Conectar a las personas y los paisajes

11/12/2017

Lecciones aprendidas de los proyectos de gestión de cuencas hidrográficas de la FAO

A través de 12 proyectos en África, Asia y América Latina, la publicación Watershed management in action: Lessons learned from FAO field projects muestra como la FAO proporciona soluciones locales a desafíos globales.

Una cuenca hidrográfica se caracteriza tanto por los flujos de agua que la atraviesan y desembocan en el mismo río o pantano, como por la interdependencia de las personas que viven en ella. En los últimos años, la gestión de cuencas ha ido cogiendo impulso hasta convertirse en uno de los métodos más completos para la conservación del agua, la tierra y la biodiversidad, y el mantenimiento de los medios de vida.

La gestión de cuencas es un enfoque práctico (se aprende haciendo), liderado por diferentes partes interesadas, que se adapta al contexto local en el que se realiza. En Ecuador, por ejemplo, para compensar a los habitantes del Monte Chimborazo por su contribución al mantenimiento de los ecosistemas, se han establecido proyectos piloto dirigidos a diferentes usuarios de las tierras altas, como la compañía hidroeléctrica o los viveros de flores.  En Pakistán, un proyecto de gestión de cuencas en las zonas afectadas por el terremoto ha rehabilitado las carreteras y los canales de riego. Además, ha permitido la diversificación de los recursos alimentarios y de ingresos. La publicación arroja luz sobre estos y otros muchos ejemplos, analiza tanto los beneficios como los desafíos de la gestión de cuencas y aboga por una gobernanza más fuerte y la sostenibilidad a largo plazo.

Fecha de publicación: 12 de diciembre, con motivo del Día Internacional de las Montañas 2017.