Previous PageTable Of ContentsNext Page

IX. ESTADO ACTUAL DE LA INFORMACION SOBRE PRODUCTOS FORESTALES NO MADEREROS (Marisela Zamora, Juan Manuel Torres, Consultor FAO)

5.10. Hongos

En México el consumo de hongos forma parte del acervo cultural de la población rural, su conocimiento y uso fue muy importante en las culturas prehispánicas, sobre todo en las mesoamericanas; de tal manera que constituyeron parte de una estrategia de subsistencia basada en el uso múltiple de los recursos naturales, en ciertas regiones del país aún persisten las recolectas realizadas por toda la familia con fines de autoconsumo o comercialización (Villarreal, 1995a ). Por otra parte existe una coincidencia entre la distribución de los terrenos comunales (tradición indígena) y las áreas de tradición micófaga (Bandala et al., 1997).

El saber tradicional sobre los hongos comestibles también se manifiesta en el gran número de nombres comunes que diversos autores han registrado, el cual supera los 400, mismos que corresponden a cerca de 200 especies. Cabe señalar que alrededor del 46% de estas especies son micorrizógenas, lo que dificulta su cultivo y la única forma de aprovecharlas es la recolección. Su distribución geográfica en el ámbito nacional comprende a 28 entidades federativas (Villarreal, 1995b).

5.10.1. Producción

En el ámbito mundial se han domesticado aproximadamente 22 especies fúngicas, la mayoría de regiones de regiones tropicales y subtropicales.

Referente a México sólo tres géneros de hongos se cultivan comercialmente, estos son Agaricus bisporus (champiñón), Pleurotus ostreatus (setas) y Lentinus edodes (shiitake). En el primer caso su cultivo se inicia en los años 40s, pero su expansión ha sido lenta; de tal manera que en la actualidad existen alrededor de 25 medianas empresas productoras de champiñón, cuya producción conjunta para el año 1995 era de 40 Ton/día, con un rendimiento de 25 Kg/m2 (Fernández, 1998; Manzola, 1995).

El cultivo comercial de las setas inicia su desarrollo en la década de los 70, especialmente, en el ámbito rural dados sus bajos costos de producción y a la utilización de esquilmos agroindustriales como sustratos, Martínez-Carrera (1998) cita incrementos del 413 % para el período 1990 a 1997, con valores de 365 Ton y 1,825 Ton respectivamente.

Lentinus edodes (Shiitake) es un hongo poco consumido en México, razón por la cual el 80% de su producción se exporta a Japón y Estados Unidos, con una producción estimada por año de 200 Ton (Manzola, 1995).

Dada la importancia del consumo de hongos en México, a nivel investigación se está trabajando en la domesticación de otras especies con importancia socioeconómica entre la población rural, tal es el caso de Laetiporus sulphureus, Calvatia, sp, Lycoperdon sp, Sparassis crispa, Volvariella volvacea y Ustilago maydis (parásito del maíz) entre otros. Empero, la mayoría de los hongos consumidos y comercializados no son susceptibles de cultivarse bajo condiciones controladas debido a su carácter micorrizógeno, por lo que su aprovechamiento se lleva a cabo a través de la recolección de sus poblaciones naturales.

La recolección de los hongos silvestres comestibles en 1997 fue de 10 Ton, con un valor de 4.717 millones de pesos, lo que representó el 3.37 % de la derrama económica nacional por concepto del aprovechamiento forestal; mientras que en 1999, la producción fue de 9 toneladas con una derrama económica de 2.540 millones de pesos (SEMARNAP, 1999). Cabe señalar que ésta información corresponde a la producción registrada con base en las notificaciones de aprovechamiento, mismas que se refieren principalmente al "hongo blanco de ocote.

En el ámbito nacional los hongos silvestres comestibles con más demanda y buscados son Amanita caesarea (yema, tecomate, amarillo), A. rubescens (mantecado), Lactarius deliciosus,(enchilado) L. indigo (azul), Morchella spp (elotito, mazorquita, colmena, chipotle), Boletus aff edulis (pambazo, panadero, cema), Boletus erithropus y Boletus luridus (galambo, hongorado), Suillus spp. (panzas de encino, pancita), Cantharellus cibarius (duraznillo), Gomphus floccosu (corneta, corneta de oyamel), y Lyophyluum descastes (clavitos, xolete), Ramaria flava y Ramaria spp. (patitas de pájaro, escobetas), entre otros (Cuadro 1).

