Situación Alimentaria Mundial

Índice de precios de los alimentos de la FAO

El índice de precios de los alimentos de la FAO es una medida de la variación mensual de los precios internacionales de una canasta de productos alimenticios. Consiste en el promedio de los índices de precios de cinco grupos de productos básicos ponderado con arreglo a las cuotas medias de exportación de cada uno de los grupos durante el período 2014-16. En un artículo especial publicado en el número de junio de 2020 de Perspectivas alimentarias se presentan la revisión del período de referencia para el cálculo del índice y la ampliación de su cobertura de precios, puestas en práctica a partir de julio de 2020. Los antecedentes técnicos relativos a la formulación anterior del índice se publicaron en un artículo en noviembre de 2013.

 

Fechas mensuales de publicación en 2023: 6 de enero, 3 de febrero, 3 de marzo, 7 de abril, 5 de mayo, 2 de junio, 7 de julio, 4 de agosto, 8 de septiembre, 6 de octubre, 3 de noviembre, 8 de diciembre.

El índice de precios de los alimentos de la FAO se mantuvo en noviembre prácticamente sin variaciones por segundo mes

Fecha de publicación: 02/12/2022

» El índice de precios de los alimentos de la FAO* se situó en noviembre de 2022 en un promedio de 135,7 puntos, prácticamente sin variaciones respecto de octubre, con descensos intermensuales en los índices de precios de los cereales, los productos lácteos y la carne, los cuales prácticamente contrarrestaron los aumentos en los de los aceites vegetales y el azúcar. En este nivel, el índice se situaba apenas ligeramente por encima (un 0,3 %) de su valor correspondiente en noviembre de 2021.

» El índice de precios de los cereales de la FAO alcanzó en noviembre un promedio de 150,4 puntos, esto es, 1,9 puntos (un 1,3 %) menos que en octubre, pero aun así 9,0 puntos (un 6,3 %) por encima del valor de hace un año. Los precios mundiales del trigo registraron un descenso del 2,8 % durante el mes de noviembre, principalmente a causa de la reincorporación de la Federación de Rusia a la Iniciativa sobre la Exportación de Cereales por el Mar Negro y la prórroga del acuerdo, la débil demanda de importación de suministros de los Estados Unidos de América por los precios poco competitivos, y la mayor competencia en los mercados mundiales debido al aumento de los envíos de la Federación de Rusia. Los precios internacionales de los cereales secundarios también perdieron fuerza en noviembre, con una disminución del 1,0 % respecto de octubre. Los precios del maíz disminuyeron un 1,7 % respecto del mes anterior, influenciados asimismo por la evolución de la Iniciativa sobre la Exportación de Cereales por el Mar Negro, mientras que la mejora del transporte en el río Misisipi, en los Estados Unidos de América, también deprimió los precios. Los precios internacionales del sorgo disminuyeron un 1,2 % en noviembre, paralelamente a los del maíz, mientras que los de la cebada aumentaron un 2,5 %. Los precios internacionales del arroz subieron otro 2,3 % en noviembre, influenciados por la apreciación frente al dólar de los EE.UU. de las divisas de algunos países proveedores asiáticos y por el gran interés de compra.

» El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO registró un promedio de 154,7 puntos en noviembre, o sea, un aumento de 3,4 puntos (un 2,3 %), tras siete meses consecutivos de descensos. El aumento se debió a la subida de los precios internacionales de los aceites de palma y de soja, que compensó con creces la bajada de las cotizaciones de los aceites de colza y de girasol. Los precios internacionales del aceite de palma repuntaron en noviembre, respaldados por una renovada demanda mundial de importaciones debido a la competitividad de los precios en comparación con los de otros aceites comestibles, así como a la preocupación por el menor potencial de producción por las excesivas precipitaciones en algunas partes de las principales regiones productoras del Asia sudoriental. Por su parte, los valores mundiales del aceite de soja subieron ligeramente, sostenidos principalmente por la persistencia de una robusta demanda del sector del biodiésel, especialmente en los Estados Unidos de América. Por el contrario, en noviembre cayeron los precios internacionales de los aceites de colza y de girasol, deprimidos, respectivamente, por la abundante oferta mundial prevista y la prórroga de la Iniciativa sobre la Exportación de Cereales por el Mar Negro.

