FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.1, febrero 2004

Página anteriorInicioPágina siguiente

INFORMES POR PAISES1/

1/ Aparecen en negrita los países con malas perspectivas de cosecha, y/o con déficit de suministros de alimentos durante la campaña comercial en curso, que tienen necesidad de ayuda excepcional o de urgencia. Los países afectados o amenazados por malas cosechas sucesivas y/o escasez de alimentos se indican con un asterisco (*).

________________________

ÁFRICA

ÁFRICA DEL NORTE

ARGELIA (11 de febrero)

Unas lluvias buenas recibidas oportunamente en noviembre durante la temporada de siembra permitieron la siembra temprana de los cereales de invierno que se recogerán en mayo y junio. Gracias a unas temperaturas y condiciones de humedad favorables, mejores que las del año pasado, y a una suficiente disponibilidad de insumos agrícolas, las perspectivas para la cosecha de trigo y cebada de 2004 se presentan hasta ahora favorables. La producción total de cereales en 2003 se estima en un nivel alto sin precedentes de 4,2 millones de toneladas, lo que representa una recuperación notable con respecto a la cosecha afectada por la sequía de 2002 (1,5 millones de toneladas) y el doble del nivel medio alcanzado en los cinco años anteriores. La producción de trigo alcanzó los 2,9 millones de toneladas, lo que se compara con 1,1 millón de toneladas obtenido el año anterior y con una media quinquenal de 1,5 millones de toneladas. La producción de cebada aumentó más del triple a 1,2 millones de toneladas.

Gracias a esta cosecha abundante, se prevé que las importaciones de cereales disminuyan más de 1 millón de toneladas en 2003/04 (julio/junio) situándose en 5,6 millones de toneladas.

EGIPTO (11 de febrero)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de trigo principalmente de regadío, que se recogerá a partir de mediados de abril, son favorables. La superficie sembrada se estima en aproximadamente 1 050 000 hectáreas, semejante a las siembras medias de 2003. La superficie sembrada con cebada, estimada en 47 000 hectáreas, ha disminuido ligeramente pero se mantiene por encima de la media de los cinco años anteriores. Han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la cosecha de maíz a partir de abril mientras que la de arroz se sembrará en mayo y se recogerá a partir de septiembre. Según los informes, la disponibilidad de insumos agrícolas es suficiente. La producción total de cereales en 2003 se estima en 20 660 000 toneladas, lo que representa un incremento de aproximadamente un 3 por ciento respecto a la cosecha superior a la media del año anterior. Se señalan aumentos semejantes para las producciones tanto de trigo como de maíz, estimadas en 6 850 000 toneladas y 6 540 000 toneladas, respectivamente. La producción arrocera en 2003 se estima en 6 180 000 toneladas, frente a los 6 millones de toneladas obtenidos el año anterior.

Según se prevé, las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) serán de alrededor de 6,5 millones de toneladas, aproximadamente 100 000 toneladas más que el nivel relativamente alto de las del año anterior, debido a una constante demanda interna de este importante alimento básico. Las importaciones de maíz, principalmente para piensos, deberían de aumentar en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) respecto a los 5,3 millones de toneladas del año anterior, situándose en aproximadamente 5,6 millones de toneladas.

MARRUECOS (21 de febrero)

Gracias a unas precipitaciones generalizadas superiores a lo normal recibidas desde el principio del período vegetativo, el desarrollo de los cultivos está progresando satisfactoriamente y las perspectivas para la cosecha de 2004 que se recogerá a partir de mayo son en general favorables. Suponiendo un tiempo normal durante el resto del período vegetativo, la producción de cereales en 2004, principalmente trigo y cebada, probablemente será semejante a la excelente cosecha de 7 960 000 toneladas obtenida el año pasado. La producción de trigo y cebada en 2003 aumentó en más de 50 por ciento a 5 150 000 toneladas y a 2 620 000 toneladas, respectivamente.

En las zonas sudoccidentales han comenzado las operaciones de lucha por aire y por tierra contra las bandas de langostas del desierto.

Gracias a la abundante cosecha de cereales de 2003, las importaciones de cereales para la campaña comercial 2003/2004 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 2,2 millones de toneladas, cerca de 2 millones de toneladas menos que el año anterior

TÚNEZ (11 de febrero)

La siembra de las cosechas de trigo y cebada ha terminado recientemente en condiciones meteorológicas en general favorables. Los cultivos se están desarrollando satisfactoriamente y las perspectivas para las cosechas de invierno de 2004 que se recogerán a partir de mayo son hasta ahora favorables. Salvo condiciones climáticas negativas durante el resto del período vegetativo, la producción de trigo y cebada en 2004 se pronostica en 1,3 millones de toneladas y 510 000 toneladas, respectivamente. Estos volúmenes de producción son drásticamente inferiores a las producciones sin precedentes de 1 980 000 toneladas de trigo y 910 000 toneladas de cebada estimadas para 2003, pero siguen siendo superiores a la media de los cinco años anteriores. Por consiguiente, en la campaña comercial que termina en junio de 2005 las importaciones de cereales disminuirán por segundo año consecutivo.

Las importaciones de trigo en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en 600 000 toneladas, volumen muy inferior al de 1,4 millones de toneladas estimado para el año anterior. Se prevé que las importaciones de maíz se mantengan en el nivel de 750 000 toneladas del año anterior.

ÁFRICA OCCIDENTAL

BENIN (11 de febrero)

Han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la cosecha principal de maíz que se recogerá a partir de julio. Gracias a unas condiciones de crecimiento favorables, la producción de cereales de 2003 – principalmente maíz – se estima en 1,1 millón de toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que el año pasado. La situación alimentaria es en general satisfactoria. Los mercados están bien abastecidos y los precios del maíz son más bajos que el año pasado.

Las importaciones de cereales no reexportadas en 2004 se estiman en aproximadamente 115 000 toneladas, volumen semejante a las importaciones netas del año anterior.

BURKINA FASO (11 de febrero)

Predominan las condiciones secas características de la temporada. El tiempo excepcionalmente favorable del año pasado dio lugar a una cosecha de cereales sin precedentes por segundo año consecutivo. Una misión conjunta de FAO/CILSS/FEWSNET de evaluación de los cultivos ha estimado la producción total de cereales de 2003 en 3,6 millones de toneladas, lo que representa un aumento de alrededor del 17 por ciento respecto a la cosecha sin precedentes del año anterior. Como consecuencia, la situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria y los agricultores podrán aumentar sus existencias de granos. Con el fin de sostener los precios internos de los cereales se recomienda con ahínco la reposición de la reserva nacional de alimentos así como las compras locales y transacciones triangulares por parte de los donantes.

La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2004 (principalmente arroz y trigo) se pronostica en 223 000 toneladas. En el país se dispone de más de 450 000 toneladas de cereales para exportación y para una posible reposición de las existencias.

CABO VERDE (11 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos, que visitó el país en octubre del año pasado, estimó la producción de maíz – el único cereal sembrado – en 15 800 toneladas para 2003. Este volumen de producción es superior en 79 por ciento a la cosecha afectada por la sequía del año anterior, pero sigue siendo inferior a la media. Sin embargo, incluso en un año normal la producción interna cubre solamente una quinta parte de la necesidad de cereales del país y el resto tiene que importarse.

Para la campaña comercial 2003/04 (noviembre/octubre), las importaciones de cereales se pronostican en 70 000 toneladas, incluidas 30 000 toneladas de ayuda alimentaria.

CÔTE D'IVOIRE (11 de febrero)

Debido a la insuficiencia de las lluvias, al desplazamiento de la población debido a los conflictos y a una insuficiente disponibilidad de insumos agrícolas, la producción de cereales en 2003 ha disminuido por segundo año consecutivo. La producción total de cereales del año pasado se estimó en 1,4 millones de toneladas, inferior tanto al nivel de 2002 como a la media de los cinco años anteriores. La situación en el suministro de alimentos ha mostrado últimamente señales de mejora, particularmente en las zonas a las que las ONG tienen acceso y en las que se están realizando programas complementarios. Además, algunas de las personas desplazadas en el interior han comenzado a volver a sus zonas de origen. El PMA ha prorrogado últimamente la operación de urgencia de mayo-diciembre de 2003 hasta diciembre de 2004. Esta operación está destinada a las personas desplazadas así como a otras poblaciones vulnerables situadas en el norte y el oeste.

Sin embargo, pese estas realidades un tanto positivas, la seguridad alimentaria sigue siendo difícil para muchos hogares debido a la alteración de los medios de subsistencia cotidiana. Sobre todo los minifundistas productores de cultivos comerciales están experimentando una pérdida significativa de ingresos.

La misión estimó las necesidades totales de importación de cereales en 2004 en alrededor de 1,4 millones de toneladas, volumen prácticamente inalterado con respecto al año pasado. Las necesidades de importación de arroz y trigo se estiman en 920 000 toneladas y 320 000 toneladas, respectivamente. Las de cereales secundarios se pronostican en 160 000 toneladas. El país tiene un déficit estructural en tubérculos – principalmente ñame y yuca – que para 2004 se ha estimado en alrededor de 713 000 toneladas en equivalente de cereales.

CHAD (11 de febrero)

Gracias a un tiempo excepcionalmente favorable y al aumento de la superficie sembrada, la producción de cereales del año pasado creció alrededor de un 18 por ciento con respecto a la de 2002. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos estimó la producción total de cereales de 2003 en un volumen sin precedentes de 1,4 millones de toneladas, alrededor de 200 000 toneladas más que el año anterior y que la media de los últimos cinco años. El sorgo y mijo representaron la mayor parte de la cosecha con 540 000 toneladas y 400 000 toneladas, respectivamente. La producción de arroz se estima en 140 000 toneladas.

La necesidad de importación de cereales, principalmente trigo, para la campaña que termina en octubre de 2004, se estima en 91 000 toneladas. Se prevé que alrededor de 78 000 toneladas se cubrirán con importaciones comerciales.

La situación en el suministro de alimentos es en general satisfactoria. En las zonas deficitarias del norte la situación mejorará este año como consecuencia de un aumento de la producción de mijo.

El PMA está suministrando asistencia actualmente a los refugiados de la República Centroafricana y de Darfur, región nordoccidental del Sudán, estimados actualmente en alrededor de 80 000 personas.

GAMBIA (11 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos estimó provisionalmente la producción de cereales en 2003 en un nivel récord de 208 000 toneladas, lo que representa un incremento de aproximadamente un 45 por ciento respecto a la mala cosecha del año anterior y un volumen marcadamente superior a la media de 157 000 toneladas de los cinco años anteriores.

Según las estimaciones, la producción de maní, la principal fuente de ingresos en efectivo para las familias rurales, ha aumentado un 79 por ciento a 128 000 toneladas. Gracias a estas buenas cosechas, la situación de la seguridad alimentaria debería de mejorar en 2004. Es posible, sin embargo, que en los distritos afectados por inundaciones e infestaciones de saltamontes algunas familias experimenten dificultades alimentarias durante el año.

GHANA (11 de febrero)

Han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la cosecha principal de maíz de 2004, que se recogerá a partir de julio. Un tiempo desfavorable durante el período vegetativo de 2003 dio lugar a una disminución de la cosecha total de cereales, estimada en 1 690 000 toneladas (incluido el arroz elaborado), volumen inferior al del año anterior. Las importaciones de cereales para 2004, principalmente trigo y arroz, se estiman en aproximadamente 516 000 toneladas, que se cubrirán principalmente con importaciones comerciales.

Las crisis registradas en Côte d’Ivoire y Liberia se han traducido en una afluencia de nacionales de terceros países que atraviesan Ghana con destino a sus países de origen, así como de personas de Côte d'Ivoire y liberianos que buscan asilo, y al regreso de nacionales ghaneses. Se tiene noticias de que a mediados de enero de 2004 alrededor de 42 000 liberianos que estaban refugiados en el país comenzaron a volver a sus hogares.

GUINEA* (17 de febrero)

A pesar de unas inundaciones localizadas, durante el período vegetativo de 2003 el tiempo fue favorable. Por consiguiente, la producción de la cosecha de cereales de 2003, principalmente arroz, se estima actualmente en un volumen medio de alrededor de 1 millón de toneladas, muy ligeramente inferior a la producción del año pasado.

Aunque el restablecimiento de la paz en Sierra Leona ha dado lugar a una disminución del número de refugiados procedentes de ese país, Guinea todavía acoge refugiados de Liberia y Côte d'Ivoire estimados en alrededor de 90 000, incluidas las nuevas llegadas de refugiados de Côte d'Ivoire y Liberia estimadas en 15 000.

En el intento de hacer bajar los precios de los alimentos, últimamente el gobierno ha decidido vender directamente al público 20 000 toneladas de arroz a precios controlados.

GUINEA-BISSAU (11 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos ha estimado la producción total de cereales de 2003 en 162 000 toneladas, un 7 por ciento más que la cosecha superior a la media del año anterior. Este incremento se debe totalmente al aumento de las cosechas de mijo y maíz. Aunque los precios de los alimentos básicos se mantienen estables, se recomienda un seguimiento estrecho de la situación en el suministro de alimentos a las personas que viven en las zonas crónicamente deficitarias de alimentos situadas a lo largo de la frontera con Senegal.

La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial que termina en octubre de 2004 se pronostica en aproximadamente 70 000 toneladas, incluidas 6 000 toneladas de ayuda alimentaria.

LIBERIA* (11 de febrero)

La cosecha de arroz, prácticamente el único cereal que se produce en el país, se sembrará a principios de abril. Con la terminación de la guerra civil y el consiguiente regreso de muchos agricultores desplazados, se prevé que la producción de arroz en 2004 se recuperará algo respecto al nivel muy bajo del año pasado. Las importaciones totales de cereales en 2004 se estiman en 183 000 toneladas; la ayuda alimentaria en 40 000 toneladas.

Se ha estimado que a partir de octubre de 2003, más de 10 000 refugiados liberianos alojados en Sierra Leona han regresado espontáneamente a su país desgarrado por la guerra. También han comenzado a regresar a sus países miles de los otros 320 000 refugiados que viven en otros países de la subregión.

Al mejorar la situación de la seguridad, el PMA, que había emprendido un amplio programa de distribución, ha ampliado últimamente su operación a otras partes del país además de Monrovia, la capital. Por primera vez desde julio de 2003 se han realizado distribuciones en gran escala en la ciudad de Saclepea y las aldeas vecinas. También se distribuyeron últimamente alimentos de urgencia a 72 000 niños en las escuelas de Margibi y en la ciudad de Tubmanburg por primera vez desde principios de 2002. Se prevé que en febrero un total de 325 000 PDI se beneficien de la ayuda alimentaria del PMA.

Una conferencia internacional de dos días celebrada últimamente en Nueva York entre los donantes prometió 520 millones de dólares EE.UU. para un programa de reconstrucción respaldado por el Banco Mundial y destinado al restablecimiento de la infraestructura esencial de Liberia durante los próximos dos años.

MALI (11 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas que visitó el país en octubre de 2003 estimó la producción total de cereales en un volumen sin precedentes de 3,4 millones de toneladas, superior en más de una tercera parte a la cosecha inferior a la media de 2002 y notablemente superior a la media de los cinco años anteriores. La producción de mijo y arroz, los cultivos más importantes, ha aumentado un 41 por ciento y 36 por ciento, respectivamente. Gracias a esta cosecha excepcional, este año la situación en el suministro de alimentos debería de ser satisfactoria. La situación alimentaria también debería mejorar en las zonas estructuralmente deficitarias de alimentos situadas en el norte.

MAURITANIA (21 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos estimó provisionalmente la producción total de cereales en 2003 en 195 000 toneladas, aproximadamente un 68 por ciento más que en 2002 y un volumen marcadamente superior a la media de los cinco años anteriores. Esta cosecha excelente es la primera después de tres cosechas consecutivas reducidas por la sequía que llevaron a varias regiones al borde de una situación de hambre.

La situación con respecto a las langostas del desierto continúa deteriorándose. Según se informa, se han producido daños considerables a los cultivos en algunas zonas del norte y noroeste en las que pululan bandas de langostas en estado larval en grandes extensiones. Han comenzado las operaciones de lucha desde el aire y desde tierra.

Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial 2003/2004 (noviembre/octubre) se pronostican en alrededor de 305 000 toneladas, principalmente trigo. Este volumen incluye 15 000 toneladas de trigo para reexportar.

