FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.4, Septiembre/Octubre 2000 - Page 5

Previous PageTable Of ContentsNext Page

AFRICA OCCIDENTAL

BENIN (15 de septiembre)

Después de las lluvias abundantes caídas en junio y principios de julio, las precipitaciones decrecieron significativamente a mediados de julio en el sur para reanudarse al final de ese mes y principios de agosto. A mediados de agosto las lluvias volvieron a disminuir en el sur pero a principios de septiembre alcanzaron un nivel muy superior a lo normal. En el sur, ya se ha recogido la primera cosecha de maíz, en tanto que en el norte los cultivos de mijo y sorgo se están desarrollando satisfactoriamente.

Gracias a una cosecha de cereales superior a la media obtenida en 1999, la situación del suminis-tro de alimentos es en general satisfactoria. Por lo general, los precios del mijo son semejantes a los del mismo período del año pasado mientras que los del maíz son algo más altos. Las importa-ciones de cereales, para uso interno y para reexportaciones, durante la campaña comercial de 2000 se calcula en 145 000 toneladas, y las necesidades de ayuda alimentaria en 10 000 toneladas.

BURKINA FASO (22 de septiembre)

Unas lluvias inferiores a lo normal recibidas en el centro y el este han afectado al desarrollo de los cultivos. En agosto, las precipitaciones fueron en general superiores a lo normal y bien distribuidas en el sur y el oeste, siendo particularmente abundantes durante la primera década del mes. En cambio, en agosto fueron inferiores a lo normal en la parte oriental del país, excepto al final del mes en el extremo norte. Las precipitaciones acumulativas al final de agosto eran inferiores a la media excepto en el oeste y el sudoeste. Las lluvias fueron insuficientes a principios de septiembre pero mejoraron a mediados del mes. En el sur y el sudeste se está recogiendo el mijo temprano, previéndose una producción de nivel medio.

Los pastizales son suficientes en todo el país y el nivel de las reservas de agua es satisfactoria. No se registran actividades significativas en materia de plagas. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

Gracias a la cosecha sin precedentes obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos. Los precios del mijo y sorgo han empezado a subir en los mercados rurales y urbanos. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 (noviembre/octubre) se estima en 155 000 toneladas, principalmente trigo y arroz.

CABO VERDE (26 de septiembre)

El comienzo de las lluvias estacionales al final de julio permitió la plantación de maíz en muchas partes. Las lluvias continuaron a principios de agosto y fueron más abundantes al final del mes, principalmente en las islas de Fogo, Santo Antâo y Santiago. Pero en general fueron inferiores a la media. En algunas islas llovió intensamente el 25-26 de septiembre. Los cultivos están creciendo satisfactoriamente y los pastizales se están regenerando bien. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país al final de octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

La producción de maíz de 1999 se ha calculado en un nivel sin precedentes de 36 400 toneladas, volumen muy superior al de 1998 y a la media de los últimos cinco años. Gracias a esta cosecha récord, la situación general del suministro de alimentos mejoró en las zonas rurales que habían quedado afectadas por varias malas cosechas consecutivas. La producción abundante de 1999 cubrirá, sin embargo, solamente alrededor de una cuarta parte de las necesidades de consumo, pero las existencias disponibles y las importaciones comerciales o la ayuda alimentaria previstas para el año 2000 serán suficientes para colmar el déficit. Con estas importaciones de cereales, los mercados están bien abastecidos y los precios se mantienen estables. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 75 000 toneladas, de las cuales 50 000 deberían recibirse como ayuda alimentaria. A mediados de septiembre, se habían prometido 72 000 toneladas de ayuda alimentaria y se habían recibido 46 500 toneladas.

CÔTE D'IVOIRE (15 de septiembre)

Una precipitaciones abundantes cubrieron la parte septentrional del país al final de julio y principios de agosto mientras que la parte meridional se mantuvo estacionalmente seca. Las lluvias decrecieron a mediados y finales de agosto pero fueron más regulares durante la tercera década de septiembre. En el sur, ya se ha recogido la primera cosecha de maíz y la segunda está despuntando. En el norte, el mijo y el sorgo se están desarrollando satisfactoriamente.

Gracias a una cosecha de cereales superior a la media obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales en 2000 se estima en 675 000 toneladas, principalmente arroz y trigo. Quedan todavía en el oeste unos 86 000 refugiados liberianos y 1 500 sierraleoneses.