» El índice de precios de los productos lácteos de la FAO se situó en noviembre en un promedio de 137,5 puntos, esto es, 1,7 puntos (un 1,2 %) menos que en octubre, lo que representa el quinto descenso mensual consecutivo, pero se mantuvo 11,6 puntos (un 9,2 %) por encima de su valor de hace un año. En noviembre, las cotizaciones internacionales de la leche desnatada en polvo fueron las que más disminuyeron, como resultado de una menor demanda de importación, ya que los compradores tenían bien cubiertas sus necesidades a corto plazo, sumada al aumento de las disponibilidades exportables en Europa. Los precios de la leche entera en polvo registraron una caída considerable, debido principalmente al menor interés de compra por parte de China, compensado solo en parte por las mayores compras realizadas por los países del Asia sudoriental. Por su parte, los precios mundiales de la mantequilla bajaron a causa de la débil demanda de importaciones resultante de los altos precios al por menor y la incertidumbre del mercado sobre las compras de los consumidores en los próximos meses. En cambio, los precios internacionales del queso aumentaron, respaldados por una demanda constante de importaciones y unas disponibilidades exportables menos cuantiosas en los principales países productores de Europa occidental.

» El índice de precios de la carne de la FAO* registró en noviembre un promedio de 117,1 puntos, esto es, 1,1 puntos (un 0,9 %) menos que en octubre, lo que también en este caso representa el quinto descenso mensual consecutivo, pero aun así se encuentra 4,6 puntos (un 4,1 %) por encima de su valor de hace un año. En noviembre, por quinto mes consecutivo, cayeron los precios internacionales de la carne de bovino a causa del aumento de los suministros para la exportación en Australia, que se sumó a los suministros ya de por sí elevados del Brasil, pese al mantenimiento de la fuerte demanda de importaciones en China. Por el contrario, los precios mundiales de todos los demás tipos de carne repuntaron, siendo el de la carne de ovino el que más subió como resultado de la sólida demanda de importaciones, a pesar del aumento estacional de los suministros en Oceanía. Los precios internacionales de la carne de aves de corral también se recuperaron, a raíz de la reducción de los suministros mundiales para la exportación ante los retrocesos en la producción que se produjeron en muchos de los grandes países productores tras intensificarse los brotes de gripe aviar. Por su parte, los precios de la carne de cerdo subieron por el aumento repentino de la demanda ante la proximidad del período de festividades y los efectos de las fluctuaciones de los tipos de cambio.

» El índice de precios del azúcar de la FAO se situó en noviembre en un promedio de 114,3 puntos, es decir, 5,7 puntos (un 5,2 %) más que en octubre, lo que representa el primer aumento después de seis meses consecutivos de descensos. El repunte de noviembre obedeció sobre todo a las cuantiosas compras ante la escasez general de suministros de azúcar en el mundo debido a retrasos en las cosechas de los principales países productores y al anuncio de la India sobre una reducción de su cupo de exportación de azúcar. La subida de los precios del etanol en el Brasil, que suscita preocupación por el mayor uso de caña de azúcar para producirlo, ejerció una presión al alza adicional sobre los precios mundiales del azúcar. Pese al aumento de noviembre, las cotizaciones internacionales del azúcar se mantuvieron 5,9 puntos (un 4,9 %) por debajo del nivel registrado en el mismo mes del año pasado, lastradas por las perspectivas de abundantes suministros a escala mundial en la campaña 2022/23.

*A diferencia de otros grupos de productos básicos, la mayoría de los precios utilizados en el cálculo del índice de precios de la carne de la FAO no se encuentra disponible en el momento del cómputo y publicación del índice de precios de los alimentos de la Organización; por tanto, el valor del índice de precios de la carne de los meses más recientes se deriva de una combinación de precios previstos y observados. En ocasiones, esto puede hacer precisas revisiones significativas del valor final del índice de precios de la carne de la FAO que, a su vez, podrían influir en el valor del índice de precios de los alimentos de la Organización.

Para acceder a las cotizaciones de referencia para la exportación de diversos productos alimenticios y a los precios nacionales al por menor y al por mayor de los alimentos, sírvase visitar la Herramienta de seguimiento y análisis de los precios alimentarios de la FAO.

Descargar el fichero completo: Excel, CSV

| Para obtener mayor información, sírvase comunicarse con nosotros.

 


Descargar el fichero completo: Excel