This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

Un nuevo informe de la FAO destaca la función de los organismos del suelo para garantizar la sostenibilidad de los sistemas agroalimentarios y mitigar el cambio climático

En el acto celebratorio del Día Mundial del Suelo se conmemoró a los “héroes de la alimentación” olvidados

4 de diciembre de 2020, Roma -En el informe de la FAO sobre el estado de los conocimientos acerca de la biodiversidad del suelo presentado hoy se afirma que los organismos del suelo desempeñan una función esencial a fin de potenciar la producción de alimentos, favorecer dietas nutritivas, preservar la salud humana, remediar la contaminación y combatir el cambio climático, pero que su contribución sigue subestimándose en gran medida. El informe se presentó con ocasión del Día Mundial del Suelo, que se celebra el 5 de diciembre.

A pesar de que la pérdida de biodiversidad figura entre las principales preocupaciones mundiales, no se otorga a la biodiversidad subterránea la importancia que merece; dicha biodiversidad debe tenerse plenamente en cuenta al planificar las intervenciones para el desarrollo sostenible, según el informe.

"Los suelos no solo son la base de los sistemas agroalimentarios y donde se produce el 95 % de los alimentos que consumimos, sino que su salud y biodiversidad también resultan esenciales para los esfuerzos destinados a erradicar el hambre y lograr sistemas agroalimentarios sostenibles", declaró hoy el Director General de la FAO, Sr. QU Dongyu, en la ceremonia del Día Mundial del Suelo.

No obstante, el responsable de la FAO señaló la disminución de la salud de los suelos y los numerosos servicios ecosistémicos que proporcionan. Para evitar las consecuencias dramáticas que esta tendencia puede tener en la seguridad alimentaria, la nutrición, el cambio climático y el desarrollo sostenible, pidió que se tomaran medidas urgentes para aprovechar el potencial de los recursos genéticos vivos de los suelos.

En su discurso, el Sr. QU también destacó la necesidad de establecer un sistema mundial de información sobre los suelos eficiente, en consonancia con la agricultura digital y las innovaciones relacionadas con la aplicación de metodologías estadísticas a las ciencias medioambientales, a fin de proteger a los "héroes silenciosos y comprometidos", como se refirió a los organismos del suelo.

"Como dice un proverbio chino: ‘El suelo es la madre de todas las criaturas de la Tierra; no te olvides de la madre que te nutre'", señaló el responsable del organismo de las Naciones Unidas.

Los suelos son una de las principales reservas mundiales de biodiversidad y albergan más del 25 % de la diversidad biológica del planeta. Asimismo, más del 40 % de los organismos vivos en los ecosistemas terrestres están asociados a los suelos durante su ciclo biológico.

La Sra. Elizabeth Maruma Mrema, Secretaria Ejecutiva del Convenio sobre la Diversidad Biológica, en su discurso transmitido en vídeo durante la ceremonia, declaró lo siguiente: "Es preciso reconocer con urgencia que la biodiversidad del suelo resulta indispensable para la seguridad alimentaria y para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La biodiversidad del suelo impulsa la productividad y la resiliencia de la agricultura, aumentando así la resistencia de los sistemas de producción y los medios de vida ante las perturbaciones y los factores adversos".

Anuncio de los ganadores del Premio Mundial del Suelo Glinka y el Premio del Día Mundial del Suelo Rey Bhumibol

Durante la ceremonia, el Premio Mundial del Suelo Glinka de 2020, denominado así en honor al científico ruso pionero Konstantin D. Glinka, se otorgó al científico agrícola italiano Luca Montanarella, de la Comisión Europea. El Sr. Montanarella es conocido por ser promotor activo de la sensibilización sobre los suelos en Europa y en todo el mundo, apoyando así la transferencia de conocimientos científicos sobre los suelos a la formulación de políticas. El Director General de la FAO entregó la medalla chapada en oro Glinka al ganador.

Al entregar el premio monetario, el Sr. Victor Vasiliev, Representante Permanente de la Federación de Rusia ante la FAO, destacó la importancia de promover enfoques agroecológicos en la agricultura que presten una mayor atención al enriquecimiento de la biodiversidad del suelo. Citó la agricultura orgánica, el cultivo sin laboreo, la rotación de cultivos y la agricultura conservacionista como buenos ejemplos de este tipo de técnicas.

El Premio del Día Mundial del Suelo Rey Bhumibol, denominado así en honor al difunto rey de Tailandia, se concedió al Consejo de Investigación Agrícola de la India (ICAR) por su compromiso con la sensibilización acerca de la importancia de disponer de suelos saludables. Su Alteza Real la Princesa Maha Chakri Sirindhorn de Tailandia presentará oficialmente el premio al ICAR en Bangkok en enero de 2021.

