Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura

Conjunto de instrumentos sobre la utilización sostenible

Mantenimiento de la diversidad local de cultivos

Los agricultores y otros guardianes de la diversidad local e in situ de los cultivos desempeñan un papel crucial en la utilización sostenible de los RFAA para la seguridad alimentaria, la nutrición y el desarrollo económico, y prestan de este modo un servicio fundamental a la humanidad. Por consiguiente, es necesario establecer las infraestructuras adecuadas para ayudarlos a seguir cultivando variedades locales de cultivos, variedades que son genéticamente diversas debido a repetidos ciclos de selección, conservación de semillas y replantación, lo que ha tenido como resultado su adaptación a las condiciones ambientales locales.

Las variedades locales de cultivos —también conocidas como variedades nativas o variedades de los agricultores— pueden ser esenciales para la seguridad alimentaria, nutricional y económica de muchas personas, especialmente pequeños agricultores y comunidades agrícolas de las zonas rurales y marginales. La diversidad de estas variedades puede ofrecer una protección frente a malas cosechas y amplias ventanas de cultivo, mientras que el cultivo producido puede ser esencial para la cocina local tradicional, ciertas costumbres y determinadas necesidades alimentarias. Además, estas variedades diversas constituyen una fuente importante de genes localmente adaptados para la mejora de otras variedades de cultivos.

A pesar de que se reconoce ampliamente la importancia de las variedades locales de cultivos y la función que desempeñan los agricultores y otros guardianes de los cultivos en su conservación, se ha producido un desgaste del entorno propicio que permite e incentiva la continuación de su cultivo, en parte debido a la promoción y la adopción generalizada de variedades uniformes de alto rendimiento y de híbridos. En consecuencia, se han perdido muchas variedades locales, así como el conocimiento asociado a su cultivo y utilización.

Aunque en muchos países no existe un marco jurídico favorable para la venta de semillas y el cultivo de variedades locales, hay actividades que pueden contribuir a mejorar su valor y uso sostenido y a fomentar la creación de una nueva diversidad in situ, lo que puede servir a su vez para informar e influir en el desarrollo de un entorno de políticas más favorable y apropiado.

Si navega por el conjunto de instrumentos, dentro de esta esfera temática los recursos informativos se clasifican en tres grandes grupos según el campo temático, de los que se ofrecen descripciones: 1) fortalecimiento de los sistemas de semillas, 2) mejora de la diversidad de cultivos para las necesidades locales y 3) promoción de la diversidad local. En cada uno de esos grupos la información se clasifica a su vez por categorías temáticas.

Fortalecimiento de los sistemas de semillas

Fortalecimiento de los sistemas de semillas

Los agricultores y otros guardianes de los cultivos dependen del acceso a cantidades suficientes de semillas de buena calidad de las variedades que sean de su elección y de que estas estén disponibles cuando las necesiten. Los sistemas de semillas —desde la producción hasta la distribución, pasando por el procesado y el almacenamiento— son, por consiguiente, un elemento fundamental en los esfuerzos destinados a conservar la diversidad local de los cultivos. El papel de los sistemas locales de semillas es fundamental en muchos países, en los que entre un 80 % y un 90 % de las semillas pueden obtenerse a través de redes de intercambio informales, así como en los mercados y mediante las existencias de los hogares. Por lo tanto, apoyar a los agricultores y a las comunidades locales en el desarrollo y mantenimiento de estos sistemas de semillas reviste una importancia crucial a fin de conservar la diversidad y garantizar la seguridad alimentaria y nutricional local.

Bancos de semillas comunitarios

En muchos países se han establecido bancos de semillas comunitarios (BSC) con la finalidad de salvaguardar las variedades locales de cultivos y garantizar el abastecimiento de semillas a las comunidades locales. Aunque normalmente son las comunidades de agricultores las que crean y gestionan los BSC, en el funcionamiento de estos pueden colaborar también ONG agrarias o institutos de investigación. En algunos países, los BSC pueden estar relacionados con grupos de aficionados u otras comunidades, como jardineros interesados en variedades patrimoniales. Los BSC son importantes para la seguridad alimentaria local y el empoderamiento de las comunidades locales, así como para el mantenimiento del conocimiento tradicional y la sensibilización sobre el valor de la diversidad local de cultivos.

Empresas de semillas de pequeños agricultores

El apoyo a los agricultores en la creación de empresas de semillas de pequeños agricultores puede llevar a la producción estable de semillas de calidad de variedades locales de cultivos, así como a la mejora de los medios de vida mediante un incremento de los ingresos y la diversificación de las actividades de los agricultores. Aunque la inversión financiera inicial y el apoyo técnico necesarios para la creación de empresas de semillas de pequeños agricultores pueden ser considerables, hay ejemplos que demuestran que, contando con la infraestructura apropiada y la capacitación, las asociaciones y los compromisos a largo plazo adecuados, las empresas de semillas de pequeños agricultores pueden convertirse en negocios autónomos, eficientes y rentables.

