FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.3, agosto 2003

Página anteriorInicioPágina siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA DEL NORTE

ARGELIA (4 de agosto)

La recolección de las cereales de 2003 está muy avanzada y la producción total se pronostica provisionalmente en un nivel alto de 4,2 millones de toneladas, lo que representa una recuperación notable respecto de los 1,9 millones de toneladas del año anterior, cuando los cultivos se vieron afectados particularmente durante la fase de crecimiento por el retraso de las lluvias estacionales. La recuperación registrada en 2003 se debe principalmente a unas lluvias benéficas recibidas durante el período de siembra y a unas condiciones atmosféricas adecuadas durante todo el período de desarrollo. Se prevén aproximadamente 3,0 millones de toneladas de trigo, frente a una media de 1,6 millones de toneladas en los últimos cinco años y al volumen de 1,5 millones de toneladas obtenido en 2002. La producción de cebada, que se utiliza principalmente para piensos, debería ser de un nivel medio.

En la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) las importaciones de trigo deberían disminuir con respecto al volumen de 4,8 millones de toneladas del año anterior a aproximadamente 4,3 millones de toneladas, debido al aumento de la producción en 2003. También se prevé una disminución de las importaciones de maíz, de 1,7 millones de toneladas a alrededor de 1,6 millones de toneladas.

EGIPT0 (4 de agosto)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003 prácticamente ha terminado mientras que la del maíz está actualmente en curso. La producción de trigo debería ser de aproximadamente 6,8 millones de toneladas, frente a una media de 6,4 millones de toneladas en los últimos cinco años y a la producción de 6,6 millones de toneladas de 2002. El incremento se debe a una combinación de factores, tales como un moderado incremento de la superficie sembrada con trigo con respecto al año anterior, en consonancia con el programa gubernamental de contribuir a aumentar la producción, y unas lluvias entre normales y abundantes que han beneficiado a los cultivos durante la campaña. La producción de maíz debería de alcanzar un nivel medio, mientras que se prevé una producción de cebada superior a la media. También debería ser superior a la media la producción de arroz, lo cual servirá para aumentar las exportaciones arroceras del país.

Pese al incremento de la producción de trigo, se prevé que las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se mantendrán en el mismo nivel que el año anterior (6,5 millones de toneladas), debido a una fuerte demanda interna. También se prevé un aumento de las importaciones de maíz, de 5,3 millones de toneladas a alrededor de 5,4 millones de toneladas en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio).

MARRUECOS (4 de agosto)

La recolección de los cereales de invierno de 2003 ha terminado y la producción de trigo se estima provisionalmente en un nivel récord de 5,4 millones de toneladas, lo que representa un incremento enorme con respecto al volumen superior a la media de 3,4 millones de toneladas obtenido en 2002. La producción de cebada también se estima provisionalmente en un nivel récord de 2,6 millones de toneladas. El incremento se debe principalmente a un régimen de precipitaciones favorable que ha predominado durante el período de siembra y la fase de crecimiento en las principales zonas productoras, junto con un uso mejorado de fertilizantes y otros insumos agrícolas.

Según los pronósticos, en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) las importaciones de trigo disminuirán como consecuencia del aumento de la producción, pasando de los 2,7 millones de toneladas importados el año pasado a aproximadamente 1,3 millones de toneladas. Las importaciones de maíz deberían de mantenerse en el mismo nivel de 850 000 toneladas importadas en 2002/03 (julio/junio).

TÚNEZ (4 de agosto)

Ha terminado la recolección de las cosechas de trigo y cebada de 2003 y se han obtenido producciones satisfactorias. La producción de trigo se estima en 1,3 millones de toneladas, lo que se compara con la cosecha afectada por la sequía del año pasado de solamente 423 000 toneladas y con la media de 1 millón de toneladas de los últimos cinco años. La producción de cebada se cifra en cerca de 620 000 toneladas, volumen muy superior a las 90 000 toneladas del año pasado y al volumen medio de 257 000 toneladas de los últimos cinco años. La notable recuperación se debe a unas lluvias y condiciones atmosféricas favorables que han beneficiado a los cultivos durante la temporada.

Según se prevé, las importaciones de trigo disminuirán drásticamente en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) con respecto al nivel alto de 1,8 millones de toneladas del año anterior. También se pronostica una disminución de las importaciones de maíz, de 750 000 toneladas a alrededor de 700 000 toneladas.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENIN (2 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas en marzo en la parte meridional del país, en abril las precipitaciones avanzaron hacia el norte hasta abarcar todo el país, lo cual permitió que comenzaran los preparativos de la tierra y la siembra. En cambio, en el sur las precipitaciones decrecieron significativamente a partir de mayo hasta niveles en general inferiores a la media, lo que puede haber afectado al desarrollo de los cultivos. En el norte, las precipitaciones han sido generalizadas y abundantes.

Gracias a una cosecha de cereales muy superior a la media obtenida en 2002, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria en Benin. Los mercados están bien abastecidos y los precios de los cereales se mantienen en general estables. Las importaciones de cereales para la utilización interna y para las reexportaciones en la campaña comercial de 2003 se estiman en 140 000 toneladas, y las necesidades de ayuda alimentaria en 15 000 toneladas.

BURKINA FASO (2 de agosto)

Tras las primeras lluvias importantes recibidas a principios de abril en el sur y el sudoeste, en mayo las precipitaciones avanzaron hacia el norte hasta cubrir todo el país, y en junio fueron generalizadas y abundantes. Aunque las lluvias decrecieron algo a mediados de junio y al final de julio, los cultivos están creciendo satisfactoriamente. En la zona sudanesa están por lo general en la fase de foliación, y en el norte y en la zona saheliana en la de macollamiento. Los pastizales están rebrotando, lo que mejora la situación del ganado.

Tras la cosecha récord de 2002, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, los repatriados y refugiados de Côte d'Ivoire, así como las personas que viven en las zonas septentrionales y sahelianas deficitarias de alimentos continuarán necesitando ayuda alimentaria. En esas zonas se ven afectados particularmente los pastores debido a la continua baja de los precios del ganado.

CABO VERDE (14 de agosto)

El comienzo de la estación de las lluvias se ha retrasado, y hasta finales de julio el tiempo se mantuvo en seco en la mayoría de las islas. Esta situación podría afectar gravemente a la producción agrícola ya que la siembra del maíz normalmente comienza en julio.

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en octubre de 2002 estimó la producción de maíz en aproximadamente 5 000 toneladas, sólo una cuarta parte de la buena cosecha de 2001 y un volumen semejante al de las malas cosechas obtenidas en 1997 y 1998. La misión estimó las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial de 2002/03 (noviembre/octubre) en 108 518 toneladas, de las cuales se importarían comercialmente 33 250 toneladas, quedando una necesidad de ayuda alimentaria de 75 268 toneladas.

Una misión complementaria conjunta FAO/CILSS enviada en enero de 2003 observó que el gobierno había emprendido programas de alimentos por trabajo para mejorar el acceso de la población pobre a los alimentos, pero no cuenta con la financiación necesaria. Cabo Verde es uno de los beneficiarios de la OU regional del PMA acometida en diciembre de 2002 a favor de 5 países afectados por la sequía en el oeste del Sahel, con una asignación de 2 400 toneladas de alimentos.

COTE D'IVOIRE (2 de agosto)

Las lluvias comenzaron al final de febrero, y durante el mes de abril fueron abundantes y cubrieron todo el país. A partir de mayo, sin embargo, decrecieron y fueron en general inferiores a la media, lo cual puede haber afectado al desarrollo del maíz en el sur y de los cultivos de mijo y sorgo en el norte. Este año, la producción agrícola no debería de alcanzar los niveles anteriores a la crisis debido a un desplazamiento de la población en gran escala y a la probabilidad de que escaseen las semillas debido a la guerra civil.

Aunque en general la situación de seguridad ha comenzado a mejorar, la situación alimentaria sigue siendo crítica en el país, principalmente en el oeste y en el norte que está controlado por los rebeldes. Preocupa seriamente la situación humanitaria en el oeste, donde cientos de personas han salido de los matorrales después del envío de tropas de mantenimiento de la paz francesas y de África Occidental que se hicieron presentes en la zona a finales de mayo. La mayoría de los niños y de las mujeres ostentaban signos de malnutrición. El PMA está haciendo frente a una situación deficitaria en la financiación por parte de los donantes de la compra de suministros alimentarios en la región, y no hay sistemas sanitarios que funcionen. La asistencia humanitaria no cubre las necesidades actuales y se teme una escalada de las tasas de malnutrición, morbilidad y mortalidad. La situación humanitaria se ha agravado por el grave estado de cosas registrado en Liberia que dio lugar a una nueva afluencia de más de 30 000 refugiados. En el norte controlado por los rebeldes el acceso a los alimentos es muy difícil para los productores de algodón que no pudieron vender sus cultivos a causa del conflicto.

Más de un millón de personas se han desplazado a causa del conflicto. Al menos 800 000 del norte y del centro huyeron hacia el sur y alrededor de 300 000 se desplazaron hacia el oeste ubicándose en los alrededores de la ciudad de Man. Otras 200 000, principalmente trabajadores migrantes procedentes de Burkina Faso, Guinea, Liberia y Malí, abandonaron el país. El PMA ha emprendido una operación regional de urgencia para prestar asistencia a 588 600 personas en Côte d'Ivoire y a 275 000 personas en tránsito hacia los países vecinos (Ghana, Burkina Faso y Malí) o repatriados durante un período de 8 meses (mayo-diciembre de 2003).

CHAD (6 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas a mediados de abril en la zona sudanesa, en junio las precipitaciones avanzaron hacia el norte hacia la zona saheliana y fueron generalizadas y abundantes. Los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente. En la zona saheliana, los cultivos de mijo y sorgo están macollando. En la zona sudanesa están creciendo satisfactoriamente. Las reservas de humedad del suelo son abundantes y los pastizales se han reconstituido en todo el país.

La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, en Kanem y Tandjilé, zonas deficitarias de alimentos, la situación alimentaria está empeorando. La ayuda a las personas afectadas se ve obstaculizada por las dificultades de acceso debidas al estado deficiente de la red vial. El PMA ha comenzado a prestar asistencia alimentaria a una población estimada en 41 000 personas que han entrado en el país huyendo de las hostilidades desatadas en la República Centroafricana.

GAMBIA (2 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas a principios de junio, que permitieron la realización de los preparativos de la tierra y las primeras siembras, durante la tercera década las precipitaciones cubrieron todo el país y en julio fueron en general muy extendidas y regulares. Gracias a estas lluvias buenas, los cultivos de los cereales secundarios y del arroz de las tierras altas se están desarrollando satisfactoriamente.

La producción de cereales en 2002 se estima oficialmente en alrededor de 139 000 toneladas, un 30 por ciento menos que el año pasado y un 7 por ciento por debajo de la media de los últimos cinco años. La producción de maní también decreció de forma pronunciada. Aunque los precios de cereales, que habían aumentado marcadamente el año pasado, han bajado un poco, debido principalmente al aumento de las importaciones comerciales de arroz, todavía sigue siendo difícil para muchas familias el acceso a los alimentos, principalmente en las zonas productoras de maní.

GHANA (2 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas en la parte meridional del país a mediados de marzo, las precipitaciones avanzaron hacia el norte y cubrieron todo el país en abril, lo cual permitió que comenzaran los preparativos de la tierra y la siembra. Pero en general las precipitaciones han sido inferiores a la media, con una racha seca de tres semanas en mayo seguida de otra interrupción de las lluvias en julio. La racha seca dificultó la germinación y hubo que resembrar; y es posible que la falta de agua haya afectado a los cultivos en algunas regiones. Debido a la irregularidad de las lluvias y a las condiciones secas iniciales, en el norte del país los cultivos podrán alcanzar la plena maduración si continúa lloviendo hasta octubre.

La producción total de cereales de 2002 se ha estimado en aproximadamente 2 150 000 toneladas, un 26 por ciento más que el año pasado. También aumentó significativamente La producción de raíces. Como consecuencia, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. En cedis, la moneda nacional, los precios reales de la mayoría de los productos básicos han bajado. Sin embargo, debido a la irregularidad de las lluvias grandes de 2003, que ha comprometido el potencial de rendimiento global y empeorado las perspectivas para las cosechas, es probable que la situación en el suministro de alimentos se vuelva difícil en los próximos meses.

En Ghana, los efectos de la crisis de Côte d'Ivoire se han manifestado principalmente en la afluencia de nacionales de terceros países en tránsito hacia sus países de origen, en la petición de asilo por parte de nacionales de Côte d'Ivoire y en el retorno de nacionales ghaneses. <Unas 70 000 personas han entrado en Ghana desde Côte d’Ivoire a partir de septiembre de 2002, y la reanudación de las hostilidades en Liberia ha provocado una nueva afluencia de miles de refugiados y repatriados. Se señala que la capacidad del gobierno, de la comunidad humanitaria y de las comunidades anfitrionas para responder a sus necesidades se encuentra sometida a una presión fuerte.

GUINEA* (2 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas en el sur a finales de marzo, las precipitaciones cubrieron todo el país en mayo, permitiendo los preparativos de la tierra y las primeras siembras. Sin embargo, a partir de mayo las lluvias decrecieron significativamente y fueron muy inferiores a la media, lo cual puede haber afectado a los cultivos de arroz.

La presencia de una población grande de refugiados y la persistente inestabilidad que reina en la subregión se ha cobrado un alto tributo en el país, que actualmente hospeda a más de 100 000 refugiados liberianos y sierraleoneses. Se estima que en septiembre de 2002, cuando se desató la guerra civil en Côte d’Ivoire, Guinea hospedaba a unos 92 500 refugiados, de los cuales alrededor del 55 por ciento eran liberianos y el 45 por ciento sierraleoneses. El brote de guerra civil en Côte d'Ivoire provocó otras 98 479 llegadas, incluidos 14 291 liberianos, 11780 de Côte d'Ivoire, 13971 nacionales de terceros países y 58 436 evacuados guineos. El regreso repentino de estos últimos ejerció una presión sobre los recursos internos. Aunque durante el primer semestre de 2003 se han repatriado alrededor de 22 500 sierraleoneses, la reanudación de las hostilidades en Liberia ha provocado una nueva afluencia de miles de refugiados. Además, todavía hay alrededor de 82 000 personas desplazadas en el interior del país a raíz del conflicto armado que duró desde septiembre de 2000 hasta marzo de 2001. A principios de marzo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) pidió en un llamamiento otros 3,1 millones de dólares EE.UU. para ayudar a los refugiados presentes en Guinea y a los guineos desplazados dentro de su propio país, en vista del debilitamiento de la economía y de los continuos conflictos registrados en los vecinos países de Côte d'Ivoire y Liberia.

GUINEA-BISSAU (6 de agosto)

En julio las lluvias fueron en general regulares y estuvieron bien distribuidas. Sin embargo, las perspectivas para la cosecha se han visto comprometidas por grandes infestaciones de saltamontes en los cultivos de sorgo, maíz y mijo de las regiones de Gabu, Bafata y Oio. Se estima oficialmente que en el norte más del 50 por ciento de la producción de cereales se encuentra en peligro. A principios de agosto, el gobierno lanzó un llamamiento pidiendo asistencia internacional para luchar contra las infestaciones y mitigar los daños causados a los cultivos.

La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Sin embargo, las personas que viven en las zonas crónicamente deficitarias de alimentos en la frontera con el Senegal continúan necesitando ayuda alimentaria.

