FAO/SMIA - Cosechas y escaseces alimentarias No.2, junio 2005

Página anteriorInicioPágina siguiente

NOTICIAS MÁS IMPORTANTES

ÁFRICA: En el África oriental, las intensas lluvias e inundaciones han causado pérdidas de vidas humanas y destruido cultivos e infraestructuras en algunos países, pero las perspectivas para las cosechas actuales han mejorado. En el África austral (excluido Sudáfrica), se estima que las necesidades de importación de cereales en 2005/06 superan en alrededor de un 30 por ciento las del año pasado debido a las cosechas considerablemente reducidas de Malawi, Zambia y Zimbabwe. Por otro lado, Sudáfrica tendría más que suficientes excedentes exportables de maíz para satisfacer las necesidades de importación de la subregión. En el África occidental, la situación alimentaria ha ido empeorando en los países del Sahel afectados por las langostas del desierto y la sequía, principalmente Malí, Mauritania y el Níger. Para evitar que la situación siga empeorando se necesitan urgentemente fondos y ayuda alimentaria.

ASIA/CERCANO ORIENTE: Casi cinco meses después del tsunami, y mientras continúan las actividades de recuperación y reconstrucción, la mayor parte de las personas desplazadas depende todavía de la ayuda alimentaria. En la RPD de Corea, millones de personas vulnerables dejarán de recibir ayuda alimentaria dentro de poco, a menos que llegaran cuantiosos donativos de alimentos. En Mongolia, la situación del suministro de alimentos sigue siendo inestable debido a otro crudo invierno experimentado tras la sequía del último verano. En otras partes de Asia, la sequía ha afectado gravemente a los cultivos en algunos países, especialmente Tailandia, Viet Nam, Camboya, China, y Laos. En los países de la CEI asiática y en Afganistán, las perspectivas apuntan a otra buena cosecha para este año, debida principalmente a unas condiciones atmosféricas favorables.

AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: No obstante la estación de las lluvias que comenzó recientemente, Cuba y Haití han quedado gravemente afectados por un período seco prolongado, lo que hace prever una merma de la producción de los principales cultivos alimentarios básicos. En América Central, se continúa proporcionando ayuda alimentaria a las comunidades vulnerables en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, debido principalmente a los desastres sufridos anteriormente. En Brasil, la sequía ha afectado a la cosecha de maíz, especialmente en los principales estados productores del sur. En el Ecuador, las lluvias fuertes caídas al final de abril afectaron a la cosecha del arroz de invierno de 2005 a punto de recogerse.

EUROPA: En la UE se pronostica una disminución de la producción de cereales en 2005, tras la abundante cosecha del año pasado, lo que se explica por la reducción de la superficie y unos rendimientos menores con respecto a los altos niveles del año pasado. Sin embargo, mientras en la mayoría de los países miembros los rendimientos y las producciones siguen estando algo por encima del nivel medio, en España y Portugal las perspectivas son malas a causa de una sequía persistente. Pese a unas condiciones generalmente favorables, también se prevé una merma de la producción en los países balcánicos, en los que los rendimientos tampoco alcanzarían los niveles excepcionalmente buenos del año pasado. En la CEI europea, la plantación de los cereales de primavera se retrasó debido a las condiciones desfavorables del tiempo, y la destrucción invernal fue reducida gracias al espesor superior a la media de la nieve caída que sirvió de cubierta de protección.

AMÉRICA DEL NORTE: Las perspectivas siguen siendo generalmente favorables para los cultivos de trigo que se encuentran en diferentes fases de crecimiento en toda la región. En los Estados Unidos, se pronostica que la producción de trigo decrecerá marginalmente, y también debería disminuir la de los cereales secundarios al haberse normalizado los rendimientos tras los niveles máximos alcanzados el año pasado. En Canadá, acaba de plantarse la mayor parte de los cultivos de cereales de 2005, previéndose una producción superior a la media, aunque no tan buena como la de 2004.

OCEANÍA: En Australia se prevé una producción de cereales inferior a la media en 2005 a causa de una sequía persistente en las partes orientales del país durante el período que debería haber sido el principal para la siembra.


Página anteriorInicioPágina siguiente