Los hongos para su venta son recolectados principalmente en los bosques templados y templado-fríos, su aparición es estacional, se inicia pocos días después de las primeras lluvias (Agaricus campestris, Lyophyllum decaste, Hebeloma fastibile), una vez establecidas las lluvias el número y la abundancia de especies se incrementa (Amanita spp., Gomphus floccosus, Laccaria lacata, Boletus spp, Suillus spp., Russula spp, Ramaria spp., Clavulina spp., Hygrophorus spp., Lactarius spp., etc.), al final del período húmedo disminuye el número de especies. (Morchella spp. Cantharellus cibarius, Hygrophoropsis aurantiaca, Helvella spp., Gyromitra infula, entre otras) (Zamora-Martínez, et al., 1998).

Cuadro No.1 Especies de hongos comestibles en los tres ecosistemas importantes de México.

ESPECIE

FAMILIA

ECOSISTEMA

   

TEMPLADO

TROPICAL

ÁRIDO Y SEMIÁRIDO

Agaricus campestris

Agaricaceae

X

 

X

Amanita aff. caesarea

Amanitaceae

X

X

 

A. rubescens

Amanitaceae

X

   

A vaginata

Amanitaceae

X

X

 

Auricularia fuscosuccinea

Auriculariaceae

X

X

 

Boletus aff. edulis

Boletaceae

X

   

B. erithropus

Boletaceae

X

   

B. pinophillus

Boletaceae

X

   

Calvatia cyathiformisn

Lycoperdaceae

X

 

X

Cantharellus cibarius

Cantharellaceae

X

   

Clavulina cinerea

       

Clitocybe gibba

Tricholomataceae

X

   

Collybia dryophila

 

X

   

Gomphus floccosus

Gomphaceae

X

   

Helvella crispa

Helvellaceae

X

   

Gyromitra infula

Helvellaceae

X

   

Hygrophoropsis aurantiaca

Hygrophoraceae

X

   

Hygrophorus aff. niveus

Hygrophoraceae

X

   

Laccaria bicolor

Tricholomataceae

X

   

L. laccata

Tricholomataceae

X

   

Lactarius indigo

Russulaceae

X

   

L. deliciosus

Russulaceae

X

   

Lactarius subdulcis

Russulaceae

X

   

L. scrobiculatus

Russulaceae

X

   

Lycoperdon marginatum

Lycoperdaceae

X

   

Lycoperdon perlatum

Lycoperdaceae

X

X

 

Lycoperdon candidum

Lycoperdacea

X

 

X

L. pyrifoerme

Lycoperdaceae

X

 

X

Lyophillum decastes

Tricholomataceae

X

   

Morchella conica

Morchellaceae

X

   

Morchella crassipes

Morchellaceae

X

   

Morchella elata

Morchellaceae

X

   

Morchella esculenta

Morchellaceae

X

   

Pleurotus djamour

Tricholomataceae

 

X

 

Ramaria flava

Clavariaceae

X

X

 

Russula alutacea

Russulaceae

X

   

R. brevipes

Russulaceae

X

   

R. cyanoxantha

Russulaceae

X

   

Russula delica

Russulaceae

X

   

Schizophyllum commune

Schizophyllaceae

X

X

X

Suillus brevipes

Boletaceae

X

   

Suillus granulatus

Boletaceae

X

   

Tricholoma flavovirens

Tricholomataceae

X

   

Tricholoma magnivelare

Tricholomataceae

X

   

Para llevar a cabo la recolecta se hacen recorridos en los parajes donde se desarrollan los hongos de interés, éstos se inician en la madrugada y concluyen a media mañana, con un promedio de siete horas de caminata, los hongos se recolectan desprendiéndolos del sustrato sobre el que están creciendo para lo cual los "hongueros" (recolectores) utilizan cuchillo, ramas con horquetas en la punta o las manos; inmediatamente después los limpian con ayuda de la hojarasca y se revisan que no tengan gusanos.

