Perspectivas alimentarias 11/96

Previous Page TOC Next Page


SEMILLAS OLEAGINOSAS, ACEITES Y HARINAS OLEAGINOSAS



PRODUCCION DE 1996/97 CERCANA AL NIVEL DE LA CAMPAÑA ANTERIOR

En 1996/97, la producción mundial de las siete principales semillas oleaginosas se pronostica en 260 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al nivel de la campaña anterior.

PRODUCCION MUNDIAL DE LAS SIETE PRINCI-PALES SEMILLAS OLEAGINOSAS


1994/95 1995/96estim. 1996/97 pronóst.

(. . . millones de toneladas . . .)
Soja 138.4 124.7 131.8
Semillas de algodón 34.4 35.1 33.8
Maní (cáscara) 28.7 27.8 28.3
Semillas de girasol 24.0 26.4 24.7
Semillas de colza 30.1 34.9 31.4
Almendras de palma 4.8 4.9 5.1
Copra 5.3 4.7 5.1












FUENTE: FAO


La producción mundial de soja en 1996/97 debería recuperarse y superar el nivel de la última campaña en casi el 6 por ciento, pero quedando por debajo del nivel récord de 1994/95. Aunque a esta altura las perspectivas de la producción son todavía provisionales, la cosecha que se está recogiendo actualmente en los Estados Unidos se calcula en 64 millones de toneladas, lo que representa un aumento de alrededor del 8 por ciento respecto al año anterior. Es probable que la producción del Brasil, que se recogerá al comienzo de 1997, acuse un fuerte aumento ya que se prevé que los productores aumentarán la superficie cultivada en reacción a los precios favorables y a unas condiciones mejores de crédito. También podría volver a aumentar la producción argentina debido a un fuerte aumento de la superficie de trigo y soja que se cosechan dos veces. En cambio, los indicios señalan que los productores de China favorecerán el cultivo de cereales en vez de soja, lo que sugiere una disminución de la superficie plantada y un ulterior aumento del déficit nacional de soja y productos derivados.

Se prevé que la producción y disponibilidad mundiales de semillas de girasol disminuirán en alrededor de 1 700 000 toneladas, como consecuencia principalmente de una probable contracción de la producción en Argentina, los Estados Unidos y la ex URSS, debido a un cambio a plantaciones de trigo y maíz.

Se prevé que la producción mundial de colza disminuirá en más de 3 millones de toneladas respecto al nivel de la última campaña, como consecuencia de la disminución de la superficie plantada y/o las condiciones desfavorables del tiempo en Canadá, Europa oriental y occidental y China.

Se prevé que la producción mundial de semillas de algodón se contraerá en alrededor del 4 por ciento a 33 800 000 toneladas, ya que en China y la India la superficie que se cultivaba con dicho producto se emplea para cereales y otras semillas oleaginosas debido a los precios relativamente menos interesantes de la fibra de algodón.

Se prevé un aumento del 7 por ciento en la producción de la copra, debido a unas precipitaciones favorables y a una recuperación de los ciclos de rendimiento biológico en Filipinas e Indonesia. Asimismo, la producción de almendra de palma y aceite de palma debería aumentar principalmente en Indonesia y Malasia, y marginalmente en los otros países productores.

Según las proyecciones, el maní aumentarán entre moderada y ligeramente debido principalmente a la recuperación de la producción en la India.

Con respecto a los productos de semillas oleaginosas, la producción mundial de aceites debería ser inferior al nivel de la última campaña en casi medio millón de toneladas. Se prevé un descenso de los acei-tes de girasol, de algodón y de colza, mientras que au-mentará la producción del aceite de soja, de palma y de coco. La producción mundial de harinas oleaginosas debería aumentar en casi un 2 por ciento, debido princi-palmente a una producción sostenida de harina de soja.


SEGUIRAN ESCASEANDO LOS SUMINISTROS DE SEMILLAS OLEAGINOSAS Y PRODUCTOS DERIVADOS

La combinación de una marcada reducción de las existencias remanentes en todas las regiones (salvo en algunas partes de Africa y América Latina) con sólo un moderado aumento de la pronóstico de semillas oleaginosas, indica que en 1996/97 seguirán escasean-do los suministros de semillas oleaginosas.

Se prevé que el consumo mundial de semi-llas oleaginosas en 1996/97 se acercará al nivel de la campaña anterior o descenderá ligeramente debido principalmente a una disminución de los suministros. Es probable que el aumento previsto de la producción de soja, unido a una disminución de la producción de semillas oleaginosas de alto rendimiento, incrementará la parte de la soja en la molturación total de semillas oleaginosas. La creciente dependencia de la soja para satisfacer la demanda mundial de aceites podría con-tribuir a provocar una situación semejante a la 1994/95, lo que se reflejaría en un aumento de los precios del aceite de soja respecto a los de la harina de soja.

