciativas para darle impulso

La dieta mediterránea promueve la producción alimentaria y los patrones de consumo locales. Fomenta la agricultura sostenible, protege los paisajes y cuenta con una baja huella ambiental, aseguró hoy el Director General de la FAO, Qu Dongyu, en la presentación del evento en la sede de la FAO.

Sin embargo, Qu advirtió que la dieta mediterránea, al igual que muchas otras dietas tradicionales en el mundo, se está perdiendo debido a los modernos hábitos alimentarios y la dependencia cada vez mayor en las opciones de "comida fácil" que ofrecen supermercados y puntos de venta de comida rápida.

El crecimiento demográfico, la globalización, la urbanización y las presiones económicas están provocando cambios en nuestros sistemas alimentarios, dietas y hábitos de consumo. Esto conduce a dietas poco saludables con consecuencias alarmantes para la salud y la vida de las personas, así como para las economías de los países.

Por este motivo, son dignas de elogio las iniciativas que protegen y apoyan las dietas saludables tradicionales, como la mediterránea, al tiempo que hay que difundir su conocimiento, subrayó el Director General de la FAO.

En última instancia, los alimentos sostenibles y saludables son buenos para el cuerpo y el alma, y constituyen la base para que la gente tenga una vida productiva, sana y feliz, añadió Qu.

Iniciativas para promover la dieta mediterránea

La FAO reconoce la importancia de las dietas tradicionales y autóctonas en todo el mundo, destacando sus beneficios y apoyando su protección.

Con financiación del Gobierno italiano, la FAO e Italia han estado trabajando para aumentar la adopción de la dieta mediterránea en el Líbano y Túnez. Los conocimientos adquiridos a través de estas iniciativas se traducirán en medidas de políticas para promover más aún la dieta mediterránea.

Dentro del Decenio de Acción sobre la Nutrición de las Naciones Unidas, la FAO, Italia y sus asociados pondrán en marcha una Red de Acción -formada por un grupo de organismos de la ONU y países miembros- para fomentar el diálogo sobre políticas y mejorar las actuaciones a nivel local en materia de dietas tradicionales, saludables y sostenibles.

El tema de este año del Día Mundial de la Alimentación -jornada en que se conmemora la creación de la FAO el 16 de octubre de 1945- está dedicado a la promoción de las dietas saludables.

La importancia de las dietas tradicionales como elemento básico del patrimonio cultural se refleja también en los Sistemas de Patrimonio Agrícola de Importancia Mundial (SIPAM) que la FAO estableció en 2012, con dos paisajes italianos -los viñedos tradicionales de Soave y los olivares de ladera entre Asís y Spoleto - recientemente añadidos a la lista de "paisajes excepcionales de belleza estética que combinan la biodiversidad agrícola, ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural".

Los eventos relacionados con la dieta mediterránea -que se celebrarán entre septiembre de 2019 y finales de 2020-, tienen como objetivo impulsar la implantación de este tipo de alimentación y analizar la forma en que diversos aspectos de la dieta pueden incorporarse a la labor de la FAO relativa a la seguridad alimentaria y nutrición, inocuidad alimentaria, sistemas alimentarios sostenibles, biodiversidad, la pérdida y desperdicio de alimentos, y la innovación agrícola.

Nota: El evento de hoy se transmite por Internet en http://www.fao.org/webcast/home/en/

El acto contará con mesas redondas con expertos en la dieta mediterránea, entre ellos el popular escritor y periodista italiano Alberto Angela

Photo: ©FAO/Giulio Napolitano
Procesando aceitunas en Viterbo, Italia. Las aceitunas son un componente esencial de la dieta mediterránea.