La resiliencia
Gracias a una nueva donación de 11,2 millones de USD de la Fundación MasterCard, los esfuerzos de vigilancia y control de la langosta ahora están financiados íntegramente hasta finales de año. ©FAO

Si bien el recrudecimiento de la langosta del desierto puede estar en disminución, los enjambres que quedan requieren vigilancia en África oriental y el Yemen

28/10/2021

Aunque el recrudecimiento de la langosta del desierto que arrasó con el Cuerno de África y el Yemen puede estar en disminución, hasta al menos finales de año es fundamental continuar con los esfuerzos de vigilancia y control en la región ante todo enjambre nuevo —y su posterior reproducción—, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Gracias a una nueva donación de 11,2 millones de USD de la Fundación MasterCard, los esfuerzos de vigilancia y control de la langosta ahora están financiados íntegramente hasta finales de año.

“Dependiendo de las condiciones climáticas y de nuestra capacidad para llegar a las zonas de reproducción y migración, el recrudecimiento podría terminar para finales de 2021 o principios de 2022”, afirmó el Sr. QU Dongyu, Director General de la FAO.

“Hasta entonces, no debemos bajar la guardia. Gracias a donantes generosos como la Fundación MasterCard, los equipos nacionales orientados por los expertos de la FAO siguen realizando las operaciones necesarias de estudio y control en los países afectados.”

Compartir esta página