NÌGER (11 de febrero)

Unas condiciones atmosféricas favorables, el aumento de la superficie sembrada y una disponibilidad suficiente de insumos agrícolas dieron lugar a un aumento de la producción de cereales por tercer año consecutivo. Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de los cultivos estimó la producción total de cereales en 2003 en un volumen sin precedentes de 3,6 millones de toneladas, aproximadamente un 8 por ciento más que la excelente cosecha obtenida el año anterior. La producción de mijo, con mucho el cultivo más importante, aumentó 240 000 toneladas a 2 810 000 toneladas. Los pastizales son abundantes gracias a unas buenas lluvias recibidas en las zonas ganaderas. La situación en el suministro de alimentos sigue siendo en general satisfactoria gracias también a unas existencias suficientes y a los precios relativamente bajos de los alimentos básicos. Para sostener los precios de los cereales en los mercados locales, se insta enérgicamente a los donantes a que utilicen compras locales y transacciones triangulares para sus programas de ayuda.

No obstante la buena cosecha obtenida, en la campaña comercial 2003/04 (noviembre/octubre) el país necesita importar alrededor de 360 000 toneladas de trigo, arroz y maíz, debido a un déficit estructural de dichos productos.

NIGERIA (11 de febrero)

Han comenzado los preparativos de la tierra en el sur para la siembra de la cosecha principal de maíz que comenzará a partir de marzo con la llegada de las lluvias. La producción de cereales en 2003 se estima provisionalmente en más de 25 millones de toneladas, volumen superior al de la producción del año anterior gracias a unas condiciones de crecimiento en general favorables. La situación en el suministro de alimentos se mantiene en general estable. Según las estimaciones, las importaciones de cereales en 2003, principalmente trigo y arroz, disminuirán algo con respecto a los 4,3 millones de toneladas importados el año anterior.

SENEGAL (11 de febrero)

Una misión conjunta FAO/CILSS de evaluación de cosechas estimó la producción total de cereales de 2003 en 1,6 millones de toneladas, el doble de la mala cosecha del año anterior y un 73 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. Se estimó que la producción de maní, la principal fuente de ingresos en efectivo para las familias rurales, ha aumentado en un 71 por ciento a 445 000 toneladas. Ello se debe a unas lluvias buenas y a una notable expansión de la superficie cultivada, impulsada por los programas gubernamentales ejecutados con la ayuda de la FAO. La producción de maíz, el segundo cultivo cereal más importante, se sextuplicó a 520 000 toneladas.

También aumentó notablemente la producción de frijoles, sésamo y sandía. Se supone que los precios, que han estado disminuyendo desde el principio de la cosecha, continuarán su tendencia descendente al aumentar la oferta. Habría que examinar las posibilidades de exportar maíz a los países costeros y a África del Norte.

SIERRA LEONA* (11 de febrero)

Unas lluvias inferiores a lo normal y rachas secas registradas durante el período vegetativo de 2003 perjudicaron la cosecha de arroz recogida últimamente que, según las estimaciones actuales, ha disminuido en comparación con la buena cosecha del año anterior. La cosecha de cereales de 2004, principalmente arroz, se sembrará a partir de abril y se recogerá a partir de septiembre. Las importaciones de cereales en 2004, principalmente arroz, se estiman en aproximadamente 320 000 toneladas, frente a las 308 000 toneladas importadas el año pasado.

La situación de la seguridad se mantiene calma en el país. Las actividades de repatriación continúan para los refugiados sierraleoneses que regresan de Guinea. El PMA, que actualmente está prestando ayuda a un total de aproximadamente 84 000 beneficiarios, prevé que alrededor de 12 000 personas regresen en 2004, aunque hasta ahora se han inscrito menos de 1 000 para dejar Guinea.

TOGO (11 de febrero)

En el sur han comenzado los preparativos de la tierra para la siembra de la primera cosecha de maíz. Gracias a unas condiciones climáticas en general buenas, la producción total de cereales en 2003 se estima en 820 000 toneladas, aproximadamente un 10 por ciento más que el año anterior y un volumen marcadamente superior a la media de los cinco años anteriores.

La producción de maíz, el principal cultivo cereal, ha aumentado aproximadamente un 11 por ciento a 530 000 toneladas. Los mercados están bien abastecidos y la situación en el suministro alimentario es en general satisfactoria.

Las importaciones de cereales en 2004, arroz y trigo, se prevén en alrededor de 180 000 toneladas, incluidas las reexportaciones.

ÁFRICA CENTRAL

CAMERÚN (11 de febrero)

La siembra de la primera cosecha de maíz de 2004, que se recogerá a partir de julio, comenzará dentro de poco en el sur. Gracias a unas condiciones de crecimiento en general favorables, se estima que la producción de cereales ha aumentado en 2003 en un 10 por ciento a 1,4 millones de toneladas. La producción de maíz y sorgo, con mucho los cultivos más importantes, aumentaron aproximadamente en un 10 por ciento a 700 000 toneladas y 580 000 toneladas, respectivamente.

Las necesidades de importación de cereales para 2004, principalmente trigo y arroz, se estiman en aproximadamente 387 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior. La ayuda alimentaria en arroz se estima en 2 000 toneladas.

CONGO, REPÚBLICA DE (11 de febrero)

La producción interna de cereales cubre alrededor del 2 por ciento de las necesidades totales; el resto se importa, principalmente en términos comerciales. La necesidad de importación de cereales en 2004, principalmente trigo, se estima en aproximadamente 185 000 toneladas, volumen prácticamente inalterado respecto del año anterior.

Tras el acuerdo de paz firmado entre el gobierno y los rebeldes en marzo de 2003, actualmente el país está haciendo frente a un desafío importante: establecer una paz duradera y reintegrar a los ex combatientes en la sociedad civil. Para enfrentar este desafío el gobierno y algunas organizaciones internacionales han establecido un programa de desarme, desmovilización e reintegración para los ex miembros de las milicias.

El PMA está enfrentando una situación de grave déficit de recursos y modificando su programa para centrarlo más en la ayuda de urgencia que necesitan los grupos más vulnerables (PDI, repatriados y familias malnutridas), a la vez que continúa participando con otros asociados en operaciones de rehabilitación hasta tanto se disponga de recursos.

CONGO, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE * (13 de febrero)

En la República Democrática del Congo (RDC), aunque sigue habiendo graves amenazas a la seguridad debido a los conflictos armados en algunas partes del país, la situación de la seguridad ha mejorado en general desde la llegada de las fuerzas de mantenimiento de la paz a principios de septiembre, lo cual dio lugar a un mejoramiento de la distribución de la ayuda alimentaria a las personas desplazadas en el interior y a los refugiados repatriados. Las ciudades de Songolo e Iga-Barriere, situadas en el nordeste en los alrededores de Bunia, capital del distrito, figuran entre las ciudades a las que han accedido los organismos humanitarios, según las cuales la situación nutricional de la población es muy deficiente. Se ha señalado una creciente inestabilidad en Katanga, en la parte sudoriental de la RDC.

GABÓN (11 de febrero)

Los cultivos alimentarios principales son la yuca y el plátano. El único cultivo cereal que se produce es el maíz, que se siembra a partir de julio y se recoge a partir de noviembre. En un año normal, la producción alcanza aproximadamente las 30 000 toneladas. Las importaciones de cereales en 2004, principalmente trigo y arroz, se estiman en alrededor de 90 000 toneladas.

GUINEA ECUATORIAL (11 de febrero)

El país no produce gran cantidad de cereales. Los alimentos básicos son la batata, la yuca y el plátano. Normalmente importa 10 000 toneladas de trigo y 5 000 toneladas de arroz.

REPÚBLICA CENTROAFRICANA (11 de febrero)

Según se prevé, la producción de cereales en 2003 ha disminuido por segundo año consecutivo a un volumen estimado en 117 000 toneladas. Pese a un tiempo en general favorable, la persistencia de la inseguridad – principalmente en el norte -, la insuficiente disponibilidad de insumos agrícolas y los desplazamientos de la población en gran escala se han traducido en una disminución de la superficie sembrada con cereales. En septiembre, las intensas lluvias caídas en la ciudad nordoriental de Sibit causó un número considerable de víctimas y grandes daños a los cultivos y al ganado.

Las importaciones de cereales en 2004 se estiman provisionalmente en aproximadamente 41 000 toneladas, volumen ligeramente superior a las necesidades del año pasado.

Se estima que más de 230 000 personas han abandonado sus hogares, entre las cuales se incluyen 41 000 que se han refugiado en el Chad.

SAO TOMÉ Y PRÍNCIPE (11 de febrero)

Los cultivos alimentarios básicos son las raíces, el plátano y los tubérculos. Las importaciones anuales de cereales se estiman en aproximadamente 12 000 toneladas. Las necesidades de ayuda alimentaria para 2004 se estiman en alrededor de 4 000 toneladas.

ÁFRICA ORIENTAL

BURUNDI* (13 de febrero)

Las precipitaciones recibidas en Burundi durante la campaña agrícola principal de 2003/04 han sido en general satisfactorias, lo que ha dado lugar a un crecimiento normal de los cultivos de la temporada principal sembrados en septiembre y octubre de 2003, para recogerse al principio de este año. A fines de 2003 se registraron algunos daños causados por el granizo en las zonas montañosas de la provincia de Ruyigi y brotes de enfermedades de animales en la provincia de Mwaro.

Los resultados provisionales de una evaluación de los cultivos organizada por el gobierno y organismos internacionales en enero de 2004 han estimado la producción de alimentos (cereales, legumbres, raíces y tubérculos, y bananos y plátanos) de las cosechas de la primera temporada de 2004 en 1,1 millón de toneladas, alrededor de un 2 por ciento más que el año pasado. Cabe señalar, sin embargo, que teniendo en cuenta el crecimiento demográfico la producción de alimentos por habitante ha ido disminuyendo en el curso del tiempo. La acentuada mengua de la producción de legumbres ha reducido una fuente importante de proteínas alimentarias, suscitando preocupaciones por la situación nutricional de la población.

En un foro celebrado en Bruselas el 13-14 de enero, los donantes prometieron más de mil millones de dólares EE.UU. para determinados proyectos de desarrollo previstos durante un período de tres años. En general, la situación de seguridad ha mejorado salvo en algunas zonas localizadas. Según la evaluación mencionada anteriormente, para el año 2004 se necesitarán aproximadamente 90 600 toneladas de ayuda alimentaria.

ERITREA* (11 de febrero)

Una misión conjunta del PMA y la FAO de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos que visitó Eritrea al final del año pasado observó que la campaña agrícola de 2003 se ha caracterizado por una pluviosidad irregular (las precipitaciones comenzaron tarde y se interrumpieron demasiado temprano y se registraron rachas secas prolongadas, lluvias torrenciales ocasionales y granizadas), aunque el total de las precipitaciones estacionales kremti estuvo en torno a la media en la mayoría de las zonas. La misión estimó la producción de cereales de 2003 en alrededor de 106 000 toneladas, casi el doble de la cosecha de 2002, pero aún así apenas un 57 por ciento de la media anual de cereales obtenida durante los últimos 11 años.

La necesidad de importación de cereales para 2004 se ha estimado por consiguiente en 478 000 toneladas, y la disponibilidad interna en 136 000 toneladas frente a una necesidad de utilización total estimada en 614 000 toneladas. Dada la situación inestable en materia de divisas, se prevé que para el consumo en 2004 se puedan importar comercialmente no más de 30 000 toneladas de cereales. Con alrededor de 31 000 toneladas de cereales en existencias o en tramitación como ayuda alimentaria, el déficit de cereales no cubierto – para el cual se necesita asistencia internacional – asciende a 417 000 toneladas. Actualmente necesita asistencia alimentaria una población estimada en 1,9 millones de personas.

La misión observó que la situación del ganado era buena pero se estaban propagando enfermedades, como la plerineumonia contagiosa bovina, la dermatosis nodular y la peste de pequeños rumiantes. El gobierno está adoptando medidas para luchar contra dichas enfermedades, pero para lograr una protección eficaz del ganado es necesario hacer mucho más todavía.

ETIOPÍA* (11 de febrero)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO que visitó el país al final de 2003 estimó la producción total de cereales y legumbres de 2003/04 en alrededor de 13,3 millones de toneladas, incluidas 13 050 000 toneladas de la cosecha meher y unas 300 000 toneladas previstas de la cosecha belg de 2004. En este nivel, la producción de cereales y legumbres supera en alrededor del 46 por ciento a las estimaciones poscosecha de 2002/03 y en un 11 por ciento a la media de los últimos cinco años. Como consecuencia, las importaciones de cereales en 2004 se estiman en alrededor de 210 000 toneladas, con importaciones comerciales pronosticadas en 50 000 toneladas y con una ayuda alimentaria en tramitación y promesas que ascienden actualmente a un total de 160 000 toneladas.

A pesar de la abundante cosecha obtenida, se estima que 7,2 millones de personas necesitarán ayuda alimentaria, mientras que 2,2 millones más necesitarán un seguimiento estrecho. La población que necesita asistencia varía de mes en mes y las cifras suelen alcanzar un nivel máximo a mediados del año. Las necesidades alimentarias de socorro para 2004 se estiman en alrededor de 980 000 toneladas, principalmente para la distribución general de raciones pero también para las raciones complementarias y para la alimentación escolar de urgencia. Una parte de las necesidades podría satisfacerse proporcionando directamente dinero a los beneficiarios en forma de "dinero por socorro” o “dinero por trabajo”.

Hay alrededor de 5 millones de personas en Etiopía aquejadas de inseguridad alimentaria crónica, que incluso en un año bueno dependen en parte de la ayuda alimentaria para satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas. El gobierno, conjuntamente con la comunidad internacional, está llevando a cabo un programa para salir al paso y aliviar las necesidades recurrentes de la población afectada por la inseguridad alimentaria.

KENYA (11 de febrero)

Las perspectivas para la cosecha de cereales secundaria de “lluvias cortas” de 2003/04, que se recogerá entre febrero y marzo de 2004, son malas a causa de la insuficiencia de las precipitaciones. Una lluvia excepcional recibida en enero ha proporcionado un alivio limitado para el abastecimiento de agua y para los pastizales, pero llegaron demasiado tarde para la producción agrícola. Esta cosecha de “lluvias cortas” constituye la fuente principal de alimentos en algunas partes de las provincias centrales y orientales y absorbe aproximadamente el 15 por ciento de la producción anual total. La producción de la cosecha principal de cereales de “lluvias largas” de 2003, estimada en cerca de 2,2 millones de toneladas y recogida entre agosto y noviembre de 2003, estuvo en torno a la media.

En los últimos meses los precios del maíz disminuyeron respecto a su nivel máximo alcanzado en junio/julio de 2003, pero en general son más altos que en el mismo período de 2002. Por ejemplo, en la mayoría de los mercados principales los precios del maíz fueron más altos en un 20 – 30 por ciento en diciembre de 2003 en comparación con el mismo período del año anterior.

En las zonas ganaderas de Kenya septentrional y oriental, principalmente Garissa, Ijara, Wajir, Mandera y Río Tana, las condiciones hídricas y la situación de los pastizales han mejorado debido a una temporada de lluvias cortas favorable. En cambio, los ganaderos de las partes occidentales del país han continuado sufriendo a causa de unas lluvias estacionales malas consecutivas, recibidas incluso en la temporada actual. Entre los distritos más afectados figuran Marsabit, Turkana, Kajiado, Baringo, y algunas zonas de Isiolo, Narok y Laikipia.

El gobierno de Kenya ha distribuido últimamente ayuda alimentaria a una población estimada en 1,2 millones de personas. Se prevé que el Grupo Directivo de Seguridad Alimentaria de Kenya realice una evaluación más rigurosa para identificar las zonas y personas más afectadas.

RWANDA (13 de febrero)

En Rwanda, la temporada principal de 2003/04 comenzó con lluvias entre normales e irregulares. Sin embargo, gracias a las precipitaciones favorables recibidas posteriormente, en la fase actual los cultivos están arraigados en la mayor parte del país. La importante cosecha de frijoles se recoge a partir de diciembre y constituye una fuente complementaria de alimentos. La producción total de cereales de 2003, estimada en 271 600 toneladas, fue muy inferior a la producción de 2002 pero superior a la media de los últimos cinco años. Queda todavía un déficit de alimentos considerable que deberá cubrirse con una ayuda alimentaria prevista en alrededor de 30 000 toneladas de cereales.

