Situación Alimentaria Mundial

Índice de precios de los alimentos de la FAO

El índice de precios de los alimentos de la FAO es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios. Consiste en el promedio de los índices de precios de cinco grupos de productos básicos ponderado con arreglo a las cuotas medias de exportación de cada uno de los grupos durante el período 2014-16. En un artículo especial publicado en el número de junio de 2020 de Perspectivas alimentarias se presentan la revisión del período de referencia para el cálculo del índice y la ampliación de su cobertura de precios, puestas en práctica a partir de julio de 2020. Los antecedentes técnicos relativos a la formulación anterior del índice se publicaron en un artículo en noviembre de 2013.

 

Fechas mensuales de publicación en 2022: 6 de enero, 3 de febrero, 4 de marzo, 8 de abril, 6 de mayo, 3 de junio, 8 de julio, 5 de agosto, 2 de septiembre, 7 de octubre, 4 de noviembre, 2 de diciembre.

El índice de precios de los alimentos de la FAO registró un descenso pronunciado en julio

Fecha de publicación: 05/08/2022

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en un promedio de 140,9 puntos en julio de 2022, esto es, 13,3 puntos (un 8,6 %) menos que en junio, disminuyendo así por cuarto mes consecutivo. No obstante, se mantuvo 16,4 puntos (un 13,1 %) por encima del valor registrado en el mismo mes del año pasado. La disminución de julio representó la mayor caída mensual del valor del índice desde octubre de 2008, liderada por importantes descensos en los índices de los aceites vegetales y los cereales, mientras que los del azúcar, los productos lácteos y la carne también disminuyeron, pero en menor medida.

» El índice de precios de los cereales de la FAO registró en julio un promedio de 147,3 puntos, tras una caída de 19,1 puntos (un 11,5 %) desde junio, si bien se mantuvo 21,0 puntos (un 16,6 %) por encima de su valor de julio de 2021. Disminuyeron los precios internacionales de todos los cereales representados en el índice. Los precios mundiales del trigo, que encabezaron la disminución, se redujeron un 14,5 % en julio, en parte como reacción ante el acuerdo alcanzado entre Ucrania y la Federación de Rusia para desbloquear los principales puertos ucranianos del Mar Negro, lo que indica la inminente reanudación de las exportaciones de cereales procedentes de Ucrania. La disponibilidad estacional debida a las cosechas en curso en el hemisferio norte también deprimió los precios. No obstante, los precios internacionales del trigo siguieron estando un 24,8 % por encima de los valores alcanzados en julio del año pasado. Los precios internacionales de los cereales secundarios disminuyeron por cuarto mes consecutivo, un 11,2 %, pero se mantuvieron un 12,1 % por encima de los valores de hace un año. El acuerdo para desbloquear los puertos ucranianos también fue el principal responsable de la caída del 10,7 % registrada en los precios mundiales del maíz. El aumento de las disponibilidades estacionales en la Argentina y el Brasil, donde las cosechas de maíz avanzaron a un ritmo superior al del año pasado, también contribuyó a aliviar la presión sobre los precios. El efecto indirecto de la debilidad de los mercados del trigo y del maíz también ejerció una presión a la baja sobre los precios del sorgo y la cebada, en un 12,8 % y un 12,6 %, respectivamente. En julio, los precios internacionales del arroz descendieron por primera vez desde el comienzo de 2022, influidos por la inconsistencia de la demanda y las fluctuaciones de los tipos de cambio en los principales países exportadores.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO se situó en un promedio de 171,1 puntos en julio, con un descenso de 40,7 puntos (un 19,2 %), marcando el nivel más bajo en 10 meses. El pronunciado descenso obedeció a la caída de los precios mundiales de los aceites de palma, soja, colza y girasol. Los precios internacionales del aceite de palma disminuyeron por cuarto mes consecutivo en julio, fundamentalmente a causa de las perspectivas de abundantes disponibilidades exportables procedentes de Indonesia, el principal exportador de aceite de palma del mundo. Entretanto, cayeron las cotizaciones mundiales de los aceites de soja y colza, respectivamente, a raíz de la prolongada atonía de la demanda y las expectativas de abundantes suministros de cosecha reciente. En el caso del aceite de girasol, los precios internacionales se redujeron marcadamente ante la débil demanda mundial de importaciones, pese a la continua incertidumbre logística en la región del Mar Negro. El descenso de los precios del petróleo crudo también ejerció una presión a la baja sobre los valores de los aceites vegetales.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO registró en julio un promedio de 146,4 puntos, esto es, 3,8 puntos (un 2,5 %) menos que en junio, pero aun así 29,7 puntos (un 25,4 %) por encima del valor alcanzado en julio del año pasado. Las cotizaciones internacionales de la leche desnatada en polvo registraron el descenso más pronunciado, seguidas de las de la mantequilla y la leche entera en polvo, lo que obedece principalmente a la escasa actividad en los mercados europeos con motivo de las vacaciones de verano. Además, la mayoría de los compradores tenían bien cubiertas sus necesidades inmediatas, lo cual, sumado a la débil demanda de China y a los elevados precios de los productos lácteos, hizo que descendiera la demanda de suministros al contado, lo que deprimió las cotizaciones internacionales. Por su parte, los precios mundiales del queso se mantuvieron estables, al verse compensada la menor demanda mundial de importaciones con el gran volumen de ventas internas en los destinos turísticos europeos. Pese a la debilidad general de la actividad comercial, la escasez de la oferta mundial mantuvo los precios mundiales de los productos lácteos en niveles elevados.

