FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, Abril 2000 - Page 5

Previous PageTable Of ContentsNext Page

AFRICA OCCIDENTAL

BENIN (29 de marzo)

Las primeras lluvias comenzaron en el sur a mediados de marzo, lo que permitió la plantación de la primera cosecha de maíz. La producción total de cereales de 1999 (incluido el arroz en forma de arroz cáscara) se calcula en 925 000 toneladas, nivel muy superior a la media. Como consecuencia, la situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Sin embargo, al final de la última estación de las lluvias, en septiembre y octubre, las inundaciones desplazaron a miles de personas de muchas aldeas. Las importaciones de cereales, para uso interno y para reexportaciones, durante la campaña comercial del 2000 se estiman en 145 000 toneladas, y la ayuda alimentaria, en 10 000 toneladas.

BURKINA FASO (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Las estimaciones definitivas de la producción de 1999 dadas a conocer por los servicios estadísticos indican que la producción total de cereales de 1999 alcanzó un nivel récord de 2,7 millones de toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), lo que equivale a un 12,9 por ciento más que la media de los últimos cinco años. La producción de mijo y sorgo arrojó pérdidas, mientras que la de maíz y arroz se incrementó.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios del mijo y sorgo locales son más bajos que en los últimos años. Sin embargo, es posible que haya algunas poblaciones vulnerables a la escasez de alimentos, principalmente en las provincias de Boulkiemdé, Samnatenga y Sanguié, debido a varias cosechas inferiores a la media consecutivas. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se estima en 155 000 toneladas, principalmente trigo y arroz. Se ha distribuido asistencia alimentaria de urgencia en las provincias de Boulkiemdé, Kouritenga, Passoré, Poni, y Yatenga a 12 000 Burkinabe que huyeron a principios de noviembre de Tebou , en el sudoeste de Côte d'Ivoire, a causa de los conflictos por la propiedad de las tierras en las plantaciones de cacao. Se han identificado alrededor de 4 000 personas como particularmente vulnerables.

CABO VERDE (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. En octubre, una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción de cereales de 1999 en un nivel sin precedentes de 25 700 toneladas, alrededor de cinco veces superior a la de 1998 y a la media de los últimos cinco años.

Gracias a esta cosecha abundante, la situación de los suministros alimentarios ha mejorado en las zonas rurales afectadas por varias cosechas malas consecutivas. Tras unas importaciones normales de cereales, los mercados están bien abastecidos y los precios se mantienen estables. Se señala, sin embargo, que Ribeira Grande y Paúl en la isla Santo Antão son zonas vulnerables. La excelente producción de 1999 cubrirá sólo una cuarta parte de las necesidades de consumo, pero las existencias disponibles y las importaciones comerciales o ayuda alimentaria previstas para el año 2000 serán suficientes para colmar el déficit. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 70 000 toneladas, de las cuales 50 000 deberían recibirse como ayuda alimentaria. Hasta el momento se han recibido alrededor de 37 000 toneladas de ayuda alimentaria.

CÔTE D'IVOIRE (29 de marzo)

A mediados de marzo han comenzado las lluvias en el sur y en el centro, y ello ha permitido la plantación de la primera cosecha de maíz. La producción arrocera de 1999 creció en comparación con 1998 debido a unas lluvias buenas y al aumento de la superficie plantada. La producción total de cereales de 1999 se estima en casi 1,8 millones de toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), nivel ligeramente superior al de 1998.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se estima en 655 000 toneladas, principalmente arroz y trigo. El número de los refugiados liberianos está bajando debido a la repatriación, pero quedan todavía 100 000 refugiados liberianos y 1 500 sierraleoneses en el oeste.