La manera tradicional de recolectar los hongos es dejando la parte inferior de la "pata" (estípite), lo cual es una forma de favorecer la propagación vegetativa de las especies fúngicas. El producto sobremaduro se deja en el mismo sitio, aunque es poco común que se tenga cuidado de cubrirlo con la hojarasca; cuando se buscan especies que crecen cubiertas por la hojarasca (hipógeas) se llegan a usar herramientas como rastillos y varas para remover la hojarasca, lo que favorece la deshidratación del micelio y conlleva a la muerte del hongo.

Una vez limpio el hongo se deposita en canastas (recolectores más viejos o con muchos años de experiencia), cubetas de plástico o en bolsas de plástico; los "hongueros" tradicionales separan su material con base en los siguientes criterios: los que recolectan por encargo, las especies más cotizadas (Morchella spp, Boletus spp, Cantharellus spp), hongos frágiles (Ramaria spp, Clavulina spp) y los que se comercializan revueltos.

Dado que muchas especies de hongos silvestres comestibles son recolectadas en fases juveniles, esto es, antes de que liberen sus esporas, se recomienda que la recolección se lleve a cabo dejando un período al inicio de la época de fructificación y otro al final sin aprovechar el recurso; con lo que se favorece la propagación natural de las especies fúngicas. Así también se garantiza la reproducción de genotipos tanto de fructificación temprana como de fructificación tardía (Zamora-Martínez, 1999, Gómez, et al., 1999).

5.10.2. Aprovechamiento

El aprovechamiento de los hongos silvestres, está regulado a través de la Norma Oficial Mexicana: NOM-010-RECNAT-1996. Esta norma considera a los hongos como un recurso forestal no maderable que se desarrolla en bosques, selvas y zonas áridas, predominando en los bosques de clima templado frío y en las selvas tropicales. Así mismo, considera en especial aquellas especies bajo aprovechamiento intensivo y selectivo, originado por la alta demanda y elevado valor comercial. El propósito de tal normatividad es mitigar una sobreexplotación y fijar criterios de manejo para mantener la productividad natural del recurso.

5.10.3. Comercialización

El interés por los hongos silvestres comestibles mexicanos en los mercados internacionales se ha incrementado en los últimos diez años, debido a la reducción en la productividad de las poblaciones fúngicas naturales de Europa y Asia (Bandala et al., 1997; Villarreal, 1995a; Pérez et al.,1993; Hall, 1993); otra causa es la contaminación de los carpóforos con Cesio-137 y Cesio-134, como resultado de explosiones nucleares accidentales o controladas (Smith et al., 1993; Angelika y Riesen, 1998). Entre las especies con mayor demanda destacan: Tricholoma magnivelare (hongo blanco de ocote), Morchella spp (morillas, elotitos, mazorquitas,chipocle, pancita)., Cantharellus cibarius (duraznillo) y Boletus edulis (pambazo, cema, panadero) (Villarreal, 1996); así como diferentes especies del género Tuber (trufas).

En México la recolección de hongos silvestres representa una fuente de ingresos alternativa para los habitantes de las comunidades rurales, su venta se realiza en el ámbito local, es decir entre los vecinos de la misma localidad o localidades aledañas. Los canales de comercialización son informales, mediante entregas a domicilio por encargo, vendedores ambulantes o rancheo (ofrecer casa por casa); los seminformales que agrupan a los vendedores (pueden ser recolectores) en plazas o tianguis y, los formales, vendedores que exponen sus productos en las áreas externas de los mercados donde se comercializan otros productos forestales no maderables (carbón, ocote); además de verduras, “quelites”, chiles, etc. (Zamora-Martínez, 1999).

No obstante, que normalmente la venta de hongos silvestres la realizan los mismos recolectores, durante la temporada de lluvias se establecen en algunas localidades centros de acopio a donde llega el producto de los bosques templados aledaños, los más importantes por la cantidad y diversidad de especies que se ofrecen se localizan en la región central del país (Distrito Federal, Edo. de México, Morelos, Tlaxcala, Puebla).