Desarrollo integrado del sector de las semillas

El enfoque del desarrollo integrado del sector de las semillas (DISS) tiene como objetivo mejorar la seguridad de las semillas, la seguridad alimentaria y la seguridad económica de los pequeños agricultores y los hogares rurales potenciando el acceso a semillas de calidad de variedades nuevas, mejoradas o preferidas por los agricultores. Los programas de DISS reconocen e integran sistemas de semillas informales, formales y mixtos, así como a los sectores público y privado, y promueven el emprendimiento, el desarrollo del sector privado y la creación de mercados nuevos o reforzados para las semillas y productos agrícolas locales. Como parte del enfoque del DISS, las prácticas, intervenciones y políticas sobre semillas se adaptan, armonizan y mejoran para fomentar un sector de las semillas más colaborativo, coordinado y dinámico.

La función de los bancos de germoplasma

Los bancos de germoplasma ayudan a salvaguardar el futuro funcionando como repositorios de material genético, y desempeñan, por tanto, un papel crucial para conservar la biodiversidad para los cultivos y hacer que esté disponible para ser utilizada. En este sentido, los bancos de germoplasma desempeñan ese papel poniendo el germoplasma a disposición de los investigadores, fitomejoradores y agricultores para que hagan un uso continuado de él y garantizando, al mismo tiempo, que el material genético del futuro suministro de alimentos se conserve a largo plazo y a perpetuidad. Al dar a los agricultores acceso a las semillas, los bancos de germoplasma también pueden contribuir a la reintroducción de poblaciones de variedades de cultivos en los lugares donde se solían cultivar, o a la introducción de variedades en nuevos lugares, bien mediante intervenciones de semillas de emergencia, bien sirviendo de fuente de material para los programas de fitomejoramiento participativo y para los bancos de semillas comunitarios.

Mejora de la diversidad de cultivos para las necesidades locales

Mejora de la diversidad de cultivos para las necesidades locales

Aunque las diversas variedades localmente adaptadas contienen características de valor en cuanto a la tolerancia a las condiciones ambientales locales y las necesidades y preferencias alimentarias, también pueden contener características que pueden reducir el rendimiento, como la propensión a la enfermedad o al encamado. Además, los agricultores cada vez necesitan más variedades diferentes o una mayor diversidad en sus cultivos porque las variedades existentes ya no son apropiadas debido a las cambiantes condiciones ambientales o a la expansión de la agricultura a zonas marginales. En algunas circunstancias, los agricultores pueden acoger con agrado la oportunidad de participar en programas de mejoramiento de cultivos, en colaboración con institutos de investigación o empresas privadas de fitomejoramiento, o participar en iniciativas comunitarias para el intercambio y la diversificación de variedades locales.  

Fitomejoramiento participativo

El fitomejoramiento participativo (FP) es un enfoque que se ha promovido y adoptado en numerosos países y regiones. En el FP, a diferencia de lo que ocurre en comparación un programa de fitomejoramiento convencional, las decisiones se toman conjuntamente entre los asociados, y el programa funciona de manera descentralizada, de forma que la mayor parte del trabajo tiene lugar en las fincas de los agricultores. El FP se diferencia de la selección participativa de variedades (SPV) en que los agricultores participan en un programa desde el comienzo y, por lo tanto, intervienen en el proceso de toma de decisiones en relación con la elección de las características fijadas como meta. En la SPV, los agricultores solo participan en la última fase del programa de mejoramiento, en la que se lleva a cabo la experimentación en la explotación agrícola con variedades finales o casi finales.

Producción colectiva

En algunos países se ha desarrollado y aplicado con éxito una variante de la SPV en la que se utiliza el enfoque de la producción colectiva. Se diferencia de otros enfoques de SPV en que a los agricultores de una comunidad o zona se les asignan variedades de razas nativas escogidas al azar de un banco, en lugar de elegir qué variedades evaluar. Los agricultores efectúan ensayos ciegos y clasifican las variedades según diferentes aspectos de rendimiento, eligiendo qué variedades seguir cultivando en sus tierras. Los resultados pueden analizarse junto con las características de los participantes y hogares y los datos ambientales con el fin de fundamentar la sostenibilidad de las variedades en otras circunstancias similares. Este enfoque ha demostrado el valor potencial de las variedades diversas localmente adaptadas para la gestión de los riesgos relacionados con el cambio climático, y ha resultado eficaz en cuanto a la aceleración de la difusión de semillas adecuadas a las necesidades de los agricultores.

Fitomejoramiento evolutivo

El fitomejoramiento evolutivo (FE) es un enfoque de desarrollo de nuevas variedades de cultivos para sistemas de cultivo orgánicos y de bajos insumos. Implica la creación de poblaciones de cultivos genéticamente diversas a partir de semillas con distintos contextos evolutivos, así como la conservación y resiembra de una parte de las semillas recolectadas en cada temporada de crecimiento. Ha demostrado ser una forma eficaz de proporcionar cultivos que puedan adaptarse rápidamente al entorno local, lo que lo hace muy apropiado para sistemas de cultivo caracterizados por condiciones variables o impredecibles, uno de los principales retos afrontados hoy en día debido a los efectos del cambio climático. El FE puede llevarse a cabo de manera independiente en diferentes explotaciones agrícolas o mediante un enfoque participativo entre agricultores, que incluye el intercambio de semillas. Las semillas producidas empleando este enfoque pueden ser también una valiosa fuente de diversidad genética para el fitomejoramiento convencional.