CHAD (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Los cultivos fuera de estación están creciendo satisfactoriamente, y las perspectivas son buenas para el berbéré (sorgo de aluvión) de las prefecturas de Chari Baguirmi, Mayo Kebbi y Salamat, así como para los cultivos de maíz y trigo fuera de estación de los pólder del Lado de Chad, pese a algunas inundaciones. Tras las estimaciones definitivas de la producción dadas a conocer por los servicios estadísticos nacionales, la producción total de cereales de 1999 se cifra en 1 230 000 (el arroz, en forma de arroz cáscara), lo que equivale a un volumen inferior en un 9 por ciento al nivel récord de 1998 pero superior en un 16 por ciento a la media de los últimos cinco años.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Los precios de los cereales se mantienen estables y son más bajos que en los años anteriores. Los agricultores han reconstituido las existencias por segundo año consecutivo o vendido los cereales para compensar los bajos ingresos del algodón y la mala producción del maní. En las prefecturas de Moyen Chari y Logone Oriental se inundaron algunas zonas. Podrían experimentarse dificultades para el suministro de alimentos en la provincia septentrional de Lac y en algunas zonas de Batha, Biltine, Kanem (principalmente en las subprefecturas de Mao y Nokou) y Tandjilé. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 67 000 toneladas, incluidas 12 000 toneladas de ayuda alimentaria.

GAMBIA (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Tras las estimaciones definitivas de la producción dadas a conocer por los servicios estadísticos nacionales, la producción total de cereales de 1999 se estima en un nivel récord de 155 600 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), lo que equivale a un volumen superior en un 36 por ciento al de 1998 y superior en un 48 por ciento a la media de los últimos cinco años.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria y los mercados están bien abastecidos. Sin embargo, algunas zonas se han visto afectadas por fuertes inundaciones, espe-cialmente en Baddibous Bajo, Central y Alto, Fulladu del oeste en el distrito de Río Central, y en Sandu, Wulli y Kontora en el distrito de Río Alto. Las importaciones de cereales para el uso interno y las reexportaciones durante la campaña comercial 1999/2000 se calculan en 114 000 toneladas.

GHANA (29 de marzo)

Las primeras lluvias caídas durante la segunda década de marzo en el sur y en el centro han sido abundantes y han permitido los preparativos de la tierra y la plantación de la primera cosecha de maíz. En septiembre de 1999, unas grandes inundaciones provocadas por el desborde de ríos cau-dalosos devastaron tres zonas de las regiones septentrionales, dejando a unas 332 000 personas sin vivienda, destruyendo cultivos y ganado y causando un brote de cólera en algunos poblados. La producción total de cereales de 1999 se calcula en 1 686 000 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), volumen ligeramente inferior a la producción de 1998 y a la media de los últimos cinco años.

La situación del suministro de alimentos es difícil para la población afectada por las inundaciones. El PMA está proporcionando 900 toneladas de maíz y 83 toneladas de frijoles a unas 50 000 personas vulnerables, entre los cuales se cuentan mujeres, niños y ancianos de la región septentrional (30 000), la región oriental superior (12 000) y la región occidental superior (8 000). El agua y el saneamiento siguen siendo un problema, por cuanto se destruyeron los pequeños embalses y pozos, particularmente en la región oriental superior. Muchas fuentes de agua han quedado contaminadas. En el país hay alrededor de 10 000 refugiados liberianos, de los cuales sólo 2 000 están recibiendo raciones alimentarias. Las importaciones de cereales para el uso interno y las reexportaciones durante la campaña comercial del 2000 se calculan en 485 000 toneladas, y la necesidad de ayuda alimentaria en 46 000 toneladas.

GUINEA (29 de marzo)

Las primeras lluvias caídas en el extremo sur se han registrado en marzo. Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables, la producción de cereales de 1999 se estima en una cifra sin precedente de 1 040 000 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara).