Referente a los precios, éstos son variables entre las diferentes especies, se establece con base en criterios de abundancia, preferencias de sabor, temporada de fructificación. Cuando la cadena de comercialización es simple, el recolector vende directamente al consumidor final, los precios oscilan de $ 10 a $ 50 el kilogramo; sin embargo, hay especies como Morchella esculenta, Morchella elata y Morchella crassipes cuyo precio alcanza los $100.00 / Kg (Reygadas 1991; Naranjo y Estrada-Torres, 1993 y Domínguez, 1997). Peña, et al. (2000), citan una derrama económica por la comercialización de hongos silvestres de $12, 317.00 en cuatro mercados ubicados en el centro del País (Tlaxcala), con un volumen comercializado de 436 kilogramos, y aproximadamente 20 especies diferentes.

El hongo blanco de pino (Tricholoma magnivelare), es la especie que alcanza los precios más altos en el mercado, ya que su producción se destina en su totalidad a la exportación; su aprovechamiento se inicia en la década de los 80s y actualmente involucra a un número aproximado de 3000 familias distribuidas en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Michoacán, Edo. de México, Veracruz y Durango.

La comercialización deja una derrama económica alta que ha variado entre $8'797,766 en 1996 y $2’540,000 en 1999. Se ha estimado que existen aproximadamente 35 mil hectáreas con potencial de producción de este hongo, de las cuales sólo se recolecta en el 48 %. México presenta una participación muy pequeña en el mercado japonés, ya que cubre solo el 0.25 % del comercio de este hongo. (FAO, 1999). En 1996 el precio por kilogramo fue de 256 pesos (en promedio de las tres categorías comerciales); mientras que en 1997 el precio se incrementó hasta $450 por kg (en promedio para las tres categorías comerciales). Los precios pagados al recolector por el producto de primera clase han variado desde $150 /kg en 1994 hasta $650 / kg en 1997 (Zamora-Martínez, op. cit.). Durante 1999 los precios cayeron hasta $225.00 / Kg (SEMARNAP, 1999).

Otros hongos también tienen demanda en el mercado internacional; así, en 1995 Holanda importó de México 5 Ton de hongos frescos con una derrama de 36 mil dólares. Francia en 1996 importó 3.2 Ton de Morchella spp. con un valor de 63 046 dólares (Cuadro 2).

El mercado demandante de hongos comestibles está compuesto por países industrializados, principalmente: Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y Japón. A continuación se presentan tanto el valor de la demanda total en miles de dólares (base 1999) como el valor de la demanda cubierta por México en miles de dólares (base 1999) de los hongos comestibles del año 1991 al año 1996 (Cuadro 3).

Respecto al comercio internacional de los hongos comestibles no hay registro de arancel de importación, está exento del arancel de exportación.

Cuadro No. 2 Valor de las exportaciones de hongos en el período 1996-1999 (base 1999)

AÑO

EXPORTACIONES

 

DOLARES

TONELADAS

1996

2’496,446

91.291

1997

---------

6.494

1998

2’178,248

39.687

1999

63,699

11.095

Cuadro No. 3. Demanda internacional de hongos cubierta por México en el período 1991-1998. (Base 1999)

PAISES

1991 TOTAL

1991 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

1992 TOTAL

1992 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

1993 TOTAL

1993 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

ESTADOS UNIDOS

0

0

0

0

0

0

CANADA

0

0

0

0

0

0

UNION EUROPEA

0

0

0

0

0

0

JAPON

135992.712

509.436

190850.958

136.998

206148.818

733.246

PAISES

1994 TOTAL

1994 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

1995 TOTAL

1995 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

1996 TOTAL

1996 DEMANDA CUBIERTA POR MÉXICO

ESTADOS UNIDOS

0

0

0

0

0

0

CANADA

0

0

0

0

0

0

UNION EUROPEA

0

0

0

0

165798.281

92.2288

JAPON

284619.391

1010.274

297979.372

2186.42

0

0

FUENTE: Proyecto de Conservación y Manejo Forestal Sustentable: PROCYMAF 2000 (Disponible en INTERNET)

5.11. Follaje

Se considera como follaje las partes verdes de las plantas (hojas y ramas), las especies recolectadas con mayor frecuencia son las herbáceas para consumirlas como "quelites"; es decir, cocidas o en crudo para acompañar diversos platillos de la cocina tradicional. Otro uso muy común es el condimenticio (Cuadro 4).

