Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

16 de Octubre de 2021

Día Mundial de la Alimentación

Elizabeth Siyapi

“Los nuevos ingresos hicieron posible que mi familia construyera y amueblara una casa nueva. También envié a mis hijos a la escuela, compré algunas cabras y abrí un albergue donde proporciono alojamiento para los visitantes durante la noche”.
13/07/2021

Zimbabwe 

Elizabeth Siyapi, una pequeña agricultora de 59 años de edad de la aldea de Khani, en Shurugwi, en el sur de Zimbabwe, está previniendo activamente la pérdida y el desperdicio de alimentos en su comunidad y compartiendo conocimientos para reducir la malnutrición. 

Elizabeth ha estado preservando alimentos y mejorando el acceso durante todo el año a alimentos locales, que de otra manera serían estacionales, desde 2017. 

“He estado elaborando y vendiendo frutas y verduras envasadas producidas localmente, en particular mangos, guayabas, batatas, coles, colza, hojas de calabaza secas y otras verduras autóctonas como las hojas del cadillo (Bidens pilosa), así como el té Zumbani (Lippia javanica)”. 

El Programa de Medios de Vida y Seguridad Alimentaria apoyó la participación de Elizabeth en la elaboración y conservación de alimentos, la difusión de información y la capacitación entre iguales. Reuniendo a un amplio espectro de asociados, incluida la FAO, en el marco del programa se ha capacitado a 252 000 hogares en la elaboración de alimentos, la gestión poscosecha y la conservación y el uso de tecnologías ecológicas de bajo costo, como los secadores solares. 

El conocimiento sobre la elaboración y la conservación de alimentos ha permitido a agricultores como Elizabeth, que cosechan cultivos básicos de bajo valor, acceder a los mercados, añadir valor y aumentar los ingresos familiares. 

Elizabeth gana entre 120 y 180 USD mensuales vendiendo sus productos secos. Ha mejorado las perspectivas de su familia construyendo una casa nueva, enviando a sus hijos a la escuela e invirtiendo en oportunidades nuevas. Su éxito evidencia cómo la participación de los agricultores en intervenciones específicas, como el Programa de Medios de Vida y Seguridad Alimentaria, aborda las causas subyacentes de la inseguridad alimentaria y de la pobreza. Esto da como resultado sistemas agroalimentarios más resilientes y sostenibles que empoderan a las comunidades de raíz. 

Elizabeth participa activamente en la movilización comunitaria sobre la gestión de la pérdida y el desperdicio de alimentos, incluida la nutrición y la seguridad alimentaria. Mediante el intercambio de conocimientos, Elizabeth está reduciendo la malnutrición y mejorando la seguridad alimentaria en la comunidad. 

“Hemos establecido siete huertos de nutrición donde cultivamos vegetales nutritivos y cultivos fortalecidos biológicamente como el maíz naranja, los frijoles NUA 45 y las batatas de pulpa anaranjada. Esto ha mejorado enormemente la nutrición infantil en nuestra zona". 

Esta heroína de la alimentación está aportando beneficios tangibles a su comunidad, mientras empodera a otros para que se conviertan en agentes del cambio.