LIBERIA* (19 de agosto)

La situación humanitaria sigue siendo alarmante. Debido a las prolongadas hostilidades registradas en Monrovia, cientos de miles de personas han buscado refugio en locales improvisados de la ciudad, sin acceso a suministros alimentarios suficientes y con una necesidad urgente de asistencia. Unas 300 000 personas desplazadas en el interior (PDI) estaban distribuidas en casi 100 refugios transitorios de la ciudad (iglesias, escuelas, estadios, etc.), sin agua corriente ni alimentos y con una necesidad urgente de asistencia. Pero mientras continuaron las hostilidades fue imposible abastecerles. Según la OCHA, a finales de julio había unas 50 000 PDI en los antiguos campamentos de Brewerville (Blamese, Plumkor, y Seigbeh). En el distrito de Bong, había 56 000 personas desplazadas en Totota y 35 000 en Salala. En el municipio de Margibi, había 6 800 PDI en el campamento de Kakata, y en el de Grand Bassa unas 11 000 personas desplazadas en Buchanan. Además de las PDI, hay 14 000 refugiados sierraleoneses en Monrovia y en los campamentos de refugiados de la zona de Brewerville. La comunidad humanitaria no tiene acceso a unos 20 000 refugiados sierraleoneses distribuidos en los distritos de Cape Mount y Lofa. Hay aproximadamente 20 000 refugiados de Côte d'Ivoire y nacionales de terceros países en los distritos de Grand Gedeh, Nimba y Maryland, que también han quedado atrapados en medio de las hostilidades desatadas en el este de Liberia. No se tienen informaciones sobre su situación ni su paradero. Miles huyeron a Sierra Leona y a la parte occidental de Côte d'Ivoire. Las personas desplazadas en el interior de Monrovia y los refugiados viven hacinados en los refugios, con poca disponibilidad de agua y medios de saneamiento deficientes, lo cual ha provocado el brote de enfermedades tales como la diarrea y el cólera.

La inseguridad constituye un obstáculo grave para la asistencia humanitaria. El personal internacional del PMA ha sido evacuado, pero el nacional ha permanecido y distribuido alimentos a más de 100 000 PDI, hasta que las operaciones del PMA se suspendieron el 18 de julio debido a la intensidad de las hostilidades. Hasta finales de julio, el puerto libre de Monrovia, donde están ubicados los almacenes y la oficina del PMA, estaba bajo el control del movimiento rebelde de los Liberianos Unidos para la Reconciliación y la Democracia (LURD. Tras el retiro de los rebeldes registrado a mediados de agosto y el mejoramiento de la situación general de seguridad, el PMA está planificando enviar mensualmente 9 000 toneladas de alimentos para alimentar a unas 500 000 personas, la mayor parte de ellas en Monrovia.

MALI (3 de agosto)

Tras las primeras lluvias caídas en abril en el extremo sur, en mayo las precipitaciones avanzaron hacia el norte en forma generalizada y regular. Hasta finales de julio las precipitaciones acumulativas eran superiores a la media en la mayoría de las estaciones meteorológicas. En todas las zonas agrícolas los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente. Los cultivos de mijo y sorgo están en las fases de macollamiento y foliación. Ahora se está transplantando el arroz de regadío. Las reservas de humedad del suelo son suficientes, y la situación de los pastizales es en general buena.

La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. En julio se habían distribuido 24 873 toneladas de cereales a 921 210 personas en las regiones de Kayes, Koulikoro, Mopti, Tombouctou y Gao. Las ventas subvencionadas de 8 000 toneladas de piensos en las zonas del norte y del Sahel contribuyeron a mejorar la situación del ganado afectado por la limitada disponibilidad de pastizales.

MAURITANIA (3 de agosto)

Tras las primeras lluvias recibidas en junio en Brakna, Gorgol, Hodh El Chargui y Guidimakha, las precipitaciones decrecieron algo a principios de julio pero mejoraron significativamente a partir de mediados de julio en la mayoría de las zonas agrícolas. Gracias a estas lluvias buenas, las siembras están muy avanzadas en la mayoría de las zonas agrícolas.

Aproximadamente 420 000 personas de todo Mauritania han necesitado ayuda alimentaria, como consecuencia de tres malas cosechas consecutivas. En marzo de 2002, el PMA emprendió una operación de urgencia evaluada en 7,5 millones de dólares EE.UU. para prestar asistencia a 250 000 personas muy amenazadas por la escasez de alimentos. Una OU regional aprobada conjuntamente por la FAO y el PMA a mediados de diciembre a favor de cinco países afectados por la sequía en el oeste del Sahel (Cabo Verde, Gambia, Malí, Mauritania, el Senegal) incluía una asignación de 43 632 toneladas de alimentos para Mauritania. Hasta finales de junio, se habían cubierto con promesas el 78 por ciento de esta cantidad.

Las distribuciones de ayuda alimentaria de urgencia y las ventas de trigo subvencionadas contribuyeron a mejorar la situación en el suministro de alimentos en Aftout, el valle del río Senegal y las zonas de la meseta central de Hodh El Chargui y Hodh El Gharbi donde se han señalado una situación cercana a la hambruna y altas tasas de malnutrición y enfermedades conexas.

NÍGER (4 de agosto)

En julio las lluvias fueron aumentando hacia el norte de las zonas agrícolas. Aunque decrecieron algo en algunas localidades del sur, las precipitaciones fueron en general extendidas y hasta finales de julio la pluviosidad acumulativa era superior al nivel del año pasado en la mayoría de las estaciones meteorológicas. Casi todas las aldeas han terminado ya sus siembras. El mijo y el sorgo están floreciendo en las regiones de Dosso y Zinder. Los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente, las reservas de humedad del suelo son suficientes, y los pastizales se están reconstituyendo en gran escala.

La situación del suministro de alimentos es en general satisfactoria, como consecuencia de la buena cosecha del año pasado. Los mercados están bien abastecidos. En Maradi y Zinder ya se consiguen frijoles frescos.

NIGERIA (4 de agosto)

Las perspectivas para las cosechas de la actual temporada principal son en general favorables gracias a las buenas lluvias recibidas hasta ahora. Además, según los pronósticos, la producción arrocera de este año aumentará gracias al alza de los precios al productor debido a un aumento de los derechos de importación impuestos por el gobierno, que también creó un grupo especial para la seguridad nacional en materia de producción arrocera con objeto de acrecentar la producción local.

La situación del suministro de alimentos se mantiene en general estable. Pero algunos grupos de la población, estimados aproximadamente en 750 000 personas en los estados de Benue, Nasarawa y Taraba, siguen aquejados de inseguridad alimentaria debido a los conflictos étnicos y religiosos de los dos últimos años.

SENEGAL (19 de agosto)

Las perspectivas iniciales para las cosechas son inciertas debido a las lluvias tardías y limitadas recibidas en el centro y el norte hasta finales de julio. Tras las primeras lluvias recibidas en mayo en el extremo sudeste, las precipitaciones avanzaron lentamente hacia el centro. Hasta mediados de julio, las precipitaciones acumulativas estimadas totalizaban entre un 40 y 60 por ciento de lo normal en una gran parte de la cuenca manicera del Senegal, y en el norte imperaban todavía condiciones en general secas. Aunque las partes occidentales y orientales han recibido precipitaciones benéficas durante las últimas semanas, en el centro y el norte el tiempo se mantuvo en general seco hasta principios de agosto, cuando unas intensas lluvias e inundaciones causaron muchas víctimas en distintas localidades el 9 de agosto.

La producción total de cereales en 2002 se estima en alrededor de 851 300 toneladas, un 11 por ciento menos que el año anterior y un 8 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. La producción de maní, la fuente principal de ingresos en efectivo para las familias rurales, se estimaba en aproximadamente 260 700 toneladas, un 71 por ciento menos que en 2001 y 65 por ciento menos que el nivel medio. Debido a esta mala cosecha, el acceso a los alimentos es muy difícil para las familias rurales, principalmente en las zonas productoras de maní, aunque los precios de los cereales que habían aumentado de forma pronunciada el año pasado han decrecido algo, debido principalmente al incremento de las importaciones comerciales de arroz.

Ante la difícil situación alimentaria, en 2002 el gobierno distribuyó alrededor de 54 000 toneladas de arroz a las familias rurales, y acaba de acometer un nuevo programa de asistencia que incluye la distribución de 50 000 toneladas de arroz y 13 000 toneladas de piensos, así como las ventas subvencionadas de semillas de maíz y maní que también se están distribuyendo en el marco de un proyecto de la FAO. El Senegal es uno de los beneficiarios de la OU regional del PMA iniciada en diciembre de 2002 a favor de cinco países afectados por la sequía en el oeste del Sahel, con una asignación de 3 000 toneladas de alimentos para 23 300 personas muy afectadas.

SIERRA LEONA* (4 de agosto)

Las perspectivas iniciales para las cosechas son desfavorables debido a unas lluvias inferiores a lo normal y a unas rachas secas prolongadas que afectaron al desarrollo de los cultivos en algunas partes, atenuando las perspectivas optimistas anteriores relacionadas con un mejoramiento de la situación de seguridad y con el aumento de la superficie sembrada por los refugiados y los agricultores desplazados que habían regresado a sus hogares.

Gracias al aumento de las cosechas del año pasado, la situación del suministro de alimentos es todavía satisfactoria. Después de la guerra también ha mejorado notablemente en el país la situación humanitaria. En 2002, más de 100 000 refugiados sierraleoneses y 124 000 PDI volvieron a sus lugares de origen. Sin embargo, los disturbios civiles en Liberia han hecho que decenas de miles de liberianos entraran en el país.

TOGO (4 de agosto)

Las perspectivas para la cosecha de la temporada principal de 2003 son inciertas debido a las precipitaciones inferiores a la media recibidas en junio y julio en la mayoría de las regiones.

Gracias a unas condiciones de crecimiento en general favorables registradas durante la estación de las lluvias de 2002, la producción total de cereales de 2002 se estima en 740 519 toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado pero superior en un 7 por ciento al nivel medio. La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. Las importaciones de cereales para el uso interno y para las reexportaciones durante la campaña comercial de 2003 se estiman en 160 000 toneladas, que se cubrirán comercialmente.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (4 de agosto)

Las perspectivas para las cosechas actuales de la temporada principal son en general favorables, gracias a unas lluvias abundantes y generalizadas. Se supone que la producción aumentará también en las regiones septentrionales de la zona saheliana, que el año pasado experimentaron lluvias irregulares y mermas localizadas en la cosecha.

Tras la producción de cereales de 2002, estimada en un nivel medio de alrededor de 1,3 millones de toneladas, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2003 se estima en aproximadamente 367 500 toneladas, que, según se prevé, se cubrirán principalmente con importaciones comerciales.

CONGO, REPÚBLICA DE (4 de agosto)

Las condiciones de crecimiento son en general satisfactorias para los cultivos de maíz y raíces. Sin embargo, la inseguridad continúa trastornando las actividades agrícolas y de rehabilitación. El recrudecimiento de las hostilidades registrado en marzo de 2002 en la región de Pool (en los alrededores de Brazzaville, la capital) provocó el desplazamiento de al menos unas 74 000 personas, cuyo número exacto no se conoce ya que los organismos humanitarios no han podido acceder a la región. Tras un acuerdo de paz estipulado entre el gobierno y los rebeldes a mediados de marzo de 2003, una misión humanitaria en gran escala visitó la región desde el 28 de mayo hasta el 7 de junio, con objeto de determinar las principales necesidades humanitarias para facilitar el regreso de las PDI. El PMA está haciendo frente a un grave déficit de recursos y ha interrumpido todos los programas de rehabilitación con objeto de concentrarse en la ayuda de urgencia a las personas más vulnerables.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL* (25 de julio)

En los últimos meses, las intensas hostilidades registradas en Bunia, la ciudad principal del distrito de Ituri, obligaron a miles de personas a huir hacia el sur a la provincia de Kivu norte, buscando refugio en los alrededores de Butembo, 200 km. al sur de Bunia. Muchas de estas personas se han visto obligadas a huir varias veces perdiendo todos sus bienes y posesiones. Como consecuencia de la afluencia de refugiados, la ya inestable situación alimentaria de la población de Butembo ha empeorado ulteriormente. Las reservas alimentarias del PMA en la zona han sido objeto de asaltos durante los enfrentamientos entre los diversos grupos armados, mientras que el acceso a los beneficiarios negado por las autoridades locales impidió la distribución de alimentos en gran escala. Se necesita con urgencia asistencia alimentaria y sanitaria.

GABÓN (4 de agosto)

Las condiciones de crecimiento son en general satisfactorias. Los cultivos alimentarios principales son la yuca y los plátanos, pero también se produce algo de maíz (un promedio de 31 000 toneladas). El país importa comercialmente la mayor parte de los cereales que necesita, estimados en alrededor de 88 000 toneladas en 2003.

GUINEA ECUATORIAL (4 de agosto)

Las perspectivas para la cosecha son favorables, gracias a unas precipitaciones generalizadas y abundantes recibidas desde marzo. Los cultivos básicos son la batata, la yuca y los plátanos. El país importa un promedio de 5 000 toneladas de arroz y 10 000 toneladas de trigo.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (4 de agosto)

Desde marzo se han recibido precipitaciones abundantes en casi todas partes. Sin embargo, la producción de alimentos no debería de aumentar este año debido a la persistencia de la inseguridad, principalmente en el norte, y a la escasez de semillas. Una misión conjunta PMA/FAO/UNICEF de evaluación de emergencias que visitó las zonas más afectadas a principios de mayo estimó que se había sembrado solamente el 50 por ciento de los campos que suelen sembrarse en años normales.

La situación de la seguridad alimentaria sigue siendo inestable después de los disturbios civiles registrados entre octubre de 2002 y marzo de 2003. La destrucción generalizada de los bienes materiales, los saqueos y el desplazamiento de la población han trastornado las actividades agrícolas y económicas. A mediados de marzo, el PMA volvió a solicitar 6,1 millones de dólares EE.UU., al no haber recibido promesas después del llamamiento formulado dos meses antes. Se estima que las personas desplazadas son más de 230 000, incluidas unas 41 000 que se han refugiado en el Chad.

SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE (4 de agosto)

Los cultivos alimentarios básicos son las raíces, los plátanos y los tubérculos. La seguridad alimentaria no corre peligro.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (28 de julio)

Una reciente misión del Ministerio de Agricultura/Ministerio de Salud/FAO/PMA/UNICEF llevada a cabo a nivel local, estimó las cosechas de la temporada B de 2003 en 176 000 toneladas de cereales y 184 000 toneladas de legumbres, lo que representa una merma de 3 y 1 por ciento, respectivamente, respecto de la misma temporada del año pasado. La producción de raíces y tubérculos decreció en un 1 por ciento a 899 000 toneladas, y la de bananos y plátanos en un 6 por ciento. El comienzo de la estación de las lluvias se retrasó, pero las precipitaciones posteriores fueron suficientes para el desarrollo de los cultivos. Pese a unas condiciones atmosféricas en general satisfactorias, la producción de la presente campaña se vio afectada por la persistente inseguridad imperante en las partes centrales y occidentales (provincias de Gitega, Muramvya, Kayanza et Bubanza Ruyigi y Bujumbura-rural), que determinó una reducción de la superficie plantada y de los rendimientos. Según las estimaciones, en 2003 la producción de café, el principal cultivo comercial de los pequeños agricultores, ha sido inferior en un 78 por ciento a la del año anterior y una de las más escasas de los últimos 40 años.

ERITREA (18 de agosto)

La principal estación de las lluvias “Kiremti” de 2003 comenzó alrededor de mediados de junio y, según se informa, se presenta con características irregulares. Unas lluvias intensas caídas en la región septentrional del Mar Rojo y últimamente en las partes occidentales del país provocaron graves inundaciones que causaron daños a los cultivos y a las propiedades. Sin embargo, en general las precipitaciones son inferiores a la media, sobre todo en las principales zonas agrícolas de Debub y Gash Barka. Las lluvias más cortas de primavera (azmera) que van de marzo a mayo fueron también en general insuficientes y, unidas a la escasez de insumos agrícolas como animales de tiro y semillas, han determinado un comienzo lento de la campaña. Estas lluvias cortas son beneficiosas para la preparación temprana de las tierras y la reposición de los pastizales.

Los informes recientes indican que los precios de los cereales son todavía muy altos pero comenzaron a estabilizarse. Se informa también que va mejorando la relación de intercambio para los pastores. Sin embargo, la situación alimentaria sigue siendo en general grave ya que hay dos terceras partes de la población que hacen frente a una grande escasez de alimentos debida a la sequía del año pasado. Se señala que alrededor de 1,4 millones de personas necesitan ayuda alimentaria de urgencia. Además, sigue necesitándose ayuda humanitaria para un gran número de personas desplazadas en el interior del país a causa de la guerra con el vecino país de Etiopía, y para los refugiados que regresan del Sudán, y los niños que se benefician del programa de alimentación escolar de urgencia del PMA.