Cuadro No. 4. Especies cuyo follaje es comestible.

Especie

Familia

Uso

ECOSISTEMA

     

Templado

Tropical

Árido y

Semiárido

Amaranthus hibridus

Amaranthaceae

Guisadas, crudas

X

X

 

Anoda cristata

Malvaceae

Verdura

 

X

X

Apium leptophyllum

Umbelliferae

Comestible

     

Bidens pilosa

Compositae

Crudas o guisadas

X

X

 

Brassica campestris

Cruciferae

Como verdura cruda o cocida

X

   

Crotalaria pumila

Leguminosae

Como verdura, en tamales, frijoles y en caldo

 

X

 

Dasylirion wheeleri

Nolinaceae

Bebidas, Comestible

   

X

Echinocactus platyacanthus forma grandis

Cactaceae

Dulce (acitrón)

   

X

Jaltomata procumbens

Solanaceae

Las hojas se usan para esponjar el harina para hornear

X

X

 

Lepechinia caulescens

Labiatae

Se consume como verdura

X

   

Malva parviflora

Malvaceae

Cruda o guisada

 

X

 

Teloxys ambrosoides

Chenopodiaceae

Condimento de uso tradicional

X

X

 

Turnera difussa

Turneraceae

Saborizante,bebidas

   

X

5.12. Damiana (Turnera diffusa)

Arbusto caducifoleo que se desarrolla en los matorrales xerófilos, es una especie muy apreciada localmente por sus propiedades medicinales, pero con demanda en el mercado internacional como saborizante en la elaboración de "gomas de mascar afrodisiacas".

El producto recolectado en Baja California Sur se exporta a Europa (España, Alemania, Italia, Finlandia, Holanda y Dinamarca), el valor de las exportaciones ha alcanzado los diez millones de dólares (Meza, 2000). Durante 1999 se aprovecharon 333 toneladas de hoja con una derrama económica de $856,000.

La hoja es recolectada después de las lluvias y secada a media sombra, posteriormente se empaca y se entrega a un intermediario. La recolecta está normada por la NOM-007-RECNAT-1997.

Actualmente hay trabajos de investigación referentes a la producción de la planta por estacas en vivero a media sombra y su posterior plantación en terrenos con suelos de textura ligera a media con riego.

5.13. Flores, frutos y semillas

Las flores de algunas especies que habitan en los diferentes ecosistemas tienen una amplia diversidad de usos, entre los que destacan el comestible; generalmente se consumen guisadas.

Los frutos y semillas representan un producto forestal no maderable que desde tiempos prehistóricos ha constituido una fuente importante de alimento, dado que son una extraordinaria fuente de proteína, aceite, energía, minerales y vitaminas.

Las semillas comestibles son las más conocidas, éstas son una fuente de energía, proteína, minerales y vitaminas adecuadas para el consumo humano; sin embargo, muchas de ellas se consideran indigestas ya que tienen bajo contenido de agua y fibra.

Los frutos generalmente presentan alto contenido de agua, por lo tanto son jugosos, su aprovechamiento en el ámbito industrial por lo regular involucra mayor infraestructura y trabajo

Cuadro No. 5. Especies cuyos flores, frutos y semillas son recolectados con fines comestibles.

Especie

Familia

Uso

Parte

ECOSISTEMA

       

Templaso

Trópical

Árido y

Semiárido

Acacia greggii

Leguminosae”

Pinole”

Semilla

 

X

x

Agave bovicornuta

Agavaceae

Comestible

Flores

X

 

X

Agave durangensis

Agavaceae

Comestible

Flores

X

 

x

Amaranthus hibridus

Amaranthaceae

Crudas, harina, tostadas

Semillas

X

X

 

Arctostaphylos pungens

Ericaceae

Comestible

Fruto

X

 

X

Astrocaryum mexicanum

Palmae

Comestible

Flores

Frutos

 

X

 

Brosimum alicastrum

Moraceae

Complemento alimenticio

Semillas

 

X

 

Cestrum thyrsoideum

Solanaceae

Comestible

Fruto

X

   

Coccoloba barbadens

Polygonaceae

Mermeladas o crudos

Frutos

 

