Cover
Crear y manejar un huerto escolar


Índice


UN MANUAL PARA PROFESORES, PADRES Y COMUNIDADES

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD

Las denominaciones empleadas en este producto informativo y la forma en que aparecen presentados los datos que contiene no implican, de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, juicio alguno sobre la condición jurídica o nivel de desarrollo de países, territorios, ciudades o zonas, o de sus autoridades, ni respecto de la delimitación de sus fronteras o límites.

Las conclusiones que se ofrecen en este informe se consideran apropiadas en el momento de su preparación. Podrán modificarse a la vista de los nuevos conocimientos adquiridos en fases posteriores del proyecto.

ISBN 978-92-5-3054

Todos los derechos reservados. Se autoriza la reproducción y difusión de material contenido en este producto informativo para fines educativos u otros fines no comerciales sin previa autorización escrita de los titulares de los derechos de autor, siempre que se especifique claramente la fuente. Se prohíbe la reproducción de material contenido en este producto informativo para reventa u otros fines comerciales sin previa autorización escrita de los titulares de los derechos de autor. Las peticiones para obtener tal autorización deberán dirigirse al Jefe de la Subdirección de Políticas y Apoyo en Materia de Publicación Electrónica de la Dirección de Información de la FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00153 Roma, Italia, o por correo electrónico a copyright@fao.org

Cubierta:
Escolares en China (R. Faidutti)
Huerto escolar en Panamá(J. Bulux, Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá
y Organización Panamericana de la Salud)
Hortalizas y frutas (M. Futter)

Cubierta posterior:
Niños etíopes (R. Faidutti)
Ilustración (M. Futter)

Diseño:
J. Morgante/R. Magini.

Prefacio

Los elementos fundamentales del desarrollo de los niños y de sus futuros medios de vida son una educación y una nutrición adecuadas. Estas prioridades se reflejan en la primera y segunda metas de los objetivos de desarrollo del Milenio. Sin embargo, la realidad a la que millones de niños se enfrentan es que estas metas están lejos de alcanzarse.

Los niños que van hambrientos a la escuela no pueden aprender bien: su actividad física es reducida, su capacidad cognitiva está disminuida y presentan una menor resistencia a las infecciones. Su rendimiento escolar es con frecuencia escaso, y suelen abandonar la escuela muy pronto. A largo plazo, la malnutrición crónica disminuye el potencial del individuo y tiene efectos adversos sobre la productividad, la capacidad de generar ingresos y también sobre el desarrollo nacional. Así, el futuro de un país depende de sus niños y jóvenes.

Las inversiones en nutrición y en educación son esenciales para romper el ciclo de pobreza y malnutrición. La FAO considera que las escuelas pueden contribuir mucho a los esfuerzos de los países para superar el hambre y la malnutrición, y que los huertos escolares pueden ayudar a mejorar la nutrición y la educación de los niños y de sus familias, tanto en las zonas rurales como en las urbanas. A este aspecto, es importante hacer hincapié en que los huertos escolares constituyen una plataforma de aprendizaje. El huerto escolar no debería ser considerado como una fuente de alimentos, rentas o ingresos, sino como un medio para mejorar la nutrición y la educación.

La FAO alienta a las escuelas a crear huertos de aprendizaje de tamaño mediano que puedan ser manejados por los mismos escolares, profesores y padres, pero que incluyan una variedad de hortalizas y frutas nutritivas, y ocasionalmente también pequeños animales de granja, como gallinas y conejos. Los métodos de producción que se exponen en este manual son sencillos, de modo que los escolares y sus padres puedan reproducirlos fácilmente en sus hogares.

Los sistemas alimentarios constituyen el concepto estructurante. «Del huerto a la olla»: los escolares aprenden a sembrar, cuidar, cultivar, cosechar y preparar productos nutritivos de estación en el marco educativo del aula, el huerto, la cocina, el comedor de la escuela y sus propias casas. Esta experiencia promueve el bienestar medioambiental, social y físico de la comunidad escolar y favorece una mejor comprensión de cómo la naturaleza nos sustenta. El vínculo con el huerto familiar refuerza el concepto estructurante y abre el camino para el intercambio de conocimientos y experiencias entre la escuela y la comunidad.

Las estrategias basadas en la alimentación tienen la ventaja de ser sostenibles: crean hábitos alimentarios saludables a largo plazo y ofrecen al consumidor alimentos diversificados. Un sólido componente educativo asegura que los efectos trasciendan el tiempo y el lugar inmediatos y alcancen a las familias de los niños y a futuras familias.

Las preocupaciones nutricionales también unen al mundo desarrollado y a los países en desarrollo, pues ambos comparten muchos problemas alimentarios. Por ejemplo, la necesidad de cambiar la percepción con respecto a las frutas y a las hortalizas y aprender cómo éstas se pueden cultivar, preparar y consumir mejor es un problema común en muchas comunidades, ricas y pobres, y en ambas pueden ser factores decisivos para construir la salud de la comunidad. Todo esto invita a realizar esfuerzos conjuntos y significativos, y a intercambiar experiencias, ideas y materiales de enseñanza.

La FAO ha preparado este manual para ayudar a los profesores, a los padres y a la comunidad. En esta obra se han recogido las experiencias y las mejores prácticas de gestión de huertos escolares en todo el mundo. Las clases en el aula están relacionadas con la práctica y el aprendizaje en el huerto sobre la naturaleza y el medio ambiente, la producción, comercialización, elaboración y preparación de los alimentos y la elección de alimentos sanos.

