FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, abril 2001 - Page 12

AnteriorInicioSiguiente

EUROPA

CE (3 de abril)

En la CE, las informaciones más recientes continúan indicando una reducción general de la superficie sembrada con cereales para la cosecha de 2001, debido principalmente a una significativa contracción de la superficie sembrada con trigo blando de invierno. Las principales reducciones de la superficie del trigo blando se señalan en Francia y el Reino Unido. En Italia, mientras se prevé un descenso pronunciado de la superficie sembrada con trigo blando, la dedicada al trigo duro, más importante, permanecerá relativamente inalterada respecto al año anterior. En España, aunque todavía no se dispone de datos definitivos, se estima provisionalmente que la superficie sembrada con trigo descenderá alrededor del 5 por ciento respecto al año anterior debido a las intensas lluvias caídas durante el período de la siembra. También en Portugal, unas lluvias fuertes han causado una disminución significativa de la superficie cultivada con trigo. Suponiendo condiciones atmosféricas normales durante el resto de la campaña, la producción total de trigo en la CE en 2001 se pronostica provisionalmente en 101 millones de toneladas, volumen inferior en alrededor del 4 por ciento a la cosecha excelente obtenida en 2000 pero aún así superior a la media de los últimos cinco años. Con respecto a los cereales secundarios, mucho dependerá del resultado de la plantación de primavera/verano, que recién está empezando. Los informes iniciales sugieren que la superficie dedicada a los forrajes principales, como la cebada y el maíz, podría aumentar en previsión del incremento de la demanda de la industria de piensos a raíz de la prohibición del uso de carne y harina de huesos. Sin embargo, si los rendimientos volvieran a niveles normales después de los niveles excelentes obtenidos el año pasado, la producción total de cereales secundarios de la CE en 2001 se pronostica provisionalmente en alrededor de 107 millones de toneladas, 2 por ciento menos que en 2000. Han comenzado en la Comunidad los preparativos para la cosecha de arroz de 2001 pero las intenciones de siembra son inciertas.

ALBANIA (6 de abril)

Unas condiciones atmosféricas en general favorables para la plantación de cereales de otoño hacen pensar en la posibilidad de una recuperación de la producción de cereales en 2000 tras el tiempo desfavorable registrado durante los períodos de siembra tanto de otoño como de primavera que redujo la superficie y la producción de cereales en 1999. Sin embargo, el potencial de producción sigue siendo limitado debido a la falta de crédito, principal limitación que impide aumentar la utilización de fertilizantes y otros insumos. El PMA continúa prestando asistencia alimentaria a alrededor de 60 000 personas vulnerables a causa de la crisis balcánica.

BELARUS (23 de marzo)

Los cultivos están despuntando en las partes meridionales de los oblast de Brest y Gomel. Hasta ahora las condiciones de crecimiento para la cosecha de cereales de invierno de 2000/01 han sido satisfactorias. Si reinaran condiciones de crecimiento buenas hasta la terminación de las cosechas de invierno y primavera, la producción total de cereales podría ser marginalmente superior a la de 4,4 millones de toneladas obtenida en 2000. En 2000/01, el país necesitará importar cereales para el consumo humano así como para piensos.

BOSNIA Y HERZEGOVINA* (23 de marzo)

Las perspectivas para la cosecha de cereales de 2001 siguen siendo inciertas. La situación de los cereales de invierno es hasta ahora satisfactoria, pero se necesitan más precipitaciones para reponer las reservas de humedad del suelo tras las condiciones secas imperantes en la última campaña. Las importaciones de trigo han ido aumentando constantemente para satisfacer la demanda de consumo. Además, tras la cosecha menguada a causa de la sequía del año pasado, el país está importando maíz.

