本文尚无中文版本。

点击此处关闭信息框

La FAO y la CMNUCC refuerzan su asociación

Un acuerdo formaliza la colaboración destinada a fortalecer la capacidad de los países para diseñar estrategias para la agricultura y cumplir sus compromisos

21 de marzo de 2017, Roma - La FAO y la principal autoridad mundial en materia de cambio climático firmaron hoy un acuerdo que permite a ambas instituciones ayudar mejor a los países de todo el mundo a adaptarse y mitigar las consecuencias del aumento de las temperaturas a nivel mundial y adaptarse a éstas, y cumplir sus compromisos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, y la Directora Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, firmaron un Memorando de Entendimiento que formaliza una asociación que viene siendo duradera.

El acuerdo reconoce que "el cambio climático representa una amenaza urgente y potencialmente irreversible para las sociedades humanas y los sistemas naturales y, por tanto, requiere de la máxima cooperación posible entre todos los países y partes interesadas pertinentes para garantizar una respuesta internacional ambiciosa, eficaz y apropiada".

La colaboración entre la FAO y la CMNUCC incluirá el asesoramiento normativo, el intercambio de información y la mejora del acceso a conocimientos relevantes para los pequeños agricultores, que suponen una gran parte de la población en numerosos países en desarrollo y los más expuestos al cambio climático.

La nueva alianza facilitará la creación de capacidad y el intercambio de conocimientos técnicos entre el personal de la CMNUCC, la FAO y los funcionarios de los países en desarrollo. Alinear las estrategias analíticas y prácticas locales y globales es un requisito clave para cumplir los compromisos del Acuerdo de París y puede generar oportunidades de financiación multilateral para contribuir a ello.

Junto a la CMNUCC, la FAO pondrá en marcha ahora un curso de aprendizaje electrónico para ayudar a los Estados miembros a crear inventarios nacionales sostenibles de gases de efecto invernadero (GEI) y evaluar las emisiones procedentes de la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra. Esta iniciativa abarca temas que van desde los procesos biológicos y físicos asociados a la producción de gases de efecto invernadero, a la formación y orientación para el cálculo de las emisiones, de acuerdo con las directrices formales establecidas por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Poder evaluar las emisiones de GEI de los sectores agrícolas permite a los países supervisar el progreso del cumplimiento de sus compromisos climáticos. Estos datos también son útiles para que los países evalúen su estado actual de emisiones y consideren posibles ámbitos de actuación.

Ayudar a los estados miembros a gestionar los bosques

La gestión forestal es un ámbito clave para futuros esfuerzos complementarios. Desempeña un papel importante en las iniciativas de conservación y almacenamiento de carbono que resultarán esenciales para que el planeta cumpla su compromiso de evitar que las temperaturas medias aumenten en más de 2º C con respecto a los niveles preindustriales, tal y como se acordó en el Acuerdo de París negociado por la CMNUCC.    

Foto: ©FAO/Alessandra Benedetti
El Director General de la FAO, José Graziano da Silva (dcha.), y la Directora Ejecutiva de la CMNUCC, Patricia Espinosa (izda.), en la firma del Memorando de Entendimiento