FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, abril 2001 - Page 11

AnteriorInicioSiguiente

AMERICA DEL SUR

ARGENTINA (22 de marzo)

En la Argentina han comenzado los preparativos de la tierra para la plantación otoñal de los cultivos de trigo. Se pronostica que las intenciones de siembra para el año 2001 aumentarán ligeramente debido a la previsión de moderados aumentos del precio del trigo en los próximos meses. La recolección de los cereales secundarios comenzó en marzo, y las perspectivas son favorables gracias a las copiosas lluvias que cayeron en las provincias centrales durante el verano. La cosecha de maíz se está realizando conforme al calendario previsto y se pronostica una producción de 15,4 millones de toneladas. También ha comenzado la recolección de las cosechas de arroz en las provincias septentrionales, y se prevé que la producción total descenderá a causa de una reducción de la superficie plantada. La disminución de la superficie plantada con arroz se debe al aumento de los precios de la energía y a una baja de los precios del arroz como consecuencia de la disminución de la cantidad demandada por Brasil.

BOLIVIA (22 de marzo)

Unas lluvias intensas y sequías obligaron al Gobierno a declarar la mayor parte del país como zona de desastres naturales en febrero. La comunidad internacional está proporcionando actualmente ayuda alimentaria y medios para prevenir los brotes de epidemias. Las fuertes lluvias que cayeron desde enero en la región del altiplano desbordaron las riberas de los ríos causando inundaciones localizadas en La Paz, Cochabamba, Potosí y Beni. En Santa Cruz se están produciendo ahora inundaciones y deslizamientos de tierra en la región chaqueña anteriormente asolada por la sequía. Los cultivos afectados son el maíz, el arroz, el trigo y los tubérculos. Los daños causados a los caminos han complicado el suministro de alimentos, y en algunos mercados locales se ha observado una rápida escalada de los precios de los alimentos. El Gobierno está evaluando actualmente los daños causados a la producción de cereales, y los informes provisionales indican que la superficie afectada es alrededor de un 7 por ciento del total plantado. Las perspectivas para la producción total de alimentos todavía son inciertas porque las lluvias beneficiaron también a los cultivos alimentarios en algunas tierras altas y valles, donde las cosechas tempranas están alcanzando rendimientos superiores a la media. Las promesas de ayuda alimentaria ascienden a 69 000 toneladas, de las cuales se han entregado 65 000 toneladas.

BRASIL (22 de marzo)

En el nordeste semiárido del Brasil las lluvias empezaron a caer en marzo, después de una sequía que precedió a la estación más lluviosa (febrero/mayo). El pronóstico actual de PROCLIMA es que las precipitaciones totales no se apartarán de la media histórica. Más hacia el sur, se han empezado a recoger los cereales secundarios en el tiempo previsto (marzo/abril) en la parte central y meridional del Brasil. El aumento de la superficie plantada y las benéficas lluvias estivales contribuirán a la producción de una cosecha abundante. Según el Organismo nacional de suministros de alimentos del Brasil (CONAB), la producción de maíz debería cubrir la demanda interna por primera vez desde los comienzos de los años ochenta. Se pronostica un descenso del 10 por ciento de la superficie plantada con maíz de la segunda temporada (safrinha) debido a una baja de los precios (se supone que los agricultores lo reemplazarán con sorgo). La recolección de las cosechas de arroz se ha retrasado en el centro del Brasil, y la calidad de los cereales producidos hasta ahora es mala. Se pronostica una disminución de la producción del año 2001 a alrededor de 11 millones de toneladas frente a los 11,4 millones de toneladas del año pasado, debido a una baja de los precios del arroz.

COLOMBIA (22 de marzo)

Unas condiciones atmosféricas secas o muy secas registradas en todo el país durante febrero y marzo favorecieron la recolección de las cosechas de cereales secundarios de regadío de la segunda temporada del año 2000, así como los preparativos y la plantación de los cultivos de secano de la primera temporada de 2001. Unas lluvias moderadas recibidas al final de marzo están ayudando a la germinación, pero se necesitará más agua en abril para un desarrollo normal de los cultivos. Se estima que la producción arrocera de Colombia en el año 2001 se mantendrá en el nivel de alrededor de 1,8 millones de toneladas del año pasado. En febrero, los precios del arroz aumentaron un 25 por ciento, y el Gobierno autorizó la importación de 160 000 toneladas para impedir que sigan subiendo hasta el mes de julio en el que se recogerá la cosecha de la temporada principal.