BULGARIA (3 de abril)

Los informes más recientes relativos a los cultivos de cereales de 2001 sugieren la posibilidad de una recuperación parcial respecto de la producción menguada de la campaña anterior, pero mucho dependerá del tiempo que reine durante el resto de la campaña. La superficie sembrada con trigo de invierno se estima oficialmente en alrededor de 1,2 millones de hectáreas, alrededor de 12 por ciento más que la campaña anterior, en tanto que también ha aumentado la superficie sembrada con cebada, para situarse en torno a las 250 000 hectáreas. El incremento se atribuye principalmente a que durante las condiciones secas imperantes actualmente, los agricultores han preferido plantar cultivos de invierno, que son relativamente más resistentes a la sequía, en vez del maíz de primavera. Se informa que ya se han retrasado los preparativos para la siembra de primavera debido a la persistencia de la sequía, y los últimos pronósticos oficiales indican una reducción del 8,5 por ciento de la superficie sembrada con maíz a alrededor de 500 000 hectáreas. Sin embargo, si las precipitaciones volvieran a los niveles normales durante el resto de la campaña, los rendimientos del maíz podrían recuperarse mucho respecto de los niveles muy reducidos de años anteriores y la producción total podría aumentar.

CROACIA (23 de febrero)

Las perspectivas iniciales son inciertas. La sequía de 2000 continuó hasta el otoño, retrasando la plantación de los cereales de invierno, que previsiblemente disminuirán. Desde diciembre las precipitaciones han mejorado pero el desarrollo de los cultivos a principios de marzo era menor que en el período correspondiente del año pasado, cuando la cosecha final de trigo alcanzó un nivel excelente de 1 080 000 toneladas. Se prevé que la superficie sembrada con cultivos de primavera se reducirá algo ya que se sembrará menos girasol, remolacha y cebada. Se prevé un aumento marginal de la superficie sembrada con maíz a 386 000 hectáreas, respecto de las 379 000 hectáreas en 2000, para contribuir a reponer los suministros de maíz tras la cosecha menguada a causa de la sequía de 2000, de sólo 1,3 millones de toneladas frente a los 2,1 millones de toneladas en 1999. Pese a las malas cosechas obtenidas y a la difícil situación del suministro de alimentos, se está exportando maíz al vecino país de Bosnia y Herzegovina. El país también prevé exportar alrededor de 200 000 toneladas de trigo en 2000/01.

ESTONIA (23 de marzo)

Las perspectivas iniciales para los cereales de invierno son satisfactorias. La cosecha de cereales de 2000 se estima en un nivel excelente de 600 000 toneladas, peso limpio, obtenidas en 330 000 hectáreas. La producción es superior en alrededor de un 25 por ciento a la de 1999. La situación buena de los pastizales también dio lugar a un incremento de la producción lechera en 2000.

EX REPUBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (3 de abril)

Los informes más recientes indican que unas condiciones invernales excepcionalmente secas, imperantes especialmente en las partes orientales del país, podrían afectar a las cosechas de cereales de 2001. Según los pronósticos, la producción de trigo de invierno descenderá hasta un 50 por ciento en algunos distritos. Aunque ya hay fuertes indicios de que la producción total de este año descenderá por debajo del nivel medio, haciendo necesario un aumento de las importaciones para satisfacer las necesidades normales de trigo, el resultado definitivo dependerá de las condiciones atmosféricas que reinen durante el resto de la campaña.

El PMA continúa prestando asistencia alimentaria a los refugiados en el país. A mediados de marzo, las cifras de planificación para las entregas de alimentos por parte de la comunidad internacional en marzo y abril indicaban 7 600 refugiados, 1 450 familias que albergan a refugiados en sus hogares y 9 500 familias que constituyen casos sociales muy vulnerables.

FEDERACION DE RUSIA (23 de marzo)

Las perspectivas iniciales para los cereales de invierno de 2001 son buenas. La superficie sembrada con cultivos de invierno para la cosecha de primavera/verano de este año aumentó a 14,7 millones de hectáreas, debido principalmente al aumento de las plantaciones en el Cáucaso Norte. Las condiciones de hibernación han sido en general buenas y más del 90 por ciento de la cosecha de trigo, cebada y centeno de invierno se encuentran en una situación entre buena y satisfactoria. Las intensas nevadas caídas en el invierno de este año han proporcionado buenas reservas de humedad del suelo en la mayoría de las zonas, salvo en algunas partes limitadas del Cáucaso Norte y zonas adyacentes. Las imágenes de satélite indican un desarrollo mejor en la mayoría de las zonas en las que los cereales de invierno han salido de la fase de latencia.

