This article is not available in Portuguese.

Click this message to close.

La FAO y el CIRAD se unen para promover la producción sostenible de frutas y verduras

Una nueva publicación ofrece un panorama de los retos y oportunidades para los pequeños agricultores

COMUNICADO DE PRENSA CONJUNTO FAO - CIRAD

20 de septiembre de 2021, Roma/Montpellier -
 La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agrícola para el Desarrollo (CIRAD) han presentado hoy una importante publicación en apoyo del Año Internacional de las Frutas y Verduras 2021.

Las frutas y verduras, ricas en vitaminas, minerales y fibra, son vitales para una dieta nutritiva, y el sector contribuye a incrementar la diversidad biológica y mejorar los medios de vida. Sin embargo, se enfrenta a numerosos problemas en la producción, el transporte y el comercio que resultan en precios elevados, haciendo que las frutas y verduras sean inaccesibles para muchas personas, en especial en los países de ingresos bajos y medianos.

Las frutas y verduras son productos altamente perecederos, lo que puede dar lugar a pérdidas y desperdicio, y dado que muchas se consumen crudas o sin cocinar, pueden suponer también un riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Además, un manejo inadecuado de las plagas y enfermedades de los cultivos puede provocar riesgos para la inocuidad de los alimentos y el comercio, debido a la contaminación por plaguicidas o la introducción de plagas.

La nueva publicación, Frutas y verduras: oportunidades y desafíos para la agricultura sostenible a pequeña escala, ofrece orientación a los pequeños agricultores a la hora de iniciar o ampliar la producción de frutas y verduras.

Disponible en formato impreso y en línea, el libro ilustra opciones prácticas para garantizar una producción sostenible, cadenas de valor estables y mercados dinámicos, y ofrece recomendaciones sobre cómo los responsables políticos pueden crear un entorno propicio para apoyar la transformación del sistema alimentario para un sector frutícola y hortícola próspero en su país o región.

El libro es el resultado de tres años de esfuerzo coordinados por la FAO y el CIRAD, con contribuciones de más de 200 expertos destacados.

"Las frutas y verduras suponen una importante contribución para alcanzar numerosos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", afirmó la Directora General Adjunta de la FAO, Beth Bechdol. "Los productos de conocimientos y las asociaciones estratégicas y transformadoras como las que se presentan hoy nos pondrán en el camino correcto para alcanzar los ODS, con un enfoque en una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, sin dejar a nadie atrás", añadió.

La Directora Ejecutiva del CIRAD, Elisabeth Claverie de Saint Martin, destacó por su parte los méritos de la asociación entre la FAO y el CIRAD y pidió más inversiones en horticultura, el "pariente pobre en términos de investigación agrícola [...]. El sector hortícola será vital para impulsar una transición agroecológica que combine la idea de Una Salud y los enfoques basados en el territorio. Hay que mantener e incluso aumentar la inversión en este campo", dijo.

La gran diversidad de especies cultivadas de frutas y verduras y sus variedades ofrecen numerosas oportunidades para que los pequeños agricultores produzcan cultivos nutritivos y de alto valor en su entorno rural, periurbano y urbano, utilizando superficies de tierra relativamente pequeñas.

La liberalización del mercado y el crecimiento del comercio internacional han creado oportunidades de exportación para el sector hortícola en muchos países. Paralelamente, la rápida urbanización y el crecimiento de los ingresos han conducido a un mayor consumo de productos hortícolas, ampliando así las oportunidades para los pequeños productores y otras partes interesadas en estos sistemas alimentarios. Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es prioritario empoderar a los pequeños agricultores de los países de ingresos bajos y medianos para que aumenten su producción de frutas y verduras seguras y nutritivas de forma que protejan el medio ambiente, generen ingresos y creen equidad social.

Una publicación muy completa basada en hechos y respaldada por 14 estudios de casos
La obra está basada en experiencias prácticas y probadas y destaca 14 estudios de casos de todo el mundo. Entre ellos figuran: la técnica de injerto aplicada a las hortalizas en Viet Nam para prevenir la marchitez bacteriana y lograr tolerancia a la inundación en los tomates; sistemas agroforestales exitosos en la región amazónica del Brasil; el uso de técnicas biológicas para controlar la mosca de la fruta en la isla de Reunión; y la adquisición y ordenación de macrodatos para ayudar a los pequeños productores de mango en Senegal.

Los retos que plantea el carácter perecedero de las frutas y verduras se abordan en el libro con ejemplos de tecnologías apropiadas para la producción y ordenación poscosecha de frutas y verduras inocuas y de primera calidad. Éstas, a su vez, ofrecen oportunidades para nuevas empresas no agrícolas y trabajo decente para los servicios de asesoramiento, técnicos y de comercialización, y contribuyen a reducir las pérdidas alimentarias.

Photo: ©FAO/Alessandra Benedetti
Un agricultor de cítricos en Marruecos.