» El índice de precios de la carne de la FAO* se situó en un promedio de 124,0 puntos en julio, es decir, 0,6 puntos (un 0,5 %) menos que en junio, lo que representa el primer descenso intermensual tras seis meses consecutivos de aumentos. En julio, las cotizaciones mundiales de la carne de ovino disminuyeron de forma pronunciada, debido al aumento de las disponibilidades exportables de Australia en un contexto caracterizado por un gran número de sacrificios y las expectativas de incremento de los suministros de carne de cordero ante la menor demanda de importaciones. Por su parte, los precios internacionales de la carne de bovino registraron una caída como consecuencia de unas mayores disponibilidades exportables procedentes de las principales regiones productoras en comparación con la demanda mundial, mientras que la debilidad general de la demanda de importaciones mantuvo estables los precios de la carne de cerdo, pese a la escasez de la oferta de cerdos para sacrificio, especialmente en los Estados Unidos de América. Por el contrario, los precios internacionales de la carne de aves de corral alcanzaron un máximo histórico, a causa de la firme demanda mundial de importaciones y la escasez de la oferta mundial por los brotes de gripe aviar en el hemisferio norte, pese al reciente aumento de las exportaciones procedentes de Ucrania.

» El índice de precios del azúcar de la FAO registró en julio un promedio de 112,8 puntos, es decir 4,4 puntos (un 3,8 %) menos que en junio, lo que constituye el tercer descenso mensual consecutivo y el nivel más bajo en cinco meses. La preocupación por las perspectivas de la demanda a raíz de expectativas de una mayor desaceleración de la economía mundial en 2022 deprimió las cotizaciones internacionales del azúcar. El descenso de los precios se debió asimismo al debilitamiento del real brasileño frente al dólar de los EE.UU. y a la bajada de los precios del etanol, lo que ha dado lugar a que la producción de azúcar en el Brasil fuera mayor de lo previsto en la primera quincena de julio. Los indicios de un aumento de las exportaciones de la India y las perspectivas de producción favorables para la próxima campaña también contribuyeron al descenso de los precios mundiales del azúcar en julio. Por el contrario, la preocupación por los efectos de la prolongación de las condiciones atmosféricas secas y calurosas en el potencial de rendimiento de la Unión Europea impidió que se produjeran disminuciones más sustanciales de los precios.

* A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

 

Descargar el fichero completo: Excel, CSV

| Para obtener mayor información, sírvase comunicarse con nosotros.


Descargar el fichero completo: Excel