En la mayoría de las zonas meridionales se han comenzado a plantar los cereales de primavera. Se prevé que la buena demanda de cereales, unida a suministros suficientes de humedad, dará lugar a un incremento de la superficie sembrada con cereales de primavera, principalmente en las regiones del Cáucaso Norte y el Volga. Según estimaciones oficiales, la superficie total que se sembrará con cereales alcanzará los 48,6 millones de hectáreas, hasta 3 millones de hectáreas más que el año pasado. Si las condiciones atmosféricas fueran normales hasta la cosecha, la producción de cereales de 2001 podría exceder de los 71 millones de toneladas del año pasado, incluidos 38 millones de toneladas de trigo y 31 millones de toneladas de cereales secundarios. Las estimaciones de la FAO son alrededor de un 10 por ciento superiores a las oficiales, en vista de la sistemática subestimación de los datos.

En la campaña comercial de 2000/01, se pronostica que las importaciones de cereales descenderán a alrededor de la mitad del nivel del año pasado (8,4 millones de toneladas) y que se verán en parte compensadas por las exportaciones, que ascienden a alrededor de 2 millones de toneladas. Hasta diciembre las importaciones de cereales ascendían a 1,6 millones de toneladas, mientras que las exportaciones totalizaban cerca de 1 millón de toneladas.

La inseguridad alimentaria es primordialmente un problema de acceso más que de disponibilidad. La distribución de los ingresos es muy desigual. Alrededor del 50 por ciento de la población vive por debajo de la línea de pobreza (4,30 dólares EE.UU. por persona y día). Entre las causas específicas de la pobreza cabe mencionar los retrasos en el pago de las pensiones, sueldos y salarios.

En Chechenia, las perspectivas para la cosecha de cereales de 2001 siguen siendo poco prometedoras debido a la falta de recursos financieros y combustible. La producción agrícola de 2000 se vio muy comprometida por la situación de seguridad así como por la escasez de maquinaria, combustible e insumos.

Personas desplazadas dentro del país y en las zonas adyacentes. Siguen desplazadas unas 170 000 personas dentro de Chechenia, y hay 155 000 registradas en Ingushetia. Las operaciones de socorro se ven gravemente impedidas por los problemas de seguridad y por una grave escasez de recursos. En marzo, el PMA distribuyó raciones parciales a 33 600 PDI chechenias en Ingushetia (sólo harina de trigo) y a 6 000 alumnos en Chechenia (galletas con alto contenido energético).

HUNGRIA (3 de abril)

Se informa que las condiciones de humedad han mejorado en las últimas semanas para las cosechas de cereales de invierno y las operaciones de campo de primavera después de la sequía anterior. La superficie sembrada con cereales de invierno ha aumentado respecto al año anterior y ahora se prevé que la producción de 2001 se recuperará significativamente a alrededor de 4,5-5 millones de toneladas, tras las producciones menguadas obtenidas en los dos últimos años.

LETONIA (23 de marzo)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de 2001 son satisfactorias. Unas buenas precipitaciones caídas en el invierno de este año han proporcionado suficientes reservas de humedad del suelo. Es probable que la superficie sembrada se mantenga en torno a la media.

La producción de cereales de 2000 se cifra oficialmente en 924 000 toneladas, 18 por ciento más que la mala cosecha de 1999. Como la producción pecuaria sigue deprimida, y el número de los animales continúa disminuyendo, las importaciones de cereales en los últimos años se limitan a alrededor de 50 000-70 000 toneladas por año, principalmente de trigo panificable para mezclar con la producción local. Hay indicios de que la productividad pecuaria está aumentando.

LITUANIA (23 de febrero)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de invierno de 2001 son satisfactorias, pero el desarrollo de los cultivos en el ángulo nordoriental del país, que limita con Letonia, es menor que hace un año. La cosecha de cereales de 2000 alcanzó los 2,7 millones de toneladas, nivel superior a la media y 600 000 toneladas más que en 1999, debido a un fuerte aumento de los rendimientos de los cultivos tanto de invierno como de primavera. En general, la producción pecuaria disminuyó, pero aumentó la producción total de la agricultura en un 2,2 por ciento en 2000. La agricultura constituye el quinto factor más importante del PIB nacional y representa alrededor del 20 por ciento del empleo.