CHAD (15 de septiembre)

El desarrollo de los cultivos es satisfactorio en la zona sudanesa pero desfavorable en la zona saheliana. Tras unas lluvias bien distribuidas y en general superiores a la media recibidas en julio, principalmente durante la tercera década, las precipitaciones fueron suficientes durante agosto en las zonas sudanesa y sudanosaheliana pero inferiores a la media en las sahelianas. Las precipitaciones siguieron siendo abundantes a principios de septiembre excepto en el este de la zona saheliana. Los cultivos de cereales secundarios están creciendo satisfactoriamente en las zonas sudanesas. En cambio, en las sahelianas, donde el mijo y sorgo están macollando/alargando, se necesitan más lluvias para cubrir las necesidades de agua en esta fase crítica de su desarrollo.

Los pastizales abundan tanto en las zonas sahelianas como sudanesas. Se han registrado invasiones de saltamontes en las regiones de Chari-Baguirmi, Lac y Ouaddaï. Los pájaros que se alimentan de granos causaron algunos daños a los cultivos de mijo y maíz en la prefectura de Guéra (zona de Mangalmé). No se señalan actividades de langostas del desierto aunque se han visto algunas langostas migratorias en la zona de Ati junto al río Batha. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

Gracias a una cosecha superior a la media obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los agricultores han repuesto sus existencias por segundo año consecutivo o vendido cereales para compensar los bajos ingresos del algodón y la escasa producción de maní. En consecuencia, los precios de los cereales se mantuvieron en general estables durante la temporada de carestía y más bajos que en los años anteriores tanto en las zonas sudanesas como en las sahelianas. En agosto, sin embargo, comenzaron a subir en algunas zonas de conformidad con las pautas estacionales. En agosto, el PMA emprendió una distribución de ayuda alimentaria a alrededor de 150 000 personas de la zona saheliana. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 67 000 toneladas, incluidas 12 000 toneladas de ayuda alimentaria.

GAMBIA (15 de septiembre)

El desarrollo de los cultivos es en general satisfactorio. Tras unas lluvias generalizadas y superiores a la media recibidas desde finales de junio hasta principios de agosto, las precipitaciones decrecieron significativamente durante la segunda década de agosto. Pero mejoraron a finales del mes y fueron abundantes a principios de septiembre, lo cual impidió que los cultivos sufrieran por falta de agua. Los cereales secundarios y los cultivos de arroz de montaña se están desarrollando satisfactoriamente, a la vez que el arroz que se ha trasplantado recientemente está despuntando o macollando. Las perspectivas para la cosecha son favorables. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

Gracias a una cosecha récord obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria y los mercados están bien abastecidos. Las importaciones de cereales para uso interno y para reexportaciones durante la campaña comercial 1999/2000 se estiman en 114 000 toneladas.

GHANA (15 de septiembre)

Tras unas lluvias superiores a la media recibidas al final de julio y principios de agosto, las precipitaciones decrecieron a mediados y finales de agosto pero mejoraron, principalmente en el centro, a principios de septiembre. En el sur, ya se ha recogido la primera cosecha de maíz, mientras que en el norte el mijo y el sorgo se están desarrollando satisfactoriamente.

Debido a una cosecha de cereales de nivel medio obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos se presenta difícil en algunas zonas, principalmente para las poblaciones afectadas por las inundaciones registradas en 1999 en las regiones septentrional, oriental superior y occidental superior. El PMA prestó asistencia de emergencia a algunas personas vulnerables. Quedan todavía en el país alrededor de 10 000 refugiados liberianos. Las importaciones de cereales durante la campaña comercial de 2000 se calculan en 485 000 toneladas y la necesidad de ayuda alimentaria en 46 000 toneladas.

GUINEA (15 de septiembre)

La evolución de la estación de las lluvias ha sido algo irregular. Unas lluvias abundantes caídas a principios y mediados de julio fueron seguidas por otras más limitadas recibidas hasta mediados de agosto. Las precipitaciones fueron particularmente abundantes en todo el país durante la última dé-cada de agosto y decrecieron a principios de septiembre, principalmente en el este. Por lo general, los cereales secundarios se están desarrollando satisfactoriamente.

Gracias a una cosecha récord obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos tanto en las zonas urbanas como rurales. Las regiones de Guinée Maritime y Guinée Forestiere disponen de excedentes. Quedan todavía en el país alrededor de 445 000 refugiados (120 000 de Liberia y 325 000 de Sierra Leona), ubicados principalmente en las zonas de Gueckédou, Forécariah y N'Zerékore. Están recibiendo asistencia alimentaria y se considera que corren un riesgo nutricional moderado. A principios de septiembre se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas guineas y los combatientes de Sierra Leona, razón por la cual se produjo el desplazamiento de al menos 1 000 guineos.