Las respuestas a los llamamientos de asistencia alimentaria de urgencia son alentadoras. Sin embargo, se necesitan nuevos compromisos y entregas rápidas para cubrir las necesidades hasta la próxima cosecha de octubre y noviembre. Hasta finales de julio se había prometido cerca del 58 por ciento de la operación de urgencia (OU) aprobada conjuntamente por la FAO y el PMA en marzo, por un valor de 46,5 millones de dólares EE.UU., para prestar asistencia a alrededor de 900 000 personas durante un período de 10 meses (de mayo de 2003 a febrero de 2004). Se hace indispensable una dotación de recursos para cubrir el déficit y evitar una grave interrupción de la distribución de los alimentos.

ETIOPÍA (4 de agosto)

La recolección de las cosechas de la temporada corta "belg" de 2003 ha apenas terminado. En general, se señala un mejoramiento considerable con respecto a la cosecha belg del año pasado, pero la irregularidad de las lluvias ha afectado a los cultivos en algunas partes del país. Normalmente, las cosechas de la temporada belg se recogen entre junio y agosto y representan alrededor de un 10 por ciento de la producción total de cereales, pero en algunas zonas constituyen la mayor parte de la producción anual de cereales. Actualmente, la campaña agrícola principal “meher” está muy avanzada en casi todas las partes del país

En los últimos meses se han registrado graves escaseces de alimentos y altos niveles de malnutrición en algunas partes del país, particularmente en la Región de Naciones, Nacionalidades y Pueblos del Sur (SNNPR). Los últimos informes indican que el número total de personas que necesitan asistencia alimentaria en 2003 ha pasado de 12,5 millones a 13,2 millones. Ante la creciente crisis alimentaria imperante en la SNNPR, se creó una oficina de apoyo de las Naciones Unidas (UNCTSO) en Awasa, la capital regional, para hacer frente a la crisis actual de una manera más coordinada.

KENYA (4 de agosto)

La recolección de las cosechas principales de cereales de las “lluvias largas” debería de comenzar a finales de agosto hasta diciembre, concentrándose la mayor parte de las actividades en noviembre. Las perspectivas iniciales desfavorables debidas al retraso de las lluvias en muchas zonas mejoraron algo tras los informes sobre la buena situación de los cultivos de las principales zonas dependientes de las lluvias largas situadas en las provincias Valle del Rift, Occidental y Nyanza. El Ministerio de Agricultura y Fomento Ganadero ha revisado al alza, de 1,8 millones de toneladas a 2 millones de toneladas, las estimaciones de la cosecha de maíz de “lluvias largas” de este año. En este nivel, la cosecha de maíz es equivalente a la media de los últimos cinco años, estimada en 1 970 000 toneladas.

En los últimos meses los precios del maíz fueron superiores a la media debido a una escasez de suministros derivada del retraso de la recolección. El alza espectacular de los precios del maíz en los últimos tres meses ha perjudicado gravemente la situación de la seguridad alimentaria sobre todo de las familias vulnerables, especialmente de los distritos pastorales y de las zonas marginales de las provincias Costera y Oriental. Últimamente el gobierno ha declarado que comprará a los agricultores 3 millones de sacos de maíz (270 000 toneladas) con el fin de aumentar sus reservas y regular los precios de los cereales. Normalmente, el gobierno compra maíz durante el mes de noviembre en las principales zonas excedentarias y su precio de compra es decisivo ya que afecta a todos los precios del mercado. El actual precio de compra es de 1 450 chelines kenyanos por saco de 90 kilos. Lo cual se compara con un precio medio de mercado de alrededor de 800 chelines kenyanos por saco de 90 kilos durante la cosecha.

Según los informes, en la mayoría de las zonas pastorales la situación del ganado es mejor, lo cual ha mejorado la situación global de la seguridad alimentaria de la población. Sin embargo, la continua inseguridad y robo de ganado ha determinado importantes pérdidas y un acceso limitado a pastizales, mercados y caminos importantes. Las evaluaciones efectuadas recientemente han insistido en que una recuperación significativa de los ganaderos requerirá algunas campañas agrícolas favorables consecutivas y, lo que es más importante, una iniciativa multifacética y a largo plazo en materia de seguridad alimentaria.

RWANDA (28 de julio)

Una misión conjunta del Ministerio de Agricultura/FAO/PMA/FEWS NET de evaluación de cultivos y alimentos realizada recientemente a nivel local estimó la producción de las cosechas de la temporada B de 2003 en 904 000 toneladas de equivalentes en cereales, un 2 por ciento menos que el año pasado, pero un 5 por ciento más que en la temporada B de 2001. El comienzo de la estación de las lluvias se retrasó pero las precipitaciones posteriores fueron suficientes para el desarrollo de los cultivos. Pese a una producción nacional en general satisfactoria, algunas zonas se vieron afectadas por la disminución de la superficie plantada, principalmente la región de Bugesera, en la provincia rural de Kigali, donde un gran número de familias obtuvo una mala cosecha. El gobierno y las organizaciones humanitarias están prestando asistencia alimentaria a los grupos vulnerables de la región. Pero la escasez de alimentos del PMA está perjudicando a las operaciones de ayuda. Además de Bugesera, la misión de evaluación ha informado sobre algunos otros focos de déficit de producción, principalmente en la provincia de Kibungo y en las zonas altas de Kibuye.

SOMALIA (4 de agosto)

La actual cosecha de la temporada "gu", que está a punto de recogerse en el sur de Somalia, se pronostica en alrededor de 215 000 toneladas (68 por ciento de maíz y 32 por ciento de sorgo), volumen superior en más de una cuarta parte a la media posterior a la guerra. Sin embargo, los informes de campo más recientes indican que la inseguridad, la insuficiencia de las precipitaciones y las plagas podrían reducir la cifra final de la producción de cereales. Entre las zonas con una producción potencialmente inferior a la media posterior a la guerra figuran algunas partes de Middle Juba, en la región de Bay, sobre todo los distritos de Qansah-Dere y Dinsor y algunas partes de Hiran.

La situación del suministro de alimentos en Sool Plateau, en el norte del país, constituye un motivo de grave preocupación. Una evaluación de la seguridad alimentaria realizada por la Dependencia de evaluación de la seguridad alimentaria indicaba que 3 500 familias necesitaban ayuda de urgencia y asistencia complementaria, mientras que otras 9 000 familias siguen siendo vulnerables y necesitan una vigilancia cercana. Aunque Sool Plateau plantea este año un problema grave, los años consecutivos de inseguridad alimentaria, unidos a una creciente degradación ambiental, están creando una situación de inseguridad alimentaria crónica que más que un alivio inmediato requiere soluciones a más largo plazo.Una encuesta nutricional posterior indicó también tasas globales de malnutrición aguda del 12,5 por ciento. En otras partes del norte de Somalia, la situación de los pastores es de un nivel cercano a la media.

SUDÁN (18 de agosto)

Las perspectivas para las cosechas de 2003, que se recogerán a partir de septiembre y octubre, son todavía inciertas. En el sur del Sudán, los primeros indicios apuntan a una cosecha de nivel medio, que ha de verificarse a través de evaluaciones de los cultivos. Las intensas precipitaciones caídas en julio en las partes orientales del país provocaron riadas que causaron la muerte de algunas personas y daños a los cultivos y propiedades.

La grave escasez de alimentos registrada en algunas partes del país no debería de mejorar antes de la cosecha, y para los agricultores afectados por la sequía del año pasado la mejora dependerá de un suministro oportuno de insumos agrícolas. Las evaluaciones de la seguridad alimentaria realizadas a partir de enero han confirmado que en el sur del Sudán hay 1,9 millones de personas que necesitarán ayuda alimentaria, estimada en 101 000 toneladas hasta la próxima cosecha de septiembre de 2003. Unas 700 000 personas, clasificadas como muy expuestas a la inseguridad alimentaria, han estado recibiendo ayuda alimentaria desde enero. En abril de 2003, la FAO y el PMA aprobaron conjuntamente una operación de urgencia por un valor de alrededor de 130 970 000 dólares EE.UU., para prestar asistencia alimentaria a cerca de 3 250 000 personas durante un período de doce meses (desde abril de 2003 hasta marzo de 2004). En 2003, la FAO también hizo un llamamiento pidiendo 18,9 millones de dólares EE.UU. para el programa de seguridad alimentaria humanitaria, con inclusión de insumos agrícolas de urgencia. La respuesta de los donantes ha sido en general escasa.

TANZANÍA (18 de agosto)

La recolección de las cosechas de cereales de la temporada principal de 2003 está casi terminada. Los pronósticos provisionales relativos a la producción de cultivos alimentarios en 2002/03 indican una disminución del 10 por ciento en comparación con el año pasado debido principalmente a un período seco imperante en las partes orientales, centrales y meridionales entre febrero y mediados de marzo. Muchas zonas experimentaron más de tres semanas de sequía en una fase crítica del desarrollo de los cultivos.

A diferencia del año pasado y de las tendencias normales, los precios de los cereales se han duplicado con creces en la mayor parte del país. Una evaluación rápida de la vulnerabilidad realizada en junio y julio por el equipo de información sobre la seguridad alimentaria indicó que en algunas partes del país la sequía prolongada había menguado particularmente la producción de alimentos y de cultivos comerciales y limitado las oportunidades de trabajo asalariado, lo que afectó a un gran número de familias. Durante la campaña comercial 2003/04 se prevé un déficit de alimentos de alrededor de 77 489 toneladas, y se estima que cerca de 1 940 000 personas necesitarán ayuda alimentaria entre octubre de 2003 y marzo de 2004. Además se prevé un déficit de aproximadamente 3 200 toneladas de diversos tipos de semillas durante el próximo período de siembra.

A mediados de agosto, el gobierno de Tanzanía anunció que entregará 32 540 toneladas de alimentos de sus reservas y ha formulado un llamamiento a los donantes pidiendo cerca de 45 000 toneladas con el fin de aliviar la inmediata escasez de alimentos derivada de las escasas lluvias caídas recientemente.

UGANDA (4 de agosto)

La recolección de la cosecha de cereales de la temporada principal de 2003 se está acercando a su término y las perspectivas son variadas. Según los informes actuales, las condiciones climáticas relativamente más húmedas registradas en el centro, este y norte de Uganda han favorecido el llenado de los cereales mientras que un tiempo más seco de lo normal imperante desde principios de junio puede haber afectado a los cultivos en el nordeste, sudoeste y oeste de Uganda. Las lluvias inferiores a lo normal recibidas en febrero y marzo que retrasaron los preparativos de la tierra y la siembra de las cosechas de la temporada principal en algunas zonas se vieron algo compensadas por las precipitaciones generalizadas recibidas durante el mes de julio en la mayor parte del centro y este de Uganda.

La situación humanitaria continuó empeorando en el norte y este de Uganda con las recientes hostilidades registradas entre las fuerzas gubernamentales y rebeldes que han desplazado a más de 820 000 personas. Últimamente, el PMA ha formulado un llamamiento pidiendo alrededor de 100 000 toneladas de alimentos para prestar asistencia a más de 1,6 millones de personas.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO realizada en mayo de 2003 estimó que la producción de cereales de 2003 aumentó en un 23 por ciento con respecto al buen nivel del año pasado situándose en 670 000 toneladas. Ello se debe a las lluvias abundantes y bien distribuidas durante la campaña, al aumento de la superficie plantada tras el regreso de las personas desplazadas y de los refugiados a sus lugares de origen, y a una considerable distribución de insumos agrícolas.

Pese al mejoramiento de la situación alimentaria, el número de las personas que necesitan ayuda alimentaria en 2003/04 se mantiene en un nivel alto de 1,4 millones. Ello se debe al continuo movimiento de regreso a sus lugares de origen por parte de las personas desplazadas en el interior y de los refugiados, y a la ayuda continua que se presta a los ex soldados de UNITA y sus familias. Además de estas poblaciones, se prestará asistencia alimentaria a los grupos socialmente vulnerables, incluidos los agricultores residentes vulnerables. Las necesidades totales de ayuda alimentaria ascienden a 161 000 toneladas de cereales y 17 800 toneladas de legumbres. El PMA tiene planeado prestar asistencia a 1 020 000 personas.

BOTSWANA (28 de julio)

La producción de cereales de 2003, principalmente sorgo, se estima en 13 000 toneladas, un 48 por ciento menos que las cosechas del año pasado. Pese a la merma de la producción, la situación nacional de los suministros de alimentos sigue siendo satisfactoria ya que el país importa comercialmente todos los cereales que necesita para el consumo. El gobierno está distribuyendo ayuda alimentaria en las zonas afectadas por malas cosechas.

LESOTHO (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en abril de 2003 estimó la producción de cereales de 2003 en 89 000 toneladas, lo que representa un aumento del 66 por ciento respecto del año anterior. Sin embargo, se trata de un nivel de producción inferior a la media. Las necesidades de importación de cereales se calcularon entre 321 000 toneladas, que en su mayor parte se cubrirán comercialmente.

La misión estimó también que se necesitarán 32 000 toneladas de ayuda alimentaria en cereales para 270 000 personas afectadas por malas cosechas localizadas y para las personas afectadas por el VIH/SIDA.

MADAGASCAR (28 de julio)

Pese a una producción satisfactoria de la cosecha principal de arroz de 2003, una grave sequía registrada en las provincias vulnerables del sur dio lugar a una mala cosecha de maíz, el principal producto básico de la zona. Como consecuencia, las estimaciones oficiales indican que 600 000 personas necesitan ayuda alimentaria. Los informes actuales apuntan a un incremento del número de los niños gravemente malnutridos. Pero las distribuciones de ayuda alimentaria del PMA tuvieron que suspenderse en mayo debido a la falta de recursos. Hacen falta con urgencia contribuciones adicionales de ayuda alimentaria para evitar el deterioro de la situación nutricional durante el período de carestía que comienza en septiembre.

MALAWI (28 de julio)

El suministro de alimentos es en general satisfactorio gracias a un incremento considerable de la producción de cereales de 2003 y a unos niveles sin precedentes de existencias remanentes de maíz. Los precios de mercado del maíz, que bajaron a partir de marzo, han continuado bajando en julio. El precio bajo del maíz ha mejorado el acceso a los alimentos básicos por parte de una gran parte de la población vulnerable. La baja de los precios ha determinado una disminución del precio fijo del Gobierno, de 17 Meticais/kg a 10 Meticais/kg. El Gobierno también decidió exportar 100 000 toneladas de maíz, a la vez que conservó otras 100 000 toneladas para la reserva estratégica de granos.

Pese al mejoramiento de la situación de seguridad alimentaria, una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en abril de 2003 estimó que 400 000 personas necesitarán ayuda alimentaria en la campaña comercial 2003/04 (abril/marzo), incluidas las de las zonas que experimentaron malas cosechas, las afectadas por el VIH/SIDA y las indigentes. Las necesidades de ayuda alimentaria en cereales ascienden a 30 600 toneladas. En vista de las cuantiosas existencias de maíz que posee el país, la misión recomendó que se comprara en el lugar.

MOZAMBIQUE (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en mayo de 2003 estimó la producción de cereales de 2003 en 1,8 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento más que la buena cosecha del año pasado.

Sin embargo, en las provincias meridionales y en algunas de las provincias centrales unas rachas secas y temperaturas altas causaron la pérdida casi total de la cosecha principal de maíz. Como consecuencia, aproximadamente 949 000 personas hacen frente a una grave escasez de alimentos en la campaña comercial 2003/04 y necesitan 156 000 toneladas de ayuda alimentaria de urgencia. La población afectada representa el 30 por ciento de la población total de los distritos afectados pero sólo el 5 por ciento de la población total del país. Una parte de las necesidades de ayuda alimentaria podría cubrirse con compras locales en vista de los excedentes de maíz que existen en las zonas septentrionales y centrales pero, a causa del elevado costo del transporte interno hacia las partes meridionales, grandes cantidades tendrán que importarse. Los precios del maíz que bajaron en los mercados septentrionales y centrales a partir de febrero han aumentado en julio, pero se mantuvieron por debajo de los niveles de los mercados meridionales.

NAMIBIA (25 de julio)

Las estimaciones oficiales más recientes sobre la producción indican una cosecha de cereales de 2003 de 102 000 toneladas, un 38 por ciento más que el nivel reducido de 2002. Pese a la recuperación global de la producción de este año, la cosecha resultó muy menguada por segundo año consecutivo en la región de Caprivi, que se vio afectada por una grave sequía.

Las necesidades nacionales de importación de cereales han disminuido con respecto al año pasado a 108 000 toneladas, que se cubrirán comercialmente.