SOMALIA* (11 de febrero)

Las perspectivas para los cultivos de cereales de la actual temporada secundaria deyr de 2003/04 son favorables gracias a unas precipitaciones casi normales recibidas en Somalia meridional. También se pronostica una buena producción de forrajes en las zonas agropecuarias del sur. La Dependencia de Evaluación de la Seguridad Alimentaria (DESA) cifra sus estimaciones provisionales de la superficie plantada con cereales en la actual temporada deyr en alrededor de 286 000 hectáreas, pronosticando una producción de cereales de alrededor de 147 000 toneladas, alrededor de un 48 por ciento más que la media posterior a la guerra.

Sin embargo, en algunas zonas de las regiones septentrionales y centrales de Somalia han surgido graves preocupaciones humanitarias como consecuencia de los efectos acumulativos de sequías consecutivas. Se ha señalado una pérdida generalizada de ganado y de otros medios de subsistencia, a la vez que una grave escasez de agua, lo que hace que un gran número de personas esté necesitando con urgencia asistencia alimentaria y de otro tipo. Las posibilidades de pastoreo y de agua son cada vez más limitadas debido a una vegetación inferior a lo normal y a los brotes de inseguridad civil registrados en Somalia central. La DESA ha señalado últimamente que en las partes septentrionales del país la sequía se ha extendido hasta incluir partes más vastas de Sool, así como Bari, Nugal y Mudug. Se han realizado algunas intervenciones con el fin de mantener el estado nutricional de los niños, y se ha intensificado la vigilancia de todas las zonas.

La situación de la seguridad también ha empeorado en algunas partes del país, como Mogadishu, Hiran y la zona de Sool-Sanag. Ante la grave sequía que azota la meseta de Sool, el PMA distribuyó últimamente 732 toneladas de alimentos a alrededor de 13 000 familias de las más vulnerables. Pero la tensa situación de la seguridad ha afectado ulteriormente a la distribución de alimentos. En conjunto, se estima que aproximadamente 350 000 PDI y habitantes urbanos aquejados de pobreza, junto con alrededor de 230 000 personas rurales, se ven afectadas de inseguridad alimentaria crónica.

SUDÁN* (11 de febrero)

Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO, que visitó el país en octubre y diciembre de 2003, observó que las condiciones de crecimiento en general favorables se han traducido en una cosecha de cereales sin precedentes en 2003/04, pronosticada en alrededor de 6,3 millones de toneladas, incluidos 5 millones de toneladas de sorgo, 784 000 toneladas de mijo, 356 000 toneladas de trigo (que se recogerá en abril y mayo de 2004), 107 000 toneladas de maíz y 35 000 toneladas de arroz. En este nivel, la producción de cereales supera en un 63 por ciento a la del año pasado y en un 47 por ciento aproximadamente a la media de los cinco años anteriores. La situación del ganado es en general buena en todo el país; y gracias al excedente de cereales y al descenso de los precios previstos en el país, la relación de intercambio ha mejorado notablemente para los ganaderos.

Por tanto, la situación alimentaria es en general muy favorable, ya que existe la posibilidad de que aumente la disponibilidad de alimentos y el acceso a los mismos para un gran número de grupos vulnerables. También podrían exportarse grandes cantidades de cereales, siempre que se mantengan los mercados de exportación, sobre todo en algunos países vecinos. Es indispensable, además, que la Autoridad de la Reserva Estratégica para el norte del Sudán reponga oportunamente sus existencias con objeto de garantizar que los precios no desciendan por debajo del costo de producción.

A pesar de este cuadro positivo, unos 3,6 millones de personas del Sudán necesitarán asistencia alimentaria por un total de alrededor de 249 000 toneladas. La escalada del conflicto civil en los tres estados de Darfur ya ha provocado el desplazamiento en gran escala de más de 1 millón de personas, y el acceso a los alimentos se ha visto fuertemente limitado. La población ha perdido la mayor parte de su cosecha actual y, si el conflicto no se resuelve en los próximos meses, es muy probable que también pierda la posibilidad de sembrar en la próxima temporada así como la cosecha de dicha campaña. Un análisis provisional indica que alrededor de 400 000 PDI y 110 000 refugiados regresarán a sus lugares de origen o a los lugares que elijan en el Sudán durante los primeros doce meses de la vigencia del acuerdo de paz. Actualmente estos individuos no reciben ningún tipo de ayuda del PMA, pero se prevé que necesitarán ayuda alimentaria durante la marcha, así como programas de repatriación y ayuda comunitaria en sus lugares de destino.

TANZANÍA, REPÚBLICA UNIDA DE (11 de febrero)

La recolección de las cosechas de cereales de la temporada corta Vuli de 2003/04 está casi terminada en las zonas de precipitaciones bimodales. Las perspectivas generales son malas debido a la insuficiencia de las precipitaciones. En unas cuantas zonas de montaña de la región del Kilimanjaro, se señala que la situación de los cultivos de maíz y frijoles es buena. La producción total de cereales de 2003/04 se ha pronosticado en alrededor de 4 millones de toneladas, aproximadamente un 11 por ciento menos que en la campaña comercial anterior y un 5 por ciento por debajo de la media de los cinco años anteriores. Las lluvias inferiores a lo normal han afectado también a la situación de los pastizales y suscitado un alarma respecto a la productividad ganadera. Sin embargo, las últimas lluvias recibidas han despertado la esperanza de alguna recuperación.

Debido a la escasez de la oferta, los precios del maíz continuaron subiendo en algunos mercados, lo cual agravó la situación de la seguridad alimentaria de un gran número de personas. Se han observado fuertes aumentos de los precios del maíz sobre todo en las tierras altas meridionales y en Tanzanía central.

Se ha señalado una situación de grave escasez de alimentos en algunas regiones, como Dodoma, Shinyanga, Singida, Manyara, Lindi, Coast y Morogoro. Hay, además, focos de inseguridad alimentaria en las regiones de Tanga, Kilimanjaro, Arusha, Mwanza, Mara y Tabora, en las que las cosechas fracasaron debido a la sequía. El Equipo de Información sobre Seguridad Alimentaris (EISA) y el PMA concedieron prioridad a 24 distritos de diez regiones para recibir la ayuda alimentaria disponible que, según se prevé, alcanzará para no más de 2 a 3 meses entre diciembre de 2003 y febrero de 2004.

UGANDA (11 de febrero)

La recolección de los cultivos alimentarios de la segunda temporada de 2003/04 está casi terminada. Las perspectivas son en general favorables, gracias a unas lluvias generalmente buenas. Las precipitaciones recibidas últimamente fuera de estación también han servido para reponer los pastizales y el abastecimiento de agua en algunas partes. La producción de la cosecha de la temporada principal, recogida en el verano, estuvo en torno a la media.

La situación en el suministro de alimentos se mantiene en general estable. Sin embargo, los precios medios de los productos alimenticios continúan siendo por lo general más altos que el año pasado. En Uganda septentrional y oriental la inseguridad sigue constituyendo una amenaza para la vida de los ciudadanos. Según estimaciones, la distribución de alimentos por parte del PMA alcanzará a más de 1,4 millones de personas desplazadas, 160 000 refugiados y otras personas vulnerables.

ÁFRICA AUSTRAL

ANGOLA (13 de febrero)

Unas lluvias cercanas a lo normal recibidas al comienzo de la campaña agrícola de 2003/04 dieron lugar a un despunte normal de los cultivos en la mayor parte de las zonas productoras de cereales del país. Sin embargo, debido a unas precipitaciones irregulares y en general insuficientes caídas posteriormente, y a los fuertes aguaceros caídos al final de enero que causaron inundaciones en los cauces fluviales, el crecimiento de los cultivos ha sido menos que satisfactorio en las partes meridionales y centrales del país donde se sitúan las principales zonas productoras de maíz. Se prevé un rendimiento mejor en las zonas productoras de yuca de las partes septentrionales y orientales del país. En este momento, las perspectivas generales para la cosecha de la temporada son inciertas. Cerca de 2 millones de agricultores recibirán asistencia agrícola de urgencia.

Con el mejoramiento de la situación de seguridad, un gran número de personas desplazadas en el interior y refugiados han regresado a sus zonas de origen. Aunque la producción de cereales de 2003 fue superior a la media, no puede satisfacer más que la mitad de las necesidades totales de cereales del país. El análisis de la vulnerabilidad realizado últimamente por el PMA indica que existen alrededor de 1,2 millones de personas vulnerables y que más de 500 000 de entre ellas padecen actualmente de inseguridad alimentaria y necesitan ayuda alimentaria inmediatamente.

BOTSWANA (13 de febrero)

Este año el país está experimentando una grave sequía. La industria de exportación de carne de vacuno está tratando de recuperarse de las sequías y de dos brotes de fiebre aftosa registrados en los últimamente tres años. La producción de cereales de 2003, principalmente sorgo, fue muy reducida respecto al año anterior debido al tiempo seco. Por consiguiente, las necesidades de importación han aumentado considerablemente. Sin embargo, normalmente el país cubre la mayor parte de sus necesidades de consumo sobre una base comercial.

LESOTHO* (13 de febrero)

Aunque las lluvias recibidas a principios de febrero aportaron un alivio temporal respecto de la sequedad prolongada, actualmente se está produciendo una grave sequía debido al retraso y nivel inferior a lo normal de las precipitaciones. La situación en el suministro de alimentos, especialmente durante estos meses de carestía, sigue siendo muy difícil debido a la producción de cereales inferior a la media de 2003 y al fracaso total de las cosechas de invierno. El 11 de febrero de 2004, el Primer Ministro del país declaró un estado de emergencia a causa de la sequía, y formuló un llamamiento pidiendo otras 57 000 toneladas de ayuda alimentaria para poder alimentar, como parte de un paquete de medidas de urgencia, a 600 000 personas hasta la cosecha de 2005. Actualmente la FAO y el PMA (8-26 de febrero de 2004) están llevando a cabo una evaluación rápida de mitad de período de la actual campaña agrícola.

MADAGASCAR (13 de febrero)

Unas lluvias normales han permitido el establecimiento de los cultivos alimenticios de la temporada principal en toda la isla salvo en las partes meridionales y nordorientales en las que un prolongado período seco registrado a principios de la campaña ha perjudicado la siembra y el crecimiento de los cultivos. A fines de diciembre y principios de enero se recibieron algunas precipitaciones en el sur, que resultaron insuficientes para los cultivos. El sur también había experimentado una sequía en 2003 que redujo gravemente la producción de maíz. Según el centro de predicciones meteorológicas de los Estados Unidos, en la primera semana de febrero una gran parte de la isla recibió lluvias intensas que en algunas zonas superaron los 100 mm. Por consiguiente, las perspectivas para la cosecha de maíz son inciertas en este momento. En 2003, la producción estimada de arroz, el principal cultivo básico del país, fue de 2,8 millones de toneladas, alrededor de un 10 por ciento más que la media de los cinco años anteriores. Los informes actuales apuntan a un incremento en el número de niños gravemente desnutridos. Se necesitan urgentemente contribuciones de ayuda alimentaria adicionales para impedir un ulterior deterioro de la situación nutricional durante el período de carestía que comenzó en septiembre.

MALAWI ( 13 de febrero)

La mayor parte del país experimentó un retraso de la campaña, habiéndose recibido en las partes septentrionales y centrales precipitaciones acumulativas cercanas a lo normal, y en el sur muy inferiores a lo normal. Para contribuir a impulsar la producción agrícola nacional, el gobierno ha ejecutado el programa selectivo de suministro de insumos. Una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO enviada en abril del año pasado ha estimado la producción total de cereales para 2003 en 2,1 millones de toneladas, aproximadamente igual que la media quinquenal. Sin embargo, se estimó que en la campaña comercial 2003/04 (abril/marzo) 400 000 personas necesitarán alrededor de 30 600 toneladas de ayuda alimentaria, con inclusión de compras locales. La cifra incluye a las personas que obtuvieron malas cosechas y a las gravemente afectadas por el VIH/SIDA. Sin embargo, una estimación reciente no confirmada por los organismos de las Naciones Unidas, cifra el número de personas que necesitan asistencia alimentaria en 3,5 millones y, por consiguiente, el organismo gubernamental de comercialización de alimentos, la Corporación de Desarrollo y Comercialización Agrícolas, ha empezado a distribuir el maíz de las reservas estratégicas de cereales a precios subvencionados.

MAURICIO ( 13 de febrero)

La producción interna de cereales asciende solamente a alrededor de 2 000 toneladas. Por consiguiente, el país prácticamente importa comercialmente todas sus necesidades de consumo de cereales.

MOZAMBIQUE (13 de febrero)

Las zonas septentrionales han recibido precipitaciones favorables que beneficiaron a las principales zonas productoras de maíz, sorgo y yuca del país. Aunque las zonas centrales han recibido algunas lluvias, el crecimiento vegetativo sigue siendo inferior a lo normal. Las zonas meridionales han recibido precipitaciones acumulativas inferiores al 50 por ciento del nivel normal, lo cual ha producido unas condiciones semejantes a la sequía que perjudicaron el crecimiento de los cultivos y la situación del ganado. Por consiguiente, las perspectivas para la producción nacional son en estos momentos muy inciertas.

La producción de cereales de 2003, estimada en 1,8 millones de toneladas (alrededor de un 3 por ciento más que la buena cosecha del año anterior), indica una continuación de la recuperación constante de la producción agrícola de los últimos años. Sin embargo, el país en su conjunto hace frente a un déficit de alrededor de 744 000 toneladas de cereales, particularmente en el sur y en algunas partes del centro. Una estimación reciente realizada por el Comité de evaluación de la vulnerabilidad indica que 659 000 personas necesitan asistencia alimentaria. Hasta ahora, el PMA pudo aportar socorro alimentario a sólo una parte de la población necesitada.

NAMIBIA (13 de febrero)

En Namibia, la producción de 2003 se estimó en 102 000 toneladas, 38 por ciento más que el nivel menguado de 2002. La primera mitad de la temporada de las lluvias (octubre diciembre de 2003) ha sido satisfactoria. Sin embargo, como consecuencia del retraso y del nivel inferior a lo normal de las precipitaciones recibidas en algunas partes del país (por ejemplo, el nordeste), el gobierno ha lanzado un llamamiento para pedir asistencia agrícola de urgencia y estará en condiciones de importar alimentos comercialmente para colmar el déficit. Ya está en curso la distribución de alimentos del programa que el gobierno comenzó durante la sequía anterior. El PMA complementará estas iniciativas prestando asistencia a alrededor de 114 000 huérfanos y otros niños vulnerables.

SUDÁFRICA (13 de febrero)

Aunque las lluvias generalizadas que cayeron en el nordeste aportaron un cierto alivio, este año Sudáfrica está experimentando la peor sequía en diez años en siete de las nueve provincias, a saber: Limpopo, KwaZulu-Natal, Northern Cape, Free State, Mpumalanga, North West y Eastern Cape, lo que afecta a un total de 15 millones de personas. La producción del trigo de invierno obtenida en diciembre de 2003 se estima en 1 430 000 toneladas, casi un 38 por ciento menos que la cosecha del año anterior. La superficie sembrada con maíz durante la presente temporada ha disminuido en alrededor de un 20 por ciento. Sudáfrica es el mayor abastecedor de cereales de la subregión. Sin embargo, según algunas estimaciones en 2004 la producción de maíz puede incluso ser inferior a las necesidades internas del país. Según algunos informes de principios de febrero, en Sudáfrica los precios reales del maíz han subido alrededor de la mitad desde el 1 de diciembre y se han duplicado con creces desde el nivel bajo posterior a la cosecha de abril de 2003. La situación necesita un seguimiento estrecho.

SWAZILANDIA (13 de febrero)

En Swazilandia, el corredor que se extiende desde Lavumisa, puesto de frontera con Sudáfrica ubicado en el sudeste, está experimentando este año una grave sequía, aunque las lluvias recibidas a principios de febrero aportaron algún alivio temporal a la sequía prolongada. La prevalencia del VIH/SIDA está exasperando la situación ya frágil de la seguridad alimentaria de la población vulnerable. Con una tasa de autosuficiencia de cereales de no más del 36 por ciento en 2003, la seguridad alimentaria depende principalmente del poder adquisitivo de la población. La misión de la FAO/PMA de abril/mayo de 2003 estimó que 217 000 personas harían frente a una escasez de alimentos y necesitarían una asistencia alimentaria equivalente a 24 000 toneladas de cereales, ya que dos terceras partes de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Actualmente la FAO y el PMA (8-26 de febrero de 2004), están realizando una evaluación rápida de mitad de período de la actual campaña agrícola.

