La resiliencia
Los pastores esperan que su ganado sea vacunado contra parásitos y otras enfermedades, cerca de la aldea de Bandar Beyla, Puntland, Somalia. ©FAO/Karel Prinsloo

Una nueva asociación entre la FAO y el Fondo de Qatar para el Desarrollo se centra en la inseguridad alimentaria en Somalia

25/11/2021

La aportación de Qatar de 1,7 millones de USD va dirigida a mejorar la producción agrícola y ganadera en pequeña escala mediante la acción preventiva resiliente al clima.

La labor dirigida a ayudar a las comunidades rurales vulnerables de Somalia a alcanzar la seguridad alimentaria y fomentar la resiliencia al cambio climático ha recibido impulso gracias a una nueva asociación entre la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo de Qatar para el Desarrollo, la institución pública de desarrollo.

Una aportación del Fondo de 1,7 millones de USD pondrá en marcha la asociación con la FAO que se firmó hoy. Las partes colaborarán para ayudar a mejorar la gestión y el acceso al agua y capacitarán a pequeños agricultores y pastores para hacer frente a las dificultades derivadas del cambio climático, así como para prevenir las condiciones meteorológicas extremas y reaccionar cuando surjan. Se estima que esta labor conjunta beneficiará a 78 050 hogares que agrupan a cerca de 468 300 personas. Se prestará especial atención a velar por la inclusión de los grupos de población pobre, vulnerable y marginada, en particular las mujeres y los jóvenes.

Somalia es muy vulnerable a las perturbaciones recurrentes, incluidas las sequías e inundaciones graves, y el cambio climático eleva la frecuencia y la intensidad de estos fenómenos. En combinación con una infraestructura hídrica que funciona mal y no está bien gestionada, los efectos son todavía más drásticos. Estas perturbaciones han provocado alteraciones constantes de los medios de vida, mayor vulnerabilidad y pobreza, lo cual ha desembocado en hambre y malnutrición agudas

Compartir esta página