SUDÁFRICA (25 de julio)

Las estimaciones oficiales definitivas de la producción indican una cosecha de maíz de 2003 de 9 270 000 toneladas y una cosecha de sorgo de 186 700 toneladas. En este nivel, la producción total de cereales secundarios es inferior a la de 2002, pero de nivel medio. Las disponibilidades exportables deberían de mantenerse en torno al nivel del año pasado.

SWAZILANDIA (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en abril de 2003 estimó la producción de maíz en alrededor de 73 000 toneladas, un 6 por ciento más que la mala cosecha del año pasado pero, aún así, inferior en un 30 por ciento al nivel medio. Las necesidades de importación de cereales han aumentado a 128 000 toneladas, incluidas 24 000 toneladas de ayuda alimentaria. La mengua de la producción se debe principalmente a la mala cosecha obtenida en la región de Lowveld, afectada por el tiempo seco imperante durante el período vegetativo.

Aunque a nivel nacional no se prevén escaseces de cereales en 2003/04, debido a una capacidad mejorada de importaciones comerciales y a la baja de los precios en Sudáfrica, la misión estima que para 217 000 personas escasean los alimentos y necesitan ayuda alimentaria. Las necesidades de ayuda alimentaria totalizan 24 000 toneladas de cereales.

ZAMBIA (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en mayo estimó la producción de cereales de 2003 en 1 320 000 toneladas, un 80 por ciento más que el nivel reducido de 2002 y un volumen superior a la media. Como consecuencia, el gobierno ha levantado la prohibición de las exportaciones de maíz y está examinando las posibilidades de exportar 120 000 toneladas de excedentes de maíz. Las necesidades de importaciones de cereales se limitan a cantidades reducidas de trigo y arroz, productos en los que el país tiene un déficit estructural.

Los precios del maíz y de la harina de maíz, que habían bajado desde febrero y marzo en previsión de una buena cosecha, se estabilizaron al final de junio a niveles muy inferiores a los de hace un año. Ello ha mejorado en general el acceso a los alimentos por parte de las poblaciones vulnerables. El gobierno prevé incrementar el organismo de reservas de alimentos mediante compras locales y las importaciones pendientes contratadas en la campaña comercial 2002/03. Pese a la situación en general mejorada del suministro de alimentos, hay focos de personas en las zonas en las que la cosecha fue escasa que necesitarán asistencia alimentaria selectiva en 2003/04.

ZIMBABWE* (28 de julio)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en mayo estimó la producción de cereales de 2003 en 1 millón de toneladas, incluido el pronóstico relativo a las cosechas de trigo y cebada de invierno. En este nivel, la producción supera en un 41 por ciento el nivel bajo del año pasado pero aún así es inferior a la media. La necesidad de importación de cereales para 2003/04 se estima en 1 287 000 toneladas, de las cuales el maíz representa 980 000 toneladas. Dada la grave escasez de divisas, 610 000 toneladas tendrán que cubrirse mediante la ayuda alimentaria destinada a unos 4,4 millones de personas de las zonas rurales y 1,1 millón de personas de las zonas urbanas.

El precio de la harina de maíz controlado por el gobierno casi se ha cuadruplicado al final de mayo. Lo cual limitará mucho el acceso de la población más vulnerable a los suministros disponibles.

ASIA

AFGANISTÁN* (1 de agosto)

Se prevé que este año el Afganistán obtendrá un nivel récord de cereales debido al mejoramiento de las precipitaciones, a la abundante disponibilidad de agua para riego y a las superficies significativamente extensas plantadas con cereales, en particular trigo de secano. Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO visitó el país entre mediados de junio y el 8 de julio de este año para evaluar la situación de los alimentos y los cultivos en el país. La misión estima que el país producirá un total de 5 370 000 toneladas de cereales, incluidos 4 360 000 toneladas de trigo, 410 000 toneladas de cebada, 310 000 toneladas de maíz y 291 000 toneladas de arroz elaborado. En este nivel, la producción de cereales es la mayor que se haya registrado hasta ahora y superior en más del 50 por ciento a la buena cosecha del año pasado. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2003/04 se estima, por lo tanto, en alrededor de 392 000 toneladas, casi una cuarta parte de las necesidades de importación del año pasado. Hasta hace muy poco las importaciones comerciales ascendían por término medio a alrededor de medio millón de toneladas anuales.

Pese a una cosecha récord estimada para este año, el acceso a los alimentos para un gran número de familias sigue siendo un problema, sobre todo para los discapacitados, las familias encabezadas por mujeres, los refugiados repatriados y los pastores nómadas. La misión de la FAO y el PMA también observó que los precios del trigo habían descendido vertiginosamente en gran parte del país y que en algunas zonas habían llegado casi a un punto muerto. Por consiguiente, la misión ha recomendado que se comprara en el país una parte importante de la ayuda alimentaria prevista para no perjudicar indebidamente a los agricultores a través de los precios bajos de los cereales. La cuantía exacta de la ayuda alimentaria necesaria para la campaña comercial 2003/04 se determinará mediante una evaluación nacional de riesgos y vulnerabilidades llevada a cabo actualmente por diversos organismos. Los resultados de dicha evaluación se tendrán en octubre.

ARABIA SAUDITA (4 de agosto)

La producción total de trigo y cebada de 2003 se pronostica en 1 890 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año pasado. Las importaciones de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) en 2003/03 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 7 millones de toneladas.

ARMENIA* (31 de julio)

En Armenia ha comenzado la cosecha de cereales y las estimaciones iniciales indican una cosecha algo menor que la del año pasado. La producción total de cereales de este año, estimada en 377 000 toneladas, es inferior en un 10 por ciento aproximadamente a la del año pasado. La producción total de cereales de este año incluye unas 300 000 toneladas de trigo y alrededor de 62 000 toneladas de cebada. La necesidad total interna de cereales para la campaña comercial 2003/04 se estima en 588 000 toneladas. Armenia es un país importador neto de cereales. La necesidad total de importación de cereales de este año se estima en 211 000 toneladas, incluidas 21 000 toneladas de ayuda alimentaria. Este total incluye 185 000 toneladas de trigo y 20 000 toneladas de maíz.

AZERBAIYÁN (31 de julio)

Las estimaciones más recientes indican que la cosecha de cereales, que recién ha comenzado, no superará los 1,9 millones de toneladas, frente a los 2,2 millones de toneladas del año pasado. La producción total de cereales de este año incluye 1,4 millones de toneladas de trigo, 232 000 toneladas de cebada y 150 000 toneladas de maíz. Las insuficientes precipitaciones seguidas de grandes inundaciones en la primavera fueron las causas principales que este año determinaron una cosecha inferior a lo previsto. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 2,5 millones de toneladas, de los cuales se importarán 644.000 toneladas, principalmente en forma comercial. La necesidad de importación de trigo para la campaña comercial 2003/04 se estima en 620 000 toneladas.

BANGLADESH (31 de julio)

Las inundaciones y los aludes registrados al final de julio han causado la muerte de al menos 15 personas, desplazado a decenas de miles y provocado daños considerables a los cultivos y las propiedades.

La recolección de la cosecha de arroz ‘Boro’ terminó en mayo y junio, mientras que la cosecha ‘Aus’ se está recogiendo ahora. La cosecha de arroz ‘Aman’ se recogerá a partir de octubre. La producción total de arroz de 2003 se estima en 39,6 millones de toneladas, un 4,1 por ciento más que el año anterior, debido a una utilización mayor de semillas híbridas y a un mejor apoyo prestado al sector de riego.

La situación en el suministro de alimentos sigue siendo satisfactoria. Según los pronósticos, la necesidad de importación de todos los cereales en 2003/04 descenderá a 2,3 millones de toneladas. En lo que va de la campaña Boro (de verano) el Gobierno ha alcanzado, antes de lo previsto, el objetivo de compra de cereales alimentarios mediante la compra de unos 0,7 millones de toneladas de arroz.

CAMBOYA (31 de julio)

Está apenas terminando la siembra de la cosecha de arroz de la temporada principal de secano, que suele representar el 80 por ciento de la producción anual. La producción total de arroz de 2003 se pronostica en 4,1 millones de toneladas, lo que representa una recuperación con respecto al año anterior (3 740 000 toneladas) en el que la cosecha sufrió las consecuencias de la sequía registrada durante el período de siembra. Esta producción será suficiente para que la situación total de los suministros de cereales sea adecuada a las necesidades del país. Sin embargo, dado que un gran número de personas vive todavía por debajo de la línea de pobreza, continúa habiendo inseguridad alimentaria y el país sigue necesitando socorro alimentario.

COREA, REPÚBLICA DE (31 de julio)

En julio, unas lluvias intensas caídas en Corea del sur han anegado los arrozales y ponen en peligro la producción. Se prevé que la producción arrocera de 2003 se contraerá debido a los programas gubernamentales y a las condiciones atmosféricas desfavorables. El país produce solamente alrededor de una tercera parte de sus necesidades de consumo de cereales. Las importaciones de cereales en la campaña comercial 2002/03 (octubre/septiembre) se estiman en 3 750 000 toneladas de trigo, 8,6 millones de toneladas de maíz y 0,5 millones de toneladas de otros cereales. Las perspectivas iniciales para 2003/04 apuntan a un aumento de las importaciones de cereales secundarios, pero a una disminución de las importaciones de trigo.

COREA, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR DE* (29 de junio)

El tiempo más húmedo registrado en julio ha favorecido algunos cultivos de verano. Las perspectivas para las cosechas de arroz y maíz son mejores que en 2002 y considerablemente mejores que en 2000 y 2001 en la misma fase del calendario agrícola. Hay infestaciones de plagas, algo menos que en 2002 pero lo suficiente como para merecer la aplicación de algunas medidas por parte de las cooperativas y autoridades locales.

Corea del Norte ha sufrido escaseces crónicas de alimentos como consecuencia de una mala administración económica así como de una serie de inundaciones y otros desastres naturales registrados a mediados de los años noventa, y depende de la ayuda exterior para alimentar a su población. En julio, debido al retraso de la llegada de algunas contribuciones confirmadas, casi 3 millones de beneficiarios no pudieron recibir alimentos del PMA. Las necesidades totales de importación de cereales en 2003/04 se estiman provisionalmente en 1 550 000 toneladas. Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO visitará el país desde finales de septiembre hasta principios de octubre.

CHINA (31 de julio)

Unas lluvias intensas caídas en junio en el valle del Río Huai provocaron inundaciones, las peores desde 1991, que afectaron a decenas de millones de residentes y anegaron varios millones de hectáreas de tierras agrícolas en el centro, el este, y el sur de China. En cambio, se señala que algunas zonas del sur sufrieron a causa de la sequía, que afectó a millones de personas en ocho provincias.

Se prevé que este año China cosechará menos arroz, dado que los efectos de las inundaciones y de la sequía contribuyen a reducir aún más la superficie plantada por los agricultores, debido al debilitamiento de los precios. Según las previsiones actuales, en 2003 la producción arrocera de China descenderá en más de 0,9 millones de toneladas con respecto al año pasado, situándose en 175 millones de toneladas. Según las estimaciones, la producción del arroz temprano, ya recogido en mayo y junio, descenderá en un 3 por ciento anual a 29,5 millones de toneladas, el nivel más bajo desde 1985, debido principalmente a una reducción de la superficie sembrada a causa del debilitamiento de los precios. El arroz intermedio y tardío, sembrado recientemente para recogerse en noviembre y diciembre, se vio gravemente afectado por la sequía.

En cambio, en el nordeste la sequía se ha atenuado y en las zonas maiceras del norte ha llovido bastante. Las estimaciones más recientes indican una producción de maíz de 116 millones de toneladas en 2003, gracias a unas condiciones atmosféricas mejores imperantes en las principales zonas productoras.

China es el segundo exportador mundial de maíz, cuyas exportaciones deberían de alcanzar en 2002/03 los 13 millones de toneladas.

La cosecha de trigo de invierno terminó en junio, mientras que la del trigo de primavera está actualmente en curso. Las estimaciones sobre la producción total de trigo en 2003 se mantienen en 86 millones de toneladas aproximadamente, y se pronostica que el país será en 2003/04 un importador neto de trigo.

CHIPRE (4 de agosto)

La producción total de trigo y cebada en 2003 se estima en 97 000 toneladas, volumen ligeramente inferior a la media de los últimos cinco años. Las importaciones de trigo en 2003/04 (mayo/abril) se pronostican en 100 000 toneladas, mientras que las importaciones totales de cebada y maíz se pronostican en aproximadamente 540 000 toneladas, sin modificaciones respecto al año pasado.

FILIPINAS (31 de julio)

El poderoso tifón Imbudo (nombre filipino: Harurot) azotó vastas tierras agrícolas en el norte de Luzon, Filipinas, y causó daños a los cultivos por un valor de aproximadamente 2 mil millones de pesos (37 millones de dólares EE.UU.). Se estima que solamente en la provincia más afectada de Isabela, situada en el nordeste de la región del valle Cagayan, los daños a los cultivos han sido de más de mil millones de pesos. El Departamento de Agricultura estimó en 446 000 toneladas los daños causados por el tifón Imbudo al maíz, pero los daños sufridos por el arroz fueron mínimos (78 115 toneladas). Es posible que el Gobierno de Filipinas reduzca de 35 por ciento a 20 por ciento el arancel mínimo de importación del maíz debido a las perspectivas de un aumento del déficit de producción después del tifón Imbudo. Como medida de precaución fueron evacuadas un total de 14 280 personas. El Gobierno filipino no ha presentado ninguna petición de asistencia internacional.

GEORGIA* (31 de julio)

Las estimaciones más recientes apuntan a una producción total de cereales de alrededor de 627 000 toneladas, o sea 48 000 toneladas menos que el año pasado. La producción total de cereales estimada incluye alrededor de 166 000 toneladas de trigo y 400 000 toneladas de maíz. El mal tiempo y el acceso limitado a insumos agrícolas decisivos son las razones principales de que la producción de este año sea inferior a lo previsto. En Georgia, las necesidades totales anuales de cereales ascienden a alrededor de 1,2 millones de toneladas. Hasta hace poco Georgia no podía satisfacer las necesidades internas y dependía de las importaciones comerciales y de la ayuda alimentaria. La estimación sobre la producción de maíz es más bien optimista y depende en gran parte de las condiciones atmosféricas y de las precipitaciones que se reciban en el verano. Las necesidades de importación de cereales se estiman en 580 000 toneladas, incluidas 120 000 toneladas de ayuda alimentaria.

La actual OPSR del PMA comenzó en abril de 2003 y terminará en marzo de 2006. Cuando haya terminado, se habrán distribuido 50 493 toneladas de alimentos a 209 500 personas vulnerables. Los beneficiarios de la OPSR actual son los refugiados chechenios del este de Georgia (Pankisi Gorge) así como los jubilados y otros grupos vulnerables. Cerca del 70 por ciento de la ayuda alimentaria total se distribuirá a 160 000 personas vulnerables a través de actividades de alimentos por trabajo realizadas en seis regiones del país.

INDIA (30 de julio)

En julio de este año hubo grandes inundaciones en la India. Por lo menos 600 000 personas del estado nordoriental de Assam resultaron afectadas por las inundaciones, y al menos 50 personas han muerto de gastroenteritis, disentería, ictericia y paludismo debido a la falta de agua potable. En el estado cercano de Bihar, en total 1,9 millones de personas han quedado afectados por las inundaciones registradas en 15 distritos, y los cultivos han sufrido daños por un valor de 97,5 millones de rupias (2 millones de dólares EE.UU.).

A pesar de su llegada tardía, para el 5 de julio el monzón sudoccidental, decisivo para el desarrollo de los cultivos de arroz Kharif (que se cosechan en otoño y principios de invierno), había cubierto todo el país. Se prevé que la superficie total plantada con arroz superará el nivel del año pasado. La producción arrocera de la campaña comercial 2003/04 se pronostica en alrededor de 86 670 000 toneladas, un 14,5 por ciento más que el año pasado, que fue la peor registrada en los últimos 15 años. Todavía se espera que la India sea un importante actor en el comercio mundial de arroz, pero se pronostica que las exportaciones pasarán de los 3,8 millones de toneladas del año pasado a 3,5 millones de toneladas debido a una disminución de las reservas.

