Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

16 de Octubre de 2021

Día Mundial de la Alimentación

¿Qué puedes hacer tú?

Miles de millones de consumidores en todo el mundo necesitan cambiar los viejos hábitos de consumo con objeto de mejorar los sistemas alimentarios. El cambio está en nuestras manos. Podemos trabajar con la naturaleza e influir en lo que ofrece el mercado, optando por productos nutritivos y medioambiental y socialmente responsables. Esto ejerce presión sobre los gobiernos para que diseñen políticas más ecológicas y sostenibles, promuevan una mejor producción y, al mismo tiempo, incentiven una mayor inversión en dietas saludables y sostenibles. Aquí es donde puedes empezar.

Necesitamos elegir salud en cada paso del sistema alimentario. ¡Empieza con tus propios pasos! Protégelos eligiendo alimentos diversos y nutritivos. Así como la variedad sostiene la biodiversidad, una dieta variada y equilibrada beneficia a tu cuerpo y a tu mente. Añade frutas, verduras, legumbres, nueces y granos integrales a tu dieta, y reduce los alimentos ultraprocesados con alto contenido de sal, azúcar o grasas. Aprende a leer las etiquetas de los alimentos para elegir sabiamente.

Las abejas y otros polinizadores contribuyen a los sistemas agroalimentarios del mundo. Aprendamos de ellos y realicemos nosotros mismos una contribución valiosa. Empieza por elegir alimentos sostenibles que tengan en cuenta el impacto medioambiental de los alimentos que comemos. Elige frutas y verduras de temporada y locales, alimentos que requieran menos agua u otros recursos naturales para ser producidos, o carne o pescado que se produzca o se capture utilizando métodos sostenibles. ¡Y evita los alimentos con demasiados envases!

¡Compra solo lo que necesites y consúmelo todo! Cuando tiramos los alimentos, desperdiciamos el agua y la energía que se utilizaron para producirlos y transportarlos, y también aumentamos las emisiones de gases de efecto invernadero. Trata de mejorar el almacenamiento de alimentos y la planificación de las comidas en casa, y prepara encurtidos, salmueras o mermeladas con las frutas y verduras que no hayas consumido.

¡La naturaleza nunca desperdicia! El agua está siempre en constante movimiento en un ciclo natural entre la Tierra y la atmósfera. Aprende de la naturaleza e intenta reutilizar el agua en casa, por ejemplo, podrías usar el agua con la que cocinas las verduras, o incluso el agua de lluvia, para regar o nutrir tus plantas. También puedes devolver los nutrientes al suelo haciendo compostaje de alimentos crudos o cocidos que ya no puedas comerte. Prueba el compostaje si tienes un jardín o busca programas locales de elaboración de compost.

Elige cadenas de valor cortas e inclusivas que conecten a los productores con los consumidores y nutran los ecosistemas. Busca las etiquetas de Indicación Geográfica (IG) y de la iniciativa sobre los productos de la Alianza para las Montañas que apoyan a los productores de alimentos. Estas iniciativas hacen que ciertos alimentos y productos únicos estén más disponibles, aumentando su valor y, a su vez, los ingresos de los pequeños productores. También puedes comprar en los mercados de agricultores locales que a menudo promueven la biodiversidad y las variedades locales.

Crear espacios verdes en las jardineras de tu balcón o en tu jardín ayuda a que las ciudades respiren. Los grandes espacios verdes crean sombra y también limpian el aire, refrescan la ciudad y reducen la contaminación del agua. Cultivar alimentos también es divertido y una forma de aprender sobre las plantas y apreciarlas, ¡mientras mejoras tu dieta! ¿No tienes espacio? Participa en una huerta comunal local. Nutre el medio ambiente y a tu comunidad.

Los sistemas agroalimentarios no solo producen alimentos, sino que también producen fibras como el algodón y la lana. Sé sostenible en tu forma de vestir. Respalda la moda y las marcas que sean socialmente responsables e investiga las marcas antes de comprarlas. ¿La ropa se produce de manera sostenible? ¿Las empresas respetan los derechos de los trabajadores? ¿La empresa devuelve algo a la comunidad? También puedes donar ropa vieja a organizaciones benéficas y comprar ropa de segunda mano para apoyar un estilo sin desechos.

Expresa tu opinión y comparte conocimientos e información en línea. Consigue que más personas se preocupen por cómo se producen nuestros alimentos y cómo afecta esto a nuestro planeta. Sensibiliza acerca de una mejor nutrición y apoya abiertamente a los restaurantes o empresas privadas que están haciendo esfuerzos auténticos para ser #HéroesDeLaAlimentación.