La promoción de la alimentación saludable cobra fuerza en los centros educativos de Honduras
04.12.2013

La futura diseminación a nivel nacional del modelo de "escuelas vivas" y la difusión de una normativa para mejorar la oferta de alimentos en los centros educativos de Honduras, constituyen dos ejemplos de acciones intersectoriales de gran impacto, que se dirigen hacia la promoción de la alimentación y hábitos saludables en la población estudiantil.

Las "escuelas vivas" involucran el uso de huertos escolares como herramientas pedagógicas, junto con la participación de toda la comunidad educativa (padres, cocineros, maestros, estudiantes, etc) y el mejoramiento de infraestructura, para fortalecer los programas de alimentación escolar e impulsar la alimentación saludable. Asimismo, los alimentos que consumen los niños provienen de productores locales, con lo cual también se estimula la agricultura familiar. 

El modelo se implementó inicialmente en escuelas piloto a través del Programa de Alimentación Escolar Sostenible (PAES) de la FAO, mientras que las experiencias desarrolladas se utilizarán como punto de partida para la propagación del mismo a nivel nacional (23 mil escuelas).

Por otro lado, el Reglamento para las Ventas de Alimentos en Casetas o Tiendas Escolares, resultado del trabajo conjunto de la Dirección de Servicios Pedagógicos y Servicio Estudiantil del país y la FAO (a través del Programa Especial para la Seguridad Alimentaria), tiene como objetivo el proveer opciones de alto valor nutricional, inocuas y de calidad, a la población escolar; involucrando a distintos actores a lo largo de la cadena de preparación de alimentos. Al mismo tiempo, dichos esfuerzos se acompañarán de educación en alimentación y hábitos saludables dirigida hacia los escolares y encargados de la preparación y venta de las comidas en los centros educativos. 

Los resultados de ambos esfuerzos podrían constituir un importante ejemplo de buenas prácticas que involucran a distintos sectores, incorporan componentes de educación alimentaria y nutricional y podrían ser replicables en distintos países de la región. En otras palabras, la experiencia de Hoduras no debe pasar desapercibida por los profesionales y educadores nutricionales para evaluar la situación y estimular el cambio en sus países.

Para más información sobre ambas iniciativas puede acceder:

http://fao.org.hn/l/noticias/73-huertos-se-utilizar%C3%A1n-como-herramientas-pedag%C3%B3gicas-en-los-centros-escolares.html

http://fao.org.hn/l/noticias/76-alimentos-sanos-se-vender%C3%A1n-en-las-escuelas-para-contribuir-a-los-buenos-h%C3%A1bitos-nutricionales.html   

 

Comentarios

Regístrese para dejar un comentario
Sea el primero en dejar un comentario