Esperamos que el manual sea una herramienta útil para todos aquellos que desean comenzar o mejorar un huerto escolar con la intención de ayudar a los escolares a desarrollarse tanto física como intelectualmente.

Kraisid Tontisirin,
Director,
Dirección de Nutrición y Protección del Consumidor
Mahmoud Solh
Director,
Dirección de Producción y Protección Vegetal

Agradecimientos

El manual y el material adicional fueron preparados por el Servicio de Programas de Nutrición de la Dirección de Alimentación y Nutrición, en consulta con el Servicio de Cultivos y Pastos de la Dirección de Producción y Protección Vegetal de la FAO.

Ellen Muehlhoff, de la Dirección de Alimentación y Nutrición, fue la responsable del desarrollo y dirección de la preparación de esta publicación, y realizó también la edición técnica de la misma. Alison Hodder, de la Dirección de Producción y Protección Vegetal, asesoró la sección de horticultura. Un agradecimiento especial a Jane Sherman, autora principal de este texto. Su destacada experiencia en educación y aprendizaje práctico y su excelente redacción son sumamente apreciadas. La amplia experiencia de Chris Landon-Lane en los aspectos prácticos y en horticultura en huertos pequeños enriqueció la sección de horticultura y las fichas técnicas.

Jennifer Heney, de la Dirección de Sistemas de Apoyo a la Agricultura de la FAO, realizó contribuciones técnicas sustanciales. También se recibieron valiosos comentarios y contribuciones de Fiorella Cerruti, del Programa de Alimentación Escolar del Programa Mundial de Alimentos (PMA); Lavinia Gasperini, del Grupo de Capacitación y Extensión Agrarias; Corinna Bothe, Fintan Scanlan y Alberta Mascaretti, de la Dirección de Operaciones de Campo, y Hitomi Sato, de la Dirección de Producción y Protección Vegetal.

También deseamos expresar nuestro especial reconocimiento a los directores, a los profesores y a los educadores de diferentes partes del mundo que hicieron posible esta publicación, y en particular a:

Buzz Bezuidenhout, BMW SEED (Schools Environmental Education Development Programme), Sudáfrica;

Asha Choday, directora, Escuela Maranda, Kenya;

Jackie Greenhouse, directora, y Linda Carr, responsable del huerto, Escuela Manorbier, Gales, Reino Unido;

Patrick Lloyd-Lister, educador sanitario de grupos, Harmony Gold Mine, Sudáfrica;

Mark Miller, coordinador, Proyecto Gate (Agricultura basada en la horticultura para el medio ambiente de Toledo), Jamaica;

Sylvester Ncube, director, Escuela Nebiri, Zimbabwe;

Claudette Power, directora; y señora James, responsable del huerto, Escuela Sligoville, Jamaica;

Charles Ssekyewa, profesor de agricultura y coordinador del proyecto de huertos escolares Seeds for Africa, Martyrs University, Uganda;

Simon Zayo, responsable del huerto, Escuela Negande, Zimbabwe;

Expresamos también nuestro agradecimiento a la Profesora Alicia Navarro, quien tradujo esta publicación, y a Beatriz Fernández, que editó el texto en español. Mel Futter se encargó del diseño, y salvo indicación en contrario dentro de la publicación, proporcionó todas las fotografías e ilustraciones. Nadia Pellicciotta se encargó de la compaginación de la versión española.

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
© FAO 2006


Índice

INTRODUCCIÓN (310 KB)


CAPÍTULO 1: (319 KB) ¿EN QUÉ CONSISTE CREAR UN HUERTO ESCOLAR?
Dirigir un proyecto de huerto
CAPÍTULO 2: (384 KB)
¿QUIÉN NOS AYUDARÁ?
Dar participación a la familia y a la comunidad

CAPÍTULO 3: (292 KB)
¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS DEL HUERTO?
Objetivos y principios

CAPÍTULO 4: (292 KB)
¿POR DÓNDE HEMOS DE COMENZAR?
Despertar la conciencia ambiental

CAPÍTULO 5: (329 KB)
¿QUÉ NECESITA EL HUERTO?
La ubicación del huerto

CAPÍTULO 6: (441 KB)
¿QUÉ CULTIVAREMOS PARA COMER?
Mejorar la nutrición

CAPÍTULO 7: (387 KB)
¿QUÉ CULTIVAREMOS PARA VENDER?
Horticultura comercial

CAPÍTULO 8: (288 KB)
¿CÓMO SE CULTIVAN LAS PLANTAS?
Métodos de horticultura

CAPÍTULO 9: (232 KB) ¿CÓMO COMEREMOS LOS ALIMENTOS DEL HUERTO?
Preparar, elaborar y promocionar los alimentos

CAPÍTULO 10: (265 KB) ¿CUÁL ES EL PLAN?
Planificar el proyecto

CAPÍTULO 11: (328 KB) ¿CÓMO EMPEZAR?
Organizar el trabajo

CAPÍTULO 12: (249 KB) ¿CÓMO CONTINUAR?
Motivación y pertenencia

APÉNDICES: (689 KB)
Fichas de alimentos
Fichas de nutrición
Notas de horticultura


BIBLIOGRAFÍA: (274 KB)