ZAMBIA (13 de febrero)

Unas precipitaciones favorables caídas en la mitad septentrional del país han sido benéficas para los cultivos de la temporada principal sembrados en los últimos meses. Las precipitaciones han sido inferiores a lo normal para las zonas situadas en el sur y el sudeste. El gobierno ha alentado el aumento de la superficie sembrada y la utilización de fertilizantes a través de su programa ampliado de subvención a los insumos para contribuir a impulsar la producción de alimentos. En este momento inicial, las perspectivas generales para la campaña se consideran buenas. La producción de cereales de 2003 se estimó en 1 360 000 toneladas, aproximadamente un 83 por ciento más que el nivel reducido del año anterior y un 35 por ciento más que la media de los últimos cinco años. Las necesidades de importación de cereales se limitan a cantidades reducidas de trigo y arroz en los que el país tiene un déficit estructural pero que se colma con importaciones comerciales.

Con objeto de estabilizar los precios del maíz en el país, el gobierno ha suspendido la prohibición de las exportaciones de maíz y se propone reponer las reservas estratégicas del país comprando 206 000 toneladas de maíz en el interior. Sin embargo, determinadas zonas del sur y oeste del país, en las que la cosecha fue mala, necesitan asistencia alimentaria selectiva en 2003/04. Lo cual puede adquirirse principalmente a través de compras locales.

ZIMBABWE* (13 de febrero)

Las partes centrales y sudorientales del país han recibido la mayor cantidad de precipitaciones acumulativas desde la actual campaña agrícola que comenzó en octubre. En la partes orientales y septentrionales los cultivos se ven afectados por precipitaciones inferiores a lo normal. Los agricultores han estado haciendo frente a la escasez de semillas, fertilizantes, combustible, piezas de repuesto y tracción animal que puede haber llevado a la utilización de material de plantación subnormal y reducido la superficie plantada. Según la dependencia nacional de alerta temprana, este año la superficie plantada con maíz se estima en 1 200 000 hectáreas, alrededor de un 12 por ciento menos que las siembras del año pasado.

La estimación de la cosecha de trigo en noviembre/diciembre de 2003 se ha cifrado en 126 000 toneladas, mejor que el pronóstico inicial de 90 000 toneladas, pero muy inferior a los niveles de producción del año pasado y a la media quinquenal. Pero esto incide poco en el balance alimentario. En mayo, una misión conjunta de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos del PMA y la FAO estimó la producción de cereales de 2003 en 1 millón de toneladas, lo que incluye el pronóstico relativo a las cosechas de trigo y cebada de invierno. Este volumen de producción supera en un 46 por ciento el nivel bajo del año pasado pero aún así es muy inferior a la media. La necesidad de importación de cereales para 2003/04 se estima en 1,3 millones de toneladas, de los cuales el maíz representa 980 000 toneladas. Pese a un incremento de la producción de cereales, la producción interna no puede cubrir ni siquiera la mitad de las necesidades de cereales del país en 2003/04. La inflación galopante, situada actualmente en el orden del 600 por ciento anual, está socavando ulteriormente el poder adquisitivo de los niveles ya bajos de los ingresos, limitando mucho el acceso a los alimentos para la mayor parte de la población vulnerable, estimada en 5,5 millones de personas. Hasta finales de enero de 2004, el país había recibido promesas de alrededor de 277 250 toneladas de alimentos (alrededor de un 80 por ciento del total solicitado), mientras que las necesidades totales de ayuda alimentaria en cereales para este año se estiman en 610 000 toneladas. El gobierno está entregando lentamente granos de maíz de sus 240 000 toneladas de existencias compradas localmente para la distribución.

ASIA

AFGANISTÁN* (10 de febrero)

Los informes más recientes y las imágenes del satélite indican un nivel significativamente alto de precipitaciones en todo el país y de cubierta de nieve en las montañas. Este año, las partes meridionales del país también han recibido precipitaciones mejoradas, tras los niveles inferiores a la media del año pasado. Los niveles altos de las precipitaciones y la paz relativa que reina en las zonas septentrionales han permitido a los agricultores sembrar cereales en las tierras marginales y en los pastizales, suscitando preocupaciones de orden ecológico. Es demasiado pronto para predecir la producción total de este año, pero hay buenos indicios de que alcanzará casi el nivel sin precedentes de la producción de cereales del año pasado, situada en alrededor de 5,5 millones de toneladas. Las necesidades totales de importación para la campaña comercial actual (julio/junio) se estiman en 506 000 toneladas, incluidas 114 000 toneladas de ayuda alimentaria.

Para muchas familias vulnerables el acceso a los alimentos sigue siendo difícil, y continúa necesitándose asistencia alimentaria selectiva para un gran número de hogares. La actual operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR), que comenzó en abril de 2003, debería de terminar en marzo de 2005 abarcando a unos 9 240 000 personas con un total de 619 000 toneladas de ayuda alimentaria. Esta OPSR incluye tres componentes principales: alimentos por trabajo, alimentos para la educación y ayuda a las familias vulnerables, incluidos las PDI y los refugiados repatriados.

ARABIA SAUDITA (11 de febrero)

Las condiciones de crecimiento para los cultivos de trigo y cebada de 2003/04 que se recogerán a partir de abril han mejorado debido a las últimas precipitaciones. La producción de trigo en 2003 se estima en 1,8 millones de toneladas, volumen semejante al del año anterior, que, junto con las existencias, serán suficientes para satisfacer las necesidades del país. Las importaciones de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) en 2003/04 ((Julio/junio) se pronostican en 7,2 millones de toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior.

ARMENIA (6 de febrero)

Los informes oficiales más recientes indican que se han sembrado con cereales de invierno para la cosecha de 2004 superficies semejantes a la de los dos últimos años. La superficie total sembrada este año con cereales de invierno se estima en 116 000 hectáreas, casi todas con trigo de invierno. Según los informes, la situación de los cultivos de invierno es satisfactoria, y se cuenta con una cubierta de nieve extensa para proporcionar la necesaria humedad del suelo durante los meses críticos de primavera y principios de verano. Si persistieran las condiciones atmosféricas favorables, Armenia debería obtener una cosecha de cereales buena como la de 2002. A pesar de lo cual, el país depende de las importaciones comerciales y de algo de ayuda alimentaria para satisfacer las necesidades internas de cereales. Las necesidades de importación de cereales para la campaña comercial actual se han estimado en 161 000 toneladas, incluidas 50 000 toneladas de ayuda alimentaria.

AZERBAIYÁN (6 de febrero)

Los informes más recientes indican la presencia de condiciones atmosféricas propicias y de una disponibilidad suficiente de insumos, que han permitido a los agricultores mantener las extensas superficies plantadas con cereales de invierno en los dos últimos años. La superficie total sembrada con cereales de invierno se ha estimado en 752 000 hectáreas, incluidas 630 000 hectáreas de trigo y 122 000 hectáreas de cebada. Según los informes, la situación de los cultivos es satisfactoria. De persistir las condiciones atmosféricas favorables, el país podrá obtener nuevamente una cosecha relativamente buena como la de 2003. Sin embargo, Azerbaiyán es un país deficitario de alimentos y por término medio necesita importar grandes cantidades para satisfacer sus necesidades internas. La necesidad total de importación de cereales durante la campaña comercial actual (julio/junio) se ha estimado en 512 000 toneladas de trigo, principalmente para el consumo humano, proveniente de Kazajstán.

BANGLADESH (10 de febrero)

Los cultivos principales sembrados actualmente son el trigo y el arroz boro de regadío que se siembran entre finales de noviembre y enero y se recogen a mediados de abril. Tal cosecha de arroz representa casi el 45 por ciento de la producción total anual de arroz. En 2003, la producción arrocera total se ha estimado en un nivel sin precedentes de 39,9 millones de toneladas, a causa principalmente de una buena cosecha Aman obtenida en diciembre. Este nivel de producción superaría en un 4,5 por ciento al del año anterior, y en un 13 por ciento a la media de los cinco años anteriores. La producción de trigo en 2003 se ha estimado en un volumen cercano al del año pasado.

Gracias a un volumen suficiente de existencias de cereales alimentarios poseídas por el gobierno y a unas buenas perspectivas para la cosecha, la situación en el suministro de alimentos es en general buena. Sin embargo, la tasa de malnutrición en Bangladesh es de las más altas en el mundo, y una parte considerable de la población es vulnerable a la escasez de alimentos, especialmente en los distritos septentrionales, en los que al menos 24 personas murieron a causa de enfermedades provocadas por la inanición en septiembre y octubre de 2003. En la campaña comercial que termina en junio de 2004, las necesidades de importación deberían de alcanzar los 2,3 millones de toneladas.

CAMBOYA (10 de febrero)

Se ha terminado de recoger la cosecha principal de arroz de la temporada húmeda, que representa aproximadamente el 80 por ciento de la producción arrocera del país. La segunda cosecha de arroz (de la temporada seca) ya está sembrada en condiciones normales en materia de precipitaciones y temperaturas. La producción arrocera total de 2003 se estima en un nivel sin precedentes de 4,2 millones de toneladas, lo que representa un aumento de aproximadamente el 10 por ciento respecto del año anterior y del 8 por ciento respecto a la media de los últimos cinco años, a causa principalmente de condiciones atmosféricas propicias. El gobierno está modernizando el sistema de riego a través de un proyecto de asistencia a la seguridad alimentaria financiado por el gobierno italiano y ejecutado por la FAO en las zonas principales. El arroz, que representa aproximadamente el 84 por ciento de la producción anual de cultivos alimentarios, se siembra en alrededor del 90 por ciento de la superficie cultivada, principalmente en la Cuenca del Mekong Central y el Delta, y en la llanura de Tonle Sap.

COREA, REPÚBLICA POPULAR DEMOCRÁTICA DE* (10 de febrero)

Todavía no han comenzado las actividades agrícolas principales. El trigo de invierno, uno de los cereales principales del programa de doble cosecha, que comenzaron conjuntamente en 1996 la FAO y el PNUD como parte del marco gubernamental para la recuperación agrícola, se sembró entre finales de septiembre y mediados de octubre, con un aumento significativo de la superficie prevista, de 57 700 hectáreas del año pasado a 68 500 hectáreas. La cebada y las papas de primavera se sembrarán en marzo-abril como cultivos de la segunda temporada, y se prevé que las superficies cultivadas en 2004 se mantendrán cercanas a las de 2003 en 34 000 hectáreas y 98 000 hectáreas, respectivamente.

El PMA ha estimado que para el final del invierno hasta 3,8 millones de coreanos del norte, es decir un 17 por ciento de la población del país, estarán privados de la ayuda alimentaria internacional a causa de la disminución de los donativos internacionales.

COREA, REPÚBLICA DE (10 de febrero)

El arroz, el principal cereal del país, se siembra a partir de mediados de mayo y se recoge a partir de mediados de septiembre. Según las estimaciones oficiales, la producción arrocera de 2003 fue la más escasa en un decenio situándose en 6 millones de toneladas, aproximadamente un 9,6 por ciento menos que el año anterior y un 14,3 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. La producción arrocera se vio afectada por intensas lluvias prolongadas y por un tifón muy poderoso, el Maemi, que causó graves daños en las provincias meridionales que constituyen el centro de la zona arrocera de Corea. La iniciativa del gobierno de reducir la producción de arroz también contribuyó a una disminución sin precedentes de la producción en 2003.

La mayor partes de las necesidades alimentarias del país se satisfacen mediante importaciones. La necesidad de importación de cereales en la campaña comercial 2003/04 (octubre/septiembre) se ha estimado en 3,2 millones de toneladas de trigo, 8,8 millones de toneladas de maíz y 0,3 millones de toneladas de otros cereales.

CHINA (10 de febrero)

La superficie de China Continental sembrada con cereales (arroz, trigo y maíz) ha ido disminuyendo en un 2,8 por ciento anual desde 1998, e incluso más en el caso del trigo (5 por ciento) debido a la urbanización y a las políticas agrarias del gobierno. En 2003 la producción de trigo disminuyó a su nivel más bajo desde mediados de los años ochenta con una superficie reducida a su nivel más bajo desde 1950. La producción de maíz para 2003 fue inferior en aproximadamente 7 millones de toneladas a la de 2002, y la de arroz inferior en aproximadamente 8,8 millones de toneladas al volumen del año pasado. La constante disminución de la producción ha obligado al gobierno a recurrir a las existencias estatales para satisfacer la demanda interna. Últimamente el gobierno ha establecido un objetivo de producción de cereales en 2004 que supera en 20 millones de toneladas a la producción cerealera de 2003.

En 2003, la producción de trigo disminuyó por cuarto año consecutivo a 86 millones de toneladas, alrededor de un 5 por ciento menos que en 2002 y un 15 por ciento menos que la media de los últimos cinco años. La merma se atribuye principalmente a la reducción de las superficies plantadas con trigo. La siembra del trigo de invierno que se recogerá en mayo y junio de 2004 ha terminado, y la superficie plantada se estima algo menor que la del año pasado. La situación de la mayor parte de la cosecha de trigo de las llanuras septentrionales de China es normal, y el tiempo frío registrado últimamente no ha afectado notablemente a los cultivos en fase de latencia.

La recolección del maíz en China terminó a finales de noviembre. Las estimación de la producción de maíz no ha variado desde la última estimación de 114 millones de toneladas, aproximadamente un 6 por ciento menos que en 2002 y un 5,4 por ciento por debajo de la media de los cinco años anteriores.

Hasta el momento, 14 de las 31 provincias de China Continental ha confirmado o sospechado la existencia de brotes del virus de la peste aviar, que ha menguado la demanda interna de piensos como los fabricados con harina de soja y maíz. Se han destruido más de 1,2 millones de pollos. En Taiwán, se han destruido hasta ahora 98 000 aves en las granjas afectadas por el virus.

CHIPRE (11 de febrero)

Ha terminado la siembra de las cosechas de trigo y cebada de 2003/04 que se recogerán a principios de mayo de 2004. La producción de cebada en 2003 se ha revisado a 86 000 toneladas, volumen ligeramente inferior a la media de los cinco años anteriores. Las importaciones de cereales en 2003/04 (mayo/abril), principalmente trigo y cebada, se pronostican en el volumen de aproximadamente 645 000 toneladas del año anterior.

FILIPINAS (5 de febrero)

Los principales cultivos ya sembrados son el arroz de la temporada seca (sembrado en octubre-diciembre) y el maíz, que se recogerá entre abril y el mayo. En la mayor parte del país, la situación de los cultivos es en general normal. Pero en Luzon occidental, Visayas occidental y Mindanao sudoccidental, los cultivos están sufriendo a causa de la falta de humedad.

Las estimaciones para la producción arrocera de 2003 se han mantenido en 13,5 millones de toneladas, 500 000 toneladas más que el año anterior, gracias tanto a los esfuerzos desplegados por el gobierno para aumentar los cultivos durante el segundo semestre con el fin de recuperar las pérdidas anteriores relacionadas con EI Niño, como a la mayor utilización por parte de los agricultores de variedades híbridas y de mayor rendimiento. El objetivo de producción de arroz para 2004 se ha fijado en 15 millones de toneladas, aproximadamente un 11 por ciento más que en 2003, y se prevé que se alcanzará mediante la distribución de semillas de alto rendimiento.

Los derrumbes causados por las intensas lluvias monzónicas caídas el mes pasado, provocaron la muerte de 154 personas en el sur de Leyte y otras 20 personas murieron en la isla de Mindanao, quedando afectadas 150 000 personas en total. La Infraestructura, la agricultura y las propiedades sufrieron graves daños. Aproximadamente 3 000 personas siguen necesitando urgentemente vivienda y acceso al agua potable después de que las casas quedaron sepultadas por los derrumbes del mes pasado.

GEORGIA* (6 de febrero)

Los informes más recientes indican que la superficie total plantada con cereales de invierno (que se recogerán más adelante), estimada en 190 000 hectáreas, ha aumentado 69 000 hectáreas con respecto al año pasado, debido principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables. El trigo es el cultivo de invierno más importante, que este año se ha sembrado en alrededor de 180 000 hectáreas. El maíz es el cultivo de primavera más importante sembrado por término medio en más de 200 000 hectáreas anuales. Georgia es un país deficitario en alimentos y depende de las importaciones para satisfacer las necesidades de consumo, incluso en años de buenas cosechas. De persistir las condiciones atmosféricas favorables, la producción total de cereales debería alcanzar el mismo nivel relativamente bueno de la de los dos últimos años.