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria, excepto para los refugiados. Los mercados están bien abastecidos en las zonas tanto urbanas como rurales. En las regiones de Guinée Maritime y Guinée Forestière se dispone de excedentes. Quedan en el país alrededor de 488 000 refugiados (120 000 de Liberia y 366 000 de Sierra Leona), ubicados principalmente en Gueckédou (360 000), Forécariah (60 000) y N'Zérékore (60 000). Están recibiendo asistencia alimentaria y se los considera en riesgo nutricional moderado. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial del 2000 se calcula en 350 000 toneladas de trigo y arroz.

GUINEA-BISSAU (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos estimó la producción de cereales de 1999 en 138 700 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), es decir un 6 por ciento más que en 1998, pero un volumen inferior al nivel anterior a la crisis y al nivel medio. La producción de cereales secundarios se incrementó, mientras que la de arroz disminuyó debido a las inundaciones y a las invasiones de plagas.

La situación general del suministro de alimentos ha mejorado. Sin embargo, algunos grupos de la población encuentran todavía dificultades para el suministro de alimentos, principalmente en las zonas urbanas y en las zonas de Catio, Fulakunda y Bambadinca.

LIBERIA* (29 de marzo)

Las primeras lluvias estacionales se recibieron a principios de marzo. Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables y a una situación de seguridad mejorada, la producción de cereales de 1999 debería ser semejante o superior a la del año anterior, salvo en el norte, donde se registraron hostilidades en el distrito de Lofa durante el período vegetativo. La producción agrícola creció en los distritos de Bong, Bomi, Montserrado y Nimba, pero fue escasa en Maryland, Sinoe y Grand Kru debido al mal estado de los caminos que dificulta el acceso a las fincas. Si se exceptúa el distrito de Lofa, la paz relativa que reina en la mayoría de las zonas ha ejercido una influencia positiva en las actividades agrícolas. La superficie cultivada en 1999 ha sido considerablemente mayor que en 1998, y se prevé que la producción arrocera alcanzará alrededor del 80 por ciento del nivel anterior a la guerra civil, y que la yuca se recuperará a los niveles normales. Si bien la escasez de insumos agrícolas fue un factor limitador para los agricultores, se vio aliviada gracias a una distribución considerable de semillas y aperos y a la prestación de una asistencia técnica mejorada a las familias de los colonos. En el distrito de Lofa, la mayoría de las personas desplazadas, estimadas en 25 000, son agricultores que no han podido levantar sus cosechas. Varios miles han sido desplazados desde los campamentos de Voinjama y Kolahum, en Lofa Alto, a Tarvey y Sinje, en Lofa Bajo.

La situación alimentaria general ha mejorado significativamente en 1999. En los mercados urbanos los suministros alimentarios se mantienen relativamente estables y, en general, los precios son más bajos que en 1998. El suministro de alimentos sigue siendo difícil en las zo-nas rurales. Los programas de rehabilitación están permitiendo el reasentamiento y la rein-tegración de los refugiados y las personas desplazadas en el interior del país a través de un conjunto de medidas de repatriación. Pero los programas humanitarios destinados a los re-patriados liberianos y los refugiados sierraleoneses se vieron trastornados por la insegu-ridad y los saqueos en el distrito de Lofa, donde se señala un empeoramiento de la situación nutricional y sanitaria de las personas desplazadas. Se estima que en Liberia hay alrededor de 500 000 refugiados, personas desplazadas en el interior y repatriados, incluidos 90 000 refugiados de Sierra Leona. El país continúa dependiendo mucho de la ayuda alimentaria.

MALI (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Ha comenzado la recolección del arroz en las zonas del Río Níger, donde se señala que la pesca ha sido buena (casi el doble del año pasado). Las perspectivas para los cultivos de regadío o de aluvión fuera de estación son particularmente favorables. Gracias a unas condiciones de crecimiento suficientes, la producción total de cereales de 1999 fue calculada en octubre pasado por una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos en 2 951 700 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara). Esto excede del récord de 1998 en un 16 por ciento, y de la media de los últimos cinco años en un 28 por ciento. La producción arrocera creció del 13 y 41 por ciento comparada con la de 1998 y con la media de los últimos cinco años, respectivamente, mientras que la de cereales secundarios aumentó del 17 y 23 por ciento, respectivamente. Se ha señalado la presencia de langostas del desierto en algunos wadis de Timetrine. Se trataron alrededor de 1 700 de las 2 575 hectáreas infestadas. Es posible que las langostas que escapen a las operaciones de lucha permanezcan y maduren en algunos wadis de Adrar des Iforas.