GUINEA-BISSAU (15 de septiembre)

Una vez terminada la desalinación de los arrozales de pantano se han trasplantado los plantones de arroz. Las lluvias fueron regulares y bien distribuidas a principios de agosto. Decrecieron significativamente durante la segunda década del mes pero fueron particularmente abundantes en todo el país durante la tercera década de agosto y a principios de septiembre. Estas lluvias fuertes beneficiaron el desarrollo de los cereales secundarios en el este y el norte y a los cultivos de arroz recientemente trasplantados desde los viveros a los arrozales de pantano.

Es probable que haya problemas para la disponibilidad de semillas en algunas zonas debido a la menguada cosecha de 1999. Sin embargo, se han empezado a distribuir insumos con la ayuda de la FAO, el PNUD y el Gobierno de Suecia, y se han producido y distribuido 120 toneladas de semillas de arroz en el marco de un proyecto de urgencia de la FAO.

Los pastizales son abundantes. Por lo que se refiere a las plagas, la situación se mantiene calma. Se han registrado algunas invasiones de insectos en el sur. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

La producción de cereales de 1999 fue superior a la de 1998 pero inferior al nivel anterior a la crisis de 1997/98 e inferior a la media. La situación del suministro de alimentos ha mejorado este año en comparación con 1999. Sin embargo, algunos grupos de la población con bajo poder adquisitivo se siguen atravesando dificultades alimentarias, principalmente en las zonas urbanas.

LIBERIA* (15 de septiembre)

Después de unas lluvias abundantes y generalizadas recibidas en mayo y junio, que beneficiaron la plantación del arroz, las precipitaciones decrecieron en julio pero a principios de agosto fueron muy superiores a la media. En cambio, en el sur fueron limitadas o se interrumpieron a partir de mediados de agosto hasta principios de septiembre, y es posible que las condiciones secas hayan afectado el desarrollo de los cultivos. Como en años anteriores, las ONG distribuyeron insumos en diversas zonas. La comercialización sigue siendo un problema importante ya que los servicios de elaboración y la infraestructura de los transportes son muy deficientes. También se señala cuantiosas pérdidas poscosecha.

Si se exceptúa el distrito de Lofa, donde en junio y julio se produjo un recrudecimiento de los disturbios civiles, en la mayoría de las zonas reina una paz relativa beneficiosa para la agricultura. La superficie cultivada con arroz, el principal alimento básico, debería aumentar. Se calcula que alrededor de tres cuartas partes de las personas desplazadas en el interior del país han regresado a sus hogares y que el cuarto restante podría establecerse en el mismo lugar en que se encuentra.

Se sigue distribuyendo ayuda alimentaria pero las cantidades recibidas han decrecido significativamente. Las actividades humanitarias están evolucionando: desde las distribuciones de emergencia y los programas de alimentos por trabajo hacia programas de desarrollo. El PMA está distribuyendo ayuda alimentaria a alrededor de 420 000 repatriados liberianos. También la OACNUR presta asistencia a 33 000 refugiados sierraleoneses acampados en las zonas de Montserrado y Sinje en el distrito de Grand Cape Mount.

MALI (15 de septiembre)

Las condiciones de crecimiento son en general favorables. Tras las lluvias en general bien distribuidas y regulares recibidas en junio y julio, las precipitaciones fueron abundantes a principios de agosto. A mediados de agosto decrecieron, principalmente en el oeste, pero durante la última década fueron muy superiores a lo normal. El 25 de agosto se produjeron lluvias torrenciales que causaron 15 víctimas en Abeïbara, al norte de Kidal. Las precipitaciones fueron extendidas pero decrecieron a principios de septiembre. En general, los cultivos están creciendo satisfactoriamente pese al estrés causado por la falta de agua en el centronorte. El mijo y sorgo se encuentran en las fases de alargamiento o granazón, y el arroz de secano está macollando/alargando. El arroz de regadío está despuntando en las zonas del Office Mopti y Ségou mientras que en la del Office du Niger está macollando/alargando.

La situación de los pastizales es en general buena. Se han registrado invasiones de saltamontes en la zona saheliana y se han emprendido los tratamientos correspondientes. Es posible que haya un número bajo de langostas del desierto y que se estén reproduciendo en pequeña escala en Adrar des Iforas. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

Tras dos abundantes cosechas consecutivas, la situación del suministro de alimentos es satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales son mucho más bajos que en años anteriores. El sistema nacional de alerta temprano (SAP) estimó que, a raíz de las inundaciones que destruyeron los cultivos de arroz en 1999, sólo dos distritos de los 173 que vigila en el centro y el norte (a saber, Baye en el círculo de Bankass y Diankabou en el círculo de Koro) se encontraban en una situación de riesgo moderado de escasez de alimentos en 2000. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se estima en 100 000 toneladas de trigo y arroz.