La producción de trigo de 2003, recogida en mayo, se estimó oficialmente en 69,3 millones de toneladas, alrededor de un 3,6 por ciento menos que el año pasado, como consecuencia de la reducción de la superficie plantada.

Unas lluvias excelentes recibidas en las principales regiones productoras de maíz, combinadas con los precios altos del maíz, se han traducido en un aumento de la siembra de este producto que terminó en julio. La producción de maíz de 2003 podría alcanzar los 13 millones de toneladas, un 17 por ciento más que el año pasado.

INDONESIA (30 de julio)

El principal cultivo sembrado actualmente es el arroz de la temporada secundaria/estación seca, que se recogerá al final de octubre. Este año el arroz ha sufrido los efectos de una grave sequía. La región más castigada por la sequía es Java central (5 423 hectáreas de arrozales asolados), seguida de Java oriental (3 067 hectáreas), Java occidental (2 720 hectáreas) y Yogyakarta (160 hectáreas). El Gobierno ha tratado de reducir los efectos del desastre bombeando agua subterránea en los arrozales de las zonas más castigadas por la sequía.

Indonesia, uno de los mayores importadores mundiales de arroz, a principios de julio ha suspendido, en base a la merma estimada en la cosecha de este año, un plan destinado a reducir las importaciones de cereales. Se prevé que las importaciones de arroz para 2003/04 se mantendrán en un nivel alto de 3,3 millones de toneladas.

IRÁN, REPÚBLICA ISLÁMICA DEL (31 de junio)

Según se prevé, la producción de trigo de 2003 aumentará con respecto al año pasado debido principalmente a la reacción de los agricultores ante los altos precios de compra del Gobierno y a unas condiciones atmosféricas favorables. En 2002/03, las importaciones de trigo del Irán disminuyeron a 2 460 000 toneladas con respecto a los 6,8 millones de toneladas importados en 2001/02. Se prevé que las de este año decrecerán ulteriormente a un volumen estimado en 1,3 millones de toneladas. Las compras del Gobierno a los agricultores locales deberían alcanzar este año los 9,8 millones de toneladas de toneladas, alrededor de 1,2 millones de toneladas más que el año pasado.

Se estima que la producción de maíz en 2003 se mantendrá en el nivel de 1 250 000 toneladas del año pasado y las importaciones se prevén en 1,4 millones de toneladas, con inclusión de cuantiosas compras a China.

IRAQ* (4 de agosto)

En el Iraq ha terminado la recolección de la cosecha de cereales de invierno (principalmente trigo y cebada). Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO visitó el país en junio y julio de 2003 y está ultimando el informe correspondiente.

La productividad agrícola, particularmente en las principales regiones productoras del centro y el sur del país, ha continuado sufriendo las consecuencias de la limitación de las inversiones, la escasez de insumos y el estado de deterioro de la infraestructura de riego. Tres años consecutivos de grave sequía (1999-2001) también han devastado la producción agrícola. El mejoramiento de las condiciones atmosféricas en 2002 se tradujo en un aumento de la producción cerealera.

Los cereales importados en el marco del acuerdo “petróleo por alimentos” determinaron mejoras importantes en la situación general del suministro de alimentos. Pero las deficiencias nutricionales siguen siendo un problema grave. El 22 de mayo una resolución del Consejo de Seguridad levantó las sanciones impuestas contra el Iraq y extendió las disposiciones de las resoluciones anteriores a otro período de seis meses durante el cual se dará término al programa de petróleo por alimentos y se transferirá la responsabilidad de la administración de la actividad restante a las autoridades del Iraq.

ISRAEL (4 de agosto)

La producción de la cosecha de trigo de 2003 recogida recientemente se pronostica en alrededor de 170 000 toneladas, alrededor de un 38 por ciento más que la media de los últimos cinco años, como consecuencia de unas condiciones atmosféricas favorables.

Las importaciones de cereales en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 2 690 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior.

JAPÓN (31 de julio)

Las temperaturas bajas y la poca luz solar registradas desde finales de junio han causado un retraso considerable en el crecimiento del arroz. Hasta el 15 de julio las condiciones de crecimiento del arroz eran malas en 20 prefecturas situadas entre el nordeste y el oeste del Japón.

Con la continuación de las reformas de las políticas arroceras orientadas al mercado se prevé una reducción de la superficie plantada con arroz. Se destinarán aproximadamente 253 mil millones de yen para ayudar financieramente a los agricultores que reduzcan sus arrozales en 2004, frente a los 243,3 mil millones de yen de este año.

JORDANIA (4 de agosto)

La producción total de trigo y cebada en 2003 se pronostica en 147 000 toneladas, alrededor de un 20 por ciento más que la cosecha del año pasado debido principalmente a unas precipitaciones favorables. Normalmente, la producción interna de cereales cubre solamente una pequeña parte de las necesidades de consumo, y el resto se colma con importaciones. Las importaciones de trigo en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en 840 000 toneladas, volumen idéntico al del año pasado. Las importaciones de cereales secundarios se pronostican en 900 000 toneladas, volumen semejante al de 2002/03.

KAZAJSTÁN (31 de julio)

Ha comenzado la cosecha de cereales y las estimaciones más recientes indican una producción de alrededor de 13,2 millones de toneladas, frente a aproximadamente 15,9 millones de toneladas del año pasado. La producción total de cereales de este año incluye alrededor de 10,5 millones de toneladas de trigo, 1,9 millones de toneladas de cebada y 310 000 toneladas de maíz. Kazajstán tenía previsto igualar la cosecha excelente de 2002, pero debido a los precios bajos de los cereales algunos agricultores no sembraron cereales el año pasado, a la vez que un invierno crudo comprometió importantes extensiones sembradas con cereales de invierno. Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2003/04 se pronostican en alrededor de 5 870 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al de las exportaciones del año pasado. Las exportaciones de cereales de este año incluyen 5,4 millones de toneladas de trigo y 389 000 toneladas de cebada. Kazajstán es el principal exportador de cereales de la CEI, en medio de las malas cosechas obtenidas en Rusia y Ucrania.

KIRGUISTÁN, REPÚBLICA DE (1 de agosto)

La cosecha de cereales está casi terminada en una gran parte del país y las estimaciones más recientes indican que la producción ascenderá a alrededor de 1,5 millones de toneladas, aproximadamente 500 000 toneladas menos que la cosecha mejorada del año pasado. Este total incluye alrededor de 1 millón de toneladas de trigo, 440 000 toneladas menos del año pasado, 320 000 toneladas de maíz y 120 000 toneladas de cebada. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 1,8 millones de toneladas. El déficit se cubrirá principalmente mediante importaciones comerciales por un total de 187 000 toneladas, principalmente trigo (175 000 toneladas). La cosecha menguada de este año se ha debido a las precipitaciones inferiores a la media recibidas durante el invierno y la primavera.

LAOS (31 de julio)

Se ha terminado de sembrar la cosecha de arroz de 2003 que se recogerá desde finales de septiembre hasta diciembre. Esta cosecha representa alrededor del 85 por ciento de la producción anual de cereales y se produce principalmente en la cuenca del Río Mekong. La producción arrocera de 2003 se pronostica en 2,5 millones de toneladas, alrededor de un 3,7 por ciento más que el año anterior, debido a una recuperación de la superficie sembrada con arroz. Según las proyecciones, las necesidades de importación de arroz en 2003 descenderán a 30 000 toneladas, como el año anterior.

LÍBANO (4 de agosto)

La producción de trigo y cebada de 2003, estimada en alrededor de 84 000 toneladas, es ligeramente inferior a la media. Para satisfacer la demanda de arroz, azúcar y leche en polvo, el país depende casi totalmente de las importaciones (alrededor de un 90 por ciento).

Las importaciones de cereales, principalmente trigo, en 2003/03 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 790 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior.

MALASIA (31 de julio)

Se ha comenzado a recoger la cosecha secundaria de arroz de regadío. La producción total de arroz de 2003 se estima en 2,4 millones de toneladas, 14,8 por ciento más que la cosecha de 2002, como consecuencia de un aumento de la superficie y de los rendimientos. La necesidad de importación de arroz en 2003/04 se ha reducido a 500 000 toneladas con respecto a las 640 000 toneladas del año pasado.

Las necesidades del consumo nacional de trigo y maíz están prácticamente cubiertas por las importaciones, que en 2003/04 se estiman en 1,4 millones de toneladas de trigo y 2,5 millones de toneladas de maíz, más o menos como el año anterior.

MONGOLIA* (31 de julio)

En julio unas fuertes lluvias y granizadas azotaron el norte de Mongolia y causaron la muerte de por lo menos 18 personas y la destrucción de más de 100 viviendas. En Ulan Bator, la capital, murieron por lo menos diez personas. También quedaron destruidos los puentes y las carreteras en las zonas alejadas del norte. Según se informa, las tormentas fueron las peores registradas en el país desde 1982. Mongolia suele sufrir a causa de la sequía más que de las inundaciones y en los últimos años ha quedado devastado por un ciclo repetido de veranos con sequía e inviernos crudos que ha devastado la economía del país.

La producción de trigo que se recogerá en septiembre se pronostica en 141 000 toneladas, 11 por ciento menos que el año anterior. La necesidad total de importación de cereales en 2003/04 se estima en 248 000 toneladas, lo que representa alrededor del 63 por ciento del consumo interno total. Dado que el país tiene un grave problema de balanza de pagos, las importaciones comerciales cubrirán solamente una parte de esa necesidad y hará falta una asignación de ayuda alimentaria para colmar el déficit.

MYANMAR (31 de julio)

El Gobierno de Myanmar ha aplicado últimamente una nueva política de compra de arroz para proteger los intereses de los agricultores y aumentar sus incentivos para producir. En el pasado, el Gobierno compraba arroz a los agricultores a un precio más bajo que el del mercado. Myanmar tiene una superficie cultivada de 10 120 000 hectáreas, de los cuales más de 6 millones están sembrados con arroz. La producción de arroz, plantada en junio para recogerse en noviembre, se pronostica en 23,5 millones de toneladas, alrededor de un 3 por ciento más que el año anterior. Se prevé que en 2003/04 el país seguirá siendo autosuficiente en todos los cereales.

NEPAL (31 de julio)

El monzón llegó el 10 de junio provocando inundaciones y aludes, y afectando a 31 de los 75 distritos de Nepal. Hasta el 28 de julio los informes arrojaban los siguientes datos: 5 000 familias afectadas, 60 víctimas, 134 personas heridas, 10 desaparecidas, 486 casas destruidas y 836 damnificadas. Todavía no existen informes ni evaluaciones sobre los efectos en la agricultura.

Ha comenzado la siembra de la cosecha de arroz de 2003 que se recogerá en noviembre y diciembre. Los resultados de la cosecha en 2002 se pronostican provisionalmente en 4 150 000 toneladas, volumen semejante al de la producción del año anterior. Ha comenzado la recolección de la cosecha de maíz y la producción de 2003 se estima en 1 440 000 toneladas, alrededor de un 5 por ciento menos que la abundante cosecha del año pasado, pero todavía superior a la media en un 1 por ciento.

PAKISTÁN (30 de julio)

Han sido por lo menos 100 las víctimas en el Pakistán tras las peores inundaciones registradas en un decenio en la región meridional. Según los informes, en la provincia de Sindh han quedado afectadas más de 650 000 personas que actualmente se encuentran en campamentos. Además, cerca de 10 000 personas han resultado afectadas por las inundaciones registradas en la vecina provincia de Baluchistán, que, como Sindh, había sufrido las consecuencias de años de sequía.

La cosecha de trigo de 2003 recogida en abril y mayo se estima en 19,3 millones de toneladas, y la necesidad de importación de trigo en 2003/04 se pronostica en 1,8 millones de toneladas. Se ha terminado de sembrar el arroz y la producción arrocera de 2003 se pronostica en 6,4 millones de toneladas, un 1,7 por ciento más que el año pasado. Se prevé que las exportaciones de arroz de 2003/04 descenderán a 1,6 millones de toneladas con respecto a los 1,8 millones de toneladas del año pasado.

SIRIA (4 de agosto)

La producción de la cosecha de trigo que acaba de recogerse se pronostica en 4,5 millones de toneladas, alrededor de un 6 por ciento menos que la buena cosecha del año pasado pero un 16 por ciento más que la media de los últimos cinco años. También se estima que la cosecha de cebada es superior a la media.

Las importaciones de cereales, principalmente trigo, en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 950 000 toneladas.

SRI LANKA (31 de julio)

Ha comenzado la recolección de la cosecha de arroz Yala de regadío de 2003. Esta cosecha representa normalmente una tercera parte de la producción anual de arroz, y el resto se produce durante la temporada Maha. La producción total de arroz de 2003 se estima provisionalmente en 3 450 000 toneladas, alrededor de un 20 por ciento más que el año anterior. La posibilidad de aprovechar algunas tierras del nordeste para la siembra de arroz ha redundado en un incremento de la superficie total. El proceso de paz acordado entre el Gobierno de Sri Lanka y los Tigres de la Liberación del Tamil Eelam ha permitido a los agricultores volver a cultivar el arroz en las tierras anteriormente abandonadas a raíz del conflicto.

TAILANDIA (31 de julio)

La siembra de la cosecha principal de arroz comenzó en junio y terminará en septiembre. La recolección de esta cosecha comenzará en noviembre. Esta cosecha representa alrededor del 75 por ciento de la producción anual de arroz. El resto se produce principalmente en un régimen de regadío, plantándose entre enero y marzo para recogerse entre mayo y julio. La producción arrocera de 2003 se pronostica provisionalmente en 27 millones de toneladas, alrededor de un 4 por ciento más que el año anterior, como consecuencia del incremento del rendimiento y de la superficie plantada. Las exportaciones de arroz en 2003/04 se pronostican en 7,7 millones de toneladas, volumen superior al del año anterior. Los volúmenes totales de las exportaciones de arroz de Tailandia han alcanzado hasta la fecha solamente los 3,3 millones de toneladas, lo que representa un descenso de más de 100 000 toneladas con respecto al mismo período del año pasado. El programa de subvenciones del Gobierno de los últimos años ha aumentado los precios del arroz en el mercado interno, lo cual perjudica la competitividad de las exportaciones. La siembra de maíz que terminó en junio se recogerá en agosto. La producción de maíz se pronostica en 4,3 millones de toneladas, un 1,6 por ciento más que el año anterior como consecuencia del tiempo favorable y del abandono de cultivos menos interesantes como la caña de azúcar.

TAYIKISTÁN* (31de julio)

Según se prevé, Tayikistán obtendrá más de 707 000 toneladas de cereales, que constituye una cifra récord en la historia reciente del país. En este total se incluyen aproximadamente 600 000 toneladas de trigo, 45 000 toneladas de arroz y 32 000 toneladas de cebada. El año pasado el país produjo alrededor de 612 000 toneladas de cereales, que también fue una cosecha sin precedentes. A pesar de la cosecha récord de este año, Tayikistán no puede satisfacer sus necesidades internas de cereales, estimadas en alrededor de 1,1 millón de toneladas. La necesidad de importación de cereales se estima, por lo tanto, en alrededor de 456 000 toneladas, incluidas 103 000 toneladas de ayuda alimentaria.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (31 de julio)

Actualmente la principal actividad agrícola consiste en la recolección de las cosechas de arroz y yuca. Según las estimaciones, la producción de maíz de 2003, el principal cultivo de Timor-Leste, descenderá alrededor de un 34 por ciento a 70 000 toneladas con respecto a las 106 000 toneladas del año pasado debido a la sequía. El déficit de producción de maíz se compensará con un aumento del 10 por ciento de la producción de arroz, debido principalmente, según la misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO que visitó el país en mayo, a un aumento de la superficie con riego. Sin embargo, las graves inundaciones monzónicas de junio han causado daños generalizados a los cultivos, el ganado, las viviendas y las carreteras. Todavía no se dispone de una evaluación pormenorizada de los daños pero se señala que puede haber quedado afectada una media de hasta 1 261 hectáreas que podría dar lugar a un fracaso de cosecha localizado.