X

 

Cordia boissieri

Boraginaceae

Comestible

Fruto

   

X

Continuación Cuadro No. 5

Especie

Familia

Uso

Parte

ECOSISTEMA

       

Templaso

Trópical

Árido y

Semiárido

Datura stramonium

Solanaceae

Comestible

Semilla

X

X

 

Echinocactus horizonthalonius

Cactacea

Comestible

Fruto

   

X

Escontria chiotilla

Cactaceae

Mermeladas, conserva,s bebidas y helados

Frutos

 

X

 

Ferocactus pilosus

Cactaceae

Comestible

Botones

florales

     

Inga jinicuil

Leguminosae

Tostadas o molidas en sopas. Fruto crudo

Semillas

 

X

 

Jaltomata procumbens

Solanaceae

Comestible

Fruto

X

X

 

Juglans mollis

Juglandaceae

Comestible

Fruto

X

   

Leucaena esculenta

Leguminosae

Maduras

Semillas

 

X

 

Pinus cembroides

Pinaceae

Comestible

Semilla

X

   

Pinus nelsonii

Pinaceae

Comestible

Semilla

X

   

Pithecellobium dulce

Leguminosae

 

Fruto

 

X

X

Prosopis glandulosa

 

Bebida (mezquitatol)

Semilla

Fruto

 

X

x

Prosopis juliflora

Leguminosae

Dulces,pastas y

harina

Fruto

Semilla

 

x

X

Quercus candicans

Fagaceae

Comestible

Fruto

X

   

Quercus emoryi

Fagaceae

Comestible

Fruto

X

   

Quercus glaucoides

Fagaceae

Comestible

Fruto

X

   

Quercus rugosa

Fagaceae

Bebidas y Licores

Fruto

X

   

Salvia mexicana

Labiatae

Comestible

Semilla

x

   

Sambucus mexicana

Caprifoliaceae

Comestible

Fruto

X

   

Stenocereus quevedonis

Cacataceae

Comestible

Fruto

   

X

Stenocereus stellatus

Cacataceae

Comestible

Fruto (xoconostleeetle)

   

X

Yucca filifera

Agavaceae

Comestible y bebida alcohólica

Flores

   

X

En México la semilla de mayor importancia económica es el piñón; además, en su territorio existe la más amplia diversidad de especies piñoneras del mundo (Cuadro 6).

Cuadro 6. Principales especies de pinos piñoneros de México.

ESPECIE

DISTRIBUCIÓN NACIONAL

OBSERVACIONES

Pinus catarinae

Nuevo León

Producción local

P. cembroides

Desde el Norte de Sonora y Chihuahua hasta Puebla

Piñonero de mayor producción en México

P. cilminicola

Nuevo León

 

P. discolor

Este de Sonora y Chihuahua

Cáscara muy dura por lo que rara vez se usa para consumo humano

P. eludáis

Noroeste de Chihuahua

Usado localmente con buen sabor

P. quadrifolia

Baja California Norte

Consumo local, semillas de cáscara muy delgada

P. juarezensis

Baja California Norte

Consumo local

P. johannis

Coahuila, Zacatecas y sur de Nuevo León

Consumo local

P. maximartinezii

Sur de Zacatecas

Semilla muy grande de 20-25 mm de longitud

P. monophylla

Baja California Norte

 

P. nelsoni

Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí.

Semilla de color rosáceo a rojizo. La semilla es la mejor cotizada en el mercado.

P. pinceana

Coahuila, Hidalgo, Querétaro y Zacatecas

 

P. remota

Chihuahua y Coahuila

Piñón cáscara de papel.

Fuente: Lanner (1981), Perry (1991).

5.13.1. Aprovechamiento

En la mayor parte de los casos la recolecta se realiza de frutos o semillas caídos, actividad, por demás, prolongada y laboriosa dado que los frutos y semillas no necesariamente maduran dentro de un periodo corto de tiempo. La recolección de frutos requiere de una inversión de tiempo grande, sobre todo en terrenos accidentados.