MOLDOVA (23 de marzo)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales de 2001 son satisfactorias. El tiempo otoñal favoreció la plantación de los cereales de invierno y las condiciones de hibernación han sido más satisfactorias. La superficie sembrada con trigo y cebada de invierno ha aumentado. Las imágenes del satélite indican un desarrollo de los cultivos marcadamente mejor que en el período correspondiente del año pasado en todo el país. Tras dos años malos, todo parece indicar que la cosecha de cereales de 2001 podría volver al nivel en torno a la media de 2,4 millones de toneladas, si las condiciones de crecimiento fueran normales hasta la terminación de las cosechas.

Según informes oficiales, la cosecha de cereales de 2000 ha alcanzado los 2,1 millones de toneladas, volumen significativamente superior a las estimaciones anteriores y sólo marginalmente inferior a la cosecha afectada también por la sequía de 1999. Sin embargo, analistas independientes ponen en duda la estimación oficial, y evalúa el rendimiento del trigo en un 75-50 por ciento de la estimación oficial, situada en más de 2 toneladas por hectárea. Asimismo, la cosecha de maíz de 2000, pronosticada oficialmente en 1 091 000 toneladas, podría ser menor.

La baja calidad de la cosecha de trigo de 2000 podría obligar a importar trigo de alto contenido de gluten para la producción de pan, pero el poder adquisitivo podría mantener bajo el nivel de dichas importaciones. Tras una segunda mala cosecha consecutiva, escasean mucho los cereales forrajeros para el ganado, por lo que será necesario recurrir a las reservas. Pese a las prohibiciones oficiales de las exportaciones de trigo, es probable que en 2000/01 se exporten alrededor de 30 000 toneladas.

POLONIA (3 de abril)

Se señala que las condiciones atmosféricas han sido en general satisfactorias en las últimas dos semanas. Se estima que la superficie sembrada con cereales de invierno para la cosecha de este año está en torno a la media. Si predominaran condiciones normales durante el resto de la campaña, es probable que la producción de trigo y cereales secundarios se recupere significativamente respecto al nivel reducido del año pasado.

REPUBLICA CHECA (3 de abril)

En la República Checa, se pronostica que la superficie de cereales de 2001 será semejante al nivel de alrededor de 1,6 millones de hectáreas del año anterior, de los cuales corresponden al trigo alrededor de 900 000 hectáreas. En base a las condiciones imperantes hasta ahora se prevé una producción de nivel medio.

REPUBLICA ESLOVACA (3 de abril)

En la República Eslovaca, las perspectivas para las cosechas de cereales de invierno son satisfactorias y se prevé que la producción se recuperará tras la menguada cosecha del año pasado.

RUMANIA (3 de abril)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de 2001 son desfavorables en vista de la continua sequía que ha afligido al país durante más de un año. Aunque se estima que la superficie sembrada con cereales de invierno es semejante a la del año anterior, las perspectivas para los rendimientos son malas y es improbable que mejoren a menos que se reciban pronto precipitaciones significativas. Si continúa la sequía, también es probable que se vea gravemente afectada la plantación de cereales de primavera.

Tras una menguada cosecha de trigo obtenida en 2000, el Gobierno ha empezado a entregar reservas estatales de trigo para abastecer a los molinos de todo el país, que ya han agotado sus suministros. Se prevé que serán necesarias importaciones de alrededor de 500 000 toneladas de trigo para mantener el suministro de trigo a los consumidores antes de la cosecha de este año.

UCRANIA (23 de marzo)

A diferencia de los dos años anteriores, las perspectivas iniciales para los cereales de invierno de 2001 son buenas. Las estimaciones más recientes indican que la superficie sembrada con cultivos de invierno puede haber aumentado hasta 1,4 millones de hectáreas a 8,9 millones de hectáreas, alrededor de 500 000 hectáreas más que la estimación anterior. La mayor parte se siembra con cereales de invierno. Las condiciones de hibernación han sido en general buenas en lo que va de la campaña de 2000/01, y la situación de alrededor del 88 por ciento de la cosecha es entre buena y satisfactoria. Hasta el momento, las pérdidas de cosecha debidas a la destrucción invernal, señaladas entre 300 000-400 000 hectáreas, son muy inferiores a la media. Además, las reservas de humedad del suelo se han repuesto en todas las zonas salvo en el sur, donde constituyen de todas maneras el 70-80 por ciento de lo normal. La disponibilidad de insumos es mejor y las imágenes de satélite indican condiciones marcadamente mejores que en el período correspondiente del año pasado.