El PMA está prestando asistencia actualmente a aproximadamente 209 500 personas con un total de 50 493 toneladas de alimentos en el marco de la operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR), que comenzó en abril de 2003 y continuará hasta finales de marzo de 2006.

INDIA (10 de febrero)

En la India ha terminado la siembra de la cosecha de trigo de invierno que se recogerá en 2004. La superficie plantada se ha estimado en por lo menos 700 000 hectáreas más que los 25,3 millones de hectáreas del año pasado, lo que representa innegablemente una recuperación con respecto a la superficie afectada por la sequía del año pasado. La mayor parte del incremento en las superficies sembradas se ha producido en Rajastán y Madhya Pradesh. Según se prevé, la cosecha rabi de este año será mejor ya que los niveles de humedad del suelo han aumentado tras las buenas lluvias monzónicas que duraron de junio a septiembre. Las temperaturas frías y las lluvias invernales están proporcionando condiciones de crecimiento favorables para el trigo.

La estimación de la producción de maíz de 2003 en la India ha aumentado en 1,7 millones de toneladas a 14,7 millones de toneladas. Ello representa un aumento del 32,3 por ciento respecto a la producción reducida por la sequía de 2002 y del 25,3 por ciento respecto a la media de los cinco años anteriores, y se debe a una combinación de factores como el aumento de la superficie plantada y las precipitaciones favorables.

INDONESIA (10 de febrero)

En 2003, Indonesia tampoco pudo alcanzar el objetivo de producción arrocera del gobierno, obteniendo una producción de no más de 51 850 000 toneladas de arroz cáscara a causa de la reducción de la superficie plantada y de una sequía prolongada registrada en Java. Las necesidades de importación para 2003/04 se cifran en aproximadamente 3 millones de toneladas.

La recolección de la cosecha principal de arroz de 2004 comenzará en marzo. La producción se pronostica en 50 680 000 toneladas. Con objeto de proteger a los agricultores durante la actual campaña agrícola, el Ministerio de Comercio e Industria ha impuesto últimamente una prohibición temporal a la importación de arroz que durará desde el 20 de enero hasta finales de junio de 2004. La nueva política se aplica a una amplia gama de categorías de arroz (cáscara, moreno, fragante, PB y entero) pero excluye el arroz destinado a las semillas de siembra.

Una riada devastadora, provocada por lluvias intensas y la deforestación, causó estragos a principios de noviembre en Bahorok, en el subdistrito de Langkat; murieron o quedaron sepultadas vivas 245 personas y se desplazaron 1 300. En conjunto, la riada destruyó 402 casas y causó graves daños a un hotel, 6 chozas, 280 kioscos y 20 casas comunitarias.

Poderosos terremotos han afectado a la provincia de Papua. El más grave, de 6,9 en la escala Richter, se produjo el 6 de febrero, seguido de fuertes réplicas (6,2 en la escala de Ritchter) registradas al día siguiente y el 7 de febrero (5,3). Cientos de personas murieron o resultaron heridas a causa del terremoto y muchas viviendas e infraestructura de la zona quedaron destruidas.

Hasta el momento, se han sacrificado aproximadamente 4,7 millones de pollos a causa de la epidemia de la peste aviar.

IRAN, REPÚBLICA ISLÁMICA DEL (10 de febrero)

La producción de trigo para 2003 se ha estimado en un volumen sin precedentes de más de 13 millones de toneladas, 0,5 millones de toneladas más que la excelente cosecha del año pasado, y 2,8 millones de toneladas más que la media de los cinco años anteriores, como consecuencia de un tiempo favorable y de un considerable incremento de la ayuda financiera a la agricultura por parte del gobierno. Los cultivos principales sembrados actualmente son el trigo y la cebada. La recolección de la cebada comenzará en marzo, mientras que la del trigo dará comienzo alrededor de mayo/junio. Las perspectivas para la cosecha actual son favorables gracias a unas buenas precipitaciones recibidas y a unos precios rentables para los productores locales.

Según las estadísticas oficiales más recientes, alrededor de 41 000 personas murieron como consecuencia del terremoto registrado en Bam en diciembre del año pasado. Las conclusiones de una misión de la FAO enviada recientemente indican que el terremoto registrado en la región de Bam ha afectado gravemente al sector agrícola, que emplea más del 25 por ciento de la población total del distrito (230 000 habitantes). Sufrieron graves daños la infraestructura de riego tradicional, los canales de agua, algunos pozos, depósitos de cereales y otras instalaciones. Quedaron destruidos alrededor de 650 refugios para el ganado y se perdió un número significativo de animales, lo cual podría afectar al suministro de leche y a los medios de subsistencia de la mayoría de los agricultores.

El PMA ha proporcionado ayuda alimentaria a 100 000 personas más vulnerables de entre las víctimas del terremoto.

IRAQ* (11 de febrero)

Pese al mejoramiento de las precipitaciones en la región, las perspectivas para la cosecha de cereales de invierno de 2004 en el Iraq son inciertas. Puede que la producción de cereales se vea afectada por una grave escasez de fertilizantes y de otros insumos agrícolas. La producción total de cereales de 2003 se ha estimado en 4 120 000 toneladas (elaborado), alrededor de un 22 por ciento más que la producción del año anterior.

Las importaciones de cereales previstas en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se estiman en 3 440 000 toneladas. El sistema de distribución pública proporciona alimentos a toda la población de aproximadamente 26,3 millones de iraquíes. Aunque se ha logrado evitar la hambruna, sigue habiendo problemas de malnutrición crónica especialmente entre los grupos vulnerables, con inclusión de los niños y las madres a causa de una falta de diversidad nutricional. Para lograr una mejora notable en el bienestar nutricional de la población habrá que destinar una corriente considerable de recursos a la rehabilitación del sector agrícola y a la economía en general. Aunque existe la posibilidad de conseguir alimentos en cantidad y diversidad suficientes de las importaciones y de la agricultura interna, el acceso a los alimentos nutritivos sigue siendo un problema ya que más de la mitad de la población carece del poder adquisitivo para obtener en forma regular una alimentación apropiada.

ISRAEL (11 de febrero)

Las perspectivas iniciales para las cosechas de trigo y cebada de 2004, que se recogerán a partir de abril, son hasta ahora favorables, gracias a unas precipitaciones mejoradas. En años normales la producción interna de trigo satisface menos de una quinta parte de la necesidad total del país, mientras que el resto se importa comercialmente. En 2003, la producción total de trigo y cebada – estimada en 176 000 toneladas – fue ligeramente inferior a la del año anterior. Las importaciones de cereales en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 2,9 millones de toneladas.

JAPÓN (10 de febrero)

La cosecha principal de arroz que se sembró en mayo y en junio de 2003 se recogió en octubre-noviembre; la cosecha de trigo sembrada en septiembre–octubre se recogerá en junio-julio de 2004. La producción arrocera de 2003 se ha estimado en 9,7 millones de toneladas, el volumen más bajo desde 1993, debido a una reducción de las superficies plantadas y a un tiempo desfavorable, incluido un verano excepcionalmente frío.

La necesidad de importación de cereales en 2003/04 (julio/junio) se estima en 26,4 millones de toneladas (19,9 millones de toneladas de cereales secundarios, 5,9 millones de toneladas de trigo, 0,7 millones de toneladas de arroz). El gobierno japonés ha decidido mantener el objetivo oficial de producción arrocera para 2004 sin modificaciones respecto a 2003 en 8 540 000 toneladas.

JORDANIA (11 de febrero)

Las siembras de los cultivos de invierno de 2003/04 terminaron en diciembre en condiciones atmosféricas en general normales. Unas lluvias y nieve favorables recibidas en enero contribuyeron a mejorar la humedad del suelo.

La producción total de trigo y cebada en 2003 se estimó en 120 000 toneladas, más del doble de la media de los cinco años anteriores, pero un volumen semejante al de la cosecha de 2002. Normalmente, la producción interna de cereales satisface sólo una pequeña parte de las necesidades de consumo, cubriéndose el resto con importaciones. Las importaciones de trigo en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en 840 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. Las importaciones de cereales secundarios se pronostican en 900 000 toneladas, alrededor de 100 000 toneladas más que en 2002/03.

KAZAJSTÁN (6 de febrero)

Los informes más recientes indican un aumento de la superficie plantada este año con cereales secundarios a 755 000 hectáreas, frene a las 560 000 hectáreas sembradas en 2002/03. Unas condiciones atmosféricas rigurosas imperantes en algunas partes del país han comprometido algunos cereales de invierno, lo que podría redundar en rendimientos significativamente menores. Sin embargo, normalmente se resiembra en primavera una gran parte de la superficie de la cosecha de invierno fracasada. Los cereales de primavera son los cultivos más importantes, que representan más del 94 por ciento de la superficie total de cereales. Kazajstán ha surgido como un importante abastecedor en el mercado de exportación de cereales, proporcionando una gran parte del déficit de cereales de los países vecinos de la CEI y de otros países. Las exportaciones totales de cereales en la campaña comercial 2002/03 se estimaron en alrededor de 6,2 millones de toneladas, y las estimaciones para la campaña comercial actual se cifran en alrededor de 6 340 000 toneladas.

KIRGUISTÁN, REPÚBLICA DE (9 de febrero)

La superficie plantada con cereales de invierno se estima oficialmente en alrededor de 365 000 hectáreas, semejante a la superficie plantada en 2003. Según se informa la situación de los cultivos de invierno es buena y de mantenerse las condiciones atmosféricas favorables, puede estimarse provisionalmente un rendimiento medio de alrededor de 3 toneladas por hectárea. La utilización total de cereales se estima en alrededor de 1,9 millones de toneladas, mientras que la producción alcanza una media de alrededor de 1,6 millones de toneladas. El déficit de cereales se colma principalmente mediante importaciones comerciales, que se estiman en 187 000 toneladas para la campaña comercial actual (julio/junio).

LAO REPÚBLICA DEMOCRÁTICA POPULAR (10 de febrero)

La producción arrocera de la cosecha de 2003 se ha estimado en 2,5 millones de toneladas, lo que representa un volumen sin precedentes derivado de la expansión de la superficie sembrada con arroz y de la utilización de variedades de alto rendimiento.

Ha comenzado la siembra del arroz de regadío de la segunda temporada de 2004 y se prevé que terminará a finales de febrero. Esta cosecha representa aproximadamente el 15 por ciento de la producción arrocera anual.

LÍBANO (11 de febrero)

La siembra de los cultivos de trigo y cebada, que se recogerán a partir de junio, terminó en condiciones atmosféricas en general mejoradas. La producción de cereales en 2003 se estima en 139 000 toneladas, volumen ligeramente superior a la media.

Las importaciones de cereales, principalmente trigo en 2003/04 (julio/junio) se pronostican en aproximadamente 780 000 toneladas, casi como el año pasado.

MALASIA (10 de febrero)

La recolección de la cosecha principal de arroz, que representa alrededor del 60 por ciento de la producción arrocera total, ha comenzado y debería terminar en abril. El resto de la producción proviene de la cosecha sembrada fuera de estación en marzo/abril. La producción total de arroz en 2003 se ha estimado en un volumen sin precedentes de 2,4 millones de toneladas, aproximadamente un 15 por ciento más que el año pasado y un 16 por ciento más que la media de los cinco años anteriores, gracias a unas condiciones atmosféricas favorables. Malasia es un importador neto de cereales importantes. Las necesidades de importación del total de los cereales en 2003/04 serán, según las proyecciones, de 4,3 millones de toneladas (1,4 millones de toneladas de trigo, 0,6 millones de toneladas de arroz, y 2,4 millones de toneladas de cereales secundarios).

En enero de 2004 las lluvias incesantes inundaron algunas partes de Johor, el principal estado productor de palma de aceite de Malasia, obligando la evacuación de más de 3 000 personas y poniendo en serio peligro la producción de aceite de palma.

MONGOLIA* (10 de febrero)

En la parte septentrional de Mongolia (provincias de Tu, Bulgan y Selenge), la tierra está cubierta por una intensa nevada. Como la mayoría de los animales, especialmente las cabras y las ovejas, no pueden pastar en el invierno, dependen para su supervivencia de las existencias de piensos de invierno. La situación del ganado es buena en lo que va del invierno ya que la cubierta vegetal del verano pasado es relativamente buena en la mayor parte del territorio, lo que permitió a los ganaderos preparar más piensos que en los años anteriores.

La producción total de cereales en 2003 aumentó en un 26,5 por ciento con respecto al año pasado y en un 8,9 por ciento respecto a la media de los últimos cinco años. El aumento de los rendimientos compensó con creces la disminución de la superficie plantada, debida a la mala situación financiera de los productores después de tres años de sequía. Muchos productores cuentan con fondos insuficientes para comprar semillas, combustible y suministros agrícolas para la campaña de 2003.

La necesidad total de importación de cereales de 2003/04 se ha estimado en 248 000 toneladas, lo que representa alrededor de un 63 por ciento del consumo interno total. La mayor parte de esta necesidad tendrá que satisfacerse con ayuda internacional dado que el país tiene un grave problema de balanza de pagos.

MYANMAR (10 de febrero)

La recolección de la cosecha principal del arroz monzónico de 2003 y la siembra de la cosecha de regadío de la temporada seca han terminado. La producción arrocera de 2003 fue la mayor de los últimos diez años situándose en 24 640 000 toneladas, aproximadamente un 8,2 por ciento más que el nivel del año anterior y un 19,4 por ciento más que la media de los cinco años anteriores, como consecuencia de las reformas comerciales aplicadas en el sector arrocero. El gobierno adoptó en abril una decisión destinada a interrumpir su intervención en los sistemas de comercio y comercialización del arroz. Las producciones de trigo y maíz obtenidas en 2003 se estiman en 100 000 toneladas y 750 000 toneladas, respectivamente.

Como consecuencia de los constantes aumentos de la producción arrocera en los últimos años, el país ha vuelto a entrar en el mercado mundial como exportador de arroz.

A partir del 1 de enero de 2004, las exportaciones de arroz se han prohibido durante seis meses con el fin de bajar los precios. La prohibición indica de parte del gobierno una vuelta al mercado.

NEPAL (10 de febrero)

La recolección del arroz terminó en diciembre de 2003. La producción arrocera se estima en 4 160 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior. La producción total de cereales secundarios en 2003 se estima en 1,8 millones de toneladas, aproximadamente un 3,7 por ciento menos que la excelente cosecha del año anterior, pero superior en 1,1 por ciento a la media de los últimos cinco años.

PAKISTÁN (5 de febrero)

Según las estimaciones, la superficie sembrada con trigo de invierno (rabi) a finales de octubre y noviembre de 2003 es mayor que la del año anterior, debido al precio de sostenimiento anunciado oportunamente por el gobierno, como incentivo para los agricultores. La recolección comenzará a finales de marzo y continuará hasta julio; la mayor parte del trigo de invierno es de regadío. La producción de trigo en 2003 se estima provisionalmente en 19,3 millones de toneladas, aproximadamente un 5,6 por ciento más que el año anterior.

La producción de cereales secundarios recogida en noviembre de 2003, se estima en 2,1 millones de toneladas, volumen ligeramente inferior al del año anterior, mientras que el arroz se recuperó con respecto a los 6,9 millones de toneladas del año pasado a 6,7 millones de toneladas debido al tiempo favorable imperante este año.

El brote del virus de la peste aviar logró contenerse en la ciudad portuaria de Karachi, registrándose una pérdida de 3,5 millones de toneladas.

SIRIA (11 de febrero)

Gracias a unas condiciones atmosféricas favorables registradas recientemente, han mejorado las perspectivas para las cosechas de trigo y cebada que se recogerán a partir de mayo. La producción de trigo en 2003 se estima en un volumen superior a la media de 4,9 millones de toneladas. La producción de cebada aumentó significativamente a 1.1 millón de toneladas, alrededor de un 23 por ciento más que la media de los últimos cinco años.

Las importaciones de cereales en 2003/04 ((Julio/junio) se pronostican en 815 000 toneladas, más de la mitad del año pasado.

