La resiliencia
©FAO/Michael Tewelde

Organismos de las Naciones Unidas preocupados por la hambruna inminente en el norte de Etiopía llaman a tomar medidas urgentes que salven vidas y logren evitarla

10/06/2021

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Programa Mundial de Alimentos Naciones Unidas-FAO (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) hacen un llamamiento a tomar medidas urgentes para abordar la drástica situación de inseguridad alimentaria aguda en el norte de Etiopía. Preocupa especialmente a los tres organismos la situación en la región de Tigray, donde el riesgo de hambruna es inminente, a menos que se siga ampliando la escala de la asistencia alimentaria y de subsistencia y de otras intervenciones destinadas a salvar vidas, se garantice el acceso sin restricciones y cesen las hostilidades.

El llamamiento responde al más reciente análisis de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF), publicado hoy. La CIF es una iniciativa mundial de múltiples asociados, integrada por 15 organismos de las Naciones Unidas, organizaciones regionales y organizaciones no gubernamentales internacionales, que facilita la mejora de la toma de decisiones, ofreciendo análisis de la inseguridad alimentaria y la malnutrición basados en el consenso.

Según el informe, más de 350 000 personas ya hacen frente a condiciones catastróficas (Fase 5 de la CIF: Catástrofe) en la región de Tigray. Este es el número más elevado de personas que se encuentran en la Fase 5 (Catástrofe) de la CIF en un solo país en el último decenio.

Compartir esta página