FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, Abril 2000 - Page 6

Previous PageTable Of ContentsNext Page

AFRICA CENTRAL

CAMERUN (29 de marzo)

En el sur ha comenzado la plantación de la primera cosecha de maíz. Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables, la producción de cereales de 1999 fue superior a la media. Unas lluvias intensas provocaron el desbordamiento del embalse de Lagdo e inundaciones a lo largo del río Benue en el norte, obligando al desplazamiento de alrededor de 1 000 personas.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria, salvo en las zonas anegadas. Las importaciones de cereales para utilización interna y para las reexportaciones durante la campaña comercial del 2000 se estiman en 290 000 toneladas, principalmente trigo y arroz. En diciembre de 1999 llegaron al norte del Camerún alrededor de 1 000 refugiados congoleños.

CONGO, REPUBLICA DE* (29 de marzo)

Tras la firma en diciembre de 1999 del cese de hostilidades entre el gobierno y la oposición, la situación de seguridad ha mejorado en los últimos meses en la región de Pool pero sigue siendo frágil. La tasa de repatriación de las personas desplazadas a las ciudades está aumentando rápidamente; y ya han regresado alrededor de 600 000 de las 810 000 personas desplazadas. Más de 50 000 PDI siguen todavía en la zona de Mossendjo de la región de Niari, y necesitan asistencia. Una malnutrición grave está afectando a la población desplazada, y se han abierto centros de nutrición para ayudar a las personas malnutridas. También se han integrado unos 2 500 refugiados rwandeses en algunas aldeas de la región de Loukolela, tras la clausura en febrero del campamento de refugiados de esa región. En Brazzaville, la situación del suministro de alimentos debería mejorar una vez que se restablezca el enlace ferroviario con Pointe-Noire, previsto para finales de abril. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial del 2000 se estima en 140 000 toneladas, principalmente trigo y arroz.

CONGO, REPUBLICA DEMOCRATICA DEL* (29 de marzo)

La situación del suministro de alimentos sigue siendo difícil en la mayor parte del país como consecuencia de la persistencia de la guerra civil. En particular, se señala una grave situación de escasez de alimentos y malnutrición entre las numerosas personas desplazadas en Katanga nordoriental, Kivu del Sur y la zona Ituri del Congo Alto. En esta última, se informa de que se está gestando una grave crisis humanitaria. Una misión de evaluación de las Naciones Unidas enviada en octubre pasado a la zona de Djugu de Ituri estimó que se habían desplazado más de 100 000 personas y habían sido asesinadas entre 5 000 y 7 000. Una reciente encuesta de MSF, otra medida de la gravedad de la situación en la zona, indicaba un 11,6 por ciento de malnutrición general y un 9,1 por ciento de malnutrición entre grave y aguda. Además de las personas que han muerto como consecuencia directa del conflicto, muchos otros han muerto por enfermedades o epidemias debidas a un acceso insuficiente al agua potable o a asistencia médica.

Entre las personas más afectadas por la crisis se cuentan aquéllas que viven en zonas urbanas, particularmente en la ciudad de Kinshasa (alrededor de 6 millones de habitantes). La división del país en dos partes a raíz del conflicto prácticamente ha paralizado todo el comercio interno convencional, mientras que los desplazamientos de la población han perturbado gravemente las actividades agrícolas en las zonas rurales circundantes. Las últimas estimaciones indican que alrededor del 10 por ciento de la población de Kinshasa se ve gravemente afectada por una importante merma del poder adquisitivo y adolece de malnutrición grave, frente a un 6 por ciento en 1998.

En conjunto, se estima que más de 10 millones de habitantes están viviendo en una situación de inseguridad alimentaria, incluidos un millón de personas desplazadas en el interior del país. La población más afectada sigue siendo inaccesible a la asistencia humanitaria debido a la inseguridad y a la interrupción de los caminos. Aunque el PMA ha creado últimamente un cuarto corredor para acceder a las personas desplazadas en la zona nordoriental de Katanga y Kivu del Sur, las promesas de ayuda alimentaria para la operación de urgencia siguen siendo inferiores a las necesidades. Se necesitan con urgencia más contribuciones.

GABON (29 de marzo)

Los cultivos alimentarios principales son la yuca y los plátanos, pero también se produce algo de maíz (alrededor de 25 000 toneladas). El país importa comercialmente la mayor parte de los cereales que necesita, estimados en torno a 82 000 toneladas en el 2000. En un censo realizado en noviembre y diciembre de 1999 en Libreville, se registraron alrededor de 13 500 refugiados congoleños en Haut-Ogooue, en el este, y en Nyanga, en el sudoeste, las dos provincias que limitan con el Congo. Los refugiados congoleños que se encuentran en otras dos provincias, Ngounie y Ogooue-Lolo, se calculan entre 3 000 y 4 000. Hay, además, alrededor de 1 500 personas de otros países, tales como Angola, el Chad, la RDC, Guinea Ecuatorial y Rwanda. Los suministros alimentarios destinados a los refugiados se agotaron a mediados de febrero. El PMA proporcionará 1 200 toneladas de alimentos a alrededor de 12 000 refugiados durante seis meses.

GUINEA ECUATORIAL (29 de marzo)

Las precipitaciones siguieron siendo escasas durante la campaña de 1999, pero es improbable que ello afecte gravemente la producción de cultivos alimentarios ya que los cultivos básicos son las batatas, la yuca y los plátanos. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial del 2000 se estima en 9 000 toneladas de arroz y trigo.

REPUBLICA CENTROAFRICANA (29 de marzo)

Las lluvias estacionales llegaron al sur del país a principios de marzo. Gracias a unas lluvias copiosas y a unas condiciones de crecimiento favorables, la producción de cereales de 1999 se estima en un nivel sin precedentes de 161 000 toneladas, nivel superior en un 9 por ciento al de 1998.

Tras varias cosechas buenas consecutivas, la situación alimentaria es satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial del 2000 se estima en 29 000 toneladas, principalmente trigo.


Previous PageTable Of ContentsNext Page