SRI LANKA (5 de febrero)

Muchas partes de Sri Lanka han recibido pocas precipitaciones desde septiembre, y en los principales sistemas de riego los niveles del agua bajaron considerablemente. Según un informe del Gobierno y una misión provisional llevada a cabo por un equipo de las Naciones Unidas en el país (FAO/PMA/PNUD), la producción arrocera se vio afectada por la sequía, especialmente en Badulla, Hambantota, Mannar, Kurunegala, Anuradhapura, Monaragala y Puttalam.

La cosecha de arroz de la temporada Maha sembrada en octubre y noviembre se recogerá en marzo y abril de 2004. La estimación de la producción de arroz en 2003 se mantiene sin modificaciones respecto del informe anterior en un nivel sin precedente de 3.1 millones de toneladas (1,9 millones de toneladas de arroz Maha y 1,2 millones de toneladas de arroz Yala) como consecuencia de una situación de seguridad mejorada, la rehabilitación de las actividades agrícolas en el norte y unas condiciones atmosféricas favorables.

La necesidad de importación de trigo para satisfacer las necesidades del consumo interno en 2003/04 se estima en 950 000 toneladas.

TAILANDIA (5 de febrero)

Entre las principales operaciones agrícolas actualmente en curso figuran la siembra del arroz de la segunda temporada que se recogerá a partir de mayo y junio. La cosecha principal de arroz sembrada en junio y julio de 2003, que representa más del 80 por ciento de la producción total, se recogió a partir de octubre y noviembre de 2003. Según las estimaciones, la producción arrocera de 2003 aumentará a un volumen sin precedente de 26.8 millones de toneladas, como consecuencia de condiciones atmosféricas propicias.

Tailandia es el principal exportador mundial de arroz con 8 millones de toneladas de exportaciones previstos en 2003/04.

También ha terminado la recolección de los cereales secundarios, principalmente maíz. La producción de 2003 se estima en 4,5 millones de toneladas, destinado casi todo para satisfacer las necesidades alimentarias. La demanda es débil debido al brote del virus de la peste aviar que ha causado la muerte de cinco personas en Tailandia y la destrucción, hasta ahora, de alrededor de 26 millones de pollos. El país tiene la cuarta industria avícola más grande del mundo, con exportaciones por un valor de 1,5 mil millones de dólares EE.UU.. Alrededor de 81 000 familias, empleadas en 30 000 granjas avícolas y en operaciones conexas, dependen de la industria avícola para su subsistencia.

TAYIKISTÁN* (9 de febrero)

Los informes más recientes indican que la superficie cultivada con cereales de invierno, estimada en 306 000 hectáreas, es semejante a las superficies notablemente aumentadas que se sembraron en 2002/03. Más del 87 por ciento de esta superficie total es para trigo y alrededor del 12 por ciento para cebada. El mejoramiento de las precipitaciones y la vasta cubierta de nieve ha creado condiciones ideales para el cultivo doble en las tierras bajas y en las tierras marginales que se están cultivando cada vez más. La situación de los cultivos de invierno es buena y se prevé que la cubierta de nieve que hay en las montañas proporcionará suficiente agua de riego para los cultivos de invierno y primavera. Si en primavera y a comienzos de verano las precipitaciones no disminuyen muy por debajo de la media, existiría una posibilidad real de obtener una segunda cosecha en las zonas de regadío. Aún cuando se obtuviera una cosecha récord, Tayikistán seguirá necesitando algunas importaciones de cereales para satisfacer las necesidades internas, estimadas en poco más de 1,1 millón de toneladas. La necesidad de importación de cereales durante la campaña comercial actual se estima en 391 000 toneladas, incluidas 103 000 toneladas de ayuda alimentaria.

El PMA ha estado prestando asistencia a aproximadamente 1 480 000 personas con 142 000 toneladas de alimentos en el marco de la actual operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR ), que comenzó en julio de 2003 y debería de terminar a principios de julio de julio de 2005.

TIMOR-LESTE, REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DE (5 de febrero)

Unas lluvias torrenciales caídas al final de diciembre de 2003 causaron graves inundaciones en algunas aldeas situadas en Cailaco (Propinsi). Las evaluaciones iniciales confirman que hasta 400 personas se vieron gravemente afectadas y 16 casas resultaron completa o parcialmente destruidas. A final de diciembre, La Oficina Nacional de Gestión de Desastres prestó apoyo a 26 familias con arroz, aceite de cocina, y equipos familiares. Quedan, sin embargo, necesidades importantes no cubiertas entre las personas más afectadas por las inundaciones.

TURKMENISTÁN (9 de febrero)

Los informes oficiales más recientes indican que la superficie cultivada con cereales de invierno es semejante a la superficie mucho mayor sembrada el año pasado. Durante los últimos años, el Gobierno ha tratado de alcanzar un nivel de autosuficiencia alimentaria aumentando la superficie sembrada con cereales a expensas de otros cultivos y cultivando tierras marginales y pastizales. La superficie sembrada con cereales, sobre todo trigo, se ha triplicado en el último decenio, pasando de 330 000 hectáreas en 1992 a alrededor de 940 000 en 2003. Los dos ríos principales, el Amu y el Murghab, son las principales fuentes de agua para riego en Turkmenistán, y ambos nacen en el Monte Hindukush, en Afganistán y Tayikistán. Se considera que la abundancia de cubierta de nieve y de precipitaciones recibidas en toda la región y, sobre todo, en el Hindukush, proporcionarán el agua para riego tan necesaria para el país desértico. Con los niveles actuales de producción el país ha alcanzado en general el objetivo de autosuficiencia alimentaria que se había establecido.

TURQUÍA (11 de febrero)

Las perspectivas iniciales para la cosecha de trigo y cebada de 2004 han mejorado con las lluvias intensas y las nevadas caídas últimamente. La producción de trigo en 2003, estimada en 20,5 millones de toneladas, superó en alrededor de un 4 por ciento a la media de los cinco años anteriores. La producción de cereales secundarios (principalmente cebada y maíz) también se incrementó en aproximadamente 200 000 toneladas respecto de la media de los cinco años anteriores, situándose en 11 millones de toneladas. La producción arrocera se pronostica en 370 000 toneladas, volumen ligeramente superior al del año anterior y a la media.

Las importaciones de trigo en 2003/04 ((Julio/junio) se pronostican en 500 000 toneladas, que se comparan con 1 millón de toneladas del año anterior. También se prevé una merma de las importaciones de maíz.

UZBEKISTÁN ( de febrero)

Unas condiciones atmosféricas propicias y los esfuerzos constantes desplegados por el gobierno para incrementar la producción de cereales ha permitido que este año se sembraran con cereales de invierno superficies semejantes a las grandes extensiones sembradas en 2002/03. La destrucción invernal es muy escasa y la situación de los cultivos es satisfactoria. Se considera que la abundante capa de nieve que cubre toda la región y las precipitaciones superiores a la media afectarán positivamente a los rendimientos y en algunas zonas permitirán dos cosechas al año. La producción total de cereales se estima provisionalmente y con prudencia en poco menos de 5 millones de toneladas, o sea alrededor de 321 000 toneladas menos que la cosecha mejorada del año pasado. La necesidad de importación de cereales durante el actual año de mercadeo estima en alrededor de 394 000 toneladas, incluidas unas 35 000 toneladas en ayuda alimentaria.

VIET NAM (9 de febrero)

Se han terminado de recoger las cosechas de arroz de verano y otoño y la de Lua Mua (o cosecha del “décimo mes” que se recoge en diciembre y enero. La producción del arroz cáscara en 2003 se ha estimado oficialmente en 34,7 millones de toneladas, volumen marginalmente superior a la de 2002, pese a los informes que indican una sequía prolongada en las regiones septentrionales y centrales.

En 2003/04, Viet Nam debería de exportar 4 millones de toneladas de arroz, un 2,8 por ciento más que en la campaña comercial anterior, con lo que el país se convierte en el segundo exportador mundial de arroz después de Tailandia. Viet Nam ha fijado como objetivo la exportación de 3,5 millones de toneladas de arroz en 2004/05.

En algunas partes la recolección de la cosecha de arroz de invierno y primavera comenzará a partir de mediados de febrero. Esta cosecha es la mayor de las tres cosechas anuales de arroz, que contribuye con alrededor del 36 por ciento de la producción total de arroz. La situación de los cultivos es normal.

La parte septentrional del país está gravemente afectada por la sequía, que podría destruir 22 000 hectáreas de arrozales.

Según funcionarios provinciales, la fiebre aftosa afecta a alrededor de 1 400 vacas, búfalos y cerdos de la parte central del país. La enfermedad comenzó en la provincia central de Quang Nam a finales de diciembre, lo que indujo a las autoridades locales a sacrificar 84 cerdos infectados. En cambio, las vacas y los búfalos infectados están recibiendo tratamiento y algunos se han recuperado.

Hasta el 10 de febrero, el brote del virus de la peste aviar había causado la muerte de 14 personas. Según las estimaciones, se han sacrificado o destruido más de 14 millones de pollos.

YEMEN (11 de febrero)

Están por comenzar los preparativos de la tierra para la siembra de las cosechas principales de sorgo y mijo que se recogerán hacia finales del año. La producción de la cosecha de sorgo de 2003 se estima en aproximadamente 213 000 toneladas, alrededor de un 26 por ciento menos que el año anterior y cerca del 44 por ciento menos que la media de los cinco años anteriores. También disminuyó la producción de trigo, situándose en 104 000 toneladas. La producción de maíz, estimada en 33 000 toneladas, fue inferior en un 19 y 34 por ciento a la de 2002 y a la media quinquenal, respectivamente. Las importaciones de cereales en 2004, principalmente trigo, se estiman en 2,5 millones de toneladas.

AMÉRICA CENTRAL (incluido el Caribe)

COSTA RICA (5 de febrero)

La recolección de la cosecha de cereales de la segunda temporada de 2003/04 está prácticamente terminada. Fuentes oficiales estiman provisionalmente la producción de arroz de 2003 en alrededor de 260 000 toneladas, es decir por debajo del nivel de 309 000 toneladas correspondiente a la media de los últimos 5 años. Se prevé que la producción de maíz (blanco) ascienda a 16 700 toneladas, volumen superior en un 42 por ciento aproximadamente a la producción de los dos años anteriores, afectada por las rachas secas. Sin embargo, la producción de maíz continúa la tendencia descendente de los últimos años, dado que el país importa la mayor parte de sus necesidades de consumo. La recolección de las cosechas de frijoles, importante alimento básico de la dieta de la población, también se halla bien avanzada y se estima provisionalmente en alrededor de 12 800 toneladas, es decir un volumen inferior a la media de los últimos 5 años, estimada en 14 500 toneladas.

CUBA (9 de febrero)

La siembra de la cosecha de arroz de invierno de 2004 está en curso, mientras que se ha terminado de recoger la cosecha de arroz de verano. La producción total de arroz de 2003 se estima provisionalmente en 315 000 toneladas, volumen cercano al del año anterior. La siembra de la cosecha de maíz de secano de la segunda temporada debería de comenzar en marzo/abril. La recolección de la cosecha de caña de azúcar de 2003/04, el principal producto agrícola de exportación, está en curso y fuentes oficiales indican una producción de 2,6 millones de toneladas, es decir una recuperación con respecto al bajo nivel de 2002/03, estimado en 2,2 millones de toneladas.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se pronostican en alrededor de 1 millón de toneladas, mientras que se prevé que las importaciones de arroz de 2004 (enero/diciembre) se sitúen en un nivel cercano al del año anterior, estimado en 550 000 toneladas.

EL SALVADOR* (5 de febrero)

La recolección de las cosechas de frijoles, arroz y cereales secundarios de la segunda temporada de 2003 ha llegado a su fin. Según las previsiones, la producción total de maíz, el principal cereal, ascenderá a 610 000 toneladas, es decir por encima de la media de los últimos 5 años. En cambio, la producción de arroz de 2003 se estimó solamente en 28 000 toneladas, como consecuencia de la disminución de las siembras.

La crisis del sector cafetero sigue afectando a amplios segmentos de la población rural, con repercusiones negativas en el estado nutricional. La comunidad internacional continúa enviando asistencia alimentaria y no alimentaria, en especial a los departamentos occidentales de Ahuachapán, Sonsonate y La Libertad, destinada a los grupos vulnerables, tales como niños menores de cinco años y mujeres embarazadas y madres lactantes.

GUATEMALA* (5 de febrero)

La recolección de la cosecha de cereales de la segunda temporada de 2003 está por terminar. Según las previsiones, las producciones totales de maíz y sorgo (primera y segunda temporada) deberían alcanzar el nivel medio de 1 millón de toneladas y 47 000 toneladas respectivamente. La producción de arroz de 2003 se situó en el nivel cercano a la media de 40 000 toneladas.

Las importaciones de maíz, principalmente amarillo, en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) deberían de aumentar ligeramente con respecto al año anterior, situándose en alrededor de 600 000 toneladas, mientras que las importaciones de trigo no deberían de variar con respecto al nivel del año pasado de 540 000 toneladas. La comunidad internacional sigue suministrando ayuda alimentaria a las familias rurales con elevados índices de malnutrición crónica y a las personas afectadas económicamente por la persistente crisis del sector cafetero.

HAITÍ* (19 de febrero)

La situación política del país sigue deteriorándose. La intensificación de la violencia en las últimas semanas ha ocasionado la pérdida de vidas humanas en varias zonas y está alterando todas las actividades económicas y comerciales. En el departamento septentrional, los desórdenes públicos han agravado la ya difícil situación alimentaria provocada por las intensas lluvias y las inundaciones registradas a finales de diciembre de 2003, que causaron graves daños a las viviendas, los cultivos, el ganado y las reservas de alimentos. La comunidad internacional hace frente a graves problemas para entregar la ayuda en las zonas afectadas por las inundaciones, así como en los departamentos propensos a la sequía del noroeste y la meseta central, en los que la malnutrición es un problema endémico. Estos problemas han de atribuirse principalmente al aumento de la inseguridad y al cierre de los caminos debido a los desórdenes políticos. De no reanudarse la entrega normal de la asistencia alimentaria en las próximas semanas, es probable que el nivel de seguridad alimentaria de alrededor de 270 000 personas se vea amenazado por una grave crisis alimentaria.

La recolección de la cosecha de cereales de la segunda temporada de 2003/04 está por terminar, mientras que acaba de comenzar la siembra de la cosecha de arroz de la primera temporada de 2004. Según las previsiones, las producciones de maíz y sorgo de 2003 deberían situarse en los niveles medios de 200 000 toneladas y alrededor de 100 000 toneladas respectivamente. Se prevé que las importaciones de trigo en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) se sitúen en un nivel cercano al del año anterior, estimado en 295 000 toneladas, mientras que las de arroz se estiman en 260 000 toneladas.

HONDURAS* (5 de febrero)

La recolección de las cosechas de frijoles y cereales de la segunda temporada de 2003/04 se halla muy avanzada. La producción total de maíz se pronostica en alrededor de 530 000 toneladas, es decir casi un 10 por ciento más que la media de los últimos 5 años. Según las previsiones, la producción de la cosecha secundaria de sorgo se situará en el nivel medio de 67 000 toneladas. La producción de arroz de 2003 se estima en 13 600 toneladas.

Según los pronósticos, las importaciones de trigo y maíz en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se situarán ligeramente por encima de los volúmenes importados el año anterior, estimados en 250 000 toneladas y 240 000 toneladas respectivamente. El descenso de los precios internacionales del café sigue afectando a varios millares de familias rurales en el sector. La comunidad internacional continúa suministrando asistencia alimentaria a las mujeres y los niños en los municipios en que los índices de malnutrición crónica superan el 50 por ciento.

MÉXICO (10 de febrero)

La recolección de la cosecha de maíz de secano de primavera/verano de 2003, que representa casi el 85 por ciento de la producción total, prácticamente ha llegado a su fin, mientras que la siembra de la cosecha de invierno se halla muy avanzada en los estados productores de Sinaloa, Chiapas y Veracruz. Los primeros pronósticos indican una producción total de maíz (de verano e invierno) en 2003/04 de casi 19,3 millones de toneladas, es decir un volumen semejante al de la buena cosecha del año anterior, como consecuencia del tiempo favorable. La recolección de la cosecha de sorgo de 2004 se halla todavía en curso, debido al retraso de las siembras en algunas zonas del noreste ocasionado por la falta de lluvias. La producción se estima provisionalmente en el nivel medio de 5,9 millones de toneladas. La siembra de la cosecha principal (invierno) de trigo de 2004 prácticamente ha terminado y las perspectivas para la producción son buenas.