La recolección del piñón en el centro del país inicia a fines de agosto y en el norte a mediados de septiembre, por lo regular quienes la realizan son las mujeres y los niños; ya que en la mayor parte de los casos el jefe de familia trabaja como asalariado en otras labores (Morales y Camacho, 1988). La recolecta consiste en arrancar uno a uno los conos o "mazorquitas" de los pinos y colocarlos en costales, a veces los productores cortan las ramas completas y llevan a sus casas, para ahí desprender los conillos. En esta actividad no se emplean herramientas, en ocasiones se usa serrucho, machete o tijeras de podar.

En predios particulares los recolectores son “medieros”, es decir, comparten el 50% de su producción con el dueño del terreno.

Los conos se transportan al lugar de procesado (regularmente la casa), donde se extraen las semillas con un simple doblez en las escamas, se clasifican en calidades comerciales, la semilla amarilla tiene mejor precio en comparación con la semilla más obscura y la vaina de color rosa es separada de la que presenta un color más claro; ya que la rosácea tiene mejor sabor y mayor precio, hasta un 30% más.

Los costos de producción varían de región a región, en función de la calidad de los piñoneros; así en zonas con alta producción (Hidalgo y Puebla), el 50% del costo de producción se invierte en la limpieza, aproximadamente un 48% en la recolección y el resto en el transporte. El descascarado es otra actividad de alto costo, representa incluso más del 90% del valor de la vaina (semilla pelada) en el mercado.

En 1999 el kilogramo de semilla se vendió en grandes almacenes a razón de $75.00 / Kg, mientras que la vaina (semilla pelada) llegó a alcanzar precios de $400.00 a $500.00 / Kg, los precios de la semilla en zonas productoras lograron el mismo año un valor muy variable, entre $35.00 y $60.00 / Kg.

A diferencia del piñón, otros frutos y semillas recolectados no se someten a un proceso de beneficio o industrialización, la venta de la mayoría es limitada y en gran parte solo son de autoconsumo.

En general, el aprovechamiento de frutos y semillas está regulado por la Norma Oficial Mexicana NOM-007-RECNAT-1997. En la citada norma se establece que para realizar el aprovechamiento de ramas, hojas o pencas, flores, frutos y semillas, el dueño o poseedor del predio correspondiente, deberá presentar una notificación por escrito, ante la Delegación Federal de la Secretaría de Medio Ambiente Recursos Naturales (SEMARNAT) en la entidad federativa correspondiente, misma que podrá ser anual o por un periodo máximo de cinco años

5.13.2. Comercialización

Son pocos los frutos y semillas que tienen una amplia comercialización; se pueden citar como importantes: el tejocote (Crataegus pubescens), piñón (Pinus cembroides), avellano (Quercus emoryi) y la nuez cimarrona (Juglans mollis).

Para el caso del tejocote la comercialización se realiza a través de acopiadores, quienes localizan el producto en mercados secundarios. Lo mismo sucede con la recolecta de las semillas de piñón y avellano. No obstante, que la calidad de las semillas es muy importante en el mercado en México no es común la calificación del producto antes de su venta al consumidor intermedio, sino que se realiza hasta antes de llegar al consumidor final. En la comercialización del piñón si existe una clara calificación del producto

Con respecto a la práctica de labores que le agreguen valor al producto tales como: ensalado, rostizado, cocido o preservado; no existen en las tres semillas antes mencionadas.

El precio de los frutos y semillas es muy variable y cíclico de acuerdo a la producción. El tejocote se cotiza en el mercado del consumidor final a razón de $4.00 / Kg (base 1999); mientras que en los mercados intermedios disminuye hasta $2.50 / Kg. Por su parte, el piñón es un producto con altísima variación; alcanza su precio más alto en el mes de diciembre y su cotización más baja en el período de Junio-Agosto. El precio del piñón en los centros de acopio fluctúa entre $40.00 y $60.00 / Kg de piñón con cáscara, el piñón sin cáscara puede cotizarse hasta en $500.00 / Kg.