CHILE (22 de marzo)

Terminada la cosecha de trigo, y pese al aumento de la superficie plantada, las estimaciones actuales indican que la producción podría no alcanzar los 1,5 millones de toneladas pronosticados anteriormente debido al tiempo frío y húmedo imperante durante la campaña. Las perspectivas para las 83 000 hectáreas sembradas con cultivos de maíz son inciertas, ya que en Valparaíso las inundaciones han causado daños localizados a los cultivos, mientras que más al sur (Temuco) se están obteniendo actualmente rendimientos superiores a la media.

ECUADOR (23 de marzo)

Unas lluvias intensas recibidas en las zonas del litoral durante el mes de marzo causaron inundaciones localizadas que provocaron la muerte de más de 40 personas y obligaron a evacuar a varios miles de familias. Los informes señalan algunos daños localizados a los cultivos de cereales secundarios pero ningún daño a las importantes cosechas de café y arroz. En el resto del país se recibieron lluvias moderadas en marzo, que están favoreciendo el desarrollo de los cultivos de cereales secundarios de la primera temporada de 2001. La recolección del maíz amarillo de invierno plantado en el altiplano comenzará en mayo, pronosticándose inicialmente una producción de nivel récord. La recolección del arroz (cultivado en las zonas costeras) comenzará a mediados de abril, y los informes indican que, pese a las lluvias intensas, la situación de la cosecha es buena.

PERU (23 de marzo)

Ha terminado la plantación de las cosechas de trigo de 2001 (noviembre/marzo) en las importantes provincias productoras de Junín, Hancavelica y Ayacucho, y la recolección comenzará a partir de mayo. Los pronósticos indican una pequeña reducción de la producción debida a un descenso de la superficie plantada. Las mismas perspectivas se pronostican para el maíz blanco que se siembra desde septiembre hasta enero, y se recoge a partir de abril. En cambio, se prevé un aumento de la producción de maíz amarillo en 2001 gracias tanto a la disponibilidad de agua como al aumento de la superficie plantada (el maíz blanco se planta durante todo el año y se utiliza como pienso). Con respecto al arroz, el tiempo bueno está empujando al alza los pronósticos que indicaban anteriormente la ausencia de cambios en el nivel de producción de 2001, estimado ahora provisionalmente en 1,9 millones de toneladas (principalmente de secano).

El Gobierno ha declarado el estado de emergencia en Puno, Arequipa y Tacna tras las intensas lluvias caídas en abril que causaron inundaciones localizadas. Alrededor de 170 000 personas y 48 000 hectáreas de cultivos quedaron afectados y se perdieron alrededor de 50 000 cabezas de ganado.

URUGUAY (23 de marzo)

Han comenzado los preparativos de la tierra para la próxima cosecha de trigo y se pronostica que la superficie plantada aumentará ligeramente con respecto a las 123 000 hectáreas del año pasado debido a un tiempo mejor y a la previsión de un aumento de los precios regionales en 2001. Se están recogiendo las cosechas de cereales secundarios que se habían visto favorecidas por las abundantes lluvias del verano. Se prevé que la producción de maíz alcanzará las 200 000 toneladas, frente a las 65 000 del año pasado (en el año 2000 se perdió el 70 por ciento del maíz y sorgo, debido a una sequía prolongada). La recolección del arroz comenzó en marzo y los rendimientos obtenidos hasta ahora indican que en los próximos meses es posible que tengan que revisarse al alza los pronósticos anteriores que señalaban una producción total de alrededor de 900 000 toneladas.

VENEZUELA (23 de marzo)

La siembra de las cosechas de cereales secundarios de la primera temporada comenzará con la llegada de las lluvias al final de abril y continuarán en mayo. Los pronósticos anteriores relativos a la producción arrocera en 2001 se han revisado a alrededor de 800 000 toneladas, volumen ligeramente superior a las 750 000 estimadas en el año 2000 debido a un aumento de la superficie plantada. El incremento se debe a una disminución de las tasas de interés para los productores y a una reducción del 20 por ciento de los precios de los fertilizantes.


AnteriorInicioSiguiente