This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

La Iniciativa Mano a mano aporta un nuevo modelo empresarial para acabar juntos con la pobreza y el hambre

La innovación y la inversión son la clave de la transformación, según el Director General de la FAO

4 de diciembre de 2019, Roma - El Director General de la FAO, Qu Dongyu, aseguró hoy que la nueva Iniciativa Mano a mano (Hand-in Hand Initiative) de la Organización de la ONU supone un modelo empresarial innovador y una oportunidad única a través de la cual los socios de los sectores público y privado, entre otros, pueden trabajar juntos para acabar con la pobreza y el hambre y crear prosperidad en los países en desarrollo.

El Director General señaló que la iniciativa ofrece una forma más coherente de movilizar los recursos de la FAO y sus socios para poder crear el tipo entornos necesarios para transformar los sistemas y las vidas de las personas, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

Qu intervino ante los representantes de los Estados Miembros y otros participantes en un acto paralelo al Consejo de la FAO que se celebra en Roma, titulado Nuevos modelos empresariales de cooperación: "Mano a mano" y otras iniciativas.

Aseguró que la Iniciativa Mano a mano dará prioridad a la asistencia a países con elevada prevalencia de pobreza, hambre y malnutrición y donde las capacidades y los recursos son limitados.

"Mano a mano será propiedad de los países miembros, indicó Qu. "La FAO actúa como facilitador y promotor y luego, por supuesto, se convertirá en evaluador de los receptores y los donantes".

Subrayó que el objetivo de este proyecto es lograr "emparejar" a donantes y receptores para apoyar esfuerzos específicos y diseñados a medida para ayudar a las personas vulnerables en los países menos desarrollados del mundo, así como a los afectados por las crisis alimentarias.

A través de esta iniciativa, la FAO aprovechará su poder de convocatoria para dirigir los esfuerzos internacionales hacia el desarrollo rural y agrícola, a través de un enfoque integral y multilateral.

Mano a mano reforzará los compromisos entre los países receptores y los donantes con el apoyo de los bancos multilaterales de desarrollo, otros organismos de la ONU y las principales partes interesadas. Al hacerlo, y en consonancia con la reforma en curso del Sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo, promoverá una mejor acción colectiva para transformar los sistemas agrícolas y alimentarios. 

El éxito de la iniciativa depende de la innovación y las inversiones que aceleren la transformación agrícola y el desarrollo rural sostenible para erradicar la pobreza y acabar con el hambre y todas las formas de malnutrición. La iniciativa tratará de utilizar las herramientas más sofisticadas disponibles, incluida la tecnología digital y la modelización y análisis geoespaciales avanzados, para determinar las mejores oportunidades de mejorar los medios de vida de la población rural.

La información generada a partir de esas actividades permitirá a los socios para el desarrollo adoptar decisiones acertadas -basadas en pruebas científicas- sobre cómo querrían invertir en los países.

Mano a mano desarrollará también un marco detallado de seguimiento y evaluación que establezca objetivos claros de cara al 2030.

La prioridad será para los países en los que un gran número de personas corren el riesgo de quedarse atrás en la erradicación del hambre y la pobreza.

El Director General de la FAO ha estado explicando la iniciativa "Mano a mano" a socios potenciales en eventos recientes, incluyendo uno dirigido a los Estados miembros y otro a los representantes del sector privado-en coincidencia con el 74º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el pasado septiembre. Hasta la fecha, también ha presentado la Iniciativa en unas 150 reuniones bilaterales con funcionarios gubernamentales, el sector privado, la sociedad civil y el mundo académico.

Photo: ©FAO/Luis Tato
A través de esta iniciativa, la FAO aprovechará su poder de convocatoria para dirigir los esfuerzos internacionales hacia el desarrollo rural y agrícola, a través de un enfoque integral y multilateral.