FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.5, noviembre 2000 - Page 14

Previous PageTable Of ContentsNext Page

OCEANIA

AUSTRALIA (10 de noviembre)

En Australia, las perspectivas para las cosechas de trigo y cereales secundarios pequeños de este año han empeorado debido a la persistencia de un tiempo caluroso y seco en los dos últimos meses. Ya ha comenzado en algunas partes la recolección, y los informes iniciales señalan que, como consecuencia de la sequía, la cantidad y calidad de los cereales son inferiores a lo que se había previsto y a lo normal. El pronóstico oficial más reciente data de principios de septiembre cuando ABARE pronosticó la producción de trigo de 2000 en 22,2 millones de toneladas. Sin embargo, desde la publicación del pronóstico, las cosechas en el norte y el oeste se vieron afectadas por un tiempo caluroso y seco que ha perjudicado a los rendimientos. La FAO pronostica ahora la producción de trigo en 2000 en 20 millones de toneladas, 17 por ciento menos que en 1999 y una producción inferior a la media de los últimos cinco años. Sin embargo, a pesar de la sequía, la producción de cebada, el principal cereal secundario, podría todavía aumentar algo respecto al año pasado gracias a un incremento pronunciado de la superficie plantada.

Han comenzado los preparativos para la campaña arrocera de 2001. Según ABARE, la producción de la próxima campaña podría alcanzar los 1,4 millones de toneladas, volumen considerablemente superior al obtenido en la presente campaña (1,1 millones de toneladas). Este aumento dependería de una expansión de 19 por ciento de la superficie plantada, a 159 000 hectáreas, y a un incremento del 7 por ciento de los rendimientos, a 8,8 toneladas por hectárea. El resultado dependerá, sin embargo, de la disponibilidad de agua para riego en Nueva Gales del Sur, donde se concentra la producción.

FIJI (7 de noviembre)

Con una población total de alrededor de 800 000 habitantes, Fiji es un país relativamente bien dotado de recursos naturales (oro, tierras de cultivos y recursos marinos). Los cultivos principales son el azúcar, el coco, el jengibre y las frutas (mangos y papayas) que, en los últimos años han acusado una tendencia al aumento tanto en términos de producción como de exportación. En conjunto, la situación del suministro de alimentos en el país es buena pero en algunas zonas persisten graves problemas nutricionales. En los últimos meses han aumentado las preocupaciones por las situaciones económica y política del país, a causa principalmente de las cuestiones delicadas relativas a la propiedad de las tierras y a los sistemas de arriendo. El país es también muy vulnerable a los fenómenos climáticos, particularmente las sequías y los ciclones, que en los últimos años han tenido consecuencias devastadoras tanto para las personas como para los cultivos.

ISLAS SALOMON (7 de noviembre)

Se espera que el acuerdo de paz firmado el 15 de octubre ponga fin a dos años de disturbios civiles en la isla. Las operaciones de vigilancia que, según se prevé, estarán plenamente en vigencia para principios de diciembre ofrecerán también oportunidades para llegar hasta las personas desplazadas y vulnerables que necesitan asistencia alimentaria.

VANUATU (7 de noviembre)

La economía del país se basa principalmente en la agricultura de subsistencia o de pequeña escala, que proporciona medios de vida al 70 por ciento de la población. Otro de los puntos fuertes de la economía son la pesca, los servicios financieros transnacionales y el turismo (alrededor de 50 000 turistas en 1997). Una preocupación importante es la vulnerabilidad del país a las catástrofes naturales, por ejemplo la presencia de un volcán activo, y continuos terremotos, maremotos, ciclones y derrumbes. Fenómenos todos éstos que provocan pérdidas de vidas humanas, infraestructura, y cultivos, y requieren asistencia humanitaria que muchas veces supera los medios con que cuentan las autoridades nacionales.


Previous PageTable Of ContentsNext Page