Gracias a dos abundantes cosechas consecutivas, la situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales disminuyeron de forma pronunciada después de la cosecha y son mucho más bajos que en los años anteriores. Estos precios tan bajos, debidos a la gran cuantía de excedentes de cereales, podrían causar dificultades económicas a los agricultores de algunas zonas. Se presentan buenas oportunidades para las compras locales y la transferencia de los excedentes de cereales a los países vecinos o, incluso, fuera del Africa occidental. El sistema nacional de alerta temprana (SAP) calculó que sólo 2 de los 173 distritos que vigila en el centro y el norte (a saber, Baye, en el círculo de Bankass, y Diankabou, en el círculo de Koro) corren un riesgo moderado de escasez de alimentos, debido a las inundaciones que destruyeron las cosechas de arroz. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 1999/2000 se calcula en 100 000 toneladas de trigo y arroz. No se necesita ayuda alimentaria.

MAURITANIA (29 de marzo)

Las precipitaciones abundantes caídas durante la estación de las lluvias llenaron los embalses, y permitieron la siembra de superficies mucho más extensas con cultivos de decrecida (walo) o de tierras bajas. Por lo tanto, las perspectivas para las cosechas fuera de estación y aluviales son excelentes. Se había previsto que habrían sido las mejores en 30-40 años en muchas zonas, pero últimamente se ha señalado una presencia considerable de infestaciones de plagas. El alto nivel alcanzado por el río Senegal causó también grandes inundaciones en Brakna, en Gorgol y Trarza, y en la cuenca del río Senegal, que menguaron la producción del arroz de regadío.

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos calculó la producción de cereales de 1999/2000 en 250 900 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), un 28 por ciento más que la de 1998/99 y muy superior a la media. En marzo han aparecido langostas del desierto en el extremo norte, cerca de Big Moghrein. En ese mismo mes, los equipos que trabajan sobre el terreno trataron un total de 340 hectáreas. Es probable que a principios de abril termine la eclosión en la zona nordoccidental de Tiris-Zemmour, pero los saltones continuarán desarrollándose y formando grupos y colonias.

Tras una buena cosecha, la situación alimentaria mejoró en las zonas rurales, salvo en las partes inundadas. Ultimamente ha terminado la distribución de 2 240 toneladas de cereales destinados al consumo humano en las poblaciones afectadas de Brakna, Gorgol, Tagant y Trarza. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales disminuyeron considerablemente después de la cosecha. También son vulnerables algunas zonas de Aftout y Affolé, Tagant, Assaba del Sur y las dos Hodh. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 260 000 toneladas (excluidas las reexportaciones) y la ayuda alimentaria en 25 000 toneladas.

NIGER (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Las perspectivas para los cultivos fuera de estación son excelentes. Tras las cifras definitivas dadas a conocer por los servicios estadísticos nacionales, la producción total de cereales de 1999 se estima en 2 870 000 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), alrededor de un 4 por ciento menos que la cosecha récord del año anterior, pero un 25 por ciento más que la media de los últimos cinco años. La producción de caupí se calcula en 420 000 toneladas. Durante el mes de marzo se ha registrado la presencia, en la parte oriental de la montaña de Aïr, de bajas densidades de poblaciones adultas de langostas del desierto. También se observaron altas densidades de saltones gregarios. Ya en febrero se había señalado la presencia de langostas del desierto en Aïr sudoriental. En la zona del wadi Tafidet se fumigaron 700 hectáreas en total.