MAURITANIA (15 de septiembre)

El desarrollo de los cultivos es satisfactorio gracias a unas lluvias en general suficientes recibidas en muchas partes. Tras las lluvias abundantes recibidas al final de julio, en agosto siguió lloviendo en muchas partes y las precipitaciones fueron en general superiores a lo normal. Al final de agosto se recibieron lluvias abundantes en Assaba y Gorgol. Gracias a estas lluvias buenas, los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente, y las plantaciones tardías o replantaciones se prolongaron hasta finales de agosto.

Los pastizales son suficientes en todo el país. En Brakna y Gorgol ha habido invasiones de saltamontes. Se han tratado en total 878 hectáreas contra los pájaros que se alimentan de grano, principalmente en Trarza. Durante el mes de agosto había pequeñas cantidades de langostas del desierto en el sur de Brakna, Trarza y las dos Hodh. En Brakna se están reproduciendo en pequeña escala, lo que ocurrirá también en otras zonas. Es posible que se produzca un ligero desplazamiento de poblaciones hacia el oeste cuando la vegetación comience a secarse. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

La situación alimentaria mejoró en las zonas rurales gracias a una cosecha favorable obtenida en 1999 en las zonas de secano. Los mercados están bien abastecidos. Sin embargo, algunas pobla-ciones de algunas zonas de Aftout y Affolé, Tagant, sur de Assaba y las dos Hodh siguieron estan-do en situación vulnerable. Se han realizado distribuciones de alimentos en Brakna, Gorgol, Tagant y Trarza para las poblaciones afectadas por las grandes inundaciones de finales de 1999. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 260 000 toneladas (excluidas las reexportaciones) y la necesidad de ayuda alimentaria en 25 000 toneladas.

NIGER (22 de septiembre)

Las escasas lluvias recibidas al final de agosto y principios de septiembre afectaron al desarrollo de los cultivos. Después de las lluvias regulares y generalizadas caídas en julio, las precipitaciones es-tuvieron en general bien distribuidas a principios y mediados de agosto. Pero durante la última dé-cada de agosto decrecieron significativamente en la parte occidental de las zonas agrícolas del país y a principios de septiembre fueron limitadas. Mejoraron a mediados de septiembre, pero las cosechas se han visto afectadas por la racha seca, principalmente en los departamentos de Diffa, Tahoua y Tillabery. Como éstas no son zonas productoras importantes, se prevé una cosecha de nivel medio. Unas inundaciones localizadas en las zonas de Dioudou y Zabori, en el departamento de Dosso, y en las zonas de Mountséka y Baizo del departamento de Tahoua, afectaron a muchas fincas.

Se han registrado infestaciones de saltamontes en diversas zonas, principalmente en los departamentos de Diffa, Dosso, Maradi y Tahoua, y se han tratado algunos miles de hectáreas. Se han emprendido asimismo tratamientos en los departamentos de Diffa y Tahoua contra los pájaros que se alimentan de granos. Se han visto langostas del desierto dispersas en el este de Aïr. Es posible que se estén reproduciendo en pequeña escala en las partes occidentales y meridionales de las montañas de Aïr y en el sur de Tamesna donde las condiciones ecológicas son favorables. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

Gracias a una cosecha de cereales muy superior a la media obtenida en 1999, cercana al nivel récord de 1998, la situación del suministro de alimentos sigue siendo en general satisfactoria. La reserva de seguridad nacional se ha reconstituído en parte. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales durante la temporada de carestía fueron más bajos que durante el mismo período que los años anteriores. Sin embargo, debido a la sequía registrada últimamente y a una mala perspectiva para la cosecha, los precios aumentaron significativamente.

NIGERIA (15 de septiembre)

Gracias a unas lluvias regulares y generalizadas caídas desde principios de julio, el desarrollo de los cultivos es en general favorable. En el sur, ya se ha recogido la primera cosecha de maíz. Es probable que las precipitaciones inferiores a lo normal recibidas a finales de agosto y principios de septiembre en el extremo norte provoquen una situación de estrés por falta de agua o una cosecha deficiente.

La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, algunas poblaciones han quedado vulnerables después de las inundaciones de finales de 1999 ocurridas en cinco estados (Sokoto, Adamwara, Borno, Kwara y Niger). Otras inundaciones ocurridas en 2000 anegaron cientos de hectáreas de tierras agrícolas en la zona de Sokoto en el noroeste.