El Sr. Thanawat Tiensin, Representante Permanente de Tailandia ante la FAO, afirmó que la pandemia actual nos había mostrado lo valiosa y frágil que es nuestra salud y que para protegerla debíamos empezar por nuestros suelos. Esto, a su vez, requiere proteger su biodiversidad.

En el marco del Día Mundial del Suelo de 2020, la FAO, junto con la Unión Internacional de la Ciencia del Suelo (UICS) y la Alianza mundial sobre los suelos (AMS), también anunció los ganadores del concurso de libros para niños sobre la biodiversidad del suelo.

El primer premio se otorgó a "The science and spectacle of Soil Life with Roly Poly" (La ciencia y espectáculo de la vida del suelo con Bolita), de JiaJia Hamner (independiente, Estados Unidos de América) y Sharada Keats (Alianza Mundial para la Mejora de la Nutrición, Reino Unido). Consulte aquí la lista completa de ganadores.

La Sra. Laura Bertha, Presidenta de la UICS, que anunció los ganadores, señaló que la degradación del suelo era el desafío más insidioso y, para superarlo, las actividades debían centrarse en educar a los niños y los jóvenes.

En el acto también se puso en marcha el Sistema de información sobre suelos de Armenia.

Las amenazas a la biodiversidad del suelo

El nuevo informe de la FAO define la biodiversidad del suelo como la variedad de vida subterránea que va de los genes y las especies hasta las comunidades que forman, así como los complejos ecológicos a los que contribuyen y a los que pertenecen, de los microhábitats del suelo a los paisajes.

La función de la biodiversidad del suelo mediante los servicios ecosistémicos que proporcionan es fundamental para la agricultura y la seguridad alimentaria.

Por ejemplo, los microorganismos del suelo transforman los compuestos orgánicos e inorgánicos que liberan nutrientes de manera tal que las plantas pueden alimentarse. Además, la diversidad de los suelos contribuye a mejorar el control, la prevención y la eliminación de plagas y patógenos.

Sin embargo, esta biodiversidad está amenazada por las actividades humanas, el cambio climático y las catástrofes naturales.

El uso excesivo e indebido de productos fitosanitarios sigue siendo una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad del suelo, lo cual reduce el potencial de esta.

Otras causas son la deforestación, la urbanización, la intensificación agrícola, la contaminación y la salinización.

La biodiversidad del suelo y el bienestar humano

Los microorganismos del suelo tienen un potencial importante para mitigar el cambio climático. Desempeñan un papel clave en la fijación de carbono y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el informe se señala que las actividades agrícolas son la mayor fuente de dióxido de carbono y óxido nitroso, gases emitidos por los suelos.

La biodiversidad del suelo sustenta la salud humana, tanto de forma directa como indirecta. Varias bacterias y hongos del suelo se utilizan tradicionalmente en la producción de salsa de soja, queso, vino y otros alimentos y bebidas fermentados. Las plantas producen sustancias químicas como los antioxidantes que estimulan nuestro sistema inmunitario y contribuyen a la regulación de las hormonas. Los microorganismos del suelo también pueden ayudar a prevenir las enfermedades inflamatorias, entre ellas la alergia, el asma, las enfermedades autoinmunes, la enfermedad inflamatoria intestinal y la depresión.

Desde principios del siglo XX, numerosos fármacos y vacunas se han derivado de los organismos del suelo, desde antibióticos muy conocidos como la penicilina hasta la bleomicina, utilizada para tratar el cáncer, y la anfotericina, destinada a las infecciones fúngicas. En el contexto del aumento de las enfermedades causadas por microorganismos resistentes, la biodiversidad del suelo tiene enormes posibilidades de ofrecer nuevos medicamentos para combatirlas.

Medidas futuras

Por lo general, existe una falta de datos detallados, políticas y medidas sobre la biodiversidad del suelo a nivel local, nacional, regional y mundial.

A fin de comprender mejor las amenazas a la biodiversidad del suelo y aplicar políticas y reglamentos pertinentes, es crucial invertir en evaluaciones de la biodiversidad del suelo armonizadas en todo el mundo, normalizar los protocolos de muestreo y análisis para permitir la recolección de grandes conjuntos de datos comparables y promover la utilización de herramientas de seguimiento eficientes con vistas a registrar los cambios en la biodiversidad del suelo.

La publicación también subraya la necesidad de promover tecnologías innovadoras en la gestión de suelos. Por ejemplo, las nuevas técnicas moleculares que utilizan la secuenciación molecular de próxima generación permiten una mejor comprensión de los organismos del suelo y los efectos que estos pueden tener en los sistemas de cultivo asociados.

Photo: ©FAO/Matteo Sala
Los suelos son una de las principales reservas mundiales de biodiversidad y albergan más del 25 % de la diversidad biológica del planeta. Asimismo, más del 40 % de los organismos vivos en los ecosistemas terrestres están asociados a los suelos durante su ciclo biológico.