Manejo integrado de plagas y plaguicidas

El Código Internacional de Conducta para el Manejo de Plaguicidas

El Código Internacional de Conducta para el Manejo de Plaguicidas (el Código de Conducta) constituye un marco voluntario sobre gestión de plaguicidas para todas las entidades públicas y privadas que intervienen en la producción, regulación y gestión de plaguicidas o tienen relación con estas actividades. El Código de Conducta ha sido ratificado por los Estados Miembros de la FAO y cuenta con el apoyo de asociaciones de fabricantes de plaguicidas y organizaciones de la sociedad civil. Además contribuye a reforzar la capacidad de los países en desarrollo para regular y evaluar los plaguicidas comercializados y utilizados en sus territorios y para aplicar controles eficaces sobre ellos.

El Código guía a las autoridades gubernamentales de reglamentación, el sector privado, la sociedad civil y las demás partes interesadas sobre las mejores prácticas en el manejo de los plaguicidas a lo largo de todo su ciclo vital —desde la producción hasta la eliminación—, particularmente en los casos en que no hay una legislación nacional para regular los plaguicidas o la que existe es inadecuada. El Código de Conducta ha sido concebido para su uso en la legislación nacional y en él se describen:

  • la responsabilidad compartida de muchos sectores;
  • la necesidad de un esfuerzo de cooperación;
  • la necesidad de potenciar la capacidad para su aplicación;
  • las normas de conducta para la gestión de plaguicidas, que complementan los instrumentos jurídicamente vinculantes en materia de ordenación de los productos químicos.

Se han publicado directrices técnicas para elaborar artículos específicos del Código de Conducta y aspectos técnicos conexos en materia de manejo de plaguicidas. Estas directrices, elaboradas por la Reunión Conjunta FAO/OMS sobre Gestión de Plaguicidas (JMPM), constituyen un marco para establecer legislaciones, instituciones, políticas y estrategias nacionales para el manejo de plagas y plaguicidas.

Las siguientes directrices se han elaborado para ayudar a los países a aplicar el Código de Conducta:

  • Directrices para el cumplimiento y ejecución de un programa regulatorio de plaguicidas [2006] (Disponible solo en inglés): Estas directrices se han elaborado con el objetivo de disponer en un único documento una fuente bastante exhaustiva de orientación sobre cumplimiento y ejecución como sostén de la aplicación del Código de Conducta.
  • Directrices para la vigilancia después del registro y otras actividades en el campo de los plaguicidas (Disponible solo en inglés): Estas directrices se han elaborado para abordar esta necesidad y garantizar que se cumplan adecuadamente los objetivos del registro. Las directrices derivan de prácticas que habitualmente se realizan en muchos países con posterioridad al registro de plaguicidas; en particular las siguientes
    • actividades diversas de seguimiento;\
    • programas de capacitación en la utilización segura de plaguicidas;
      sistemas de concesión de licencias para manipuladores y empresas de plaguicidas;
    • cumplimiento de reglamentos y medidas de control adecuadas;
    • intercambio de información.
  • Cumplimiento del Código y seguimiento de su aplicación (Disponible solo en inglés): Estas directrices se han formulado para proporcionar un enfoque de fácil utilización a los gobiernos y partes interesadas, incluidas las ONG, la industria de plaguicidas y otros sectores manufactureros, a fin de participar eficazmente en la supervisión del cumplimiento del Código de Conducta revisado. En las Directrices se determinan la información que debe recopilarse y los medios para garantizar que esta sea accesible y se utilice eficazmente como apoyo a la aplicación ulterior del Código de Conducta.

A compendium of FAO and WHO guidelines and other resources - Second edition