La situación de los suministros alimentarios sigue siendo en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales son bajos. Las evaluaciones realizadas por el sistema nacional de alerta temprana indican que el país no necesita asistencia de urgencia. Sin embargo, es posible que sean algo vulnerables algunas zonas de Aguié, Guidan Roumdji, Illéla, Keita, Matameye y Mayahi, así como algunas poblaciones urbanas. Se ha reconstituido la reserva de seguridad nacional a un nivel de 14 577 toneladas de mijo y 2 132 toneladas de sorgo.

NIGERIA (29 de marzo)

Comenzó a llover abundantemente en el sur durante la segunda década de marzo, lo que permitió iniciar los preparativos de la tierra y la plantación de la primera cosecha de maíz. La producción de cereales de 1999 se estima en 23,2 millones de toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara).

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Sin embargo, debido a las lluvias intensas de principios de octubre, tres embalses hidroléctricos desbordaron hacia los ríos Kaduna, Benue y Níger causando inundaciones en los poblados ubicados en sus riberas. El Gobierno nigeriano calcula que hay alrededor de 300 000 personas afectadas y que se han inundado varios miles de hectáreas en cinco estados (Sokoto, Adamwara, Borno, Kwara y Níger). El estado sudoriental de Bayelsa y cinco distritos del Delta del Níger (en las municipalidades de Patani, Oshimili del Sur, Ndokwa del Este, Burutu y Bomadi) también han quedado afectados por las inundaciones. Además, el desbordamiento del Lago Chad dejó a unas 25 000 personas sin vivienda en la parte septentrional de Nigeria. El Gobierno aprobó al final de 1999 la compra de 55 000 toneladas de cereales locales como parte de la reserva alimentaria estratégica del país.

El 11 de febrero el Gobierno decidió eliminar los derechos de importación y el impuesto sobre el valor añadido para todos los insumos agrícolas, incluidos los fertilizantes. El Gobierno ya no intervendrá en la importación y distribución de fertilizantes.

SENEGAL (29 de marzo)

Predominan condiciones secas propias de la estación. Al haberse inundado grandes extensiones del valle del Río Senegal, las perspectivas para los cultivos fuera de estación y de decrecida son favorables. Los servicios estadísticos nacionales dieron a conocer nuevas cifras relativas a la producción. La producción total de cereales de 1999 se calcula ahora en 1 256 000 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), lo que representa un 63 por ciento más que el nivel de 1998 y un 34 por ciento más que la media de los últimos cinco años.

La situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Gracias a las abundantes importaciones de arroz efectuadas al final de 1999, los mercados están bien abastecidos y el precio del arroz se mantiene estable. A principios del 2000, los impuestos sobre la importación pasaron de 15,7 por ciento a 12,2 por ciento. Los precios de los cereales locales son bajos, aunque empezaron a subir en marzo. Sin embargo, es probable que se presenten dificultades localizadas con el suministro de alimentos en Casamance, en algunas zonas de los departamentos de Diourbel, Kaffrine, Gossas, M'Backé, y en las zonas inundadas del valle del río Senegal (Dagana, Podor, Matam y Bakel). La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 760 000 toneladas, incluidas 450 000 toneladas de arroz. La necesidad de importación de cereales se estima en 10 000 toneladas.

SIERRA LEONA* (29 de marzo)