5.14. Animales

A continuación se presentan diferentes especies de animales utilizadas como alimento, la mayoría de ellas son de autoconsumo y proceden de ecosistemas tropicales (Cuadro 7)

Cuadro No. 7 Listado de especies de animales cazados con fines comestibles

PECES

ESPECIE

NOMBRE COMUN

Agnostomus monticola

Labrancha

Astyrax fasciatus

Sardina o pepezca

Ausucus mexicanus

Guavina

Cichlasoma bifasciatum

Mojarra

Cichlasoma callolepis

Mojarra

Eucinostomus pseudogula

----------

Gobiomorus dormitor

Guavina

Pomadasys sp.

Majarra corrientera

Rhambdia guatemalensis

Juile o bagre

Strongylura sp.

Pico aguja

TORTUGAS

ESPECIE

NOMBRE COMUN

Chelydra serpentina

Chiquihua o cerebenque

Dermatemys mawii

Chopontil o tortuga blanca

Geomyda pulcherima

Tortuga amarilla

Kirosternon abaxillare

Pochitoque o zarzacue

Kirosternon cruentatum

Tortuga ranchera

Pseudemy umbra

Tortuga pinta

AVES

ESPECIE

NOMBRE COMUN

Amazona farinosa

Loro cabeza azul

Ara macao

Loro escarlata

Centurus aurifronus

Chéjere

Crax rubra

Faisán real,hocofaisán

Gymnostineps montezumae

Zacua

Leptetila verreauxi

Paloma suelera

Oenoeras nigrirestris

Paloma caminera

Odontophorus guttatus

Golonchaco

Potagioenas cayanensis

Paloma torcaza

Pteroglossus torquatus

Pico real

Ramphastos sulfuratus

Pico canoa

Scaphidura oryzoverus

Picho zacua, tordo gigante

Tiaamus major

Gallina de monte

Tytira semifasciata

Portugués, cerdito

Cryptunellus soui

Tinamú pequeño

Leptotila plumbeiceps

Paloma titibu

Penélope purpurescens

Cojolite, faisán gritón

Phleoceastes guatemalensis

Pájaro carpintero

Amblycercus holocericcus

Picho,pico blanco

Buho virginianus

Buho de gran cuerno

Buteo imagnirostris

Gavilán

Cocyzus americanus

Cuclillo pico amarillo

Dendrocopus scalaris

Charrasca

Nyctidromus albicollis

Tapacamino

Cassidix mexicanus

Picho, picho tordo

Colinus virginianus

Codorniz cuiche

Cryptunellus cinnamomeus

Pardiz canela tinamú canelo

Megarhynchus pitangua

Pecho amarillo mosquero picón

AVES

ESPECIE

NOMBRE COMUN

Ortalis vetula

Chachalaca

Crotophaga sulcirostris

Pijul,cuclillo,pico grueso

Ardeola abis

Garza blanca

Anas discors

Canate, canastilla

Eurypiga helias

Tepozcal, pavito de agua

Phalacrocórax olivaceus

Pato buzo

Cairina moschata

Pato real

Dendrocygna autumnalis

Pijijí

Trigrisoma lineatum

Garzón rayado

Zenaida asiatica

Paloma de alas blancas

Zenaidura macroura

Huilota,tórtola

Cacicus cela

Mirlo

Claravis pretiosa

Palomita

Micranthene whitneyi

Buho duende

Otus trichopis

Buho barbudo

Rhytipterna holerythra

Pájaro arriero

MAMÍFEROS

ESPECIE

NOMBRE COMUN

Alouatta palliata

Mono saraguato,aullador

Tayassus pecari

Jabalí de labio blanco, marín

Tapirella bairdii

Tapir

Potos flavus

Martucha

Ateles geoffroyi

Mono araña

Bassariscus sumichrasti

Cacomixtle mico de noche

Conepatus semistriatus

Zorrillo de espalda blanca

Cuniculus paca

Tepescuintle o paca

Dasyprocta mexicana

Cerete o agutí

Dasypus novemcinctus

Toche o armadillo

Coendou mexicanus

Puerco espín

Felis pardalis

Trigrillo

Pecari tajacu

Jabalí de collar

Sylvilagus floridanus

Conejo del este

Didelphys marsupialis

Tlacuache

Procyon lotor

Mapache

Scíurus deppei

Moto

Mazama americana

Mazate

Nasua narica

Tejón coatí

Sciurus aureogaster

Ardilla

Geomys bursarius

Tuza

Previous PageTable Of ContentsNext Page