SENEGAL (15 de septiembre)

Después de las lluvias abundantes caídas al final de julio y principios de agosto que causaron inundaciones localizadas en las zonas de Dakar, Louga y Saint Louis, las lluvias decrecieron significativamente durante la segunda década de agosto para reanudarse al final del mes, excepto en el norte. Las reservas del agua del suelo fueron en general suficientes para cubrir las necesidades de los cultivos y se señala que el desarrollo de éstos es normal en todas las zonas agroecológicas. Sin embargo, es posible que la disminución de las lluvias en el norte al final de agosto y principios de septiembre y en el sudeste a principios de septiembre provoque una situación de estrés por falta de agua.

Los pastizales se han regenerado satisfactoriamente después de las fuertes lluvias caídas al final de julio y principios de agosto. Se han registrado invasiones de saltamontes en los departamentos de Bambey, Gossas, M' Bour, Tivaouane y Thies. También se señalan infestaciones de insectos y roedores. Al 29 de agosto, se habían tratado 41 500 hectáreas de las cuales 17 000 hectáreas contra los saltamontes. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cultivos visitará el país en octubre para hacer una estimación de la producción de cereales de 2000.

De conformidad con los servicios estadísticos nacionales, la producción total de cereales en 1999 se calcula en un nivel récord de 1 256 000 toneladas (con el arroz en equivalente de arroz cáscara), lo que representa un aumento del 35 por ciento respecto a 1998 y del 34 por ciento respecto a la media quinquenal. La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y el precio del arroz se mantiene estable. Los precios de los cereales locales también se mantuvieron en general estables durante la temporada de carestía. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 1999/2000 se calcula en 760 000 toneladas, incluidas 450 000 toneladas de arroz.

SIERRA LEONA* (18 de septiembre)

El recrudecimiento de los disturbios civiles a principios de mayo perturbó gravemente las actividades agrícolas en el período crítico de la plantación de los cultivos de arroz, el alimento básico principal. Debido a la inseguridad, se suspendieron o trastornaron gravemente la distribución de insumos y las operaciones de socorro en curso, principalmente en el norte. La situación de seguridad mejoró a partir de junio y julio pero se mantiene tensa. Las condiciones de crecimiento son en general satisfactorias. Después de las copiosas lluvias caídas a principios y mediados de julio, las precipitaciones decrecieron a partir de finales de julio hasta mediados de agosto pero mejoraron significativamente al final de agosto y principios de septiembre. La cosecha de arroz se encuentra ahora en la fase de alargamiento pero es probable que las superficies plantadas sean significativamente inferiores a las del año pasado y se prevé una cosecha reducida.

Además de las 160 000 personas desplazadas en el interior del país ya registradas, se han registrado otras 150 000 PDI en el sur y el oeste tras el brote de hostilidades que se produjo en mayo. También se han desplazado alrededor de 500 000 personas que fueron acogidas por las comunidades locales en las zonas controladas por el Gobierno, mientras se estima que 1 millón de personas se ven afectadas por la guerra en las zonas controladas por los rebeldes y que no son accesibles a los organismos humanitarios. Quedan también unos 420 000 refugiados sierraleoneses en los países vecinos de Africa Occidental, principalmente en Guinea (más de 300 000) y en Liberia. A pesar de las hostilidades, el PMA y algunas ONG continuaron distribuyendo alimentos a aproximadamente 100 000 beneficiarios. El PMA señala un déficit de alimentos de 1 774 toneladas de cereales hasta finales de septiembre y de 9 000 toneladas hasta el final del año. Con la llegada de la estación de las lluvias, la situación del suministro de alimentos ha empeorado debido a que muchas zonas son inaccesibles a causa de los problemas de transporte. Unas evaluaciones realizadas recientemente en las zonas de Bumbuna y Daru indicaron que las necesidades alimentarias de las PDI son elevadas debido a que es imposible el acceso por carretera debido a la inseguridad. El país continuará sufriendo un déficit crónico de alimentos y dependiendo de la ayuda externa durante los próximos años.

TOGO (15 de septiembre)

Gracias a unas lluvias en general bien distribuidas, los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente. En el sur, ya se ha recogido la primera cosecha de maíz mientras que la segunda está emergiendo o macollando. En el norte, los cereales secundarios se beneficiaron de unas lluvias regulares caídas a partir de julio, excepto a mediados de agosto.

Gracias a una cosecha de cereales de nivel récord obtenida en 1999, la situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, las personas afectadas por las inundaciones ocurridas en las regiones de Kara (en el norte), Plateaux (en el oeste), Maritime (en el sur) y Savanes (en el extremo norte) son vulnerables durante la temporada de carestía.


Previous PageTable Of ContentsNext Page