Las importaciones de maíz en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) deberían de aumentar, pasando de casi 4,8 millones de toneladas a alrededor de 6,7 millones de toneladas, debido al crecimiento demográfico.

NICARAGUA* (5 de febrero)

Se ha terminado de recoger la cosecha postrera de maíz y frijoles de la segunda temporada de 2003/04, mientras que la siembra de la pequeña cosecha de la tercera temporada “apante”, principalmente en los departamentos de la costa atlántica (Región V, Ríos San Juan y Región Autónoma del Atlántico Norte), debería de comenzar en marzo. Según las previsiones, la producción total de maíz de 2003 se situará en el nivel sin precedentes de alrededor de 529 000 toneladas. También la producción de frijoles, un importante alimento básico, debería de alcanzar el nivel récord de 180 000 toneladas.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 se pronostican en el nivel medio de 120 000 toneladas. La crisis cafetera sigue afectando al país, especialmente a los principales departamentos productores de Matagalpa, Jinotega y Las Segovias, con repercusiones negativas en la seguridad alimentaria. La comunidad internacional continúa suministrando asistencia alimentaria, en especial a través de programas de alimentación escolar.

REPÚBLICA DOMINICANA (5 de febrero)

A pesar de algunos daños causados por las lluvias torrenciales y las subsiguientes inundaciones en los departamentos del noroeste y el noreste en noviembre y diciembre, la producción de arroz de 2003 (enero/diciembre) se estima provisionalmente en alrededor de 680 000 toneladas, lo que confirma los buenos resultados de los últimos cinco años. La recolección de las cosechas secundarias de maíz y sorgo de la segunda temporada está en curso y la producción total de cereales secundarios (primera y segunda temporada) se pronostica en un nivel medio de 52 000 toneladas.

AMÉRICA DEL SUR

ARGENTINA (9 de febrero)

Se ha terminado de recoger la cosecha de trigo de 2003 y la producción se estima oficialmente en alrededor de 13,2 millones de toneladas, superior en un 7,3 por ciento a la del año anterior. Este aumento obedece principalmente a las lluvias benéficas caídas en los últimos meses de 2003 en las principales zonas productoras de Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, que compensaron ampliamente la disminución de las producciones en Córdoba y La Pampa, afectadas por la prolongada sequía registrada durante el período de crecimiento de los cultivos. La cosecha de maíz de 2004 se terminó de sembrar a finales de enero, y la superficie sembrada se estima provisionalmente en 2,8 millones de hectáreas. La cosecha de arroz de 2004 se terminó de sembrar a finales de diciembre y el total de la superficie sembrada se estima provisionalmente en 169 000 hectáreas, es decir un aumento del 25 por ciento con respecto al año anterior. La producción de arroz de 2003 fue de 718 000 toneladas, continuando la tendencia descendente con respecto al nivel récord de 1,6 millones de toneladas obtenido en 1999.

BOLIVIA (9 de febrero)

Las persistentes e intensas lluvias caídas en enero provocaron inundaciones y deslizamientos de tierras en varias zonas de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Beni y Pando, que ocasionaron graves daños a las viviendas y la infraestructura. La comunidad internacional está suministrando ayuda alimentaria de urgencia a las personas afectadas en la ciudad de Trinidad en el departamento de Cochabamba. Sin embargo, las abundantes lluvias fueron benéficas para las cosechas de cereales en desarrollo, que habían resultado afectadas por las graves condiciones de tiempo seco imperantes en diciembre de 2003. Según se informa, los cultivos y pastizales se hallan actualmente en buenas condiciones. Siempre que persistan buenas condiciones climáticas en lo que resta del período de crecimiento, se prevé una buena cosecha de cereales (trigo, maíz y arroz) de la primera temporada de 2004, que se recogerá a partir de abril.

Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se pronostican en 250 000 toneladas, volumen semejante al del año anterior.

BRASIL (10 de febrero)

Las inundaciones y los aludes de lodo provocados por las incesantes lluvias caídas en enero afectaron a las regiones del Noroeste, Centro-Oeste y Noreste de Brasil, en especial a los estados de Sao Paulo y Mato Grosso, y ocasionaron pérdidas de vidas humanas y daños a la infraestructura. La recolección de la cosecha de trigo de 2003 acaba de terminar y la producción se estima oficialmente en el nivel sin precedentes de 5,6 millones de toneladas, es decir alrededor de un 90 por ciento más que la cosecha del año anterior. Este incremento se debe principalmente al aumento en un 21 por ciento de la superficie sembrada y a los efectos positivos que las condiciones meteorológicas favorables imperantes en los principales estados productores de Rio Grande do Sul y Paraná tuvieron en los rendimientos. La recolección de la cosecha de maíz (de verano) de la temporada principal de 2004 se halla en curso en los estados del centro-sur. Según se informa, los cultivos se encuentran en buenas condiciones y el pronóstico oficial cifra la producción en 33,8 millones de toneladas, 3 por ciento menos que en el mismo período del año anterior. Este descenso se debe principalmente a la sustitución de una parte de la superficie sembrada de maíz con la soja como consecuencia de los precios más atractivos y las oportunidades comerciales. En las zonas del centro y el sur está por comenzar la recolección de la cosecha de arroz de 2004. Se pronostica una producción de arroz sin precedentes de 11,7 millones de toneladas, debido al aumento de la superficie sembrada en los principales estados productores de Rio Grande do Sul y Mato Grosso como consecuencia de la subida de los precios internos.

COLOMBIA (9 de febrero)

Las intensas lluvias, las inundaciones y los aludes de lodo registrados en diciembre causaron graves daños a las viviendas y la infraestructura, especialmente en los departamentos de Córdoba, Antioquia, Choco y Cundinamarca. La recolección de las cosechas de cereales de la segunda temporada de 2003/04 prosigue en condiciones meteorológicas normales. En 2003, la producción de maíz totalizó alrededor de 1,2 millones de toneladas, volumen cercano a los buenos resultados obtenidos en los últimos tres años, mientras que la producción de sorgo debería de situarse en el nivel medio de 230 000 toneladas. Según los pronósticos, la producción de la cosecha principal de arroz alcanzará el volumen sin precedentes de 2,5 millones de toneladas, debido principalmente al aumento de la superficie sembrada.

Se prevé que las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se sitúen en 1,2 millones de toneladas, nivel semejante al del año anterior; y que las de maíz aumenten a 2,2 millones de toneladas, debido al incremento de la demanda para pienso. La comunidad internacional está suministrando asistencia alimentaria a la población desplazada en el interior del país, víctima de las persistentes luchas civiles que afectan al país.

CHILE (10 de febrero)

La recolección de la cosecha de trigo de 2003/04 está bien avanzada y la producción se pronostica en 1,8 millones de toneladas, es decir cercana al buen nivel del año anterior. La recolección de la cosecha principal de maíz de 2004 debería de comenzar a partir de marzo. Como consecuencia de las condiciones de crecimiento favorables, se prevé una producción sin precedentes de 1,2 millones de toneladas.

Las importaciones de trigo y maíz en la campaña comercial 2003/04 (julio/junio) probablemente se sitúen en niveles semejantes a los del año anterior, estimados en 400 000 toneladas y 1 millón de toneladas respectivamente.

ECUADOR (19 de febrero)

La producción de arroz de 2003 se estima en alrededor de 1,2 millones de toneladas. Las siembras de la cosecha principal de maíz amarillo (de invierno) y de la cosecha principal de arroz se interrumpieron en las zonas costeras debido a las condiciones meteorológicas desfavorables. En especial, el tiempo seco imperante en el mes de enero en los departamentos de Los Ríos, Manabi y Guayas ocasionó pérdidas en la superficie sembrada de cereales. Mientras el Ministerio de Agricultura realiza una evaluación detallada de la situación, han comenzado a caer de nuevo unas lluvias normales y se han reanudado las siembras. Aunque estas lluvias favorables podrían permitir que se vuelvan a sembrar algunas hectáreas de arroz y maíz, ello dependerá principalmente de la disponibilidad de créditos. Según las previsiones, las importaciones comerciales de trigo y maíz en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) se situarán en niveles cercanos a los del año anterior, es decir 400 000 toneladas y 350 000 toneladas respectivamente.

PERÚ (10 de febrero)

La siembra de la cosecha de maíz amarillo está en curso, mientras que se ha terminado de plantar la mayor parte de la cosecha de maíz blanco. Según las previsiones, las siembras totales de maíz se situarán en un nivel cercano a las 560 000 hectáreas sembradas en los dos años anteriores. La siembra de la cosecha de trigo de 2004 ha comenzado en la sierra meridional, donde se cultiva para el consumo humano directo. Suponiendo que durante el período de crecimiento perduren condiciones meteorológicas normales, la producción debería de situarse en el nivel medio de 190 000 toneladas. El país depende sobremanera de las importaciones para satisfacer su creciente demanda, principalmente para la fabricación de pan. Las importaciones de trigo en la campaña comercial de 2004 (enero/diciembre) se pronostican en 1,4 millones de toneladas, un ligero aumento con respecto al año anterior como consecuencia del crecimiento demográfico. La siembra de la cosecha de arroz de regadío de 2004 está en curso. La producción de arroz de 2003 se estimó en el nivel récord de 2,3 millones de toneladas, debido al aumento de las siembras como consecuencia del apoyo gubernamental a través de créditos para la compra de insumos. Las importaciones de maíz en la campaña comercial 2004 (enero/diciembre) deberían de disminuir con respecto al nivel de 925 000 toneladas del año pasado, debido a las buenas perspectivas de la producción nacional.

URUGUAY (10 de febrero)

La recolección de la cosecha de arroz de 2004, el principal cereal del país, comenzará a partir de marzo. Según las previsiones, la producción alcanzará el nivel sin precedentes de 1 150 000 toneladas, con un excedente de exportación de alrededor de 1 millón de toneladas. Este aumento obedece principalmente al incremento del 20 por ciento de la superficie sembrada en respuesta a la subida de los precios internacionales. Se ha terminado de recoger la cosecha de trigo de 2003 y fuentes oficiales cifran la producción en alrededor de 300 000 toneladas, pues las condiciones meteorológicas favorables deberían compensar la disminución de la superficie sembrada. En cambio, se estima que la superficie sembrada de maíz en 2004 se ha elevado en un 30 por ciento con respecto a la del año anterior, en respuesta al aumento de los precios internos. Según los pronósticos, la producción aumentará a 220 000 toneladas.

VENEZUELA (10 de febrero)

Aunque el maíz se siembre todo el año, la mayor parte de la cosecha de maíz de 2003 (principalmente blanco) se terminó de recoger en diciembre y la producción se estima provisionalmente en el nivel superior a la media de 1,6 millones de toneladas aproximadamente. Este resultado ha de atribuirse sobre todo a las repercusiones positivas en los rendimientos de las condiciones meteorológicas favorables imperantes en las principales zonas productoras de Guárico. En cambio, la producción de arroz de 2003 se estima provisionalmente en alrededor de 0,6 millones de toneladas, es decir por debajo de la producción media de 0,7 millones de toneladas. Este volumen es cercano al del año anterior, que también fue afectado por la disminución de la superficie sembrada debido a la falta de agua para riego en el estado de Guárico.

Según las previsiones, las importaciones de trigo y maíz en la campaña comercial de 2003/04 (julio/junio) ascenderán a 1,2 millones de toneladas y 500 000 toneladas respectivamente.

EUROPA

UE (10 de febrero)

Las perspectivas de las cosechas de cereales de invierno sembradas el pasado otoño son buenas, como consecuencia del tiempo generalmente favorable imperante hasta ahora en el invierno. Para impulsar un aumento de la producción de cereales en 2004, la Comisión Europea (CE) redujo la detracción obligatoria de tierras de cultivo al 5 por ciento, frente al 10 por ciento de 2003. Aunque la decisión se adoptó demasiado tarde como para influir sensiblemente en las decisiones sobre las siembras de los cereales de invierno en la mayoría de los países, las últimas informaciones indican que, a pesar de todo, la superficie sembrada de trigo de invierno ha aumentado, y que ello ha ocurrido independientemente de la reforma normativa. El aumento más importante se ha registrado en Francia, donde la recolección temprana de la cosecha de maíz del año anterior permitió preparar a tiempo los campos para la siembra del trigo de invierno, y los productores mostraron interés en destinar de nuevo una parte de la superficie a cultivar trigo de invierno después de la reducción del año pasado, especialmente en vista de un aumento previsto de los rendimientos económicos del trigo en 2004. Entre los demás principales productores de la Comunidad, donde se estima provisionalmente que la superficie sembrada de trigo de invierno ha aumentado, figuran Alemania, el Reino Unido y España. También es probable que la superficie sembrada de cereales secundarios aumente en general, y, según las previsiones, la superficie sembrada de cereales de primavera aumentará en toda la Comunidad, siempre que lo permitan las condiciones meteorológicas. Se prevé que los productores aprovechen al máximo la reducción de las obligaciones relativas a la detracción de tierras, especialmente en vista del mejoramiento de las perspectivas del mercado de cereales en la Comunidad para el próximo año.

BELARÚS (5 de febrero)

Las condiciones de tiempo favorables, asociadas a la adecuada disponibilidad de semillas, maquinaria y otros insumos, y a los precios relativamente elevados de los cereales, han impulsado a los agricultores a aumentar la superficie sembrada de cereales de invierno a 1,1 millones de hectáreas, frente a las 992 000 hectáreas de 2003. La nieve caída en los dos meses anteriores ha protegido adecuadamente los cultivos de invierno. Dado que las condiciones meteorológicas favorables persisten, Belarús va en camino de mantener el elevado nivel de producción de los últimos años. El Gobierno está tratando de aumentar la producción de cereales, para atender tanto las necesidades del consumo invierno como las de exportación. Sin embargo, el país sigue siendo un importador neto de cereales, principalmente de maíz y de trigo de calidad alimentaria. La cosecha total de cereales del año pasado totalizó 5,1 millones de toneladas y las necesidades de importación de cereales en la campaña comercial de 2003/04 se estiman en 446 000 toneladas.

BOSNIA Y HERZEGOVINA (10 de febrero)

Los últimos informes indican que la superficie sembrada de cereales de invierno, principalmente maíz y cebada, será semejante a la del año anterior, y se estima que las condiciones de los cultivos son satisfactorias. Las cosechas de primavera son las más importantes del calendario agrícola nacional, pues representan más del 80 por ciento del total de los cereales. Las cosechas de invierno y primavera son muy susceptibles a las condiciones meteorológicas adversas, por lo que es demasiado temprano para formular un pronóstico sobre la cosecha de cereales de este año. Las condiciones climáticas adversas del año pasado afectaron considerablemente a las cosechas de invierno y primavera, y el volumen global de las cosechas de cereales superó apenas el nivel de 1 millón de toneladas, es decir alrededor de 234 000 toneladas menos que la cosecha de 2002. La producción no puede cubrir las necesidades, ni siquiera cuando se recoge una buena cosecha. Las necesidades totales de importación de cereales para 2003/04 se estiman en casi 510 000 toneladas, incluidas 100 000 toneladas de ayuda alimentaria.

BULGARIA (10 de febrero)

Los informes oficiales cifran la superficie sembrada de trigo de invierno en alrededor de 940 000 hectáreas, frente a las 900 000 hectáreas del año anterior. Según se informa, las condiciones de la cosecha son excelentes hasta ahora, y, en caso de que se registren unas condiciones meteorológicas normales, la producción de trigo de 2004 debería aumentar considerablemente con respecto al nivel reducido por la sequía del año pasado.

CROACIA (10 de febrero)

Los últimos informes indican que las condiciones de la cosecha de invierno son satisfactorias y que se ha sembrado de cereales de invierno una superficie semejante a la del año anterior. El Gobierno tiene proyectado igualar la cosecha mejorada de 2001/02. Es demasiado temprano para predecir el volumen de la cosecha de este año, pero las condiciones generales de crecimiento parecen favorables. Después de una primavera y verano excepcionalmente secos, la cosecha total de cereales disminuyó, pasando de 3,7 millones de toneladas en 2001/02 a 2,5 millones de toneladas en 2002/03. Las necesidades totales de importación de cereales en la actual campaña comercial se estiman en 192 000 toneladas, mientras que en los últimos 5 años Croacia fue un exportador neto de cereales.