TURKMENISTÁN (1 de agosto)

Los informes oficiales más recientes indican que la cosecha de cereales, que ya está casi terminada, se sitúa en un volumen de 2,1 millones de toneladas, ligeramente inferior a la excelente cosecha del año pasado estimada en 2,3 millones de toneladas. En la cosecha total de cereales de este año se incluyen alrededor de 2 millones de toneladas de trigo y 60 000 toneladas de cebada. El país, de cerca de 5 millones de habitantes, necesita más de 1,9 millones de toneladas de cereales, incluidos 1 870 000 toneladas de trigo, para satisfacer las necesidades internas de consumo. La superficie sembrada con cereales ha ido aumentando constantemente en los últimos años a expensas del algodón y del avance de las tierras vírgenes. De cumplirse los pronósticos, Turkmenistán podrá satisfacer las necesidades internas de cereales y exportar una cantidad limitada de trigo.

TURQUÍA (4 de agosto)

La producción de la cosecha de trigo de 2003 se estima provisionalmente en 21 millones de toneladas, frente a los 20 millones de toneladas de 2002. Unas lluvias buenas recibidas durante el invierno y una cubierta de nieve suficiente han contribuido a aumentar los rendimientos. Las importaciones de trigo en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en 500 000 toneladas, frente a las 800 000 toneladas del año pasado.

UZBEKISTÁN (1 de agosto)

La cosecha de cereales está casi terminada y se prevé una producción total igual a la de la cosecha excelente del año anterior. La cosecha total de cereales de alrededor de 5,4 millones de toneladas incluye 4 890 000 toneladas de trigo, 260 000 toneladas de maíz y 135 000 toneladas de arroz. Una disponibilidad mejorada de agua de lluvia y de riego así como el constante incremento de la superficie sembrada con cereales a expensas del algodón han contribuido a la obtención de cosechas sin precedentes durante dos años consecutivos. Uzbekistán necesita alrededor de 5,2 millones de toneladas de cereales, principalmente trigo (4,6 millones de toneladas), para satisfacer las necesidades del consumo interno. Las exportaciones de cereales todavía están restringidas por razones de política, mientras que se importan para el consumo humano trigo (249 000 toneladas) y arroz (100 000 toneladas). La autosuficiencia alimentaria es una política establecida por el Gobierno.

VIET NAM (30 de julio)

La recolección de la cosecha de arroz de invierno y primavera terminó en julio. La producción de 2003 se estima en 33,5 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior al de la cosecha sin precedentes del año anterior.

Las exportaciones de arroz en 2003/04 se pronostican en 4,1 millones de toneladas, volumen marginalmente superior al del año pasado. En los primeros siete meses de este año Viet Nam exportó 2 640 000 toneladas de arroz por un valor de 496 millones de dólares EE.UU., lo que representa un incremento anual de 38,1 por ciento en volumen y 19,2 por ciento en valor, según los datos del Gobierno. El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ha elaborado un plan destinado a la creación de una zona productora de arroz orientada a las exportaciones en el Delta del Río Hong (Colorado), cesta arrocera de la región septentrional. La zona productora de arroz orientada a las exportaciones abarcará 300 000 hectáreas concentradas en 25 distritos.

El volumen del maíz de 2003 se estima en 2 millones de toneladas, ligeramente inferior al del año pasado pero superior a la media. Con el afán de alcanzar la autosuficiencia en maíz, el Gobierno prevé aumentar la superficie sembrada a 1,2 millones de hectáreas en 2005 e incrementar la utilización de semillas híbridas para alcanzar una producción anual superior a los 4 millones de toneladas.

YEMEN (4 de agosto)

Unas precipitaciones buenas han favorecido en general las cosechas principales de sorgo y mijo de 2003 que se recogerán a partir de octubre. La producción de cereales del año pasado se estimó en alrededor de 560 000 toneladas, aproximadamente un 20 por ciento menos que la media de los últimos cinco años.

Se prevén condiciones de reproducción favorables para las langostas en las zonas situadas en el litoral del Mar Rojo en las que ha llovido últimamente.

AMÉRICA CENTRAL (incluido el Caribe)

COSTA RICA (4 de agosto)

Desde principios de junio unas lluvias torrenciales e inundaciones continúan azotando algunas de las zonas del litoral atlántico, particularmente en torno a la ciudad de Limón. También se señalan fuertes lluvias e inundaciones con aludes y desbordamiento de ríos en la municipalidad centro oriental de Cartago y zonas aledañas. El exceso de lluvias se debió principalmente a la presencia cercana de la tormenta tropical “Claudette” en el Caribe. Se señalan daños a las viviendas e infraestructuras urbanas y rurales. Las autoridades locales han prestado socorro de urgencia a la población rural y urbana afectada. Se pronostican actualmente más lluvias fuertes en las próximas semanas, típicas del período de los huracanes. Hasta ahora no se han señalado daños considerables a los cultivos de cereales y frijoles de 2003/04. Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha de maíz, principalmente blanco, de la primera temporada y la producción se pronostica inicialmente en un volumen inferior a la media de 12 000 a 13 000 toneladas, muy semejante a la cosecha de 2002/03. Se prevé que la producción arrocera de 2003 se situará en un nivel medio de 280 000 a 290 000 toneladas mientras que la de frijoles se prevé en un volumen relativamente escaso de 16 000 a 17 000 toneladas, semejante al del año anterior.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se pronostican provisionalmente en 200 000 toneladas, volumen cercano al de las importaciones de 2002/03. También se pronostica que las importaciones de maíz en 2003/04 (julio/junio), principalmente amarillo, estarán cercanas al volumen de alrededor de 565 000 toneladas del año anterior. Las importaciones de frijoles deberían situarse en un nivel relativamente alto de 30 000 toneladas, en atención a la fuerte demanda de este alimento básico en la alimentación popular.

CUBA (4 de agosto)

La recolección de la cosecha de caña de azúcar, importante fuente de divisas, terminó a finales de junio. Todavía no se dispone de las estimaciones oficiales sobre la producción, pero provisionalmente se estima una producción escasa de alrededor de 2,1 millones de toneladas a 2,3 millones de toneladas. Lo cual se compara con el pronóstico anterior de aproximadamente 2,7 millones de toneladas y con la producción de 3,6 millones de toneladas del año pasado. Este volumen reducido se ha debido principalmente a la escasez crítica de insumos agrícolas. Se han comenzado a recoger las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04. Se señalan plantaciones de nivel medio, y también deberían estar en un nivel en torno a la media las producciones de maíz y arroz si las condiciones atmosféricas lo permitieran.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se pronostican provisionalmente en 1 millón de toneladas, mientras que las de maíz deberían de aumentar ligeramente con respecto al volumen de 250 000 toneladas del año anterior. Según los pronósticos, las importaciones de arroz en la campaña comercial de 2004 (enero/diciembre) se mantendrán sin modificaciones en las 550 000 toneladas del año pasado.

EL SALVADOR (4 de agosto)

En julio se han registrado lluvias torrenciales, típicas del período de los huracanes, que causaron daños leves a la infraestructura rural. Se pronostican más lluvias intensas y se están adoptando medidas preventivas para hacer frente a las probables inundaciones en esas localidades en riesgo. Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha del maíz, el cereal principal, de la primera temporada de 2003/04, cuya producción se pronostica inicialmente en aproximadamente 640 000-650 000 toneladas, frente a una media de 600 000 toneladas en los últimos cinco años. La producción de sorgo debería estar en torno a la media. Está a punto de comenzar la recolección de la cosecha de frijoles y se prevé una producción de nivel medio. Hasta febrero de 2006 se continuará prestando asistencia alimentaria de la comunidad internacional (Operación Prolongada de Socorro y Recuperación 10212.0 del Programa Mundial de Alimentos) a las familias afectadas por los desastres naturales que azotaron al país en los últimos cinco años. La asistencia se destinará sobre todo a las mujeres y los niños afectados. La ayuda prestada contribuirá también a mitigar los efectos negativos de las crisis económicas de los últimos años y debería contribuir a mejorar el suministro de alimentos para las familias. El número de las personas que se beneficiarán de este programa se estima en alrededor de 100 000 por año.

GUATEMALA (4 de agosto)

Según los informes, a principios de julio se produjeron fuertes lluvias e inundaciones en diversas partes del país, particularmente en el sudeste, que provocaron desprendimientos de tierras con graves daños a las viviendas e infraestructuras rurales. Las lluvias intensas afectaron también a la capital del país y alrededores. En algunas localidades se señalan daños a los cultivos cerealeros.

Está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04, principalmente maíz. Hasta ahora las perspectivas son buenas y se espera una producción de maíz de nivel medio. Hasta febrero de 2006 se continuará prestando asistencia alimentaria de la comunidad internacional (Operación Prolongada de Socorro y Recuperación 10212.0 del Programa Mundial de Alimentos) a las familias afectadas por los desastres naturales que azotaron el país durante los últimos cinco años, particularmente a las mujeres y los niños. La asistencia prestada contribuirá también a mitigar los efectos negativos de las crisis económicas de los últimos años y debería a contribuir a mejorar el suministro de alimentos a las familias. Se prevé que alrededor de 200 000 personas por año se beneficiarán de este programa.

HAITÍ (4 de agosto)

Ha comenzado la recolección de la cosecha de maíz de secano de la primera temporada de 2003/04 y la siembra de la cosecha de sorgo. Está a punto de terminar la recolección de la importante cosecha de arroz de regadío, y la de la cosecha de secano está a punto de comenzar. Se señalan plantaciones de nivel medio y las producciones deberían situarse en torno a la media, siempre y cuando predominaran condiciones atmosféricas normales.

Según los pronósticos provisionales, las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) serán semejantes al volumen de 295 000 toneladas importadas el año anterior, mientras que las de maíz deberían estar en torno a las 65 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al de 2002/03. Las importaciones de arroz en 2004 (enero/diciembre) deberían estar en torno a las 230 000 toneladas.

Se continúa distribuyendo asistencia alimentaria de la comunidad internacional a aproximadamente 132 000 beneficiarios, particularmente en las zonas del noroeste afectadas por sequías frecuentes y en algunas localidades de la meseta central (OPSR 10275.0 del PMA). Está a punto de comenzar un proyecto de distribución de semillas a pequeños agricultores para la siembra de la próxima campaña que comenzará en septiembre.

HONDURAS (4 de agosto)

En la primera quincena de julio se han registrado fuertes lluvias e inundaciones, particularmente en las zonas del litoral atlántico, como consecuencia principalmente del paso de la tormenta tropical “Claudette” por el Caribe. El desborde de un arroyo de montaña ubicado a algunas millas de San Pedro Sula, en el noroeste, provocó graves daños a las viviendas campesinas y anegó prósperos maizales. Se pronostican más lluvias fuertes, típicas del período de los huracanes. Está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04, principalmente maíz, y se pronostica provisionalmente una producción media. Según los informes, la superficie plantada es de nivel medio pero la producción dependerá en gran medida de la intensidad de las lluvias que se reciban en las próximas semanas. Hasta febrero de 2006 se continuará prestando asistencia alimentaria de la comunidad internacional (Operación Prolongada de Socorro y Recuperación 10212.0 del Programa Mundial de Alimentos) a las familias afectadas por los desastres naturales que azotaron al país en los últimos cinco años. La asistencia se centrará en las mujeres y los niños. La ayuda debería contribuir también a aliviar los efectos negativos de las graves crisis económicas de los últimos años y a mejorar el suministro de alimentos a las familias. El número de los beneficiarios se estima en alrededor de 240 000 al año.

MÉXICO (4 de agosto)

Se ha terminado de recoger la cosecha de trigo de regadío de 2003 en las grandes zonas productoras del noroeste y la producción obtenida se estima provisionalmente en un volumen ligeramente inferior a la media de 3 millones de toneladas. Ello se debe a una combinación de factores tales como una superficie inferior a la media y unos rendimientos inferiores a lo normal causados principalmente por la insuficiencia de los abastecimientos de agua. Unas lluvias entre normales y abundantes continúan beneficiando la siembra de la importante cosecha de maíz de primavera y verano en los principales estados productores de Jalisco, México, Michoacán, Chiapas y Puebla. La recolección comenzará a partir de octubre y la producción total de maíz de 2003, que incluye la producción de la cosecha de otoño e invierno de 2002/03 recogida recientemente, se pronostica provisionalmente en 19 millones de toneladas. Ello se compara con una media de 18,5 millones de toneladas de los últimos cinco años. La siembra de la cosecha de sorgo de 2003, que se recogerá a partir de octubre, continúa en los estados centrooccidentales de Guanajuato, Jalisco y Michoacán, que representan la mayor parte de la cosecha de otoño. Se prevén plantaciones inferiores a la media, ya que los agricultores cambiaron una parte de sus plantaciones de sorgo por maíz a causa de sus precios más atrayentes. En total, la producción de sorgo de 2003, que incluye la producción obtenida recientemente en el principal estado productor de Tamaulipas, se pronostica provisionalmente en 5,6 millones de toneladas, frente a los 5,3 millones de toneladas obtenidos en 2002 y a la media de 6 millones de toneladas de los últimos cinco años.

NICARAGUA (4 de agosto)

Las fuertes lluvias e inundaciones registradas entre el 10 y el 12 de julio en las partes nordoccidentales, particularmente en Jinotega, Matagalpa y Nueva Segovia han provocado graves daños a las viviendas e infraestructuras rurales. También se señalan algunos daños a los cultivos de maíz. Las lluvias torrenciales afectaron asimismo a Managua, la ciudad capital. Las lluvias intensas se debieron principalmente al paso de la tormenta tropical “Claudette” por el Caribe, a unos 400 kilómetros del litoral atlántico del país. En cambio, en algunas otras municipalidades de las mismas partes nordoccidentales y en el centro del país se recibieron precipitaciones inferiores a lo normal. Está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04, principalmente maíz. Las perspectivas son buenas y se pronostica una producción de maíz muy superior a la media, cercana a la producción récord de 2002. También son buenas las perspectivas para la cosecha de arroz y para la importante cosecha de frijoles. De este último cultivo se prevé una producción superior a la media. Hasta febrero de 2006 se continuará prestando asistencia alimentaria de la comunidad internacional (Operación Prolongada de Socorro y Recuperación 10212.0 del Programa Mundial de Alimentos) a las familias afectadas por los desastres naturales de los últimos cinco años y por las frecuentes crisis económicas. Los grupos de mujeres y niños afectados se beneficiarán particularmente de esta asistencia. La ayuda debería contribuir también a aliviar los efectos negativos de las graves crisis económicas de los últimos años y a mejorar el suministro de alimentos a las familias. El número de las personas que se beneficiarán de dicha asistencia se estima en alrededor de 150 000 por año.

PANAMÁ (4 de agosto)

Desde principios de julio se han registrado fuertes lluvias e inundaciones en algunas partes del país, particularmente en el distrito de Arraiján y en las zonas aledañas de Penonomé. Se señala que más de 6 000 personas se vieron afectadas por el exceso de lluvias en el primer distrito. Las autoridades nacionales han distribuido alimentos de socorro de urgencia. Se señalan algunos daños a los cultivos y a los pastizales. Se pronostican todavía más lluvias fuertes, típicas del período de los huracanes, en las próximas semanas. Está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003. Se prevé una producción de maíz de nivel medio mientras que la de arroz debería de ser superior a la media.

REPÚBLICA DOMINICANA (4 de agosto)

En junio se registraron lluvias normales, salvo en algunas zonas del sur y el sudoeste, en las que la falta de lluvias tuvo consecuencias negativas en el desarrollo de los cultivos de secano. Se han comenzado a recoger las cosechas de cereales secundarios de la primera temporada de 2003/04, mientras que la recolección de la cosecha de arroz de 2003 está muy avanzada. Se prevé una producción de maíz superior a la media mientras que la de arroz debería ser muy superior a la media, como en 2002. La situación de otros cultivos alimentarios importantes como los plátanos, los frijoles y las raíces es buena.

Se señala una disminución considerable de la utilización de fertilizantes y otros insumos agrícolas como consecuencia de la ola inflacionaria que está afectando al país. También se señala un importante aumento de los precios de los artículos alimenticios básicos y de otros artículos esenciales (medicamentos, combustible) y servicios (servicios públicos, transporte, atención sanitaria).