El año pasado el Gobierno interrumpió la concesión de préstamos a las empresas agrícolas para productos básicos. En cambio, les presta asistencia en la obtención de capital de explotación para la siembra y recolección de las cosechas. Entre otras cosas, durante la presente campaña el Gobierno decidió compensar el 70 por ciento de los pagos de intereses de los préstamos que las empresas agrícolas obtienen de los bancos comerciales. Para calcular el monto de la compensación se utiliza la tasa de descuento del Banco Nacional de Ucrania. Entre tanto, se ha postergado hasta 2004 la moratoria del pago del impuesto al valor añadido por parte de las empresas agrícolas. Además, en la Ley sobre fomento del desarrollo de la agricultura durante el período 2001-2004 se han eliminado algunos impuestos.

Ha comenzado en Crimea las plantaciones de primavera. Como también se prevé un incremento de la superficie que se sembrará en primavera, la superficie total podría ser alrededor de 1 millón de hectáreas más que en 2000. La demanda de servicios agrícolas por contrata es mayor este año que en el mismo período del año pasado. Los daños causados por las últimas inundaciones en Zarkapatia han provocado pérdidas de vidas humanas y dejado a miles de personas sin vivienda, pero es probable que sus efectos en los cultivos sean limitados. Sin embargo, podrían retrasar la plantación de primavera en esa zona. Si continuara un tiempo normal hasta la terminación de las cosechas, la producción de cereales de 2001 podría alcanzar los 30 millones de toneladas, frente a unos 23,4 millones de toneladas estimados en 2000. Sin embargo, las condiciones benignas y húmedas del invierno han provocado un aumento de las infestaciones de malas hierbas y enfermedades que podrían afectar a la calidad de los cultivos.

Pese a la cosecha menguada a causa de la sequía de 2000, el país podría seguir siendo un exportador neto de cereales. En los primeros siete meses de la actual campaña comercial ha exportado más de 1,2 millones de toneladas (principalmente cebada) e importado más o menos 600 000 toneladas (principalmente trigo). Se prevé que en la campaña comercial de 2000/01 las exportaciones totales de cereales se reducirán a la mitad, o sea a 1,5 millones de toneladas, mientras que las importaciones deberían de aumentar a alrededor de 900 000 toneladas, con respecto al volumen de poco más de 600 000 toneladas importadas en 1999/2000.

YUGOSLAVIA, REP. FED. DE (SERBIA Y MONTENEGRO)* (23 de marzo)

Las perspectivas para el trigo de invierno, que se recogerá en junio, han mejorado algo gracias a unas lluvias localizadas, pero se necesitan más precipitaciones para reponer los suministros de humedad del suelo. Además, hay una crítica escasez de fertilizantes para las cosechas tanto de invierno como de primavera.

Un tiempo seco prolongado retrasó la plantación del trigo de invierno e impidió el arraigo de los cultivos, pero unas lluvias algo mejores y unas temperaturas benignas registradas desde finales de diciembre han mejorado las perspectivas. Además, pese a las malas condiciones económicas, los agricultores lograron plantar alrededor de 700 000-750 000 hectáreas con trigo de invierno. Esto es menos de lo previsto - 800 000 hectáreas - pero, más de lo que se sembró y cosechó el año pasado (más o menos 600 000 hectáreas) y más cercano a la media. El objetivo de producción de trigo es de 2,5 millones de toneladas, pero la crítica escasez de fertilizantes podría redundar en una cosecha significativamente menor.

Asimismo, es posible que no se logren los objetivos de plantación y producción de primavera, que incluyen 6 millones de toneladas de maíz en una superficie de 1,4 millones de hectáreas, 2,5 millones de toneladas de remolacha en 60 000 hectáreas, 450 000 toneladas de girasol en 200 000 hectáreas y 350 000 toneladas de soja en 120 000 hectáreas.

El PMA está prestando asistencia actualmente a alrededor de 700 000 refugiados y personas socialmente vulnerables. Además, la CICR presta asistencia a 200 000 PDI con una ración de alimentos individual y a 100 000 personas (casos sociales) mediante una comida caliente suministrada en el marco del programa de comedores gratuitos.


AnteriorInicioSiguiente