Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

16 de octubre de 2022

Día Mundial de la Alimentación

Shristi Adhikari

“Aprendí cómo la comunidad entera depende solo de su propia productividad agrícola para su supervivencia y lo importante que es para ellos protegerse de la pérdida de esos productos básicos”.
21/09/2022

Nepal

Las manzanas son de gran importancia para Nepal y cualquier problema en la producción afecta en concreto a las mujeres agricultoras: "Las manzanas son el único producto importante con el que la gente de Himalia se sustenta", dice Shristi Adhikari, que estudia Ciencias Agrícolas en la Universidad de Agricultura y Silvicultura de Chitwan, Nepal. A pesar de que las mujeres en Nepal trabajan principalmente en la agricultura, a menudo se las considera "manos amigas o ayuda", según Adhikari. “La mayoría de las veces no son remuneradas, no son apreciadas ni reconocidas”. 

Durante un período de prácticas reciente en Jomsom, Mustang (la región del Himalaya nepalés), ella vio de primera mano los efectos que el cambio climático está teniendo en el cultivo de manzanas y en las personas cuyos medios de subsistencia dependen de ello. 

“Podemos ver una gran fluctuación en la temperatura”, explica. Esto es importante porque ocasiona menos nevadas y más lluvias, lo que a su vez genera más infestaciones de insectos. “Y eso deteriora la calidad de la manzana”. 

Shristi comenzó a trabajar con los agricultores locales de manzanas, enseñándoles el manejo integrado de plagas climáticamente inteligente, que utiliza procesos naturales para combatir insectos y mantener intactos los ecosistemas. Las bacterias se ponen a trabajar en lugar de pesticidas, por ejemplo, y los agricultores usan menos fertilizantes químicos para que esos buenos procesos naturales puedan desarrollarse al máximo, sin dañar el medio ambiente. La capacitación práctica que proporcionó Shristi duró 16 semanas e incluyó teoría y demostraciones sobre el terreno. 

“La comunidad entera depende solo de su propia productividad agrícola para su supervivencia”, dice ella. “Aprendí lo importante que es para ellos evitar la pérdida de esos productos básicos”. 

Por ese motivo está ansiosa por replicar su capacitación en otras regiones de Nepal donde el impacto del cambio climático es inevitable. El conocimiento en clases ligeras de manejo de plagas podría mejorar la seguridad alimentaria en esas zonas y, por extensión, la posición de las mujeres agricultoras. 

Con este fin, en el transcurso de su estancia de seis meses en Jomsom, Shristi también fomentó una mayor participación de las agricultoras en la toma de decisiones y la comercialización, enseñándoles prácticas de manejo integrado de plagas climáticamente inteligentes. Esto es clave para evitar más pérdidas debido a la infestación y, al mismo tiempo, estimula su independencia financiera. 

Shristi forma parte del proyecto Héroes Locales de la FAO, cuyo objetivo es desarrollar las capacidades de narración visual de los actores locales que luchan contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la malnutrición en sus comunidades.