El consumo mundial de tortas y harinas protéicas, a la vez que continuará su tendencia ascendente se verá afectado por los cambios de los precios de los cereales forrajeros, que podrían influir en la rentabilidad general de los piensos compuestos y/o causar la sustitución entre diversos piensos. A esta altura las perspectivas de la demanda de tortas y harinas son inciertas en la CE y los Estados Unidos, donde los altos precios de la harina han desacelerado el crecimiento de la demanda. En los principales países del Lejano Oriente (en particular China) la brecha entre los suministros internos y la creciente demanda de tortas y harinas debería seguir aumentando, redundando posiblemente en importaciones netas sin precedentes de harina de soja en 1996/97.

En cuanto a los productos básicos, la harina de soja cubrirá la mayor parte de las necesidades de consumo de tortas y harinas en 1996/97, como consecuencia del aumento previsto de la producción y la probable cantidad relativamente grande de suministros generados para la extracción de aceite de esta semilla oleaginosa rica en harina. Los suministros adicionales de harina de soja compensarán sobradamente la posible reducción de la producción de tortas de colza y girasol.

Aunque también el consumo de aceites y grasas debería estar condicionado por los precios relativamente altos, todavía se prevé que aumentará la demanda de dichos productos, debido fundamental-mente a un ulterior aumento de la demanda en Asia. En los principales países importadores, es probable que la producción interna sea inferior a las necesidades del consumo, y las existencias tendrán que disminuir en 1996/97 a niveles muy inferiores a lo normal. La mayor parte de las necesidades mundiales de importación de aceites debería cubrirse con aceite de palma de Indonesia y Malasia.

Las necesidades de importación de semillas oleaginosas, grasas y aceites de China debería superar su nivel de 1995/96, debido a la cosecha conside-rablemente menor prevista para la próxima campaña, a la disminución de las existencias y aumento fuerte y continuo de la demanda interna. También se prevé que aumentará la demanda de importaciones netas en todos los otros principales países importadores, debido en gran medida a un agotamiento de las existencias y a la creciente utilización interna de productos derivados de semillas oleaginosas. En la India, se prevé que las necesidades de importaciones netas disminuirán debi-do al aumento previsto de la producción interna de se-millas oleaginosas y a la acumulación de existencias de semillas oleaginosas y aceites de la campaña anterior. Es probable que en 1996/97 se estanquen las nece-sidades de importación de aceites, grasas, tortas y ha-rinas (cubiertas frecuentemente por las compras de se-millas oleaginosas para molturación) en los países importadores de Africa y América Latina, a causa principalmente del extraordinario aumento de la producción interna.


PROBABLE FORTALECIMIENTO DE LOS PRECIOS EN 1996/97

Es probable que la escasez general de suministros de semillas oleaginosas en 1996/97, relacionada con la disminución prevista de los suministros mundiales de aceites y grasas, provocará un ulterior fortalecimiento de los precios de las semillas oleaginosas y productos derivados, al menos en la primera mitad de la campaña. El aumento previsto de las necesidades de importación de China debería contribuir a fortalecer los precios de las semillas oleaginosas, los aceites y las grasas en el mercado mundial. Los precios de la soja, la colza y el girasol deberían aumentar más rápidamente. Al propio tiempo, los precios de los cultivos oleaginosos anuales podrían resultar inestables y sensibles a los riesgos del tiempo en los próximos meses.

Los precios mundiales de aceites y grasas deberían mantenerse por encima de la media a largo plazo debido a su escasez. Los precios de los aceites láuricos deberían ser relativamente altos, aunque sus primas en relación con los aceites blandos podría disminuir como consecuencia de los aumentos pre-vistos de los suministros y disponibilidades exportables de Filipinas, Indonesia y Malasia. Se prevé que los precios de las harinas oleaginosas seguirán altos, dada la escasez general, pero la disminución de los precios de los cereales podría verse seguida de una dismi-nución más o menos pronunciada de los precios de las harinas oleaginosas ya que la parte de los cereales en los piensos probablemente aumentaría. En conse-cuencia, la parte de los aceites en el valor del producto combinado de aceites y harinas, particularmente de semillas oleaginosas de alto rendimiento probable-mente aumentará en la próxima campaña.


Previous Page TOC Next Page