Las importaciones de trigo y maíz en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) todavía se pronostican provisionalmente en 335 000 toneladas y alrededor de 700 000 toneladas, respectivamente. Según se prevé, las importaciones de frijoles estarán en torno a las 30 000 toneladas, destinadas a satisfacer la gran demanda de este producto básico, que junto con el arroz constituyen los artículos alimenticios básicos de la dieta popular.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (4 de agosto)

La siembra de la cosecha de trigo de 2003 ha comenzado a un ritmo ligeramente más lento que hace un año. Ello se debe principalmente a los déficit de humedad registrados en las importantes zonas productoras del sudoeste de la provincia de Buenos Aires y en las partes centrales y meridionales de La Pampa. El pronóstico oficial cifra la superficie plantada en 6 150 000 hectáreas, pero es probable que el resultado final dependa de las lluvias que se reciban en los próximos días. El pronóstico apunta a una producción de trigo de un nivel medio de alrededor de 14,5 millones de toneladas, frente al nivel bajo de 12,3 millones de toneladas obtenidos en 2002, cuando los rendimientos fueron considerablemente inferiores a la media debido al uso escaso de fertilizantes. La recolección de la cosecha de maíz de 2003 ha terminado y la producción se estima provisionalmente en 15-15,5 millones de toneladas. La difícil situación en el suministro de alimentos que afectó tan gravemente a algunas partes de la población, como consecuencia de los problemas económicos que enfrenta el país, se ha visto muy mitigada debido a los programas de socorro llevados a cabo por el Gobierno en colaboración con organizaciones internacionales.

BOLIVIA (4 de agosto)

Unas condiciones atmosféricas normales han beneficiado la recolección de las cosechas de cereales de la segunda temporada de 2002/03 y se han obtenido producciones de trigo y cereales secundarios entre medias y superiores a la media, respectivamente, para todo el año (ambas temporadas). La siembra de la cosecha de trigo de la primera temporada (de invierno) de 2003/04 en el departamento oriental de Santa Cruz prácticamente ha terminado en condiciones atmosféricas satisfactorias.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se pronostican provisionalmente en alrededor de 250 000 toneladas, volumen semejante al de las importaciones del año anterior.

BRASIL (4 de agosto)

Las condiciones atmosféricas han continuado beneficiando la siembra de la cosecha de trigo de 2003 en las principales zonas productoras del sur. Está a punto de comenzar la recolección, y un pronóstico oficial inicial cifra la producción de trigo en un volumen récord de 4 740 000 toneladas, alrededor de un 62 por ciento más que el volumen superior a la media de 2,9 millones de toneladas obtenido en 2002. Una tecnología mejorada y la utilización de fertilizantes también han contribuido mucho al buen éxito de la cosecha. El incremento previsto contribuirá a reducir la dependencia del país respecto de las importaciones de trigo, estimadas en un promedio de alrededor de 7 millones de toneladas por año. Por consiguiente, se prevé que las importaciones de trigo disminuirán considerablemente en la campaña comercial 2003/04 (octubre/septiembre). La recolección de la cosecha de maíz de la segunda temporada (“zafrihna”) de 2003 prácticamente ha terminado y se estima provisionalmente una producción muy superior a la media de 11,1 millones de toneladas. La cosecha de maíz de la primera temporada arrojó una producción excelente de 34,7 millones de toneladas, y la producción total de maíz en 2003 debería estar en torno a un nivel récord de 45,8 millones de toneladas. Se señala que el Gobierno podría adoptar algunas medidas, en caso de necesidad, para impedir que bajen los precios internos.

COLOMBIA (4 de agosto)

Unas lluvias entre moderadas y normales recibidas en las zonas costeras caribeñas y las lluvias abundantes caídas en el noroeste continúan favoreciendo la siembra de las cosechas de cereales de la primera temporada de 2003/04. La siembra está a punto de terminarse y se prevé un aumento de la superficie plantada, particularmente con maíz, con respecto a las plantaciones medias de 2002. El aumento de la superficie plantada con maíz se debe principalmente al programa de incentivos del Gobierno para los productores destinado a reducir la dependencia del país con respecto a las importaciones. La recolección está a punto de comenzar y se espera una producción de maíz y arroz ligeramente superior a la media. La producción de sorgo debería situarse en torno a la media.

En la campaña comercial de 2003 (enero/diciembre) las importaciones de trigo deberían estar en torno a 1,2 millones de toneladas, mientras que las de maíz se prevén entre 2,1 millones de toneladas y 2,2 millones de toneladas.

Se continúa distribuyendo ayuda alimentaria de la comunidad internacional a la población desplazada en diversas partes del país, víctimas de los disturbios civiles que afectan al país desde hace mucho tiempo.

CHILE (4 de agosto)

La siembra de la cosecha de trigo de 2003 prácticamente ha terminado en condiciones atmosféricas en general secas y se estima provisionalmente una superficie plantada ligeramente superior a la media. La recolección de la cosecha de maíz ha terminado, y se ha obtenido un volumen superior a la media de 1,2 millones de toneladas. Se están realizando los preparativos de la tierra para la siembra de la cosecha de maíz de 2004 a partir de septiembre. En 2003 también se ha obtenido una buena producción de alrededor de 490 000 toneladas de avena.

Se pronostica que en la campaña comercial de 2003/04 (diciembre/noviembre) el volumen de las importaciones de trigo será semejante al del año anterior (300.000 toneladas). En la campaña comercial 2003/04 (febrero/enero) las importaciones de maíz deberían estar en torno a 1 millón de toneladas, frente a un volumen de importaciones de 1,1 millones de toneladas del año anterior.

ECUADOR (4 de agosto)

Se ha comenzado a recoger la cosecha de maíz, principalmente amarillo, de la primera temporada (principal) de 2003. Las perspectivas son malas ya que los cultivos se vieron afectados por el tiempo seco imperante a finales de 2002 y posteriormente por las intensas lluvias caídas en febrero y marzo Ha comenzado la plantación de la cosecha del maíz blanco, que representa aproximadamente el 25 por ciento de la producción interna total de maíz, y se prevé alguna recuperación con respecto a la mala cosecha del año pasado, pero no lo suficiente como para compensar el volumen escaso de la cosecha del maíz amarillo. En conjunto, la producción total de maíz (blanco y amarillo) de 2003 debería ser escasa por tercer año consecutivo.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se pronostican inicialmente en alrededor de 470 000-480 000 toneladas, mientras que las importaciones de maíz en la campaña comercial de 2003 (enero/diciembre) deberían mantenerse en torno al mismo nivel del 350 000 toneladas de 2002.

PARAGUAY (4 de agosto)

El tiempo se ha normalizado y la siembra de la cosecha de trigo de 2003, que se había visto perturbada a causa de la grave sequía, ha terminado recientemente. Está por comenzar la recolección y se pronostica provisionalmente una producción de nivel medio. La siembra de la cosecha de maíz de 2003 está apenas comenzando y las plantaciones previstas deberían situarse en torno a la media.

PERÚ (4 de agosto)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003, que se produce principalmente en las sierras para el consumo local directo, se encuentra en su apogeo y los pronósticos iniciales indican una producción de aproximadamente 190 000 toneladas, volumen ligeramente superior al de 2002 y cerca de un 9 por ciento más que la media de los últimos cinco años.

Han comenzado la mayor parte de las operaciones de recolección de la cosecha del maíz amarillo, mientras que la del maíz blanco está prácticamente terminada. Las perspectivas para ambas cosechas son buenas y se pronostica provisionalmente una producción superior a la media de aproximadamente 1,3 millones de toneladas (de maíz blanco y amarillo). El arroz se produce durante todo el año y se pronostica provisionalmente una producción media de cerca de 2,0 millones de toneladas.

Se prevé que en la campaña comercial de 2003 (enero/diciembre) las importaciones de trigo aumentarán ligeramente con respecto al nivel relativamente alto de las importaciones de 2003, debido a una fuerte demanda de este producto básico de la dieta popular. Las importaciones de maíz en 2004 (enero/diciembre) deberían estar en torno a las 600 000 toneladas, volumen cercano al de las importaciones de 2003.

URUGUAY (4 de agosto)

La siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2003/04 continúa en condiciones atmosféricas en general secas. Los pronósticos oficiales indican que las plantaciones previstas de trigo disminuirían con respecto al nivel de 2002/03 a un nivel inferior a la media de 110 000-115 000 hectáreas, cifra considerablemente inferior a la media de 156 000 hectáreas de los últimos cinco años. En cambio, se prevé que la superficie plantada con cebada aumentará a alrededor de 116 000 hectáreas, frente a la media de 89 000 hectáreas de los últimos cinco años. Se están realizando los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas de arroz y maíz que comenzará a partir de octubre.

VENEZUELA (4 de agosto)

A principios de junio unas lluvias fuertes provocaron desprendimientos de tierra y aludes en los estados andinos de Mérida y Barinas en el noroeste. Se señalan algunas víctimas y personas desaparecidas. Las viviendas e infraestructuras rurales han sufrido graves daños. Las autoridades han declarado un estado local de emergencia y prestado asistencia de socorro. Está a punto de comenzar la recolección de las cosechas de cereales secundarios de 2003. Las perspectivas son malas como consecuencia principalmente de la falta de fertilizantes y semillas de calidad causada por las limitaciones financieras de los agricultores, consecuencia de la difícil situación económica que enfrenta el país. Está apenas comenzando la siembra de la cosecha de arroz de regadío. Las perspectivas son inciertas, ya que los cultivos se vieron afectados durante la siembra por una disponibilidad insuficiente de agua.

EUROPA

EU (1 de agosto)

Según los pronósticos, la producción de cereales descenderá este año en la UE debido a la reducción de la superficie plantada y a unas perspectivas de rendimientos menores a causa del tiempo excepcionalmente caluroso y seco imperante en algunas de las principales zonas productoras. La estimación más reciente de la FAO sobre la producción total de trigo de la UE se cifra ahora en alrededor de 94 millones de toneladas, un 10 por ciento menos que el año pasado y un 7 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. La reducción mayor a nivel nacional se ha producido en Francia donde debido a una importante disminución de la superficie unida a una fuerte merma de los rendimientos la producción descendió a sólo 32,7 millones de toneladas aproximadamente, con respecto a los casi 39 millones de toneladas de 2002. Entre los otros principales productores de trigo, se pronostica que la producción disminuirá alrededor de un 6 por ciento en Alemania, un 13 por ciento en Italia, un 5 por ciento en España y un 12 por ciento en el Reino Unido. Contrariamente a lo que se había previsto anteriormente, el pronóstico más reciente relativo a la producción total de cereales secundarios de la UE también indica una merma significativa, de alrededor del 10 por ciento, a aproximadamente 97 millones de toneladas. En muchas partes ya se han recogido las cosechas de cebada y se ha observado una disminución de los rendimientos, mientras que el desarrollo de los cultivos de maíz se ha visto afectado por unas condiciones atmosféricas excepcionalmente calurosas y secas imperantes en junio y julio. Las perspectivas podrían todavía mejorar para algunos de los cultivos de maíz si llegara a llover en lo que resta del período vegetativo, pero es muy probable que se registre una merma significativa con respecto a la cosecha relativamente buena del año pasado.

ALBANIA (1 de agosto)

Pese a un comienzo prometedor del período vegetativo de los cereales de invierno, con buenos niveles de humedad, a partir de marzo reinaron condiciones secas que afectaron a las plantaciones de invierno y a las siembras de primavera. Es probable que la producción de cereales de este año sea inferior a la del año pasado y a lo normal. Por la falta de cantidades significativas de existencias remanentes, el país continuará dependiendo de cuantiosas importaciones para satisfacer sus necesidades de consumo en 2003/04. El PMA continúa prestando asistencia a los grupos vulnerables de la población aquejada de inseguridad alimentaria (un total de 63 000 personas), con un proyecto prolongado de socorro y rehabilitación que durará hasta diciembre de 2003.

BELARÚS (30 de julio)

Está en marcha la cosecha de cereales y las estimaciones iniciales indican que la producción, situada en 5,1 millones de toneladas, es ligeramente inferior a la cosecha de 5,3 millones de toneladas del año pasado. En la cosecha estimada de este año se incluyen alrededor de 1,7 millones de toneladas de centeno, 1,6 millones de toneladas de cebada y 840 000 toneladas de trigo. La utilización total de cereales se estima en poco más de 5,5 millones de toneladas. El déficit estimado se colma comercialmente con compras efectuadas principalmente en los países de la CEI, Rusia en particular.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (1 de agosto)

Ha comenzado la cosecha de cereales y se considera que los rendimientos del trigo y el maíz son apreciablemente bajos debido a un invierno excepcionalmente frío y una primavera seca. La producción total de cereales se estima ahora en poco más de 1 millón de toneladas, o sea alrededor de 290 000 toneladas menos que la cosecha mejorada del año pasado. En este total se incluyen alrededor de 130 000 toneladas de trigo y 800 000 toneladas de maíz, frente a las 297 000 toneladas de trigo y 912 000 toneladas de maíz en 2002. La utilización total de cereales se estima en aproximadamente 1,6 millones de toneladas. El déficit, estimado en 510 000 toneladas, se colmará con importaciones comerciales y 100 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BULGARIA (1 de agosto)

El pronóstico oficial más reciente de mediados de julio apuntaba a una producción de trigo de 2003 incluso menor de lo que se había previsto anteriormente, debido a la persistencia de la sequía en junio después de un invierno desfavorable. La producción de trigo de 2003 se prevé ahora en sólo 2,3 millones de toneladas, alrededor de un 36 por ciento menos que el año anterior. Análogamente, también se prevé que la cosecha de cereales de invierno se reducirá significativamente a alrededor de 450 000 toneladas, menos de la mitad del nivel de 2002. Este año el país no dispondrá de los excedentes exportables normales de trigo, de manera que si hubiera exportaciones importantes será necesario recurrir a las reservas del Gobierno o a las importaciones para mantener los niveles normales de consumo.

CROACIA (1 de agosto)

Las perspectivas indican para este año una cosecha menguada de cereales en vista del invierno excepcionalmente frío y de la primavera seca que han afectado a toda la región. La producción total de cereales se estima ahora en aproximadamente 2,7 millones de toneladas, casi 977 000 toneladas menos que en la campaña comercial 2002/03 En este total se incluyen 600 000 toneladas de trigo y 2 millones de toneladas de maíz, frente a las 988 000 toneladas de trigo y los 2,5 millones de toneladas de maíz del año pasado. La necesidad anual de cereales se estima en alrededor de 3,2 millones de toneladas. El déficit se colmará con importaciones comerciales y con el recurso a las reservas de la buena cosecha del año pasado.

ESTONIA (1 de agosto)

Ha comenzado la cosecha de los cereales y las estimaciones más recientes cifran la producción total en alrededor de 525 000 toneladas, volumen ligeramente inferior al del año pasado. En este total se incluyen unas 150 000 toneladas de trigo y 375 000 toneladas de cereales secundarios, principalmente cebada. La necesidad total de importación de cereales para la siguiente campaña comercial se estima en 211.000 toneladas, incluidas 121.000 toneladas de trigo y 90.000 toneladas de cereales secundarios.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (1 de agosto)

Los informes oficiales indican que la producción de trigo de 2003 descendió por debajo de lo normal a causa del retraso de la siembra en otoño del año pasado y de las condiciones atmosféricas desfavorables imperantes en la primavera. Aunque todavía no se conocen los resultados definitivos posteriores a la cosecha, el pronóstico más reciente anterior a la cosecha indicaba una producción de sólo alrededor de 220 000 toneladas, muy inferior a la cosecha del año pasado estimada en 295 000 toneladas. Se señala que la Dirección estatal de reservas de productos básicos no importará trigo en 2003 ya que dispone de cuantiosas existencias remanentes de la campaña anterior. Sin embargo, el Gobierno puede permitir en 2003 importaciones de 150 000 toneladas de trigo exentas de derecho.

FEDERACIÓN DE RUSIA (30 de julio)

Ha comenzado la recolección de los cereales y legumbres pero a un ritmo más lento que el año pasado, en medio de una primavera tardía y de unas condiciones atmosféricas desfavorables en la mayor parte del país. Las estimaciones más recientes indican que la producción total de cereales y legumbres de este año no superará los 71 millones de toneladas, frente a los 86,6 millones de toneladas del año pasado. Se prevé que la producción total de trigo ascenderá a alrededor de 36,5 millones de toneladas, o sea aproximadamente un 28 por ciento menos que en 2002. La producción de cebada, pronosticada en 17,7 millones de toneladas, es inferior en alrededor de un millón de toneladas a la del año anterior. Una cubierta tenue de nieve, las heladas y la primavera tardía comprometieron la cosecha de cereales de este año. Además, los bajos precios de los cereales desalentaron a los agricultores a plantar superficies de cereales iguales a las del año pasado, y la destrucción invernal se estima ahora en casi 4 millones de hectáreas.