Una misión de evaluación de cultivos de la FAO que visitó en diciembre de 1999 las regiones sudoccidentales, meridionales y algunas partes de las regiones orientales observó que la guerra civil había trastornado el sector agrícola en todo el país, incluso en la región meridional en la que actualmente reina una paz relativa. Con el pasar de los años, los agricultores han ido perdiendo todos sus recursos productivos, tales como semillas, aperos y otros bienes de capital. Ha habido una destrucción en gran escala de la infraestructura y de las instituciones rurales. Como la mayoría de las familias agrícolas de las zonas rurales se desplazó, es un problema conseguir mano de obra para la plantación y la recolección. Además, la capacidad de los agricultores para conservar las existencias es limitada debido a los problemas financieros y al temor de saqueos. Prácticamente todos los agricultores dependen del Gobierno y de las ONG para el abastecimiento de semillas, de ahí que las superficies plantadas están determinadas por la capacidad de dichos organismos para prestarles asistencia. Debido a la escasez de semillas y otros insumos, la superficie media sembrada con arroz por finca ha pasado este año del nivel normal de una octava parte de hectárea a una sexta parte. Por consiguiente, la escasez de aperos, fertilizantes y mano de obra perjudicó la producción de alimentos en 1999.

La misión calculó la superficie plantada con arroz en 1999 en alrededor de 225 000 hectáreas, alrededor de un 21 por ciento menos que la superficie de 1998, estimada en 285 000 hectáreas. A pesar de unas buenas precipitaciones recibidas, el retraso del trasplante y la escasez de insumos determinaron una merma del 4 por ciento de los rendimientos respecto del año anterior. Por consiguiente, la producción arrocera se estima en 248 220 toneladas para 1999, alrededor de un 24 por ciento menos que la estimación correspondiente a 1998 (328 310 toneladas). La producción de arroz de 1999 es alrededor de un 45 por ciento de la producción anterior a la guerra civil (1990) y sólo un 60 por ciento aproximadamente de la de 1997, cuando la situación de seguridad había mejorado en muchas partes del país. En la región del sudoccidental, en la que la situación de seguridad ha mejorado, la producción ha aumentado marginalmente respecto al año anterior. Sin embargo, en el norte, el noroeste y una parte de la región oriental, donde había mucha inseguridad y la mayoría de los organismos de socorro no podía llegar, tanto la superficie plantada como el rendimiento decrecieron respecto del año anterior. En el este, entre enero y marzo retornaron de Liberia alrededor de 2 500 refugiados. Quedan todavía alrededor de 485 000 refugiados sierraleoneses en los países vecinos, principalmente en Guinea y Liberia.

El suministro total de cereales en el 2000, incluido el arroz elaborado, se estima en 181 000 toneladas, frente a una necesidad de utilización de 510 000 toneladas, lo que significa que en el 2000 se tendrán que importar 329 000 toneladas. Lo que se compara con las importaciones de 1999, estimadas en 290 000 toneladas. Durante los años de la guerra civil, se sustituían constantemente los cereales con raíces y tubérculos, y ello explica en gran medida que entre los dos años las importaciones de cereales hayan aumentado poco. El país continúa dependiendo fuertemente de la ayuda alimentaria. Al final de marzo se aprobó una operación de urgencia del PMA para la ejecución de un programa de desarme, desmovilización y reintegración de refugiados, PDI y repatriados.

TOGO (29 de marzo)

Las primeras lluvias estacionales se recibieron en el sur y en el centro durante la segunda década de marzo, lo cual permitió realizar los preparativos de la tierra y la plantación de la primera cosecha de maíz. Gracias a unas lluvias generalizadas y superiores a lo normal recibidas durante el período vegetativo de 1999, la producción total de cereales de ese año se calcula en un nivel sin precedente de 748 000 toneladas (el arroz, en forma de arroz cáscara), un 27 por ciento más que la de 1998. La producción de maíz aumentó de forma pronunciada, principalmente en las regiones de Savanes, Plateaux y Kara. También creció la de tubérculos y frijoles.

Gracias a esta cosecha sin precedentes, la situación de los suministros alimentarios es en general satisfactoria. Sin embargo, las inundaciones afectaron las regiones de Kara (en el norte), Plateaux (en el oeste), Maritime (en el sur) y Savanes (en el extremo norte). La región más afectada es la de Savanes, en la que se inundaron al menos 1 000 hectáreas de tierras de cultivo, con aldeas aisladas y unas 42 000 personas afectadas.


Previous PageTable Of ContentsNext Page