Fomento de la diversidad local de cultivos

Fomento de la diversidad local de cultivos

El inmenso valor de la diversidad local de cultivos no siempre se aprecia o se entiende del todo por parte de la población general, los responsables de la formulación de políticas, las comunidades locales, e incluso los agricultores y otras partes interesadas. Por consiguiente, un aspecto importante de los esfuerzos encaminados a mantener el cultivo y la utilización de las variedades locales de cultivos es la promoción de estas mediante el fortalecimiento de los mercados, el aumento del conocimiento y la sensibilización al respecto.

Desarrollo de la cadena de valor: mercados de productos locales

Los agricultores pueden llegar a abandonar las variedades locales de cultivos si dejan de tener una ventaja comparativa en su cultivo. En general, se considera que, en los esfuerzos orientados a promover la utilización sostenible y la conservación de cultivos o productos agrícolas, es esencial crear cadenas de valor estables para esos cultivos o productos agrícolas, lo que puede implicar la participación de una serie de partes interesadas, como agricultores y cooperativas de agricultores, empresas y asociaciones locales de promoción, organizaciones de investigación y desarrollo, empresas de elaboración de alimentos y organismos gubernamentales locales. Para mejorar las opciones de comercialización, se pueden introducir medidas de valor añadido, como, entre otras, la creación de nuevos productos a partir de fuentes primarias, el uso de métodos de elaboración y de envases de alta calidad, así como la inscripción en sistemas tales como las indicaciones geográficas y especialidades tradicionales. Los productos pueden venderse en mercados locales, tiendas de comestibles, supermercados y puntos de venta por Internet, así como a restaurantes.

Mejora de la base de conocimientos sobre la diversidad local de cultivos

Si se pretende elaborar estrategias apropiadas para hacer posible que se sigan cultivando variedades locales, para recopilar y conservar material ex situ, así como para hacer un seguimiento del cambio, es necesario contar con conocimientos e información sobre la diversidad de cultivos que existe, y disponer, en particular, del conjunto de datos sociales, económicos, geográficos y ambientales conexos. Como creadores, innovadores y guardianes de la diversidad de cultivos que son, los agricultores y otros actores resultan fundamentales en los esfuerzos destinados a la creación de inventarios, y se deben reconocer y salvaguardar sus derechos en cuanto a la protección del conocimiento, la distribución de beneficios derivados de la utilización del material fitogenético y el proceso de toma de decisiones. El requisito de inspeccionar e inventariar los RFAA está contemplado en el artículo 5 del Tratado Internacional, y los derechos de los agricultores, en el artículo 9.

Sensibilización sobre el valor de la diversidad local de cultivos

La sensibilización de los agricultores, las comunidades, las empresas, los responsables de la formulación de políticas y la población en general sobre el valor de los cultivos locales constituye un elemento importante en los esfuerzos encaminados al mantenimiento de la diversidad de cultivos. Algunos de los posibles enfoques para conseguirlo son el establecimiento de redes y asociaciones de agricultores mediante las cuales se puedan intercambiar información y material de plantación, la organización de ferias de diversidad, así como el uso de medios de comunicación (radio, televisión, prensa popular e Internet) para promover la diversidad local y destacar acontecimientos especiales.

Subject category

Resources

Number of records: 194
Por más de tres décadas, diversas organizaciones internacionales y nacionales han brindado apoyo técnico y económico a bancos comunitarios de semillas de todo el mundo. Solo unas pocas de estas organizaciones han desarrollado y publicado una guía práctica acerca de...
Subject area: Strengthening seed systems
Subject category: Community seed banks
Learning material Publication or report
Esta publicación incluye tres cuadernos que complementan el manual del facilitador titulado Bancos comunitarios de semillas: concepto y práctica (Vernooy et al. 2018). Estos cuadernos están destinados a los productores agrícolas que participan o están interesados en participar en un proyecto de...
Subject area: Strengthening seed systems
Subject category: Community seed banks
Learning material Method
Esta publicación incluye tres cuadernos que complementan el manual del facilitador titulado Bancos comunitarios de semillas: concepto y práctica (Vernooy et al. 2018). Estos cuadernos están destinados a los productores agrícolas que participan o están interesados en participar en un proyecto de...
Subject area: Strengthening seed systems
Subject category: Community seed banks
Learning material Method
Esta publicación incluye tres cuadernos que complementan el manual del facilitador titulado Bancos comunitarios de semillas: concepto y práctica (Vernooy et al. 2018). Estos cuadernos están destinados a los productores agrícolas que participan o están interesados en participar en un...
Subject area: Strengthening seed systems
Subject category: Community seed banks
Learning material Method
Las semillas que se almacenan en los bancos de germoplasma son un recurso clave para la agricultura del futuro como lo es la capacidad del personal de los bancos para aplicar estándares en el manejo de las semillas. Este manual...
Subject area: Strengthening seed systems
Subject category: The role of gene banks
Learning material Method

Compartir esta página