Las exportaciones totales de cereales durante la campaña comercial 2003/04 se pronostican en 4,4 millones de toneladas, incluidos 2,2 millones de toneladas de trigo y poco más de 2 millones de toneladas de cebada. Durante la campaña comercial 2002/03 las exportaciones totales de cereales ascendieron a casi 18,3 millones de toneladas, incluidos 14,6 millones de toneladas de trigo y 3,5 millones de toneladas de cebada.

Se continúa necesitando ayuda alimentaria selectiva para las personas desplazadas y para la población vulnerable de Chechenia, en vista de los disturbios civiles y de las operaciones militares en curso. El PMA ha comenzado a distribuir unas 34 041 toneladas de productos alimenticios básicos a aproximadamente 290 500 personas desplazadas y personas vulnerables en Chechenia e Ingushetia.

HUNGRÍA (1 de agosto)

La cosecha de cereales de invierno de 2003 (principalmente trigo) se ha visto asolada por una grave sequía después de la primavera y por las temperaturas elevadas del verano. Tras las previsiones iniciales de una producción superior a los 4 millones de toneladas, hechas cuando los cultivos salieron en una situación buena de la fase de latencia invernal, las estimaciones más recientes efectuadas ahora que la cosecha está casi terminada cifran la producción en sólo alrededor de 3 millones de toneladas. Esto se compara con los 3,9 millones de toneladas del año pasado y con la producción de más de 5 millones de toneladas de 2001. Aunque se prevé que las exportaciones de la nueva cosecha de trigo serán muy limitadas, se señala la presencia de existencias remanentes relativamente cuantiosas del año anterior. Los cultivos de maíz de verano también están sufriendo la falta de humedad, y aún cuando cayeran en agosto lluvias importantes es probable que los rendimientos sean muy inferiores a la media.

LETONIA (1 de agosto)

En la mayor parte del país ha comenzado la cosecha de cereales y las estimaciones más recientes indican una producción de cereales ligeramente menguada este año, de 980 000 toneladas, frente a la producción de poco más de 1 millón de toneladas de 2002. Unas condiciones atmosféricas rigurosas imperantes durante el invierno comprometieron algunas zonas cultivadas. La utilización total de cereales se estima en 1,3 millones de toneladas y la necesidad de importación de cereales para la campaña comercial de 2003/04 en 131.000 toneladas.

LITUANIA (1 de agosto)

La cosecha total de cereales de este año, que está actualmente en curso, se estima en 2,3 millones de toneladas, alrededor de 200 000 toneladas menos que en 2002. Las condiciones atmosféricas desfavorables del invierno comprometieron algunos de los cultivos de invierno de este año. En la producción total de cereales de este año se incluyen aproximadamente 790 000 toneladas de trigo, 970 000 toneladas de cebada y 420 000 toneladas de centeno. Las exportaciones de cereales durante la campaña comercial de 2003/04 se estiman en 118.000 toneladas, mientras que las importaciones en 104.000 toneladas.

MOLDOVA (31 de julio)

Un invierno rigurosamente frío y una primavera excepcionalmente seca han comprometido más de las tres cuartas partes de los cereales de otoño y primavera, en particular el trigo. El trigo es el producto básico más importante y cubre alrededor del 90 por ciento de la superficie sembrada con cereales de otoño. El último otoño se sembraron alrededor de 343 000 hectáreas de trigo y alrededor de 71 000 hectáreas de cebada. Las estimaciones más recientes indican que quedaron diezmados cerca del 40 por ciento de la superficie sembrada con trigo y casi toda la superficie de cebada. En la restante superficie de trigo los rendimientos se estiman en menos de 1 tonelada por hectárea en comparación con un rendimiento medio de más de 3 toneladas por hectárea registrado en los últimos años. El personal de la FAO que visitó Moldova entre el 7 y el 12 julio de 2003 estima la producción de trigo en alrededor de 220 000 toneladas y la de cebada en 48 000 toneladas (principalmente de primavera), comparada con la producción de 1 180 000 toneladas de trigo y 256 000 toneladas de cebada en 2002. Las pérdidas de los cereales de invierno se han comparado con las de 1945, la peor cosecha que se recuerde. La cosecha de maíz se estima en alrededor de 967 000 toneladas, frente a casi 1 200 000 toneladas del año pasado.

Durante la campaña comercial 2002/03 Moldova exportó un volumen récord de 395 000 toneladas de cereales, incluidas unas 277 000 toneladas de trigo y 63 000 toneladas de maíz, cuando los precios internacionales eran significativamente bajos. La utilización de cereales se estima en más de 1,9 millones de toneladas. El déficit de este año se cubrirá con compras comerciales, en particular se comprarán 400 000 toneladas de trigo a Rusia en el marco de un acuerdo comercial bilateral. El acceso a los alimentos será un problema grave para la población más vulnerable, en particular los jubilados, las familias encabezadas por mujeres y las que tienen un gran número de personas a cargo. El déficit de semillas, principalmente trigo y cebada, se estima en alrededor de 30 000 toneladas. La FAO está planificando prestar una asistencia de urgencia al país para la compra de algunas de las semillas de trigo necesarias.

POLONIA (1 de agosto)

Como en algunas otras partes de la región, en 2003 los cultivos de cereales de Polonia han sufrido a causa de un invierno crudo y la sequía del verano. La primera estimación oficial publicada a finales de julio cifra la producción total de cereales pequeños (todos los cereales excluido en maíz) de 2003 en alrededor de 22 millones de toneladas, frente a los 24,6 millones de toneladas del año pasado. Se prevé que la producción de maíz será semejante a la del año pasado, situándose en alrededor de 2 millones de toneladas. Pese a la probabilidad de una disminución de los rendimientos medios, se estima que ha aumentado la superficie sembrada con maíz. Sin embargo, todavía se necesitarán algunas lluvias buenas durante el resto del período vegetativo para que se concretice el pronóstico actual relativo al maíz.

REPÚBLICA CHECA (1 de agosto)

La primera estimación oficial de la cosecha de cereales de 2003 (excluido el maíz) se cifra en 5,3 millones de toneladas, o sea un 13 por ciento menos que en 2002, que, de confirmarse, sería la producción más baja obtenida en la historia reciente. La merma se debe a una disminución de la superficie plantada, a un invierno crudo, que comportó el abandono total de algunos cultivos, y a la sequía registrada en junio que afectó a los rendimientos. Aunque este año no habrá el excedente normal de cereales internos, se señala que si no se efectúan exportaciones importantes los suministros serán suficientes para satisfacer las necesidades internas. Hasta finales de julio, el Gobierno estaba examinando la posibilidad de intervenir en el mercado para contrarrestar el riesgo de grandes exportaciones ya que los precios internos del trigo siguen siendo mucho más bajos que en muchos países vecinos en los que también se prevé que escasearán los suministros este año.

REPÚBLICA ESLOVACA (1 de agosto)

Hasta finales de julio, la recolección de la cosecha de granos (todos los cereales excepto el maíz) estaba terminada en alrededor de un 70 por ciento. En base a los resultados obtenidos hasta ahora, la producción total de cereales en 2003 está prevista en 2,7 millones de toneladas, alrededor de un 15 por ciento menos que el año pasado y un 9 por ciento menos que la media de los últimos cinco años.

RUMANIA (1 de agosto)

Rumania es uno de los países de Europa central y oriental más castigados por la sequía imperante en la región durante el verano de este año. La cosecha de trigo estaba prácticamente terminada al final de julio y las estimaciones más recientes indican una cosecha espectacularmente menguada de alrededor de 2,5 millones de toneladas, casi 2 millones de toneladas menos que la cosecha relativamente reducida del año pasado. Después de haber sido en los últimos dos años un exportador neto de trigo, se prevé que en 2003/04 el país tendrá que realizar considerables importaciones de trigo, como semilla para la siembra de invierno y para el consumo humano. Al finales de julio el Gobierno anunció la supresión de los impuestos para las importaciones de un total de 1,6 millones de toneladas de cereales, incluido 1 millón de toneladas de trigo. Además, se han prohibido las exportaciones de trigo durante un año. Las perspectivas para la cosecha de maíz de verano son todavía inciertas. Se estima que la superficie plantada ha aumentado, pero los cultivos se han visto afectados por unas condiciones extremadamente calurosas y secas. Si no se reciben lluvias buenas en el resto del período vegetativo es probable que los rendimientos del maíz sean significativamente inferiores a lo normal.

SERBIA Y MONTENEGRO (1 de agosto)

La cosecha de cereales, estimada este año provisionalmente en alrededor de 6,9 millones de toneladas, es inferior en casi 1,7 millones de toneladas a la de la campaña comercial 2002/03. La producción total de cereales de este año incluye aproximadamente 1 400 000 toneladas de trigo y 5,0 millones de toneladas de maíz, lo que se compara con 2 240 000 toneladas de trigo y 5,5 millones de toneladas de maíz. Un tiempo excepcionalmente frío y una primavera seca comprometieron una gran parte de los cultivos de cereales y de otros cultivos industriales. Las estimaciones del maíz son muy provisionales y dependen en gran medida de las condiciones atmosféricas registradas durante el verano. El Gobierno ha prohibido últimamente todas las exportaciones de trigo y maíz. La necesidad de importaciones para la campaña comercial 2003/04 se estima en 500 000 toneladas de trigo y 60 000 toneladas de arroz y maíz.

Las personas desplazadas en el interior y las poblaciones vulnerables continúan necesitando ayuda alimentaria y de otro tipo. En el marco de la actual Operación Prolongada de Socorro y Recuperación, que comenzó en julio de 2002, el PMA está prestando asistencia actualmente a unos 96 844 refugiados en Serbia y Montenegro, mientras que la CICR está prestando asistencia a unas 59 000 personas desplazadas en el interior (PDI).

UCRANIA (30 de julio)

La cosecha de cereales ha empezado y las perspectivas actuales indican una producción muy inferior a lo estimado anteriormente. La producción total de cereales de este año se estima en 20,3 millones de toneladas, volumen inferior en más de 15,7 millones de toneladas al de la cosecha de 2002. En la producción de este año se incluyen aproximadamente 5,5 toneladas de trigo, 7,0 millones de toneladas de cebada y poco más de 5,2 millones de toneladas de maíz. Las causas principales de los daños tan importantes sufridos este año por los cultivos fueron las temperaturas extremadamente frías, la cubierta tenue de nieve, las heladas y una primavera excepcionalmente seca y tardía. Ucrania necesita aproximadamente 23,1 millones de toneladas de cereales para satisfacer las necesidades internas, incluidos 10,3 millones de toneladas de trigo, 6,3 millones de toneladas de cebada y 3,7 millones de toneladas de maíz.

Las exportaciones totales de cereales de la campaña comercial 2003/04 se pronostican en alrededor de 1 360 000 toneladas, frente a los 10,5 millones de toneladas del año pasado. Las exportaciones de cereales de este año incluyen aproximadamente 500 000 toneladas de cebada y 800 000 toneladas de maíz. La necesidad de importación de cereales para la campaña comercial 2003/04 se estima en 2,4 millones de toneladas, incluidos 2,3 millones de toneladas de trigo de buena calidad y 70 000 toneladas de centeno. En cambio, las importaciones de cereales, principalmente trigo de buena calidad, totalizaron durante la campaña comercial 2002/03 666 000 toneladas.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (25 de agosto)

Las indicaciones más recientes continúan apuntando a una fuerte recuperación de la producción de cereales de este año tras la cosecha reducida a causa de la sequía del año pasado. En base a las estadísticas relativas a la superficie sembrada en junio en Canadá, la producción total de cereales del país en 2003 se pronosticó en agosto en alrededor de 47 millones de toneladas, frente a sólo 35,5 millones de toneladas en 2002. El pronóstico de agosto fue algo más rebajado que el del mes anterior, tras una disminución de las perspectivas de los rendimientos debida a la falta de precipitaciones y a unas temperaturas superiores a lo normal. Ello no obstante, se señala que las reservas de humedad del suelo son en conjunto mucho mejores en toda la parte occidental del Canadá, lo cual apunta a una recuperación de los rendimientos y a unas tasas de abandono inferiores a las del año anterior. El pronóstico más reciente cifra la producción de trigo en sólo alrededor de 22 millones de toneladas, aproximadamente un 38 por ciento más que en 2002, mientras que la de cebada, el principal cereal secundario, se recuperaría en un 68 por ciento a casi 12 millones de toneladas.

ESTADOS UNIDOS (25 de agosto)

Para finales de julio estaba prácticamente terminada la cosecha de trigo de invierno de 2003. El informe del USDA sobre las cosechas estima la producción total de trigo de invierno en 46,7 millones de toneladas, un 50 por ciento más que la mala cosecha de 2002. También se prevé un aumento significativo de la cosecha de trigo de primavera. Aunque disminuyó la superficie plantada, se prevé que el abandono será mucho menor y los rendimientos se pronostican muy superiores a los del año pasado. La producción total de trigo (de invierno y primavera) se pronostica en 62,4 millones de toneladas, un 42 por ciento más que en 2002. También se pronostica que la producción de cereales secundarios de 2003 se recuperará con respecto al nivel reducido a causa de la sequía del año pasado, situándose en alrededor de 276 millones de toneladas, un 12,5 por ciento más que el año anterior. De este total, se pronostica que al maíz corresponderán 256 millones de toneladas. La superficie sembrada con arroz en 2003, estimada en 1,2 millones de hectáreas, es la más reducida desde 1996/97, y se prevé que la producción descenderá alrededor de 9 millones de toneladas.

OCEANÍA

AUSTRALIA (31 de julio)

Para mediados de julio estaba prácticamente terminada la siembra de las cosechas de trigo y cereales secundarios de invierno de 2003. Algunas lluvias favorables caídas a principios del mes dieron lugar a una siembra tardía en algunas partes, para aprovechar superficies todavía no plantadas a causa de la sequía imperante en junio. La superficie sembrada finalmente podría estar cercana a la pronosticada por ABARE a principios de junio, que indicaba un aumento del 6,8 por ciento de la superficie sembrada con cultivos de invierno a poco más de 19 millones de hectáreas. Por consiguiente, aunque todavía mucho dependerá de las condiciones atmosféricas imperantes durante el período vegetativo, las perspectivas más recientes sobre la producción de cereales siguen acordes con los pronósticos oficiales de junio. Se prevé que la producción de trigo en 2003 se recuperará en forma pronunciada a alrededor de 21,7 millones de toneladas, con unos rendimientos medios de alrededor de 1,8 toneladas por hectárea, tras el escaso rendimiento de 0,8 toneladas por hectárea del año anterior. También se prevé que la producción de cereales secundarios de invierno se recuperará de forma pronunciada, pronosticándose la producción de cebada en alrededor de 6,6 millones de toneladas frente a los 3,3 millones de toneladas en 2002. La cosecha de los cultivos de verano de 2003 está prácticamente terminada. La producción resultó muy menguada a causa de la reducción de los suministros de riego debida a la sequía del año pasado. La producción de sorgo y maíz fue menos de la mitad del nivel del año anterior, situándose en aproximadamente 1,2 millones de toneladas, mientras que la de arroz fue inferior en un 70 por ciento situándose en un nivel bajo sin precedentes de sólo 391 000 toneladas.

NUEVA CALEDONIA (4 de agosto)

Unas lluvias torrenciales y vientos fuertes, que provocaron inundaciones y aludes, han afectado a la isla principal de Grand Terre de Nueva Caledonia a mediados de julio. Las zonas más castigadas están localizadas en el norte y el nordeste. Resultaron damnificadas las viviendas e infraestructuras rurales. Los cultivos alimentarios (papas y calabazas) quedaron afectados por las inundaciones.

SAMOA (4 de agosto)

La producción de coco, una importante fuente de divisas para el país, se ve amenazada por el “escarabajo del rinoceronte”, una plaga devastadora que ha estado invadiendo las plantaciones de coco en diversas islas del Pacífico sur (Fiji, Papua Nueva Guinea, Tokelau, Tonga, Tuvalu y Wallis y Futuna). Las autoridades están adoptando medidas tales como la aplicación de agentes antivirales y fungicidas para impedir posibles reproducciones y proteger las plantaciones de coco de los 2 000 agricultores de la isla.


Página anteriorInicioPágina siguiente