ESTONIA (10 de febrero)

Los últimos informes indican que la superficie total sembrada de cereales será semejante a la de 2002. La superficie sembrada de cereales de invierno, estimada en alrededor de 38 000 hectáreas, no representa más que el 14 por ciento del total. Estonia depende de las importaciones comerciales para atender sus necesidades de consumo. Las necesidades de importación de cereales en la actual campaña comercial se estiman en alrededor de 243 000 toneladas. La producción media de cereales en los últimos 5 años se estima en 570 000 toneladas aproximadamente.

EX REPÚBLICA YUGOSLAVA DE MACEDONIA (10 de febrero)

Las perspectivas para las cosechas de cereales de invierno son por lo general satisfactorias, a pesar de algunos retrasos en las siembras ocasionados por las condiciones climáticas desfavorables y la persistencia de un tiempo seco en algunas partes. A mediados de diciembre, se estimaba que la superficie sembrada de cereales de invierno había alcanzado casi el 90 por ciento del objetivo de 180 000 hectáreas, pero las previsiones indicaban que se terminaría de sembrar el porcentaje restante. El avance lento de la actividad de la siembra fue más evidente entre las grandes cooperativas (la mayoría de propiedad del estado), debido a la falta de financiación, el problema no resuelto del régimen de propiedad y la falta de semillas de calidad.

En respuesta a la reducida oferta interna de trigo como consecuencia de las escasas cosechas de los últimos años, y debido también a la ajustada situación de los suministros en toda Europa, el Gobierno anunció en enero la prohibición de las exportaciones de trigo y harina de trigo hasta el 30 de junio de 2004.

FEDERACIÓN DE RUSIA (5 de febrero)

La adecuada humedad del suelo y las condiciones meteorológicas propicias imperantes a comienzos del invierno en todo el país favorecieron la siembra de cereales de invierno. Se ha sembrado de cereales de invierno una superficie superior en un 13 por ciento a la de 2003, pero inferior en más de un 11 por ciento a la que se tenía proyectado sembrar para igualar a la de 2002. Según se informa, el insuficiente acceso a semillas y otros insumos en algunas partes de la Federación de Rusia es la causa principal de que se esté sembrando de cereales de invierno una superficie menor que la prevista. La caída de una cubierta de nieve suficiente en la mayor parte del país protegió a las cosechas de cereales de invierno del crudo clima invernal imperante en estos últimos días. Por tanto, se estima que la destrucción invernal, que en promedio varía de 1,5 a 2 millones de hectáreas, se ha reducido considerablemente. Los pronósticos preliminares cifran la producción total de cereales en alrededor de 78 millones de toneladas, es decir alrededor de un 19 por ciento más que la cosecha de 2003, pero casi un 9 por ciento menos que la abundante cosecha de 2002. Las condiciones meteorológicas adversas imperantes el año pasado afectaron considerablemente a la cosecha de cereales y las exportaciones descendieron a 5,4 millones de toneladas, frente al volumen sin precedentes de 18,3 millones de toneladas exportadas en la campaña comercial de 2002/03.

Las operaciones militares y los desórdenes públicos en Chechenia continúan alterando las actividades sociales y económicas. El conflicto ha provocado el desplazamiento de más de 300 000 personas, de las cuales 100 000 viven en la ciudad vecina de Ingushetia. El PMA tiene proyectado suministrar 47 882 toneladas de alimentos a alrededor de 259 000 personas de entre la población más vulnerable de Chechenia e Ingushetia durante un período de 18 meses a partir de enero de 2004.

HUNGRIA (10 de febrero)

Se estima que la superficie sembrada de cereales de invierno en Hungría ha aumentado ligeramente con respecto a la del año anterior y que la humedad del suelo es adecuada hasta la fecha, lo cual sugiere que la producción se recuperará considerablemente este año después de la sequía de 2003, siempre que prevalezcan condiciones normales.

LETONIA (9 de febrero)

Los últimos informes indican que este año se ha sembrado de cereales de invierno una superficie semejante a la del año anterior, estimada en alrededor de 144 000 hectáreas. El trigo y el centeno son los más importantes cereales de invierno. Se supone que las cosechas de invierno se encuentran en buenas condiciones después de la caída de una amplia cubierta de nieve, que ha protegido a los cultivos del frío invernal. Según las estimaciones, la producción de cereales de invierno igualará a las buenas cosechas de los últimos años, siempre que prevalezcan condiciones meteorológicas normales. El año pasado, Letonia recogió un total de 980 000 toneladas de cereales y las necesidades de importación en la actual campaña comercial se estiman en 141 000 toneladas.

LITUANIA (9 de febrero)

Las condiciones meteorológicas favorables y el aumento del acceso a los insumos agrícolas, además de los precios relativamente elevados de los cereales, han alentado a los agricultores a sembrar 400 000 hectáreas de cereales de invierno, una superficie igual a la del año anterior. Según se informa, la destrucción invernal se sitúa ligeramente por encima a la del año anterior. La cosecha total de cereales de invierno se estima provisionalmente en 1,2 millones de toneladas aproximadamente, es decir alrededor de 140 000 toneladas menos que la cosecha mejorada del año pasado. Las cosechas de invierno y de primavera tienen la misma importancia en el calendario agrícola del país y por lo general algunas de las superficies dañadas se vuelven a sembrar en primavera. La producción de cereales es suficiente para atender las necesidades internas.

MOLDOVA (6 de febrero)

La superficie sembrada de cereales de invierno, principalmente trigo y cebada, se estima en 313 000 hectáreas, es decir alrededor de 184 000 hectáreas menos que las previstas inicialmente. A pesar de las condiciones meteorológicas favorables, los agricultores no tuvieron suficiente acceso a semillas, maquinaria, combustibles y fertilizantes, después de la mala cosecha del año anterior, la peor de que se tenga memoria. Las esperanzas están puestas en las cosechas de primavera, que son muy susceptibles a las precipitaciones y temperaturas de la primavera y el verano. La cosecha de trigo del año pasado se estimó en 102 000 toneladas, frente al volumen de casi 1,2 millones de toneladas del año anterior, mientras que la de cebada se redujo, pasando de 256 000 toneladas a sólo 48 000 toneladas. La cosecha de maíz sembrada a finales de la primavera y comienzos del verano del año pasado produjo más de 1,5 millones de toneladas, frente al volumen de 1 190 000 toneladas recogidas en 2002, considerada una cosecha sin precedentes.

POLONIA (10 de febrero)

Las primeras indicaciones sugieren que la producción de cereales se recuperará en 2004, después del nivel reducido por la sequía del año anterior. Se prevé que la superficie total sembrada de cereales aumente en 2004 en respuesta a las mejores perspectivas para los precios en la próxima temporada. Según las informaciones, ya ha aumentado el tamaño de la superficie sembrada de cereales de invierno. Se estima que las cosechas de invierno se encuentran hasta la fecha en condiciones satisfactorias y, si en lo que resta de la temporada perduran unas condiciones meteorológicas normales, bastarán unos rendimientos medios, después de los bajos niveles del año anterior, para garantizar un aumento considerable de la producción.

REPÚBLICA CHECA (10 de febrero)

La producción de cereales posiblemente se recupere en 2004 con respecto al bajo nivel del año pasado. Debido a que se ha sembrado de nuevo una superficie normal y a los rendimientos medios, la producción podría aumentar en un 1 millón de toneladas aproximadamente, frente al volumen de apenas 5,7 millones de toneladas de la cosecha afectada por la sequía de 2003. Las condiciones meteorológicas han sido favorables hasta ahora para los cereales de invierno, que representan la mayor parte de la producción de cereales del país.

REPÚBLICA ESLOVACA (10 de febrero)

Se prevé que la producción de cereales se recuperará en 2004 con respecto al nivel reducido del año anterior, gracias a las condiciones meteorológicas generalmente favorables imperantes hasta la fecha y a los adecuados incentivos de precios ofrecidos a los productores de cereales en toda la región en esta temporada.

RUMANIA (10 de febrero)

Se prevé que la producción de cereales se recupere en 2004 debido al aumento de las siembras y los rendimientos. Un primer pronóstico oficial cifra la producción de trigo de 2004 en alrededor de 6 millones de toneladas (frente a los 2,5 millones de toneladas de 2003), como consecuencia de las condiciones climáticas favorables imperantes durante la siembra, que permitieron sembrar una superficie media y garantizaron buenas condiciones para el brote y establecimiento de los cultivos.

SERBIA Y MONTENEGRO* (10 de febrero)

Se ha sembrado de cereales de invierno, principalmente trigo y cebada, una superficie semejante a la del año anterior, y se supone que las cosechas de invierno se hallan en condiciones satisfactorias. En los últimos seis años, la producción de cereales varió entre 5 y 10 millones de toneladas, debido a la gran inestabilidad de las condiciones meteorológicas. A causa de esta inestabilidad, es demasiado temprano para hacer un pronóstico sobre la cosecha de este año. Sin embargo, el Gobierno prevé igualar la buena cosecha de 2001, estimada en 8,9 millones de toneladas. La cosecha total del año pasado ascendió a 5,5 millones de toneladas, casi 3 millones de toneladas menos que el año anterior. En la actual campaña comercial, las necesidades totales de importación de cereales, principalmente trigo, se estiman en 500 000 toneladas, incluidas 60 000 toneladas de ayuda alimentaria.

La actual operación prolongada de socorro y recuperación (OPSR) debería de terminar a finales de marzo de 2004. En el marco de la fase actual de esta OPSR, que comenzó en julio de 2003, un total de 63 200 personas, de entre la población vulnerable y la desplazada internamente, recibirá 12 237 toneladas de alimentos.

UCRANIA (5 de febrero)

La superficie sembrada de cereales de invierno, con 6,8 millones de hectáreas, representa sólo el 86 por ciento del objetivo y casi 1 millón de hectáreas menos que la media de los últimos cinco años. Supuestamente, las condiciones meteorológicas adversas imperantes durante la temporada de siembra y la falta de suficientes semillas, maquinaria agrícola, combustibles y fertilizantes han contribuido a este descenso. Los últimos informes indican que más del 70 por ciento de las cosechas se hallan en buenas condiciones; generalmente este porcentaje es mucho menor debido a que con el invierno se pierden entre 1 y 1,5 millones de hectáreas. Se estima que la adecuada humedad del suelo y la cubierta de nieve reduzcan la destrucción invernal este año. El año pasado, las pérdidas de superficies sembradas ocasionadas por el invierno se estimaron en 3,7 millones de héctareas, por lo que la cosecha de cereales de invierno fue la más baja de la historia, con 4,2 millones de toneladas, frente a los 22 millones de toneladas aproximadamente de 2002. El Gobierno está tratando de aumentar la superficie sembrada con cereales de primavera para compensar el descenso de la sembrada con cereales de invierno. La cosecha total de cereales de 2003 ascendió a 19,9 millones de toneladas, en comparación con los 36,3 millones de toneladas del año anterior. Ucrania se convirtió en un importador neto de cereales, con importaciones estimadas en 3,6 millones de toneladas, durante la actual campaña comercial. Las exportaciones en la campaña comercial de 2002/03 ascendieron al nivel récord de 10,7 millones de toneladas.

AMÉRICA DEL NORTE

CANADÁ (9 de febrero)

Canadá Agricultura y Agroalimentación dio a conocer sus perspectivas para la siembra de las cosechas de 2004/05 a comienzos de febrero. La cosecha de trigo de invierno relativamente pequeña que se recogerá en 2004 ya se ha sembrado y la superficie se estima en alrededor de 600 000 hectáreas, es decir aproximadamente un 10 por ciento menos que el nivel récord del año pasado. Las siembras se redujeron considerablemente en el Canadá oriental debido a las malas condiciones para los trabajos de campo durante el otoño. Las primeras indicaciones sobre la cosecha principal de trigo de primavera apuntan a una ligera disminución de la superficie y la producción de trigo blando, pero a un aumento considerable de las de trigo duro. Se prevé que la superficie sembrada de trigo blando disminuya en un 4 por ciento aproximadamente en respuesta a las limitadas perspectivas para los precios en comparación con el año anterior, especialmente para el trigo blando en relación con otros cultivos. Por tanto, incluso suponiendo condiciones meteorológicas normales durante toda la temporada y un rendimiento medio, la producción podría disminuir ligeramente y alcanzar apenas un volumen de alrededor de 19 millones de toneladas. En cambio, la superficie sembrada de trigo duro debería de aumentar en un 4 por ciento aproximadamente, como consecuencia de los continuas primas para el trigo duro en el año pasado, en comparación con el trigo blando. Además, suponiendo que el rendimiento medio del trigo duro vuelva a la normalidad después del bajo nivel de 2003, la producción de trigo duro debería de aumentar en más de un 20 por ciento, situándose en torno a los 5,2 millones de toneladas. La cosecha total de trigo se pronostica provisionalmente en alrededor de 24,3 millones de toneladas, 3,3 por ciento más que en 2003.

Asimismo, se prevé que la producción de cereales secundarios aumente en 2004 en un 5 por ciento aproximadamente, situándose en 27,9 millones de toneladas. Aunque se pronostica que la superficie sembrada de cebada, el principal cereal secundario, disminuya ligeramente, se prevé que el volumen de corte para forraje sea inferior a la media de los últimos años, por lo que la superficie cosechada debería aumentar. También se estima que los rendimientos de la cebada aumenten ligeramente este año, después de que un tiempo más seco de lo normal continuara afectando a algunos cultivos el año pasado. Sin embargo, al igual que el año anterior, los rendimientos de los cereales en 2004 dependerán principalmente de la caída oportuna de lluvias, pues las condiciones de humedad del subsuelo todavía no llegan a ser normales en algunas zonas que siguen padeciendo los efectos de la sequía desde 2002.

ESTADOS UNIDOS (9 de febrero)

La superficie plantada de trigo de invierno para la cosecha de 2004 se estima oficialmente en 17,6 millones de hectáreas, un 3 por ciento menos que la del año anterior. La superficie sembrada con trigo duro rojo de invierno se redujo en un 4 por ciento y, según se informa, en las zonas occidentales y meridionales de las Grandes Praderas la mayoría de las cosechas resultaron afectadas por la falta de humedad durante la brotación y el establecimiento, lo que probablemente haya tenido efectos negativos en la resistencia de los cultivos al frío. Además, teniendo en cuenta la limitada cubierta de nieve en muchas partes de las Praderas, extensas superficies con cultivos en estado de latencia han quedado expuestas a las bajas temperaturas. La superficie sembrada de trigo blando blanco de invierno también se redujo debido a la falta de humedad durante el período de la siembra. En cambio, la superficie sembrada de trigo blando rojo de invierno en los estados de la franja del maíz aumentó ligeramente con respecto al año anterior, como consecuencia del incremento de los incentivos para los productores de este cultivo que el año pasado tuvo un buen rendimiento en comparación con los demás. En este momento, teniendo en cuenta que no se prevén mayores cambios en la superficie sembrada con trigo de primavera y dada la reducida superficie sembrada y las condiciones relativamente malas de la cosecha principal de trigo de invierno, parece que es probable que la producción total de trigo de los Estados Unidos disminuya ligeramente en 2004 con respecto a la cosecha del año anterior, que fue la más abundante de los últimos 5 años (63,6 millones de toneladas).

OCEANÍA

AUSTRALIA (10 de febrero)

La cosecha de trigo de 2003 que acaba de recogerse se estima oficialmente en 23,9 millones de toneladas, casi un 37 por ciento más que la cosecha muy reducida por la sequía del año anterior y superior a la media de los 5 años anteriores a la sequía de 2002. La cosecha de cereales secundarios de invierno de 2003 también se ha recuperado considerablemente con respecto al nivel reducido por la sequía del año pasado, con lo que la producción total de cereales secundarios de 2003 totaliza 12 millones de toneladas (frente a los 7,6 millones de toneladas de 2002). Las perspectivas iniciales para la cosecha de cereales secundarios de verano de 2004 (principalmente sorgo) son muy favorables, como consecuencia de las lluvias benéficas caídas en Queensland, la principal región productora. En Nueva Gales del Sur, la prolongación de la sequía hasta hace poco volvió a reducir ligeramente las siembras, pero las perspectivas de rendimiento de los cultivos sembrados en esta zona son buenas. La producción de sorgo en 2004 se pronostica oficialmente en 2,0 millones de toneladas, frente al volumen de 1,5 millones de toneladas de 2003.


Página anteriorInicioPágina siguiente